Causas de la agresión en los hombres.

Agresividad – esta es una cualidad de una persona, expresada en acciones y hechos enfocados en causar daño a otros o a uno mismo. Se manifiesta por hostilidad, daño físico, proferir insultos. Las personas agresivas son irritables, susceptibles, a menudo experimentan ira, ira, rabia. El diagnóstico se realiza por métodos clínicos, con la ayuda de cuestionarios de personalidad de psicodiagnóstico, pruebas proyectivas. Para reducir la agresividad se utilizan el psicoanálisis, la psicoterapia cognitivo-conductual, el autoentrenamiento y la corrección farmacológica.

Características Generales

Desde un punto de vista práctico, la agresividad se ve como una mayor disposición de una persona para el comportamiento agresivo, que no es innato, sino que se adquiere en el proceso de interacción social. Según características cualitativas, la agresividad se distingue entre constructiva y destructiva. El primero se concreta en acciones defensivas, infligir daño no intencional, permite la adaptación social, la superación de obstáculos y el liderazgo. El segundo está representado por acciones agresivas no constructivas basadas en la intención de causar sufrimiento físico o psicológico a otro.

En cuanto a la dirección, la agresividad se centra en los demás y en uno mismo. De acuerdo con esto, se distinguen los heteroagresivos: insultos, palizas, palabrotas y reacciones autolesivas o autoagresivas. Una versión extrema de la autoagresión son los intentos de suicidio. El acto hostil más obvio es el uso de la fuerza física contra otra persona. Otras posibles opciones son la hostilidad, la malicia, el negativismo, la irritación, el resentimiento, la sospecha, la amenaza. La agresión autodirigida va acompañada de sentimientos de culpa y autodegradación.

Causas de la agresividad

La formación de la agresividad como rasgo de personalidad es un proceso complejo en el que intervienen muchos factores. El comportamiento hostil se forma gradualmente bajo la influencia de la familia, los compañeros y los medios de comunicación. Los niños aprenden la agresión a través de la observación y la prueba: ven cómo se puede mostrar el odio y la hostilidad, evalúan a qué conduce esto, ponen en práctica los conocimientos adquiridos. Si la experiencia de las acciones agresivas es positiva, se fijan en el personaje. Las razones de la agresividad de un adulto son factores sociopsicológicos, enfermedades mentales, estados de intoxicación por alcohol y drogas.

Factores psicosociales

La hostilidad productiva te permite alcanzar tus objetivos, defender los límites personales, tus propias creencias. Se opone a la falta de carácter, inherente a la mayoría de las personas. La gravedad y la frecuencia de la agresividad dependen de las características individuales, como el temperamento y el carácter, así como de las condiciones socioculturales, las influencias situacionales aleatorias. Las causas psicosociales se dividen en varios grupos:

  • Situacional. La agresión es provocada por condiciones externas irritantes y condiciones fisiológicas. Entonces, las personas se vuelven más irascibles cuando se sobrecalientan, están en una habitación mal ventilada, exposición prolongada al ruido, vibraciones. El autocontrol se debilita en una situación de estrés, con fatiga, dolor, excitación sexual.
  • Comportamental. Este grupo de factores incluye cualquier comportamiento que sea considerado por otros como inaceptable, provoca una respuesta defensiva. Por ejemplo, la agresividad de un niño está asociada con el pasatiempo sin rumbo, el ausentismo, el consumo de alcohol, acciones que causan la condena de padres y maestros.
  • Personal. Las personas agresivas suelen tener un temperamento sanguíneo y colérico, con rasgos de carácter excitables y asociales. El comportamiento hostil se realiza sobre la base de inestabilidad emocional, irritabilidad, depresión. Otras razones personales son un nivel inadecuado de autoestima, voluntad de asumir riesgos y envidia.
  • Microsocial. El entorno microsocial es el colectivo familiar, escolar o laboral. Las personas que a menudo observan violencia o la experimentan ellos mismos, experimentan humillaciones, insultos, tienden a demostrar agresión. Por lo tanto, se determina un alto nivel de hostilidad entre los adolescentes de familias disfuncionales, entre las personas que trabajan en las fuerzas del orden.
  • Macrosocial. Los factores sociales, políticos y culturales pueden considerarse como las causas de la agresividad. Se forma un ambiente hostil cuando se promueven eventos mediáticos negativos, personas significativas muestran comportamientos anormales (el jefe del país, ministros) y son elevados a un culto a la violencia. Un factor de provocación a menudo se convierte en un estatus socioeconómico bajo, dependencia de la asistencia material estatal.
READ
Características del curso de la varicela en adultos, consecuencias en los hombres.

Trastornos mentales

La agresión es un fenómeno conductual y emocional bastante común que se encuentra en la práctica de los psiquiatras. La investigación y el interés público por el problema de la agresión en los enfermos mentales se asocia a un alto riesgo de que éstos cometan actos peligrosos dirigidos a personas cercanas, aleatorias o a ellos mismos. La ira, la ira, la impulsividad son las más características de los siguientes trastornos:

  • Depresión. En los pacientes deprimidos, la agresividad suele ser intrapunitiva, dirigida a uno mismo. Se manifiesta por auto-humillación, sentimientos de inutilidad, culpa. La combinación de depresión severa con naturaleza impulsiva aumenta el riesgo de intentos de suicidio, autolesiones. En relación con otras personas, la agresión se realiza a través de la irritabilidad, la sospecha, el negativismo.
  • Demencia Los pacientes con demencia pierden el autocontrol, no tienen en cuenta las normas de comportamiento aceptadas en la sociedad. Pueden ofender, dañar a otros, sin darse cuenta de la gravedad de sus acciones. La agresión a menudo es causada por el miedo, la experiencia de no poder realizar las acciones habituales, la pérdida de independencia y, en casos graves, la incomodidad física (hambre, fatiga) y la incapacidad para pedir ayuda.
  • Esquizofrenia Las principales causas de la hostilidad de los pacientes son las ideas delirantes sobre las intenciones maliciosas de los demás, la inadecuación de las emociones y la desinhibición de los impulsos. No tienen la intención de dañar a otros. El comportamiento a menudo se basa en una lógica distorsionada, destinada a deshacerse de la tensión y los miedos. En la forma paranoide de la esquizofrenia, los pacientes pueden causar daño al cumplir con las demandas de imágenes o voces alucinatorias.
  • Psicopatías. En la práctica psiquiátrica, los trastornos de personalidad son una causa frecuente de agresividad. Con psicopatía explosiva, los pacientes son propensos a estallidos incontrolados de ira, agresión impulsiva no intencional. Las manifestaciones clave del trastorno epileptoide de la personalidad son la viscosidad emocional, el rencor y la ira. Los pacientes permanecen irritados durante mucho tiempo, muestran egoísmo y descuidan los intereses de los demás. Las personas con psicopatía antisocial tienen defectos morales, no sienten respeto, simpatía y amor, por lo tanto muestran agresividad sin culpa.
READ
Los principales síntomas de la candidiasis en los hombres.

Intoxicación

El uso de sustancias psicoactivas reduce la claridad de la conciencia, altera las funciones cognitivas y distorsiona la percepción. En un estado de embriaguez, el comportamiento y las emociones se vuelven inadecuados: sin razón hay risa, llanto, ira, miedo. Todos estos cambios se deben al efecto farmacológico de la droga (alcohol, droga) tomada y las características fisiológicas del cuerpo. Después de suspender el medicamento, la condición vuelve gradualmente a la normalidad. La agresión puede ser provocada por las siguientes sustancias:

  • Alcohol. En la etapa inicial de intoxicación, prevalece la euforia, una sensación de relajación, ligereza. Luego se intensifica la intoxicación por alcohol, el comportamiento se vuelve desafiante, disminuye el autocontrol. Crece la irritabilidad, la rudeza, la importunidad. Una persona se comporta agresivamente, provoca conflictos, escándalos, peleas. Durante este período, se convierte en el más peligroso para sí mismo y para las personas cercanas.
  • Preparados de cannabis. Con una pequeña dosis de la droga, hay una sensación de descuido, incontinencia, aumento de la locuacidad. La sensibilidad a la luz, los sonidos, los olores se agrava. El aumento de la dosis conduce al letargo y al letargo o, por el contrario, a la agresividad, a las acciones desmotivadas. En el segundo caso, aumenta la hiperactividad, aparecen alucinaciones, miedos infundados y pánico.
  • Alucinógenos. La ingesta de sustancias alucinógenas se acompaña de un cambio en la percepción del mundo exterior: una persona comienza a “escuchar colores”, “ver sonidos”, pierde la sensación de su propio cuerpo. Las alucinaciones son más a menudo visuales, provocan sobreexcitación, emociones fuertes inadecuadas: miedo, felicidad, ira. En el contexto de la pérdida de autocontrol y un estado emocional alterado, se produce un comportamiento impulsivo, a veces con elementos de agresividad.
  • Sedantes, pastillas para dormir. La intoxicación se manifiesta por un aumento del letargo, somnolencia y descoordinación de los movimientos. Las reacciones emocionales son lábiles, el afecto está desinhibido. El sentimiento de simpatía por el interlocutor que surge al principio se convierte fácilmente en ira, agresión. La actividad motora aumenta, los movimientos se vuelven erráticos, descoordinados. Aumento del deseo sexual, apetito.

diagnósticos

El diagnóstico de agresividad y sus causas lo realiza un psiquiatra, psicoterapeuta, psicólogo clínico. De particular interés son los casos de determinación de una tendencia a la agresión durante los exámenes, cuando el paciente puede tener el deseo de ocultar cualidades indeseables. En tales situaciones, además de los procedimientos de diagnóstico estándar, se utilizan métodos experimentales, durante los cuales se llevan a cabo acciones que provocan hostilidad. Como parte del estudio de línea de base, se aplican los siguientes procedimientos:

  • Entrevista. Durante la conversación, el médico descubre las causas de la agresividad, su duración, gravedad, validez. Los pacientes no siempre son críticos con los cambios en su comportamiento, por lo tanto, para obtener información más objetiva, se realiza una encuesta a los familiares (acompañantes), se solicitan características de la escuela, del lugar de trabajo.
  • Observación La tendencia a las reacciones agresivas se manifiesta durante una consulta médica: los pacientes están irritables, de mal genio, groseros. Responden a preguntas desagradables con juramentos, recurren fácilmente a acusaciones, disputas, escándalos. Una imagen más completa del comportamiento de los pacientes da la observación en un entorno hospitalario. Como regla general, muestran agresión verbal y física, se convierten en instigadores de peleas con el personal médico y otros pacientes.
  • Pruebas de psicodiagnóstico. Los cuestionarios de personalidad permiten cuantificar la severidad de la agresividad, determinar su posición en la estructura del carácter y su combinación con otras cualidades, por ejemplo, la impulsividad. Se utiliza el test de Bass-Darky (Diagnóstico del estado de agresividad), el test de A. Assinger (evaluación de la agresividad en las relaciones). Para detectar la agresión oculta, los métodos proyectivos son efectivos: la prueba de la mano, la prueba de Rosenzweig.
READ
Principios y tipos de tratamiento láser para el ronquido

tratamiento

La agresión no debe verse como una forma inevitable de respuesta humana a los conflictos, las dificultades y los inconvenientes de la vida. Con un trabajo oportuno y correcto en sus cualidades personales, puede aprender a controlar las manifestaciones de ira y hostilidad, evitando el desarrollo de sus formas patológicas. La asistencia médica y psicológica sintomática consiste en la realización de sesiones psicoterapéuticas, entrenamientos grupales y corrección de medicamentos.

psicoterapia individual

Las conversaciones con un psicoterapeuta permiten a los pacientes darse cuenta de las causas de la ira, la irritabilidad y la hostilidad hacia los demás. Se utilizan métodos de psicoanálisis, psicodrama, psicoterapia cognitiva. El resultado es una toma de conciencia del problema, una comprensión de cómo se manifiesta la agresividad en la vida cotidiana, cómo afecta la calidad de las relaciones, qué métodos se utilizarán para corregirla. La segunda etapa de la psicoterapia tiene como objetivo dominar las habilidades de autocontrol, cambio de atención y relajación. Se utilizan técnicas de entrenamiento autógeno, hipnosis, terapia Gestalt y arteterapia.

Entrenamientos grupales

Entrenamiento efectivo en habilidades sociales. Se simulan situaciones en las que se demuestran patrones de conducta adecuados, aunque la otra parte provoque un conflicto. En forma de juegos de rol, se elaboran métodos de interacción interpersonal en diversas situaciones: cotidiana, profesional, oficial. Después de cada sesión práctica, hay un proceso de reflexión, retroalimentación, en el que los participantes comparten sus opiniones, experiencias y evalúan el resultado.

Terapia de medicación

La selección del tratamiento farmacológico es necesaria en formas graves de agresividad, cuando el comportamiento del paciente supone una amenaza para sí mismo o para los demás. Tomar medicamentos le permite lograr una compensación por el estado general, reducir la cantidad de actos de comportamiento agresivo y prevenir su desarrollo en el futuro. Es común el uso combinado de benzodiazepinas de acción rápida con antipsicóticos. Los efectos farmacológicos se explican por la capacidad de los fármacos para influir en el nivel y la proporción de neurotransmisores. Además de los medicamentos anteriores, se pueden prescribir antipsicóticos atípicos, sales de litio, bloqueadores beta, ISRS.

READ
Los hombres pueden tener candida?

1. El concepto de “agresividad” en la literatura psicológica y pedagógica. Características del comportamiento agresivo en la adolescencia / Tsyganova LN / / Boletín de la Universidad de Mordovia – 2001 – No. 2.

3. Agresión en pacientes con esquizofrenia paranoide: contexto psicodinámico / Khudyakova Yu.Yu.// Boletín de Psiquiatría y Psicología de Chuvashia – 2015 – V.11, No. 2.

Agresión y agresividad

Agresión y agresividad

La manifestación de agresión en una persona es un signo de un trastorno psicológico, un ataque de nervios. Este fenómeno suele manifestarse causando daños a los demás de tipo físico o moral. Alguien está tratando de referirse a signos repetidos de agresión sobre fatiga, irritabilidad, rasgos de carácter. Pero, de hecho, esta es una clara señal de un sistema nervioso no saludable. Y aquí es importante obtener ayuda calificada de un especialista a tiempo.

El Centro Psiquiátrico Korsakov de Moscú determina con precisión las causas del comportamiento agresivo, elabora un plan de tratamiento detallado y supervisa el proceso de recuperación.

Lo que predispone a la manifestación de la agresividad en la vida cotidiana

Hay varios factores que pueden hacer que una persona sea agresiva:

1. Uso excesivo de sustancias como drogas, alcohol (esto altera el funcionamiento del sistema nervioso).

2. Traumas psicológicos del pasado (por ejemplo, guerra vivida, accidente de tránsito, incidente, trauma).

3. Falta de educación en la infancia (a menudo, la agresión es la causa de la falta de educación o su ausencia total si el niño creció sin padres).

4. Presión moral sobre una persona (por ejemplo, bullying, presión de familiares por una u otra razón).

5. No bienestar material.

Teniendo en cuenta los factores anteriores, los especialistas en la clínica seleccionan el método de tratamiento correcto y efectivo. A menudo, el curso de recuperación comienza con el aislamiento de una persona de factores irritantes.

¿Qué formas de agresión son las más peligrosas?

En algunos casos, la manifestación de agresión puede causar daños significativos a la salud y la vida de los seres queridos. Y en el 5% de los casos, tales ataques generan responsabilidad penal (golpear, golpear e incluso matar a otros).

Los tipos de agresión se dividen en formas pasivas y agresivas.

READ
Cuál es la causa de la aparición de pequeños granos en la cabeza del pene?

La diferencia de la forma pasiva es que en este caso la persona no influye directamente en el oponente, socio, interlocutor. La agresión puede manifestarse en ausencia de percepción, en negativismo. Pero la forma activa ya es presión directa, daño físico, palizas, humillaciones.

Diferentes formas de manifestación tanto de hombres como de mujeres.

Hablando de ataques de agresividad, es importante identificar la agresión femenina y masculina. En los hombres empiezan a aparecer signos de agresividad en un intento de controlar a todos ya todo. Pueden ser susceptibles en las primeras etapas, pero si se desvían de su opinión, inmediatamente usan sus manos, lenguaje obsceno y gritos.

En las mujeres, un arrebato emocional suele ir acompañado de problemas cotidianos. Los psicólogos señalan que la impotencia y la incapacidad para corregir la situación son causas comunes de arrebatos agresivos contra los demás. A veces pueden ser causados ​​por problemas personales, a veces por problemas de dinero, enfermedad y más.

Tácticas de tratamiento existentes

Durante décadas, sociólogos, psicoterapeutas, psiquiatras y otros especialistas han estado estudiando el problema del aumento de la agresividad en algunas personas. El primer paso hacia la normalización del sistema nervioso es la conciencia del problema y la capacidad de sentir todas las emociones por separado. A menudo, la agresión se asocia con el hecho de que una persona de esta manera está tratando de expresar su propia individualidad, crecer contra el sistema y hacerse escuchar. Imagine a un niño pequeño que su madre envuelve en una manta cálida en un caluroso día de verano. Ella piensa que esto salvará al bebé de la corriente de aire, pero el bebé sufre un sufrimiento físico y no puede objetar, no puede cumplir su voluntad.

Lo mismo sucede con las personas. Se quiebran por los problemas, porque no pueden resolver las dificultades que han surgido de otra manera. Un psiquiatra experimentado comienza con la definición de un estado emocional, con la búsqueda de una causa. La normalización del sistema nervioso a menudo solo es posible mediante la realización de un curso de medicación bajo la supervisión de médicos.

La automedicación en este caso es imposible. Dado que la supresión de la agresión contra los demás necesariamente provocará una flagelación interna. Y esto conduce muchas veces a intentos de suicidio, a trastornos depresivos.

La medicación puede mejorar la circulación sanguínea en el cerebro, lo que estimula la calma. Por separado, los expertos recetan medicamentos sedantes con un efecto seguro, que se pueden tomar durante un período prolongado.

En el proceso de tratamiento, constantemente se mantienen conversaciones con un psiquiatra. Enseña a una persona a comunicarse y expresar directamente sus pensamientos, deseos, descontento. Hay varias formas de traducir la agresión directa, pero manteniendo estable el sistema nervioso.

La Clínica Korsakov ha creado condiciones óptimas para la rehabilitación de personas de manifestaciones de agresividad, independientemente de su forma.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: