Causas y diagnóstico de la balanopostitis.

Balanopostitis Es una inflamación del glande y el prepucio. Los síntomas son dolor, hinchazón, erupciones, acumulación de secreciones en el saco prepucial. El diagnóstico se establece durante un examen físico, para determinar la causa, se realizan diagnósticos de laboratorio: microscopía de un frotis de la uretra, cultivo de bacterias y sensibilidad a antibióticos, pruebas de PCR para ITS. Se realiza una biopsia de piel en ausencia de una dinámica positiva durante la terapia para excluir un proceso neoplásico. El tratamiento depende del factor patogénico, puede ser conservador (antibióticos, antihistamínicos, corticoides), con patología tumoral y en ausencia de efecto, quirúrgico.

ICD-10

Visión de conjunto

La balanopostitis se desarrolla con mayor frecuencia en niños de 1 a 5 años y en hombres con comportamiento sexual de alto riesgo (relaciones polígamas, orientación no tradicional, contactos peneano-anales). Los expertos dicen que el 30-50% de los hombres experimentan inflamación de la cabeza del pene y el prepucio, expresada en un grado u otro, al menos una vez, esta patología representa el 11% de todas las visitas al urólogo. La mayoría de los casos responden a la terapia conservadora. La balanopostitis de etiología candidiásica es especialmente difícil en personas con diabetes mellitus descompensada, SIDA, hipovitaminosis severa. El curso recurrente a menudo provoca fimosis cicatricial, que requiere hospitalización en el departamento de urología clínica y cirugía.

Causas de la balangopostitis

Un cierto papel pertenece a los trastornos inmunosupresores de cualquier origen (recepción de antibióticos u hormonas, quimiorradioterapia, infección generalizada grave concomitante). La higiene inadecuada conduce a la multiplicación de la microflora en el esmegma, lo que inicia la inflamación. En hombres mayores, la balanopostitis se desarrolla debido a procesos escleróticos entre la cabeza y la piel del prepucio en ausencia de vida sexual. La condición causa muchos factores etiológicos diversos:

  • Enfermedades específicas. Los gonococos de Neisser, las tricomonas y las clamidias son los patógenos detectados con mayor frecuencia en las infecciones genitales. En 35-50% hay una composición combinada de microflora. La candidiasis urogenital en el 90% se complica con inflamación de la cabeza y el prepucio. Además, se diagnostica una reacción inflamatoria en esta área en el contexto de herpes, VPH y donovanosis.
  • Enfermedades inespecíficas. En un niño, la inflamación de los genitales puede desarrollarse con infecciones infantiles, SARS, amigdalitis. En adultos, la causa de la balanopostitis son las enfermedades crónicas del área urogenital: prostatitis, uretritis, orquiepididimitis. Staphylococcus aureus, estreptococos del grupo B son las bacterias más comúnmente aisladas. La balanopostitis recurrente ocurre en todos los pacientes con cambios cicatriciales en el prepucio.
  • Traumatización. La violación de la integridad de la piel como resultado de una mordedura, la infracción por la cremallera de los pantalones, el desgarro del frenillo durante el contacto sexual o la masturbación agresiva son las puertas de entrada para la infección. La microflora puede extenderse desde la uretra durante el cateterismo, el bougienage. La inflamación secundaria se incluye después de las operaciones urológicas. A veces, la balanopostitis provoca la formación de un cálculo de esmegmolita en el prepucio debido al engrosamiento del esmegma infectado.
  • patología dermatológica. En los hombres que se ven obligados a usar urocondones o pañales debido a la incontinencia, se desarrolla dermatitis de contacto y balanopostitis secundaria en la cabeza del falo y el prepucio debido a la irritación constante con la orina. La psoriasis, el liquen plano, el liquen escleroso, etc. se acompañan de cambios inflamatorios en los genitales. La enfermedad de Bowen y la eritroplasia de Keyr, ambos predictores de cáncer de pene, tienen manifestaciones similares.
READ
Comentarios sobre el funcionamiento del dispositivo Mavit ULP 01

Patogenesia

Los agentes que causan la balanopostitis se dividen en infecciosos (microorganismos patógenos, oportunistas) y no infecciosos (traumatismos, quemaduras, contacto con productos químicos, etc.). En el área genital, las redes circulatorias y linfáticas están extremadamente desarrolladas, lo que se manifiesta por una exudación pronunciada durante la inflamación, hasta el desarrollo de fimosis y parafimosis. La temperatura y la humedad elevadas en el prepucio, la reacción alcalina del esmegma (y la glucosa en la diabetes mellitus) contribuyen a una mayor reproducción de microorganismos y virus aeróbicos y anaeróbicos.

La violación de las reglas de higiene, así como el contacto frecuente con ambientes agresivos, conducen a la realización de propiedades patógenas en patógenos condicionales o al predominio de la microflora patógena sobre la patógena condicional. En los niños, la balanopostitis a menudo se desarrolla después de una retracción brusca del prepucio con fimosis, una estadía prolongada en pañales o con la generalización de cualquier enfermedad infecciosa.

Clasificación

La balanopostitis puede ser primaria o acompañar a cualquier proceso patológico (DM, tumor). Según el tipo de patógeno, se distinguen balanopostitis específicas e inespecíficas, según la naturaleza del curso: aguda o crónica, complicada o no complicada. Los especialistas utilizan una clasificación que tiene en cuenta el predominio de las manifestaciones clínicas, sobre cuya base se distinguen las siguientes formas:

  • catarro simple. El proceso inflamatorio se expresa levemente, hay áreas de hiperemia en la cabeza del pene y el prepucio. Esta forma es típica para hombres con ITS latentes, para pacientes relacionados con la edad con antecedentes premórbidos sobrecargados (DM, síndrome metabólico, insuficiencia cardiovascular).
  • papular. La hiperemia se expresa moderadamente, pero se visualizan elementos nodulares. Este tipo de balanopostitis se asocia con liquen plano, psoriasis y eritroplasia de Queir.
  • escleroatrófico. Se presenta en ancianos, en la exploración se aprecian grietas, erosiones, zonas de esclerosis y atrofia con un ligero fondo de hiperemia. La fimosis cicatricial es típica.
  • Verrugoso y vegetativo. La aparición de crecimientos y vegetaciones está precedida por infección por papilomavirus, tuberculosis urogenital, etc. Hiperemia moderada.
  • Granulomatoso. Es típico de pacientes con inmunosupresión severa como resultado de la progresión de infecciones oportunistas, por ejemplo, candidiasis urogenital generalizada. Los crecimientos granulomatosos acompañan a la balanopostitis recurrente crónica.
  • vesicular. El enrojecimiento de la piel y la aparición de vesículas van precedidos de un intenso picor. Un ejemplo típico son las erupciones herpéticas acompañadas de balanopostitis reactiva.
  • Pustuloso. La hiperemia es variable (de enrojecimiento leve a severo), se visualizan múltiples pústulas (por ejemplo, balanopostitis en el contexto de donovanosis).
  • A prueba de balas. La aparición de ampollas en la piel hiperémica indica el carácter tóxico-alérgico de la enfermedad. El tamaño de las ampollas varía, sin tratamiento y con el contacto continuo con el agente provocador, se forman erosiones.
  • Erosivo y erosivo-ulcerativo. Ocurre en una serie de patologías: sífilis, enfermedad de Vincent, tuberculosis.
  • Gangrenoso. Acompaña a un chancro blando, también puede preceder a la forma fulminante de la gangrena de Fournier. El tipo más grave de balanopostitis con probable autoamputación del pene y el desarrollo de complicaciones letales.
READ
Cuáles son los efectos secundarios de Cialis?

Síntomas de la balanopostitis

Las manifestaciones clínicas son variables, dependiendo del patógeno, la gravedad del proceso, la patología concomitante. La naturaleza de las erupciones en la piel es diferente. Para todos los tipos, son comunes el edema, la hiperemia (de gravedad variable), el dolor, la restricción de la movilidad del prepucio, con patología dermatológica: picazón en la piel. La forma catarral más favorable se manifiesta claramente: los pacientes se quejan de picazón insoportable, dolor intenso en el área afectada, ardor al orinar, hinchazón de la piel del prepucio y la cabeza.

Con la balanopostitis fúngica, a medida que avanza la infección, aparecen grietas profundas, debido a la creciente infiltración, el prepucio no se mueve. La secreción es blanquecina, con olor a kéfir, las películas pueden estar presentes en la superficie de la hoja interna de la carne y la cabeza, después de su extracción queda una herida sangrante.

La balanopostitis herpética se manifiesta por vesículas-vesículas transparentes características, gradualmente su contenido se vuelve turbio y el elemento en sí se resuelve con la formación de una costra de color marrón amarillento. La temperatura puede aumentar, el estado general sufre: debilidad, escalofríos, pérdida de apetito. Algunos pacientes tienen ganglios linfáticos regionales agrandados. La gravedad del síndrome doloroso se debe a la afectación en el proceso del tejido nervioso, donde persiste el virus.

Cuanto más debilitada es la respuesta inmune, mayor es la probabilidad de transición de la forma vesicular a inflamación erosiva-ulcerosa y gangrenosa. En la forma gangrenosa, el estado general es grave, lo que puede explicarse por intoxicación y fiebre, el órgano genital aumenta de tamaño considerablemente, el pus y el icor salen de los tejidos. Puede haber taquicardia y caída de presión, lo que es un predictor (presagio) de un posible shock bacteriotóxico.

La balanopostitis crónica tiene síntomas borrosos: hiperemia episódica, no hay secreción pronunciada del prepucio, las molestias aumentan después del contacto sexual, la actividad física. El uso de agudos y alcohol exacerba los síntomas adversos. La cronización del proceso a menudo conduce a la atrofia, mientras que la piel de los genitales está seca, arrugada, delgada, se lesiona fácilmente y sangra periódicamente.

READ
Por qué se agrieta la piel del prepucio?

Complicaciones

Las complicaciones están representadas por fimosis (si la balanopostitis es primaria), recurrencias frecuentes de procesos infecciosos e inflamatorios del tracto urinario, función sexual alterada. La probabilidad de desarrollar cáncer de pene es mayor en pacientes con fimosis y balanopostitis. Se describen casos de formación de esmegmolitas (piedras de esmegma) en el prepucio. En los niños, la infección a menudo se propaga al tracto urinario superior (pielonefritis, hidronefrosis). Con el tipo gangrenoso, puede ocurrir la autoamputación del pene. En el contexto de un sistema inmunológico debilitado, se desarrollan septicemia fúngica y shock bacteriotóxico.

diagnósticos

Es necesario aclarar el factor etiológico de la inflamación de la cabeza y la piel del saco prepucial. Se justifica un estudio morfológico si la balanopostitis no desaparece en el contexto de un tratamiento persistente. No se requiere diagnóstico instrumental, la excepción es una neoplasia del pene con inflamación reactiva. El diagnóstico de laboratorio tiene como objetivo un examen completo, incluida la identificación de enfermedades que apoyan la balanopostitis (DM, SIDA, procesos ateroscleróticos, trastornos circulatorios). El algoritmo de diagnóstico incluye:

  • Toma de historia y examen. Un urólogo establece una conexión entre la inflamación y un factor causal: traumatismo, relaciones sexuales sin protección, toma de antibióticos, uso de espermicidas, etc. Es imposible establecer un factor provocador en un 30%. En el examen, se evalúa la naturaleza de las erupciones, el estado de los ganglios linfáticos regionales.
  • Pruebas de laboratorio. Inicialmente, se realiza microscopía de frotis. Con un aumento en el número de leucocitos, bacterias, se indica un examen más detenido: análisis de PCR para ITS, siembra de biomaterial en medios nutritivos. Pruebas de VIH, sífilis. Si hay información sobre el viaje del paciente a zonas endémicas, se justifica someterlo a un diagnóstico de donovanosis. Si se sospecha tuberculosis genital, se recomienda una consulta con un tisiourólogo y pruebas especiales.

Tratamiento de la balanopostitis

Las medidas terapéuticas dependen de la causa, se da prioridad al tratamiento de la enfermedad de base. Se explica al paciente la necesidad de higiene personal. Con génesis venérea, ambos socios reciben drogas. Los hombres alérgicos deben evitar los irritantes (jabones perfumados, geles, aerosoles cosméticos). Durante las relaciones sexuales con humedad insuficiente, puede usar un lubricante neutro. Las opciones de tratamiento para la balanopostitis incluyen:

  • Medicamento sistémico. Se prescriben medicamentos antibacterianos para suprimir la infección secundaria que se ha unido, antihistamínicos y corticosteroides, para la picazón y las manifestaciones alérgicas. Para el herpes, se usan infecciones por VPH, medicamentos antivirales e inmunomoduladores. Los medicamentos antimicóticos se usan en combinación con la terapia hormonal para la candidiasis en un contexto de inmunidad debilitada, con lesiones generalizadas.
  • Local. Los medicamentos hormonales, antibacterianos y antifúngicos se pueden aplicar tópicamente en forma de cremas, ungüentos, aerosoles. La irrigación con soluciones antisépticas ayuda a aliviar los síntomas de una infección bacteriana. A los niños se les recetan baños tibios con decocciones de hierbas que tienen efectos antiinflamatorios.
  • Operacional. La balanopostitis complicada que ocurre en el contexto de enfermedades dermatológicas, que acompaña a patologías cancerosas y precancerosas, con fimosis cicatricial es una indicación para el tratamiento quirúrgico: la circuncisión (circuncisión). Si la causa de la inflamación es la fimosis con un anillo de prepucio estrecho, se puede realizar una prepucioplastia. Con un tumor concomitante del pene, el volumen de la operación depende del tipo de neoplasia y etapa.
READ
Por qué el pene no vale la pena?

Pronóstico y prevención

El pronóstico para la balanopostitis primaria no complicada es favorable, para la secundaria depende de la patología concomitante. Si las medidas conservadoras son ineficaces, el tratamiento quirúrgico siempre alivia los síntomas desagradables. La prevención implica observar las reglas de higiene íntima, evitar el sexo casual sin condón y someterse a exámenes preventivos regulares por parte de un urólogo. Se necesita un cuidado cuidadoso para los genitales de los niños: los pañales deben cambiarse de manera oportuna, no se debe formar una erupción del pañal y no se debe intentar mover bruscamente la cabeza del pene con fimosis fisiológica.

1. Características de la terapia tópica de balanopostitis/ Ryumin DV// Boletín de educación médica de posgrado. – 2005 – Nº 2.

2. El efecto de los esteroides tópicos en el curso de la balanopostitis / Yu.E. Borovikov // Andrología y cirugía genital. – 2005 – Nº 4.

3. Sobre la patología del glande y el prepucio del pene Vasiliev M.M., Gomberg M.A., Kovalyk V.P., Abdumalikov R.A., Belavin A.S.// STD. – 2000 – Nº 4.

4. Características etiológicas y patogenéticas de la balanopostitis / Vasiliev M.M., Stepanova Yu.N., Venediktova E.V.// Actas de la conferencia dedicada al 45 aniversario del Departamento de Enfermedades Venéreas y de la Piel. – Tver, 2001.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: