Causas y tratamiento de la cistitis masculina.

La cistitis es una enfermedad acompañada de daño a la mucosa y las paredes de la vejiga. Esta enfermedad conduce a una violación gradual de las funciones del cuerpo. Según las estadísticas, las mujeres son más susceptibles a esta patología que los pacientes masculinos. Según datos oficiales, la cistitis se diagnostica en el 0,8% de los hombres mayores de cuarenta años.

La prevalencia relativamente baja de cistitis en pacientes del sexo más fuerte se debe a las peculiaridades de la estructura de la uretra. Es más largo en los hombres que en las mujeres. En consecuencia, es mucho más difícil que las infecciones entren en la vejiga.

En la mayoría de los casos, la patología se desarrolla en el contexto de la obstrucción infravesical. Se trata de una compresión subvesical de la vejiga, que se convierte en un obstáculo para la libre salida de la orina.

Causas de la cistitis

Para reducir el riesgo de cistitis en hombres menores de 40 años, debe seguir cuidadosamente las reglas de higiene íntima. Después de llegar a esta edad, el sistema urinario del sexo fuerte es más susceptible al desarrollo de diversas patologías que pueden provocar daños en las paredes y la membrana mucosa de la vejiga.

La cistitis en los hombres es el resultado de un proceso inflamatorio en la región de la glándula prostática, los testículos y la uretra. Hay otras causas de esta enfermedad:

Problemas urológicos que provocan retención urinaria en el organismo (uretra demasiado estrecha).

Adenomas de próstata.

Enfermedades infecciosas que se transmiten a través de la intimidad. Estos incluyen la gonorrea y la clamidia.

Prostatitis, inflamación de la uretra, vesiculitis. Estas enfermedades pueden causar cambios patológicos en el funcionamiento de la vejiga.

La presencia de una obstrucción mecánica (en particular, la formación de una piedra).

Realización de intervención quirúrgica de perfil urológico en el pasado reciente.

Neoplasia maligna en la uretra o próstata.

Infecciones localizadas en el tracto respiratorio superior. Si el paciente está enfermo con infecciones virales respiratorias agudas, amigdalitis, las bacterias pueden penetrar a través del torrente sanguíneo sistémico en los órganos del sistema genitourinario. Así, la cistitis puede ser consecuencia de cualquier infección (independientemente de su localización).

En algunos casos, la enfermedad se desarrolla debido a pielonefritis o tuberculosis renal. Este último generalmente procede sin síntomas pronunciados, acompañado de fatiga, debilidad y un ligero aumento de la temperatura corporal.

Alrededor del 90% de los habitantes del mundo son portadores de la infección. Muchas personas tienen inmunidad reducida debido a la ingesta frecuente de alcohol, el estrés prolongado, el uso de alimentos poco saludables y el tabaquismo prolongado. Debido a los factores anteriores, se produce la transición de la fase latente de la actividad vital de las bacterias a la activa. Como resultado, no solo se dañan los pulmones, sino también otros órganos:

En algunas situaciones, al sembrar en un palo de Koch, se obtiene un resultado falso negativo. Una enfermedad infecciosa se disfraza de otra patología (no menos grave). Esto lleva al hecho de que no es posible prescribir un tratamiento adecuado a tiempo.

READ
Causas de la placa blanca en la cabeza.

Hay otros factores que provocan una disminución de la inmunidad: azúcar en sangre alta, hipotermia, falta crónica de sueño, lesiones en la región de la columna vertebral.

Signos de cistitis en hombres.

En la fase aguda de la enfermedad, un hombre tiene la necesidad de vaciar la vejiga con frecuencia. Al mismo tiempo, al visitar el baño, se puede excretar una cantidad muy pequeña de orina.

Al vaciar la vejiga, son posibles dolores agudos. Como regla general, el dolor ocurre al principio y al final de la micción. Su expresión puede ser variada. El dolor puede ser tanto tolerable como intenso. En los intervalos entre ir al baño, los hombres experimentan molestias en el pene, pubis y en la zona inguinal.

Con la cistitis, la temperatura corporal a menudo aumenta. Puede haber signos generales de intoxicación. El hombre siente una constante falta de fuerza, se queja de dolores de cabeza. Cuando aparecen tales síntomas, se recomienda el tratamiento en un hospital.

A veces, la enfermedad es grave, puede ocurrir gangrenosa y cistitis hemorrágica. La orina excretada es turbia. En él se pueden ver manchas mucosas o sanguinolentas, tiene un olor pútrido y desagradable. Al mismo tiempo, la cantidad de líquido secretado por el cuerpo durante el día se reduce a 0,3 litros.

Con la transición de la enfermedad a una forma crónica, el dolor se vuelve menos intenso. No hay más impurezas sanguinolentas en la orina, pero aún pueden estar presentes inclusiones mucosas. Además, en cualquier momento, es posible la transición de la cistitis crónica a la etapa aguda.

Las causas de la enfermedad pueden ser:

Hay varias formas de infectar la vejiga:

Ascendente. En este caso, se observa la penetración de la infección desde el ambiente externo hacia la vejiga.

descendiendo La infección ingresa a la vejiga desde otros órganos (particularmente los riñones).

linfogénico. En este caso, se observa infección de la vejiga a través de los vasos linfáticos.

hematógeno. En presencia de un foco purulento en el cuerpo, la infección puede propagarse desde esta área problemática a través del torrente sanguíneo. Posteriormente, entra en la vejiga.

Vale la pena mencionar las causas no infecciosas de la patología:

una reacción alérgica que conlleva un proceso inflamatorio en la zona de la mucosa de la vejiga;

deterioro de las funciones de los sistemas nervioso o inmunológico;

quemadura química: debido al error de un trabajador médico, es posible que no se le administre al paciente el medicamento que le recetó el médico;

asistir a sesiones de radioterapia que impliquen exposición al área púbica.

Diagnóstico de la enfermedad

Si se encuentran al menos algunos síntomas de cistitis, no debe posponer una visita al urólogo. Tras realizar una exploración minuciosa, el especialista prescribirá un tratamiento integral.

READ
Hipotiroidismo: causas en los hombres

Para establecer un diagnóstico preciso, se recomienda que un hombre se someta a los siguientes procedimientos de diagnóstico:

Frotis urogenital. Este procedimiento está diseñado para diagnosticar infecciones latentes, cuya transmisión ocurre durante las relaciones sexuales.

Siembra bacteriana. Este análisis es necesario para establecer el tipo de patógeno, para establecer su sensibilidad a determinados fármacos.

Presentación de un examen general de orina. En presencia de inflamación, se detectará un mayor contenido de eritrocitos y leucocitos. Una reacción ácida de la orina indica la presencia de una infección de tuberculosis en el cuerpo.

Realización de una cistoscopia. Un procedimiento de diagnóstico informativo solo se puede llevar a cabo en ausencia de una fase aguda de la enfermedad. Al realizar la cistoscopia se pueden detectar cálculos, tumores y otros cuerpos extraños. Si es necesario, se recolecta biomaterial para posteriores manipulaciones diagnósticas.

Con retención urinaria constante y la aparición de dolor agudo intenso, se debe tener precaución al usar analgésicos. En este caso, el representante del sexo más fuerte necesita hospitalización urgente.

Recomendaciones básicas para el tratamiento de la cistitis

En el proceso de tratamiento de la enfermedad, los pacientes deben cumplir con las siguientes recomendaciones:

Cumplimiento del reposo en cama. A temperaturas elevadas, están indicados los fármacos antipiréticos. Es necesario recordar sobre el régimen de bebida correcto. Además, los pacientes deben excluir temporalmente los alimentos ácidos y ahumados de la dieta y seguir una dieta estricta. Al cocinar, debe usar un mínimo de especias y condimentos.

El uso de medicamentos fitoterapéuticos. Los médicos a menudo recetan tés de hierbas que tienen efectos antibacterianos y diuréticos. La composición de tales productos contiene ingredientes naturales (cola de caballo, gayuba). Para reducir el intenso proceso inflamatorio, se utilizan Kanefron, Fitolizin, Cyston. Para fortalecer el sistema inmunológico, utilizan bebidas de frutas a base de arándanos. Cuando se usan remedios herbales, es imposible lograr un efecto rápido. Dichos fondos implican un uso a largo plazo. Los fitopreparados no se consideran esenciales. Se usan solo como parte de la terapia compleja de la cistitis.

Realización de diagnósticos PCR. Se requiere para detectar virus que se transmiten sexualmente. El régimen de tratamiento es seleccionado por el médico (teniendo en cuenta el tipo de patógeno).

Medicamentos con propiedades analgésicas. Para eliminar el síndrome de dolor, se recomienda el nombramiento de antiespasmódicos. Este grupo de medicamentos debe incluir Papaverine, No-shpu. En algunas situaciones, se indica el nombramiento de diclofenaco y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Tomar medicamentos con un efecto antibacteriano pronunciado. Dichos medicamentos se recetan después de determinar la sensibilidad del patógeno a los medicamentos recetados. En el tratamiento de la cistitis, las cefalosporinas y las fluoroquinolonas se usan activamente. Dichos medicamentos se usan solo después de consultar a un médico. En este caso, la duración de su ingesta no debe exceder de 1 semana.

READ
Por qué es doloroso para un hombre ir al baño por un rato?

Ayuda con un ataque de cistitis aguda.

Para aliviar la condición del paciente en la fase aguda de la cistitis, se recomienda beber una gran cantidad de líquido. Activa la eliminación de microorganismos patógenos. En consecuencia, el bienestar del paciente mejorará gradualmente.

Con la forma avanzada de la enfermedad, la mejor opción es tomar antiespasmódicos. Dichos medicamentos ayudan a reducir el tono de los músculos lisos ubicados en el área de la vejiga. Los analgésicos se utilizan para aliviar el dolor.

Está estrictamente prohibido tomar antibióticos sin receta de un urólogo. Puede conducir a una distorsión de los resultados de los estudios de diagnóstico. Como resultado, será mucho más difícil identificar la causa del desarrollo de la enfermedad. Al intentar ser tratado sin acudir al médico, solo será posible eliminar temporalmente los síntomas principales de la patología. Además, existe un alto riesgo de que la cistitis se vuelva crónica.

Factores de riesgo existentes

El riesgo de cistitis en los hombres aumenta:

con vaciado irregular de la vejiga;

mantener un estilo de vida inactivo;

relaciones sexuales sin protección;

cambio frecuente de parejas sexuales;

la presencia de un cuerpo extraño en la vejiga;

usar ropa interior incómoda;

la presencia de enfermedades crónicas de los órganos genitales masculinos;

Complicaciones de la enfermedad

La cistitis no debe tratarse por sí sola. En ausencia de una terapia competente, pueden ocurrir las siguientes consecuencias:

Cambio en la estructura de la vejiga. En el contexto de la degeneración epitelial, este órgano pierde gradualmente su elasticidad y disminuye significativamente de tamaño. La consecuencia de la cistitis es también la pérdida de la capacidad de regeneración de los tejidos. Esto puede resultar en una ruptura de la vejiga.

Daño en el riñón. La complicación más común de la cistitis no tratada es la pielonefritis. Una consecuencia aún más grave es el desarrollo de insuficiencia renal. Esto ocurre en el contexto de una intoxicación severa de los tejidos renales con los productos de desecho de los microorganismos patógenos.

Debilitamiento del esfínter de la vejiga, que conduce a la incontinencia urinaria. Esta complicación se diagnostica con mayor frecuencia en pacientes de edad avanzada.

Depresión en el contexto de la transición de la enfermedad a una forma crónica. Las recaídas de la cistitis pueden ocurrir varias veces al mes. En este momento, el hombre se convierte en un “rehén del baño”, su estado psicológico se deteriora significativamente.

¡Nota! En ausencia de un tratamiento adecuado, el riesgo de que la enfermedad se vuelva crónica es bastante alto. En este caso, se observa daño tanto en la vejiga como en otros órganos del sistema genitourinario.

¿Cómo evitar el desarrollo de la enfermedad?

Para minimizar el riesgo de desarrollar la enfermedad, debe seguir estas recomendaciones:

Lave al menos una vez al día. En este caso, es recomendable usar jabón para bebés simple, que no contenga colorantes ni otros componentes sintéticos nocivos.

READ
Tratamiento de quistes testiculares en hombres

Dar preferencia a la ropa apropiada para el clima. En el contexto de la hipotermia, no solo se puede desarrollar cistitis, sino también patologías más graves que causan infertilidad.

Es bueno que ambos miembros de la pareja se laven con jabón antes y después del contacto sexual.

Use condones durante la intimidad.

Ocúpese de aumentar su propia inmunidad. Esto es especialmente cierto si el representante del sexo más fuerte es propenso al SARS frecuente. En caso de violación de las funciones del sistema inmunológico, vale la pena consultar con un inmunólogo.

No intente contener la micción. Con una retención prolongada de orina, es posible el rápido desarrollo de la infección en la vejiga.

Cambia la ropa interior todos los días.

Consumir suficiente líquido.

Negarse a usar ropa interior hecha de telas sintéticas.

Después de vaciar los intestinos, lávese de adelante hacia atrás. De lo contrario, las bacterias se transferirán de los intestinos a los genitales masculinos externos. Desde allí, los microorganismos patógenos penetran fácilmente en la uretra y luego en la vejiga.

Siga las recomendaciones para la prevención del estreñimiento.

No tome medicamentos sin receta médica.

En un ataque agudo de cistitis, se recomienda beber unos 2 litros de líquido al día. Los jugos de bayas o de frutas, el jugo de grosellas y el agua potable son ideales para este propósito. Se recomienda olvidarse por un tiempo del uso de bebidas que contengan alcohol y refrescos.

A veces se utilizan técnicas osteopáticas en el tratamiento de la cistitis. Esto acelera el proceso de recuperación del paciente.

Si está indicado, se indica el uso de métodos de acupuntura. Prevén el impacto en puntos biológicos especiales. Esta técnica tiene un número mínimo de contraindicaciones, efectos secundarios.

Inflamación de la vejiga en los hombres – causas, síntomas y tratamiento

Inflamación de la vejiga en los hombres - causas, síntomas y tratamiento

La inflamación de la vejiga, o cistitis, por lo general resulta de una propagación ascendente de bacterias desde la parte más distante del sistema urinario, la uretra. Los gérmenes se asientan en la vejiga y luego pueden propagarse a los riñones, causando más complicaciones.

En general, las mujeres son más propensas a las infecciones del tracto urinario debido a la diferencia en la estructura anatómica de la uretra, que es más corta que en los hombres. Por lo tanto, las mujeres tienen más probabilidades de tener infecciones del tracto urinario sin complicaciones.

En los hombres, la inflamación de la vejiga provoca un cuadro clínico más complejo, ya que suele afectar a la próstata y requiere un tratamiento farmacológico más prolongado.

Causas de la inflamación de la vejiga en los hombres

La inflamación aguda de la vejiga ocurre en hombres de 15 a 50 años con una incidencia de 5 a 8 casos por 10 hombres. La etiología de la inflamación de la vejiga es la penetración de bacterias patógenas en el espacio estéril del sistema urinario.

READ
La eficacia del parche para ronquidos

Las bacterias se encuentran cerca de la uretra. Hay situaciones y factores que contribuyen a su penetración sin obstáculos en la uretra y la vejiga:

  • sexo frecuente sin protección con múltiples parejas;
  • diabetes: la inmunidad debilitada contribuye al desarrollo de la inflamación de la vejiga, las bacterias se benefician de un entorno “más dulce” para el crecimiento;
  • uso de espermicidas como anticonceptivos;
  • hombres incircuncisos;
  • relaciones sexuales anales sin protección;
  • cálculos renales que bloquean la salida de la orina.

Síntomas de inflamación de la vejiga en los hombres.

  • dolor o ardor al orinar;
  • ganas frecuentes de orinar, pero sin una micción satisfactoria;
  • necesidad repentina de orinar;
  • sangre en la orina;
  • molestias en el bajo vientre.

Consulte a un urólogo si reconoce alguno de estos síntomas, y especialmente si tiene:

  • alta temperatura;
  • dolor en la pelvis o el área anal;
  • dolor en la región lumbar;
  • escalofríos
  • náuseas vómitos.

Estos síntomas son urgentes. Es posible que la inflamación ya se haya extendido desde la vejiga hasta los riñones y la próstata.

Complicaciones de la inflamación de la vejiga:

  • pielonefritis aguda de los riñones;
  • prostatitis aguda;
  • sepsis;
  • insuficiencia renal
  • un absceso de próstata es una acumulación de pus.

Diagnóstico de la inflamación de la vejiga

El médico, en base a la descripción del cuadro clínico, sospechará una infección del tracto urinario y prescribirá terapia antibiótica. Para la confirmación, será necesario hacer un urocultivo, es decir, un análisis microscópico de orina. Según el resultado del análisis, será posible continuar o cambiar la terapia con antibióticos iniciada anteriormente.

Si existe la sospecha de la extensión de la inflamación a la próstata, es recomendable realizar un tacto rectal.

Tratamiento de la inflamación de la vejiga en los hombres

El tratamiento con antibióticos es el principal tipo de terapia porque la causa más común de cistitis son las bacterias. Es muy importante seguir las indicaciones del médico y realizar el tratamiento de forma completa para que no haya complicaciones. Las infecciones de las vías urinarias se tratan con nitrofurantoína, trimetoprima, sulfametoxazol o fosfomicina. En caso de complicaciones, se pueden utilizar antibióticos intravenosos.

Recomendaciones

Los síntomas deben comenzar a desaparecer dentro de uno o dos días de comenzar la terapia. También se recomienda beber muchos líquidos para orinar más y abstenerse de tener relaciones sexuales mientras se toman antibióticos.

Algunos recomiendan usar preparaciones de arándanos para tratar o prevenir la inflamación del tracto urinario. Pero no hay investigaciones médicas confiables que respalden si esto es correcto. Por lo tanto, lo mejor es seguir las recomendaciones del médico y tomar antibióticos.

Si un hombre tiene infecciones de vejiga frecuentes, sería una buena idea hablar con un médico para averiguar la causa y prevenir una recurrencia de la enfermedad. En tales casos, puede haber anomalías anatómicas o cálculos en el riñón, la vejiga o la uretra que pueden ocultar la bacteria.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: