Cómo curar rápida y efectivamente la cadencia de fuego en los hombres?

¿Cómo curar rápida y efectivamente la cadencia de fuego en los hombres?

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual común. El diagnóstico de la EP se basa en el momento de la eyaculación, la capacidad de controlarla y el impacto emocional en el paciente. La fisiología de la eyaculación es la base para el diagnóstico y tratamiento de la EP, estos temas se analizan en detalle en el artículo. La farmacoterapia es actualmente el tratamiento de elección para la EP. Se utilizan inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), principalmente dapoxetina. Una gran cantidad de datos indica la efectividad y seguridad del medicamento. La dapoxetina mostró buena tolerancia y ningún efecto secundario grave. Hasta la fecha, Primaxetine ® es el único fármaco oficial disponible que contiene dapoxetina en la Federación Rusa. Junto con los ISRS, el tramadol o los anestésicos locales se administran como alternativa. Para quejas de EP con disfunción eréctil concomitante, se usan inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5. Un lugar especial en el tratamiento de la EP lo ocupan las estrategias conductuales, que se utilizan con mayor frecuencia en combinación con la terapia con medicamentos.

Palabras clave: eyaculación precoz, eyaculación precoz, serotonina, ISRS, dapoxetina, primaxetina.

Demidko Yu.L., Grigoryan VA, Krupinov GE, Novichkov ND, Bayduvaliev AM, Tereshchenko VA

Universidad Estatal de Medicina de Sechenov, Moscú

La eyaculación precoz (EP) es un trastorno sexual común. El diagnóstico de la EP se basa en el momento de inicio de la eyaculación, la capacidad de controlarla y el impacto emocional en el paciente. El artículo describe en detalle los aspectos del diagnóstico y tratamiento de la EP basados ​​en la fisiología de la eyaculación. Actualmente, el método de elección para el tratamiento de la EP es la farmacoterapia. Para ello se utilizan los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), y en primer lugar la dapoxetina. Una gran cantidad de datos indica la efectividad y seguridad del medicamento. La dapoxetina tiene una buena tolerancia y no tiene efectos secundarios graves. Hasta la fecha, Primaxetine ® es el único fármaco disponible que contiene dapoxetina registrado en Rusia. Junto con los ISRS, se prescriben tramadol o preparaciones para anestesia tópica. En caso de combinar PE con disfunción eréctil concomitante, se utilizan inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5. Las estrategias conductuales juegan un papel importante en el tratamiento de la EP, a menudo se usan en combinación con la terapia con medicamentos.

Palabras clave: eyaculación precoz, eyaculación rápida, serotonina, ISRS, dapoxetina, primaxetina.
Para citar: Demidko Yu.L., Grigoryan VA, Krupinov GE et al. Métodos de tratamiento de la eyaculación precoz // RMJ. revisión médica. 2018. Nº 2(I). págs. 23–25.

Para cita: Métodos de tratamiento para la eyaculación precoz. cáncer de mama. Revisión médica. 2018;26(2(I)):23-25.

El artículo proporciona una descripción general de los métodos de tratamiento de la eyaculación precoz. Se ha demostrado que la farmacoterapia es el método de elección para el tratamiento de la eyaculación precoz. Se utilizan inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y principalmente dapoxetina. Un lugar especial lo ocupan las estrategias conductuales, que se utilizan con mayor frecuencia en combinación con la terapia con medicamentos.

Métodos de tratamiento para la eyaculación precoz.

La eyaculación precoz (EP) es una disfunción sexual común. Cabe señalar que el paciente no siempre describe con precisión sus quejas, esto se ha convertido en la razón de la mejora constante de la definición misma de esta condición patológica. Las definiciones inexactas de EP dificultan la correcta identificación de su prevalencia.
Según las Directrices Clínicas Europeas de Urología de 2017, la EP cumple los siguientes criterios:
ocurre antes de la penetración o después de aproximadamente 1 min (con PE primaria);
una disminución clínicamente significativa en la duración de las relaciones sexuales a 3 minutos o menos (con EP adquirida);
incapacidad para controlar la eyaculación;
malestar psicológico debido al trastorno eyaculatorio existente y conflictos interpersonales en una pareja.
El diagnóstico de la EP se basa en el momento de la eyaculación, la capacidad de controlarla y el impacto emocional en el paciente. En primer lugar, la EP tiene un impacto negativo en la calidad de vida del paciente, su autoestima y las relaciones de pareja [1, 2]. Cabe recordar que la edad no es un factor de riesgo para el desarrollo de PE [3].
En general, los enfoques de tratamiento deben basarse en la identificación de los mecanismos patogénicos de esta
un fenomeno
La erección, la emisión, la eyaculación y el orgasmo tienen diferentes mecanismos. Con la excepción de las emisiones nocturnas, la emisión y la eyaculación ocurren solo cuando se estimulan los genitales. La emisión y la eyaculación representan la culminación de las relaciones sexuales masculinas. A medida que aumenta la excitación de las fibras sensoriales durante el coito, se produce la activación de los nervios eferentes simpáticos de los segmentos torácico inferior y lumbar superior. Las fibras aferentes, cuya excitación conduce a la emisión, pasan como parte de los nervios pudendo y pélvico a las partes sacras de la médula espinal y como parte de los nervios simpáticos a las partes toracolumbar [4].
La activación de las neuronas simpáticas provoca la contracción del epidídimo, los conductos deferentes, las vesículas seminales y la próstata; como resultado, el líquido seminal es expulsado hacia la uretra posterior. La excitación refleja de las fibras simpáticas provoca una contracción del esfínter interno de la vejiga, lo que impide que el líquido seminal se arroje a la vejiga.
El llenado de esperma de la uretra proximal conduce a la excitación de las fibras aferentes del nervio pudendo, lo que activa el centro reflejo en la médula espinal sacra, lo que provoca contracciones rítmicas de los músculos ciático-cavernoso y bulbo-cavernoso ubicados en la base del pene. . Es este proceso el que conduce a la expulsión rítmica de los espermatozoides de la uretra [5].

READ
Los detalles del desarrollo de la hiperplasia prostática.

Las contracciones rítmicas del músculo bulboesponjoso empujan los espermatozoides a través de la parte más estrecha de la uretra, apretados por el cuerpo cavernoso y el cuerpo esponjoso hinchados. Finalmente, se desecha la eyaculación en la cantidad de 2-5 ml. La eyaculación es proporcionada por fibras motoras en el nervio pudendo, lo que provoca contracciones del músculo bulboesponjoso.
La eyaculación está mediada por el centro del nervio espinal, bajo la influencia estimulante o inhibidora del cerebro y los centros periféricos.
Por lo tanto, la eyaculación es un proceso involuntario. Para su implementación es necesaria la interacción de los sistemas nerviosos somático y autónomo.

diagnósticos

Las ideas sobre la fisiología de la eyaculación subyacen al diagnóstico y tratamiento de la EP. En primer lugar, conviene aclarar cuándo apareció la EP, desde el inicio de la actividad sexual o más tarde. Es importante averiguar las condiciones para que se produzca la PE a fin de comprender qué forma de PE tiene lugar: situacional o permanente. Es importante conocer las características de la implementación del contacto íntimo.
Las consecuencias de la eyaculación precoz son un componente importante del diagnóstico. La disminución de la autoestima, el deterioro de la relación de pareja motivan con mayor frecuencia al paciente a buscar ayuda.
Es necesario establecer si se consumen drogas y si existe drogodependencia. A menudo, la EP se desarrolla en pacientes como una reacción a la dificultad para lograr una erección [6, 7]. En este caso, se debe explicar al paciente que la pérdida de la erección después de la eyaculación es natural. Los factores de riesgo comunes para la EP incluyen el tiempo para la eyaculación, sentirse en control de la eyaculación, respuesta emocional negativa y relaciones negativas en una pareja.
Un indicador objetivo, el tiempo de retraso intravaginal (IVT), no es suficiente para establecer un diagnóstico, ya que este indicador no difiere significativamente en hombres con y sin quejas [8, 9]. Como se mencionó anteriormente, para establecer un diagnóstico es necesario identificar no solo una disminución del control subjetivo, sino también consecuencias negativas tanto para el propio paciente como para la pareja en su conjunto. Aunque el VHI es una medida objetiva de la PE, la satisfacción con las relaciones sexuales y la ansiedad del paciente y de la pareja en su conjunto no reflejan este indicador. VIVZ está más fuertemente asociado con la sensación de control sobre la eyaculación que con el tiempo automedido hasta la eyaculación [10].
La herramienta de diagnóstico de eyaculación precoz (PEDT) ayuda a distinguir entre EP y su ausencia. Permite evaluar el grado de control, frecuencia, nivel de estimulación, consecuencias negativas para el paciente y la pareja [11]. Utilizando el índice árabe del cuestionario de eyaculación precoz, se evalúan el nivel de deseo, el grado de erección, la satisfacción, la ansiedad y la depresión. En general, el principio de construcción de estos cuestionarios se basa en los puntos clave del diagnóstico de EP.
Existe una baja correlación entre los datos del PEDT y la condición descrita por el paciente. Un examen objetivo de un paciente con quejas de PE, además de cuestiones específicas, incluye la aclaración del estado de los sistemas cardiovascular, endocrino y nervioso.
El especialista debe tener en cuenta los factores que inciden en la duración de la fase de excitación: la edad, la nueva o antigua pareja sexual del paciente, las características de la situación, la frecuencia de los contactos sexuales en los últimos tiempos [12].

READ
Paperas y posible infertilidad
tratamiento

La farmacoterapia es actualmente el tratamiento de elección para la EP [12]. Se utilizan inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), en particular la dapoxetina, un fármaco de acción corta que se puede tomar a demanda.
Junto con los ISRS, el tramadol o los anestésicos locales se administran como alternativa. En pacientes con quejas de EP con disfunción eréctil concomitante, se usan inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 [12]. Un lugar especial en el tratamiento de la EP lo ocupan las estrategias conductuales, que se utilizan con mayor frecuencia en combinación con la terapia farmacológica [13].
El propósito de las técnicas conductuales es desarrollar habilidades de contacto íntimo, aumentar el tiempo antes del inicio de la eyaculación, aumentar la confianza y reducir la ansiedad [13]. Las estrategias conductuales se dividen en métodos psicoterapéuticos y directamente físicos, que incluyen ejercicios de parar y comenzar, apretar y del suelo pélvico [14]. La efectividad de los métodos de terapia conductual es del 50 al 60%, el efecto es de corta duración [12]. Las técnicas conductuales se utilizan a menudo en combinación con la terapia con medicamentos.
Los ISRS reducen el movimiento de la serotonina desde la hendidura sináptica hacia las neuronas serotoninérgicas centrales y periféricas. Como resultado, aumenta la concentración de serotonina y aumenta la estimulación de los receptores postsinápticos 5-HT2C [15]. Este grupo de medicamentos se puede usar a diario o bajo demanda.
El efecto de desaceleración de la serotonina en la eyaculación probablemente se deba a la activación espinal o supraespinal de los receptores 5-HT1B y 5-HT2C, mientras que la estimulación de los receptores 5-HT1A provoca la eyaculación [12].
Los ISRS se usan para tratar trastornos emocionales, pero también hay experiencia con medicamentos para retrasar la eyaculación y, por lo tanto, anteriormente se usaban para la EP como medicamentos de venta libre. Al igual que con la depresión, para lograr un efecto en la EP, los ISRS se prescriben durante 1 a 2 semanas.
El uso prolongado de ISRS provoca un aumento prolongado de la concentración de serotonina en la hendidura sináptica, lo que desensibiliza los receptores 5-HT1A y 5-HT1B [12]. Pero vale la pena recordar que con el efecto acumulativo de los ISRS, aumenta el riesgo de desarrollar reacciones adversas, hasta manifestaciones suicidas. Durante mucho tiempo, los médicos recetaron ISRS de acción prolongada a los pacientes con EP bajo su propio riesgo.
La situación ha cambiado con la llegada del fármaco dapoxetina, que se desarrolló específicamente para el tratamiento de la EP. Se agregó un componente de naftilo a la molécula, por lo que se logra una rápida reabsorción y excreción del fármaco. Son estas propiedades farmacocinéticas las que distinguen a la dapoxetina de otros ISRS.
Hasta la fecha, los urólogos nacionales tienen acceso al único fármaco de dapoxetina, Primaxetin ® , que está incluido en la Lista B y se prescribe a pacientes que padecen EP. Las propiedades farmacológicas del fármaco se confirman mediante un estudio de bioequivalencia. De acuerdo con la experiencia clínica acumulada, el tratamiento con el medicamento debe comenzar con una dosis de 30 mg; sin embargo, en ausencia de una dinámica positiva adecuada, el médico tiene la oportunidad de ajustar la dosis del medicamento a 60 mg. Actualmente, la dapoxetina es el único fármaco que es óptimo para el tratamiento de la EP.
Una gran cantidad de datos indica la eficacia y seguridad del fármaco [16]. El IVVR de la eyaculación mientras toma dapoxetina aumenta significativamente en comparación con la línea de base [13, 16]. La dapoxetina mostró buena tolerancia y ningún efecto secundario grave. La mayoría de los efectos secundarios asociados con el tratamiento farmacológico dependen de la dosis.
La rápida absorción de la dapoxetina puede dar lugar a un fuerte aumento de la concentración extracelular de 5-HT tras su administración, suficiente para superar los mecanismos compensatorios de autorregulación.
Las contraindicaciones para la dapoxetina incluyen hipersensibilidad, enfermedad cardíaca grave, uso concomitante de inhibidores de la monoaminooxidasa e ISRS, tioridazina, función hepática y renal alterada. Es necesario identificar estas contraindicaciones al establecer un diagnóstico y aclarar una anamnesis.
Antes del advenimiento de la dapoxetina, los ISRS diarios se consideraban el tratamiento de elección para la EP. Los ISRS ampliamente utilizados tienen un mecanismo de acción farmacológico similar, pero su efecto se basa en las propiedades acumulativas de los medicamentos, lo que aumenta significativamente el riesgo de efectos secundarios. Varios estudios han demostrado la eficacia de los ISRS diarios en la EP [12].
Otro tratamiento para la PE es el uso de anestésicos locales. Los medicamentos tópicos desensibilizantes reducen la sensibilidad del glande y aumentan el tiempo hasta la eyaculación sin comprometer la sensación de eyaculación. A pesar del aumento comprobado de VIVZ con el uso de anestésicos locales, el efecto es pasajero. Las cremas y ungüentos con efecto analgésico son inconvenientes de usar y alergénicos. Es debido a estas propiedades que el método no es ampliamente utilizado.
Tramadol es un analgésico de acción central que combina la activación de los receptores opioides y la inhibición de la captación de serotonina y norepinefrina. Tramadol tiene actividad sobre los receptores de opiáceos pero también antagoniza los transportadores de norepinefrina y 5-HT. Se ha demostrado la eficacia y seguridad de dos dosis de tramadol 62 y 89 mg en forma de comprimidos orales dispersables para el tratamiento de la EP [12].
Teniendo en cuenta los datos sobre la neurofarmacología de la eyaculación y el mecanismo de acción del tramadol, el alargamiento del tiempo hasta la eyaculación puede explicarse por la estimulación combinada de los receptores mu-opiáceos en el SNC y un aumento en la disponibilidad de 5-HT en el cerebro.
Así, la construcción de un diagnóstico clínico en un paciente con quejas de PE incluye el tiempo de aparición de la eyaculación, el grado de control del paciente sobre la eyaculación, la presencia de ansiedad y depresión, y la ausencia de anomalías anatómicas. Estos son los componentes principales del diagnóstico. Se tienen en cuenta el inicio y la duración de las quejas. La historia y el examen físico permiten elegir un método de tratamiento para la EP, teniendo en cuenta las contraindicaciones y los posibles efectos secundarios.
Cabe recordar que la dapoxetina es actualmente el fármaco de elección para el tratamiento de la EP. Este medicamento se usa a pedido de 1 frotamiento / día durante 1-3 horas antes de la relación sexual esperada. Primaxetine® está disponible en una dosis de 30 mg y está incluida en la lista B. La prescripción de dapoxetina a pacientes que sufren de EP es totalmente consistente con las guías clínicas de la Sociedad Europea de Urología. Las terapias conductuales y los medicamentos tópicos pueden mejorar la eficacia del tratamiento de la EP.

READ
Cómo mantener la salud de un hombre después de 30 años?
Conclusión

Por lo tanto, los enfoques modernos para el tratamiento de la EP se basan en la comprensión de la estructura y función de los receptores de serotonina. El uso de ISRS permite lograr eficacia clínica. La distribución de los receptores de serotonina, que implementan diversas funciones fisiológicas, explica no solo la ralentización de la eyaculación, sino también los efectos secundarios. La duración del uso de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina aumenta el riesgo de efectos secundarios, lo que requiere un control de la ingesta y la interrupción oportuna de los medicamentos. La farmacocinética de la dapoxetina puede reducir significativamente la incidencia de efectos secundarios adversos, mejorar la condición de un paciente con eyaculación precoz y tomar el medicamento a pedido.

¿Qué puede debilitar el poder masculino?

¿Qué puede debilitar el poder masculino?

No hay un solo hombre que no esté interesado en su propio nivel de actividad sexual. ¿Qué es: normal, alto o bajo? ¿Hay reservas o se han agotado hace tiempo?

Charlie Chaplin se convirtió en padre cuando tenía más de sesenta años. En los harenes, los gobernantes orientales tenían al menos cien esposas y concubinas. Y sus deberes incluían no solo mantener la casa limpia y alimentar a los camellos. Hércules en una noche pudo tener relaciones sexuales con las cincuenta hijas del rey Tespio, por lo que se le atribuyó la decimotercera hazaña. Los andrólogos, en cuya opinión se puede confiar, creen que todos los hombres tienen tales reservas sexuales.

Todo el mundo sabe que la potencia depende de la edad. A los veinte años, los jóvenes están listos para tener sexo todo el día. A los treinta, se calman un poco, aparece la regularidad en su vida íntima. Los hombres a los cuarenta son capaces de mucho, tienen suficiente fuerza y ​​​​experiencia en reserva. Después de los cincuenta, de acuerdo con las leyes de la naturaleza, el cuerpo comienza a sufrir gradualmente cambios relacionados con la edad: las células no se actualizan tan rápidamente, la producción de hormonas sexuales disminuye. La atracción sexual sigue siendo alta, pero se necesita más esfuerzo para darse cuenta.

READ
La norma de la hormona estimulante de la tiroides en los hombres.

Sin embargo, la edad no es tanto el número de años vividos, que consta en el pasaporte, sino el grado de deterioro de nuestro cuerpo. Sucede que a los setenta un hombre da probabilidades a treinta. Por lo tanto, para evaluar el estado de salud y el poder masculino, los médicos utilizan cada vez más el concepto de “edad biológica”, el verdadero grado de envejecimiento, que se determina mediante pruebas especiales. Esto incluye el estudio de los sistemas cardiovascular, respiratorio y nervioso, el nivel de colesterol en la sangre, la elasticidad de los tendones y la velocidad de reacción.

Si todos los sistemas y órganos de una persona están en buenas condiciones, entonces su edad biológica es igual o menor que la del pasaporte. Sucede que las pruebas muestran que no todo es seguro en el cuerpo. Por ejemplo, los vasos sanguíneos no pueden hacer frente a la carga, su luz se estrecha, hay demasiado colesterol malo en la sangre. En este caso, la verdadera edad de una persona puede ser superior a la del pasaporte. Por cierto, exactamente los mismos estudios ayudan a los médicos a determinar si una persona corre el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral en los próximos 10 años. Una predicción muy útil para aquellos que están preocupados por su salud y no quieren morir románticamente durante el orgasmo.

No hay un solo hombre que no esté interesado en su propio nivel de actividad sexual. ¿Qué es: normal, alto o bajo? ¿Hay reservas o se han agotado hace tiempo? Para responder a esta pregunta, no es necesario organizar maratones sexuales o compararse con amigos y colegas. Basta con recurrir a especialistas: andrólogos. Después de estudiar las capacidades físicas (edad biológica) del cuerpo, incluida la dopplerografía (ultrasonido) de los vasos del pene, se le pedirá al hombre que complete un cuestionario sobre satisfacción sexual. Es deseable responderla honestamente.

Si el cuerpo funciona como un reloj y la satisfacción es baja, lo más probable es que el pico de la actividad sexual aún no haya llegado. Estos hombres tienen todo por delante. Y viceversa, si la salud es mala y la satisfacción es alta, es posible que un hombre sobreestime su fuerza, su cuerpo trabaja al límite. Es urgente tomar medidas, de lo contrario la actividad sexual puede disminuir con el tiempo.

¿Cuál es el problema?

Algunos aficionados piensan que los problemas de potencia están asociados solo con el pene. De hecho, todo es mucho más complicado. La disfunción eréctil no es una enfermedad, sino una complicación de enfermedades existentes. No sucede que un hombre absolutamente sano de repente se vuelva impotente. Todo lo que sucede en el cuerpo se refleja en la fuerza masculina: cambios hormonales, flujo sanguíneo deficiente, mal funcionamiento del sistema nervioso, problemas psicológicos. Se cree que la razón principal del deterioro de la potencia en hombres menores de 40 años radica en la psique y luego en los vasos.

READ
La droga yohimbe forte: reseñas y descripción.

Los andrólogos aseguran que cada representante del sexo fuerte se basa genéticamente en enormes capacidades sexuales, el llamado margen de seguridad de 15 veces. Es decir, cualquier hombre es perfectamente capaz de satisfacer a quince mujeres. Esto es lo que ha ayudado a la humanidad a sobrevivir durante muchos milenios. Desafortunadamente, a los hombres modernos les importan un comino sus reservas. Algunos incluso logran perder por completo todo lo que establece la naturaleza a la edad de sesenta años y se convierten en esclavos de Viagra.

¿Qué puede debilitar el poder masculino? Primero, y lo más importante, vida sexual irregular, especialmente después de los 30 años. Como todos los demás órganos, los genitales también necesitan “entrenamiento”. Las teorías populares de que la abstinencia mejora la potencia resultaron ser falsas. En el curso de numerosos estudios, los científicos han demostrado que el sexo regular no solo mejora la calidad de los espermatozoides y aumenta su número, sino que también mejora la potencia.

El segundo factor, no menos importante, que afecta el poder masculino son las infecciones de transmisión sexual (ITS) repetidas. Y aunque hoy en día con la ayuda de antibióticos de nueva generación tanto la gonorrea como la sífilis pueden curarse en tan solo una semana, la potencia de las enfermedades “malas” suele reducirse.

Otro factor desfavorable son las enfermedades de los órganos genitales masculinos infratratadas o mal tratadas: uretritis, prostatitis, vesiculitis, orquiepididimitis, orquitis, etc. El resto de causas del deterioro de la potencia, en orden decreciente, son aproximadamente las siguientes:

  • cardiopatía isquémica;
  • hipertensión arterial;
  • trastornos endocrinos;
  • diabetes mellitus;
  • hiperplasia prostática (adenoma);
  • enfermedades psiconeurológicas;
  • el uso de ciertas drogas;
  • drogas, tabaco, alcohol;
  • estilo de vida sedentario, que conduce al estancamiento de la sangre en las venas de la pelvis pequeña;
  • el estrés;
  • mala ecología;
  • desnutrición;
  • hábito de privación del sueño.

Aquellos que nunca se han encontrado con ninguno de estos factores en sus vidas se pueden contar con los dedos, pero nadie quiere convertirse en un impotente.

Tradicionalmente se cree que en la vida de todo hombre que se precie debe haber tres personas confiables: un contador, un sacerdote y un médico. Es útil cuando hay un dentista o cardiólogo personal. Sin embargo, para alguien que quiere mantener la máxima actividad sexual durante muchos años, los médicos más importantes son el urólogo y el andrólogo. A partir de los 40 años, aunque nada te moleste, solo tienes que hacerte revisiones periódicas con estos especialistas. Podrán detectar cambios en la próstata a tiempo, ayudar a eliminar los problemas iniciales con la potencia. Después de todo, todos saben que la enfermedad es mucho más fácil de prevenir que de curar.

Mientras tanto, las estadísticas rusas son tristes, solo el 10% de los hombres con problemas sexuales buscan atención médica. Y el 90% restante pone una cruz gorda en su vida personal o, en lugar de emprender la restauración de la salud, traga puñados de pastillas estimulantes.

Dado que las causas de la disfunción eréctil pueden ser extremadamente diversas, la única forma confiable de abordar el problema es someterse a un examen completo: visite a un cardiólogo, neurólogo, urólogo, endocrinólogo, andrólogo y psicoterapeuta. Pero, desafortunadamente, en nuestras clínicas de distrito, todos estos especialistas están divididos. Se vuelve ridículo. Un cardiólogo le receta a una persona un medicamento para bajar la presión arterial, cuyo efecto secundario es una disminución de la potencia. El paciente no se da cuenta de esto y, frustrado, acude al urólogo. Él, a su vez, revisa solo el sistema genitourinario, no encuentra nada malo y envía al hombre a un neurólogo o psicoterapeuta. Como resultado: toda la tarjeta médica está llena de citas y no se ha encontrado la causa del mal funcionamiento. El paciente continúa tomando un medicamento que reduce la actividad sexual.

Sin embargo, existen centros médicos modernos en los que el problema de restaurar y mantener la potencia se aborda de manera integral.

¿Qué puedes aconsejar a los hombres que dudan de sí mismos? Busque ayuda profesional inmediatamente.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: