Cómo es el postoperatorio de la cirugía de próstata?

Las operaciones para el cáncer de próstata se realizan tanto con el propósito de extirpar radicalmente el tumor como para el tratamiento paliativo, cuando es necesario eliminar las complicaciones que amenazan la vida. Una operación radical llamada prostatectomía se realiza en pacientes con formas localizadas y algunas formas localmente avanzadas de cáncer de próstata con el objetivo de una cura completa.

Indicaciones y contraindicaciones

Las indicaciones para el tratamiento quirúrgico son las localizadas y algunos tipos de cáncer de próstata localmente avanzado.

La cirugía para extirpar radicalmente el cáncer de próstata no está indicada en los siguientes casos:

  • la esperanza de vida del paciente es inferior a 10 años;
  • tumor en estadio T1a con una expectativa de vida de menos de 15 años;
  • Tumores de menos de 7 puntos en la escala de Gleason.

En tales situaciones, se lleva a cabo un tratamiento de preservación de órganos con otros métodos antitumorales, por ejemplo, usando braquiterapia, radioterapia de haz externo y terapia hormonal.

La prostatectomía tampoco está indicada en los casos en los que se dude de la posible radicalidad de la operación, por ejemplo, si el cáncer de próstata se extiende más allá de la cápsula del órgano, cuando existan metástasis a distancia, o existan otros factores desfavorables (PSA superior a 20 ng). /ml, más de 8 puntos en la escala de Gleason).

Beneficios de la cirugía para el cáncer de próstata

  • Extirpación completa del tejido maligno, siempre que el tumor no se extienda más allá de la cápsula prostática.
  • Posibilidad de estadificación precisa de la neoplasia. Esto permite, si es necesario, prescribir un tratamiento antitumoral adicional.
  • Control estricto de PSA. Idealmente, después de la prostatectomía radical, el PSA debería tender a 0. Si su nivel comienza a subir, se debe descartar una recurrencia de la enfermedad.
  • Se eliminan los síntomas asociados con la hiperplasia prostática, por ejemplo, los trastornos de la micción.

Tipos de tratamiento quirúrgico para el cáncer de próstata

Hay varios tipos de prostatectomía radical:

READ
Qué es la próstata en los hombres y por qué es necesaria?

Operaciones abiertas que se realizan a través de incisiones longitudinales:

  • prostatectomía retropúbica,
  • prostatectomía perineal.

Prostatectomía retropúbica

Esta operación es más preferible que la prostatectomía perineal, ya que brinda libre acceso a los ganglios linfáticos pélvicos y permite el uso de una técnica de conservación de nervios. Pero, por otro lado, requiere una incisión extensa y la apertura de la cavidad abdominal, lo que afecta negativamente el tiempo de recuperación del paciente.

La operación se realiza de la siguiente manera:

  • El paciente se coloca en la mesa de operaciones con la cabeza baja, es decir. en la posición de Trendelenburg.
  • Se realiza un tratamiento antiséptico del campo quirúrgico y la introducción de un catéter urinario en la uretra.
  • Se hace una incisión desde el útero hasta el ombligo, de aproximadamente 10-12 cm de tamaño.
  • Los tejidos blandos se diseccionan en capas para proporcionar acceso al espacio retropúbico.
  • Se realiza una revisión y extirpación de los ganglios linfáticos pélvicos.
  • A continuación, se aísla, sutura y secciona el complejo venoso dorsal.
  • Luego pasan a las manipulaciones en la uretra. Se cruza y se saca el catéter dentro de la herida.
  • Asigne y elimine la próstata junto con las vesículas seminales, cortándola del cuello de la vejiga.
  • Imponer una anastomosis entre la vejiga y la uretra. Se instala drenaje en la herida y se realiza su sutura capa por capa.

Prostatectomía perineal

La prostatectomía perineal se realiza a través de una incisión en el perineo, el espacio entre el ano y el pene. Esta técnica quirúrgica rara vez se usa debido a sus inconvenientes: no proporciona acceso a los ganglios linfáticos pélvicos (deben operarse por separado mediante técnicas endoscópicas), existe un mayor riesgo de daño en el recto y formación de fístulas. Además, puede haber problemas al tratar de realizar una cirugía de conservación de nervios.

Sin embargo, la prostatectomía perineal tiene algunas ventajas:

  • menos invasividad y, en consecuencia, un período de recuperación más corto para el paciente;
  • menos pérdida de sangre, la transfusión de sangre se requiere con menos frecuencia;
  • acceso más cómodo para la imposición de la anastomosis vesicouretral.
READ
Qué significa aglutinación en el espermograma?

La prostatectomía perineal puede recomendarse para pacientes con obesidad mórbida, así como para pacientes con procesos adhesivos en la cavidad abdominal.

Prostatectomía con preservación de nervios

La prostatectomía con conservación de los nervios le permite salvar la función eréctil después de la cirugía. Este tipo de intervención no es adecuado para todos los pacientes. Es recomendable realizarlo en los siguientes casos:

  • función sexual preservada en la etapa preoperatoria;
  • estadio del cáncer inferior a T2b;
  • el nivel de PSA no supera los 10 ng/ml;
  • índice de Gleason inferior a 4;
  • la ausencia de procesos fibrosos y adhesivos en el área pélvica.

La cirugía conservadora de nervios radical se puede realizar mediante 2 métodos de disección:

  • Intrafascialmente. En este caso, se deja todo el haz neurovascular.
  • Interfascialmente: se puede extirpar parte del haz neurovascular.

Cabe señalar que incluso con la cirugía de preservación de los nervios, es posible que haya problemas temporales con la erección. En promedio, la recuperación toma alrededor de 2 años. Vale la pena señalar que después de la extirpación de la próstata durante el orgasmo, no habrá liberación de líquido seminal. Este fenómeno se llama “orgasmo seco”. Además, si el paciente quiere tener hijos en el futuro, debe encargarse de la criopreservación de esperma con anticipación, antes de la hospitalización.

Preparación para una operación

En preparación para la extirpación de la próstata, el paciente se somete a un examen de diagnóstico completo destinado a determinar el estadio de la enfermedad subyacente, así como al examen estándar requerido antes de cualquier intervención quirúrgica (pruebas, ECG, consultas de especialistas estrechos, etc.) .

Ya en esta etapa, se recomienda cuidar el postoperatorio:

  • Comienza a hacer ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico. Esto ayudará a resolver los problemas urinarios más rápidamente después de retirar el catéter.
  • Prepare ropa suelta que no restrinja el movimiento en el área de la ingle.
  • Prepare una almohadilla suave, como una almohada de espuma, para aliviar la presión sobre el perineo mientras está sentado.
  • Abastecerse de artículos de higiene personal necesarios para la incontinencia urinaria: toallas urológicas, pañales para adultos y otros accesorios (los discutiremos a continuación).
  • Discuta con su médico todos los matices de la operación y el período postoperatorio para que no se conviertan en una sorpresa desagradable.
READ
Hipertrofia de próstata en hombres.

La noche anterior a la operación, es necesario limpiar los intestinos con un laxante o un enema. A partir de las 10 horas no se puede comer ni beber. Además, es necesario eliminar el vello del pubis, el perineo y el abdomen.

Posibles complicaciones después de la extirpación del cáncer de próstata

Las complicaciones durante la extirpación de la próstata se dividen en intraoperatorias (ocurren directamente durante la cirugía), postoperatorias tempranas y postoperatorias tardías.

Las complicaciones intraoperatorias incluyen:

  • Sangrado. Una gran pérdida de sangre puede requerir una transfusión de componentes sanguíneos.
  • Lesiones del recto. Se requiere coser la lesión.
  • Daño a los uréteres.

Complicaciones postoperatorias tempranas:

  • fracaso de la anastomosis vesicouretral;
  • linforrea;
  • linfocele – hinchazón del escroto.

Las complicaciones postoperatorias tardías incluyen estenosis (estrechamiento) de la anastomosis, uretra e incontinencia urinaria.

Rehabilitación después de la extirpación del cáncer de próstata.

Recuperación en un hospital

Inmediatamente después de la operación, el paciente se encuentra en la unidad de cuidados intensivos o unidad de cuidados intensivos. Si todo está en orden, al día siguiente es trasladado al departamento especializado.

En el postoperatorio temprano, las prioridades son la reducción del dolor, el cuidado de la herida y la sonda vesical.

Para reducir el dolor, se recetan analgésicos, incluidos los estupefacientes. Muchos pacientes tienen miedo de esto e incluso se niegan a tomar analgésicos. Cabe señalar aquí que una buena anestesia proporciona una movilización temprana que, a su vez, reduce la probabilidad de desarrollar complicaciones como trombosis, neumonía nosocomial y enfermedad adhesiva.

La enfermera cambiará el vendaje en las costuras según sea necesario. Durante el esfuerzo físico, puede ocurrir un dolor intenso en el sitio de la incisión, por lo que se puede sujetar con una almohada. Le ayudará con los estornudos, la tos, levantarse de la cama y defecar. Cuando el paciente comienza a caminar, se recomienda el uso de un vendaje postoperatorio.

Se recomienda levantarse de la cama al final del primer día después de la operación. Primero puedes sentarte para sentirte más seguro, y luego levantarte y, si es posible, dar algunos pasos. Si al paciente se le prescribe un estricto reposo en cama, es necesario darse la vuelta en la cama cada 2 horas y hacer ejercicios de respiración.

READ
Cuál es el efecto de los antibióticos en los espermatozoides?

Declaración

La descarga se lleva a cabo después de que el paciente pueda moverse activamente y su función intestinal mejorará. Antes de dejar que el paciente se vaya a casa, se retira el drenaje y se le enseña cómo cuidar la herida, el catéter urinario y el urinario. La gran mayoría de las personas hacen frente a estos procedimientos por su cuenta, pero puede pedir ayuda a sus seres queridos.

rehabilitación domiciliaria

La primera vez en casa necesitas descansar más. La mejora en el bienestar general ocurre en promedio en 4-6 semanas. En este momento, la mayoría de los hombres sienten la fuerza para volver al trabajo.

Mientras la recuperación está en marcha, se recomienda adherirse a un régimen suave: evite levantar pesas de más de 4 kg y hacer ejercicio vigoroso. A partir de la segunda semana, debe expandir su actividad: aumentar la duración de las caminatas, regresar gradualmente a las actividades cotidianas, conducir un automóvil.

Además, si aparece enrojecimiento, induración, dolor inusual, secreción de la herida, debe comunicarse de inmediato con un cirujano. Si ya se han retirado los puntos, puede realizar procedimientos de higiene con agua, evitando fricciones en el área de la herida.

Es importante que vigiles tu dieta. Es necesario consumir una cantidad suficiente de proteínas, grasas e hidratos de carbono, para mantener un equilibrio energético, consumir verduras y frutas en cantidades suficientes. Es muy importante prevenir el estreñimiento, ya que la tensión de la pared abdominal puede afectar negativamente el estado de los tejidos operados y provocar el fracaso de la anastomosis uretro-vesical.

Algunos pacientes son enviados a casa con un catéter urinario. El médico le informará sobre cómo cuidarlo en el momento del alta. El catéter se retira 6-14 días después de la operación, mientras que la primera vez habrá incontinencia urinaria completa. Para sobrevivir a estos inconvenientes, es mejor llevar contigo compresas urológicas o pañales para adultos.

Se observan pérdidas de orina e incontinencia durante varios días o semanas, mientras que los pacientes pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • orinar más de 8 veces al día;
  • micción frecuente
  • urgencia imperativa: una necesidad aguda y dolorosa de orinar;
  • incontinencia urinaria imperativa: micción involuntaria con urgencia imperiosa;
  • dificultad para orinar. Este fenómeno ocurre raramente y generalmente se debe a la estenosis de la anastomosis;
  • Incontinencia urinaria durante el ejercicio.
READ
Por qué se produce la impotencia sexual y cómo evitarla?

La normalización de la micción se observa dentro de los 3 meses. Si persisten los problemas durante este período, se deben considerar las opciones de tratamiento médico, fisioterapéutico o quirúrgico.

Pronóstico y coste del tratamiento

El pronóstico después de la prostatectomía radical es favorable. La gran mayoría de los hombres vuelven a su forma de vida habitual a los pocos meses, solo es necesario someterse a exámenes periódicos en el oncólogo local para la detección oportuna de una posible recaída.

El costo de la operación está determinado por el tipo de intervención quirúrgica. En nuestra clínica, los precios comienzan desde 211 rublos.

A pesar de un pronóstico favorable para el cáncer de próstata, los oncólogos con amplia experiencia en este campo deben abordar el tratamiento de esta enfermedad. Solo en este caso, puede contar con lograr el máximo resultado.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: