Cómo sobrevivir a la crisis de los 30 años para los hombres?

La crisis de los 30 años en un hombre. ¡Prevenido vale por dos!)

La crisis de los 30 años en un hombre Advertencia no significa armado

Recientemente, un cliente de 29 años se me acercó con una solicitud para cambiar de trabajo. A su edad, ya tenía un excelente conocimiento del inglés, logros profesionales y estaba en buena posición con sus superiores. Pero recientemente, comenzó a sentirse obsesionado por la sensación de que se estaba moviendo en la dirección equivocada. Una aguda sensación de insatisfacción, irritabilidad, estado de ánimo depresivo llevó a un deseo de cambiar de carrera. Sin embargo, esta disposición coexistía con una completa ignorancia de lo que quería exactamente, con temores de tomar la decisión equivocada. Después de tratar de encontrarme por mi cuenta, pasar un montón de pruebas de orientación profesional y hablar con diferentes personas sobre un nuevo empleo, la claridad no llegó así. Así que terminó en mi oficina.

Los resultados de la investigación sugieren que en el período de 25 a 30 años, uno de cada dos hombres experimenta una de las primeras crisis relacionadas con la edad. La historia que he dado es un ejemplo clásico de lo que enfrenta un hombre durante este período. Este incidente me inspiró a escribir este artículo.

30 años es una especie de hito, la transición de la juventud a la madurez. De niños, todos sabíamos exactamente quiénes éramos, hacia dónde íbamos, quiénes queríamos ser y qué necesitábamos para ser felices. Con los años, bajo la presión de las circunstancias, muchos se pierden, ya no entienden quiénes son y por qué necesitan lo que les sucede en la vida. Este es el momento en que una persona se vuelve especialmente vulnerable.

A esta edad, un hombre experimenta una reevaluación de los valores, más precisamente, un colapso total de algunos, seguido de un reemplazo por otros. Nubes de pensamientos se agolpan en mi cabeza: ¿por qué vivo? ¿Para qué es todo esto? ¿Qué he logrado? ¿He alcanzado todo mi potencial o no? Estas preguntas, dignas de una antigua tragedia, inquietan, acechan, quitan el sueño.

Frederic Beigbeder dijo bien sobre este período: “A la edad de veinte años, pensé que sabía todo sobre la vida. A los treinta resultó que no sabía nada. Pasé diez años para averiguar qué tendré que sacarme de la cabeza más adelante”.

Un hombre es por naturaleza un sostén de la familia y la sociedad le exige mucho. Por lo tanto, a la edad de 30 años, un hombre comienza a pensar voluntaria o involuntariamente sobre qué trofeos tiene, qué picos conquistó, qué victorias ganó, qué logró de hecho, cómo puede informar a la sociedad y a sí mismo. Y estos pensamientos no siempre son agradables.

Es entonces cuando pueden aparecer los primeros pensamientos sobre oportunidades perdidas, malas elecciones y malas decisiones. A menudo, a la edad de 30 años, ya se han dado los pasos más importantes y no siempre es posible cambiar algo: obtener una educación diferente, cambiar de trabajo, casarse con otra persona. Esto puede causar miedo y pánico: ¿qué pasa si lo que hice antes estuvo fundamentalmente mal y me estoy moviendo en la dirección equivocada, perdiendo el tiempo? Estos sentimientos son bastante difíciles de experimentar, por lo que prefiere huir de ellos, distraerse, que aceptarlos y analizarlos.

Ahí está el primer inconveniente. Si una persona vive su crisis pasivamente, jugando juegos de computadora, distrayéndose de alguna otra manera, pero sin resolver el problema más importante, la tarea de la edad de transición de 30 años queda sin resolver. Los cambios deseados y necesarios no suceden. De hecho, vale la pena prestar atención a este período, porque las consecuencias a veces pueden ser muy tristes.

READ
Cómo sobrevivir a una crisis en los hombres a los 45?

En general, los síntomas de una crisis de 30 años en un hombre pueden ser mal humor sin razón aparente, autoaislamiento, negativa a comunicarse, debilidad física general, problemas con su esposa, si los hay, peleas y conflictos graves. .

La consecuencia de la crisis puede ser un cambio de estilo de vida. Por ejemplo, dejar a una mujer amada, ser despedido de un trabajo y mudarse a otro, un cambio radical de actividad, mudarse.

De hecho, lo que impulsa a un hombre en este momento no es más que un deseo de comprenderse a sí mismo, redefinir sus prioridades de vida, encontrar respuestas a la pregunta: “¿Cómo seguir viviendo?”.

La segunda característica importante: un hombre en el umbral de su trigésimo cumpleaños comienza a compararse con sus pares masculinos, con compañeros de clase, compañeros. Afortunadamente, las redes sociales brindan todas las oportunidades para esto. Criterios de comparación: ¿cómo se ve en su contexto? ¿Qué lograron ellos y qué logré yo?

En nuestra sociedad, el éxito suele estar asociado a la actividad profesional o social. Por lo tanto, un hombre comienza a evaluarse a sí mismo con dureza, utilizando símbolos generalmente aceptados: un automóvil, su propio departamento, una carrera prestigiosa, un buen salario. Es decir, se trata principalmente de criterios financieros y profesionales. En ese momento, rara vez se tienen en cuenta los hechos de que puede tener éxito en su vida privada. Por ejemplo, ser un buen padre o hacer, aunque no muy bien pagado, pero lo que amas. No es tan celebrado por la sociedad.

Por otro lado, el éxito profesional, lamentablemente, tampoco brinda protección garantizada contra una crisis, ya que los planes de una persona pueden ser muy, muy grandiosos.

También es importante señalar que en la crisis de los treinta años, un hombre busca el refuerzo de su estatus social exitoso no tanto en las mujeres, sino en los hombres maduros a los que respeta, la figura paterna es aquí especialmente importante. Es este tipo de apoyo el que se necesita para sentirse también exitoso y también maduro.

El siguiente punto importante es que a la edad de 30 años, un hombre experimenta el llamado primer golpe a su identidad masculina, cuando siente que de alguna manera, en algún lugar, no cumple con las expectativas de la sociedad y los padres. Y el deseo de ajustarse a los estereotipos tradicionales durante este período es grande.

En el mismo momento, también se evalúa su éxito en su vida personal: ¿está casado o sigue soltero? Los familiares también pueden “echarle leña al fuego”: “Ya tienes 28 años, y aún no te has casado”. Las dudas sobre su solvencia masculina comienzan a colarse en el alma, aparece el pensamiento de que tal vez sea necesario casarse con urgencia.

Otro punto importante. Al igual que ocurre con las mujeres a esta edad, a los hombres se les ha sumado la ansiedad por su forma física. Es a los 30 que alguien ya tiene barriga cervecera o los primeros problemas de salud. Su apariencia se compara con pares o compañeros de clase: ¿cómo su forma física cumple con los ideales de masculinidad, fuerza y ​​atractivo? Es posible que de repente tengas ganas de hacer ejercicio, inscríbete en un gimnasio.

READ
Causas de una crisis de la mediana edad en los hombres

A veces un hombre nunca encuentra una salida a la crisis de los treinta. Queda dentro la sensación de que “algo en la vida no va como soñaste y querías”. En este caso, algunos hombres comienzan a imitar exteriormente el comportamiento de los llamados “machos alfa”.

Es decir, de hecho, se está produciendo una sustitución: en lugar de reforzar su imagen de hombre con contenido real, comienzan a retratar a un hombre a través de la llamada identidad negativa. Comienzan a afirmarse, salvan su autoestima, mostrándose déspotas con las mujeres. Después de todo, una mujer es la segunda fuente de confirmación de la identidad masculina después del reconocimiento de otros hombres.

Y el tercer problema que un joven puede sentir durante este período es la impotencia debido al hecho de que el mundo se niega a seguir sus reglas. A la edad de 30 años, se da cuenta de que esto no es así, que a menudo tiene que hacer concesiones, incluso retirarse en algunos temas. Por ejemplo, en aras del éxito profesional o el bienestar de su familia.

Todas estas circunstancias llevan a un hombre a una elección difícil: ¿a qué vale realmente la pena dedicar su vida? Llega el entendimiento de que no podrá prestar la debida atención a todos sus intereses, no habrá suficiente tiempo y energía para todo, por lo que debe elegir qué hará realmente y cómo quiere vivir.

¿Qué hacer en tal período? En los tiempos difíciles de la crisis de los años 30, es mejor que un hombre cambie el tipo de actividad por un tiempo, para probarse en algo con lo que ha soñado durante mucho tiempo. Pero es mejor hacer esto no de manera radical, como renunciar a tu trabajo, sino haciendo algo en tu tiempo libre. Incluso si el trabajo es completamente insoportable, es mejor reservar un mes para usted. Y durante este tiempo, decida claramente todo, intente cambiar de alguna manera las condiciones de trabajo, sopese todos los pros y los contras.

El descanso activo en algunos lugares desconocidos también ayuda a sobrevivir este período, donde puede obtener nuevas impresiones, cambiar su entorno habitual y también sopesar sus valores, analizar sus victorias y logros, reflexionar sobre los errores.

En general, no importa cuán abstracto pueda parecer, debe intentar cambiar algo en usted mismo, comenzar a soñar con algo, establecer una meta para usted mismo, encontrar valor en cosas simples y familiares. Y si, después de todos los intentos de hacer frente por su cuenta, no es posible, entonces es mejor, por supuesto, ponerse en contacto con un especialista.

Y aquí quiero volver al principio del artículo. Los hombres de 30 años acuden a la consulta principalmente con una solicitud de algún tipo de cambio de carrera. En realidad, esta es una pregunta muy importante, porque si una mujer puede afirmarse a sí misma de alguna manera, cumplirse a sí misma en el papel de esposa y madre, entonces es el entorno social lo que es muy importante para un hombre, es decir, la realización en la profesión. Por lo tanto, a menudo durante este período, se toman decisiones para cambiar de carrera. Por lo general, suena más o menos así: “Me quedó claro que tenía que elegir una cosa. Es importante para mí priorizar, entender a dónde ir después. Por otro lado, tengo miedo de volver a tomar la decisión equivocada, de perder tiempo”.

READ
Cómo lidiar con la baja autoestima en los hombres?

¿Dónde está la salida óptima de los tiempos convulsos de la crisis de los años treinta? Según la experiencia del cliente, puedo decir que se encuentra en la intersección de dos planos.

1) A los 30, realmente vale la pena revisar tus valores, metas, prioridades y aspiraciones de vida. Es hora de entender: qué de lo impuesto por la sociedad, los padres, el entorno significativo, realmente vale la pena continuar. Debe haber una reevaluación seria de los valores, como resultado de lo cual una persona deja todo como está, pero ya voluntariamente, o encuentra nuevos ideales.

2) Es importante tener muy claro cuál es tu ocupación y la forma de vida que piensas llevar en el futuro.

Es genial trabajar en un período así y crear una visión para el futuro, para allanar algún tipo de camino claro hacia tus metas futuras. Este es el período en el que es útil pensar estratégicamente. Una buena visión detallada y basada en valores motiva en sí misma, ayuda a comprender las perspectivas de desarrollo, marca la dirección y permite hacer frente a la incertidumbre y la ansiedad. También es genial crear un plan de desarrollo personal para 3-5 años, teniendo en cuenta tus fortalezas y experiencia.

Me gustaría señalar un punto más. Al compararte con los demás, es importante recordar dónde empezaste. Después de todo, la posición inicial de todos es diferente. Uno puede lograr el mismo resultado sin esfuerzo, y para otro se convertirá en una verdadera victoria y movilización de todos los recursos disponibles.

Por eso, en mi opinión, la autosuficiencia es tan importante durante este período. Otros no saben qué dudas, obstáculos, miedos, circunstancias adversas tuviste que atravesar para encontrarte en el hoy y convertirte en quien eres en este momento.

Para la autosuficiencia durante este período, las técnicas de conciencia son muy útiles, lo que le permite sentirse mejor a sí mismo, a su cuerpo, a lo que está sucediendo en la vida. Equilibran perfectamente el sistema nervioso. Trabajar con la ira, una técnica de manejo de la ira que a menudo puede surgir en respuesta a sentimientos de impotencia, también es útil.

Resumiendo, me gustaría decir lo siguiente. 30 años es una era de cambios. Esta es la primera revisión seria de su vida, un intento de evaluar lo que ha logrado en los últimos años. Este es el momento en que, después de un examen de conciencia, se eligen nuevos hitos inspiradores. Por lo tanto, es más importante que nunca que durante este período alguien esté cerca, esté de su lado, comparta nuevos pasatiempos y ayude a cambiar.

Después de todo, ¡la diversión apenas comienza!

En palabras de Tony Parsons, autor de Man and Boy: “Así es como debe ser un treintañero: adulto pero no frustrado, asentado en la vida pero no complaciente, sabio en el mundo pero no lo suficiente como para tirarse debajo de un tren. ¡Este debe ser el mejor momento de tu vida!”.

¿Cómo sobrevivir a la crisis de la mediana edad en los hombres?

Todo hombre en su vida está pasando por un período especial, que se convierte en un tiempo de reevaluación de valores. La crisis de la mediana edad es un momento en el rango de los 37 a los 43 años, que es especialmente difícil, deprimente. Los consejos útiles de los expertos ayudarán a minimizar el daño moral y a salir de un período difícil sin muchas pérdidas.

READ
Qué es la depresión posparto y cómo se manifiesta en los hombres?

Características de una crisis de la mediana edad

La primera crisis adulta alcanza a los hombres al final de los años, en el período de alrededor de 30 años. La siguiente edad de crisis es de 40 años. Él es el más difícil. Si a la edad de 30 años, los hombres, por regla general, están ocupados por prioridades bastante claras: propósito de vida, construir una familia, éxito profesional, entonces la crisis de 40 años se asocia principalmente con una crisis de identidad.

Cuarenta años se puede llamar uno de los límites de edad más bajos para resumir. Si un hombre se ha establecido como empleado, tiene finanzas estables y una buena posición, su crisis pasa más fácil y casi imperceptiblemente. Lo mismo se aplica si un hombre tiene una familia numerosa y fuerte, un amplio círculo de amigos y conocidos, y también tiene muchos atributos externos de una vida exitosa (automóvil, departamento, casa de campo).

Si un hombre no ha tenido lugar en la vida, no tiene ingresos estables y no ha logrado construir una familia sólida, aparecen complejos psicológicos. Es a partir de ellos que se desarrolla la crisis de la edad. La situación se agrava especialmente si la esposa o los hijos exigen demasiado a un hombre, como esposo y padre, lo condenan o, por el contrario, son indiferentes.

El primer síntoma es la aparición de complejos psicológicos.

El primer síntoma es la aparición de complejos psicológicos.

Los síntomas de una crisis de la mediana edad son bastante extensos. En particular, podemos destacar:

  • la aparición de emociones depresivas negativas;
  • disminución de la función eréctil;
  • problemas íntimos, impotencia;
  • alta fatiga
  • disminución del interés en su negocio, carrera, pasatiempo;
  • la aparición de insomnio;
  • deseo de alabanza de las mujeres;
  • aislamiento, irritabilidad, agresión;
  • la aparición de miedos y fobias;
  • aumento del sentimentalismo, llanto;
  • la ocurrencia de pensamientos suicidas;
  • la formación de actitudes verbales negativas (“Nadie me necesita”, “Todos necesitan solo dinero de mí”, “No he logrado nada”).

Frases indicadoras de crisis

¿Cómo determinar que un hombre tiene una crisis de edad? En primer lugar, un hombre está abrumado por emociones negativas, apatía, tensión moral y estrés. También un indicador del período de crisis es la aparición en el léxico de frases-indicadores especiales. Como regla general, todos ellos están dirigidos a las personas más cercanas: esposa, padres o hijos.

  1. “Te has vuelto demasiado aburrido y poco interesante”.
  2. “No hay absolutamente nada de qué hablar contigo”.
  3. “No tienes intereses”.
  4. “Tienes una actitud consumista y mercantil hacia mí”.
  5. “Dejen de seguirme, exijo libertad”.
  6. “No voy a aguantar esto”.
  7. “Nunca me vas a entender.”
  8. “Yo trabajo para todos y tú simplemente te diviertes”.
  9. “Quiero vivir para mí”.
  10. “No te ves bien, cuídate”.

Complejos psicológicos, problemas en la cama, desequilibrios hormonales: todo esto cambia significativamente la vida bien establecida de un hombre. Por lo tanto, la mayoría de las veces a la edad de 40 años, los representantes del sexo más fuerte sienten incomodidad en las paredes de su hogar, y el deseo de libertad para ellos es similar a escapar de la prisión.

Es durante este período que ocurren la mayoría de los divorcios. En casa, una esposa está esperando a un hombre, una criatura irritable e incomprensible, y afuera hay tantas hadas jóvenes que están listas para acompañar a un hombre solitario. En algún momento, parece que las emociones negativas y la apatía han terminado. Sin embargo, incluso la traición no libera a los hombres del agotamiento nervioso, la sobrecarga moral, la depresión y la ansiedad.

READ
Los hombres tienen períodos?

Cómo deshacerse de las emociones negativas y sobrevivir a la crisis

Cómo deshacerse de las emociones negativas y sobrevivir a la crisis

La mediana edad es exactamente el período en que un hombre necesita atención especial de sus seres queridos. Sin apoyo, estímulo y participación, el cabeza de familia puede deprimirse o desarrollar otras enfermedades mentales, tales como: trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno alimentario, ataques de pánico. El alcoholismo y el uso de sustancias que alteran la conciencia también pueden estar relacionados con estos problemas.

La duración de este período de crisis varía dependiendo de muchos factores: salud mental, ambiente familiar, carrera, etc. La duración promedio de una crisis de cuarenta años es de 2-3 meses a 1 año. Sin embargo, en casos particularmente difíciles, el proceso de superación puede demorarse varios años.

Si no trata de deshacerse de la crisis masculina, el sexo más fuerte puede salir de este período con una lista completa de enfermedades: úlceras, psoriasis, diabetes, hipertensión.

Es posible deshacerse de las emociones negativas y los complejos si sigue cuidadosamente las recomendaciones y trata de seguir las reglas importantes. Con su ayuda, puede superar el período de crisis sin dañar su bienestar físico y moral.

Los siguientes métodos ayudarán a deshacerse de los complejos psicológicos relacionados con la edad:

  • La crisis es más fácil de prevenir que curar, por lo que los expertos aconsejan medidas preventivas

Por ellos se entiende la comprensión de que la crisis de la edad es un estado normal tanto para mujeres como para hombres. Es necesario acostumbrarse a este pensamiento y todo el tiempo darse cuenta de que la depresión y la insatisfacción con la vida son solo un fenómeno temporal;

Si vives en la zona norte, cambia tu hábitat hacia el sur. Si trabaja en una fábrica, renuncie y acepte un trabajo de oficina. Quizás el surgimiento de una nueva ronda en la vida sea exactamente lo que tanto te falta. Y quizás, de esta manera, resulte encontrar el trabajo de toda una vida;

  • no te olvides de tus experiencias y miedos

Los psicólogos aconsejan hablar en voz alta todos los problemas, pensamientos negativos y emociones negativas que surgen en la cabeza. Esta forma de reflexión te permite encontrar soluciones inesperadas o simplemente dejar pasar la situación;

Los expertos han demostrado durante mucho tiempo que es mejor salpicar lo negativo en un pasatiempo creativo. Si solías quemar madera, tejer canastas de corteza de abedul o pintar grafitis, trata de retomar las clases;

  • no te apresures a divorciarte

La insatisfacción con la familia, en particular con la esposa, a esta edad rara vez se asocia con la pérdida de amor y comprensión. El punto está en los cambios relacionados con la edad y las características de nuestra psique. Recuerde que el divorcio es fácil, pero tener la oportunidad de obtener el perdón y volver a formar una familia será mucho más difícil.

La crisis de los 40 años es un período difícil que se presenta en la vida de todo hombre. Esta es una crisis de identidad y duda emocional. Puede superar un momento difícil si no se lanza de cabeza al abismo de pensamientos, emociones e ideas negativas, sino que utiliza técnicas psicológicas comprobadas.

Algunas personas tienden a mostrar agresión incluso sin motivo, lo que naturalmente crea algunos problemas de comunicación. ¿Eres propenso a estos estallidos repentinos de ira? Haz la prueba y averígualo.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: