Cómo tratar los diferentes tipos de balanitis?

La balanopostitis es una condición patológica que tiene un efecto negativo en el pene, provoca la inflamación del prepucio y el glande.

El prepucio, el “saco prepucial”, es un pliegue de piel móvil que cubre la cabeza del pene y se extiende más allá. Es en el interior donde es más susceptible a la inflamación, ya que forma una cavidad cerrada (“bolsa”).

Según las estadísticas de la OMS, el 11% de las visitas de los hombres al urólogo están asociadas con balanopostitis, este diagnóstico representa casi el 50% de todas las enfermedades de la piel del pene.

razones

Dado que el prepucio se elimina durante la circuncisión, la balanopostitis solo afecta a los hombres “no circuncidados”. Puede aparecer a cualquier edad.

La enfermedad tiene muchas causas, pero las que contribuyen más activamente a su desarrollo:

  • mala higiene,
  • prepucio estrechado y compactado.

Una serie de factores pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Las personas que tienen balanopostitis a menudo tienen una de varias causas:

Las infecciones

una de las causas más comunes de balanopostitis. Aunque la balanopostitis en sí no es una enfermedad de transmisión sexual, algunos microorganismos de transmisión sexual pueden contribuir a su aparición:

  • hongos de levadura
  • clamidia
  • gonorrea (patógeno – gonococo)
  • Herpes Simple
  • virus del papiloma humano (VPH)
  • sífilis primaria o secundaria
  • Tricomonas.

hongos de levadura

otra causa común de balanopostitis. Candida es un tipo de hongo que generalmente ocurre en pequeñas cantidades en el cuerpo humano.

Procesos no infecciosos

también puede aumentar el riesgo de balanopostitis. Algunas de estas condiciones incluyen:

  • balanitis crónica (inflamación permanente del prepucio)
  • eczema
  • lesiones y accidentes
  • irritación causada por frotamiento o rascado
  • irritación por exposición a productos químicos
  • diabetes mellitus (debido a la irritación constante del prepucio con orina con alto contenido de glucosa)
  • tomar antibióticos (provoca un desequilibrio de la microflora, promueve la liberación de hongos – la cándida aparece en la zona del saco prepucial)
  • reacciones alérgicas locales, incluidos los antibióticos
  • psoriasis
  • artritis reactiva
  • prepucio estrechado y compactado.

Los irritantes domésticos también pueden provocar balanopostitis. Por ejemplo, la exposición al cloro en una piscina puede irritar el pene.

En otros casos, la balanopostitis aparece a los pocos días de la relación sexual, puede ser consecuencia del roce o del uso de preservativos de látex.

Según las razones, existen diferentes tipos de balanopostitis:

  • candida o fúngica (causada por el hongo Candida)
  • alérgico
  • autoinmune (cuando el prepucio se inflama y se rechaza debido a un desequilibrio de inmunidad en el propio cuerpo)
  • infeccioso, cuando la causa de la enfermedad son varios virus o bacterias, los agentes causantes de la infección:
  • bacteriano:
    • clamidia (causada por la bacteria clamidia)
    • estafilococo,
    • anaeróbico (causado por bacterias que pueden vivir sin aire en el saco prepucial),
    • gardnerella (causada por gardnerella),
    • Trichomonas (agente causal – Trichomonas).

    Dependiendo de la naturaleza de la enfermedad, la balanopostitis se puede dividir en:

    • erosivo (con pequeñas llagas), como subespecie – circinario (con múltiples llagas de color rojo brillante);
    • ulcerativo: puede aparecer en el contexto del tratamiento con esteroides para patologías articulares, por ejemplo, enfermedades sistémicas: se forman grandes úlceras en el prepucio y la cabeza del pene;
    • folicular – con la formación de pequeñas vesículas inflamatorias;
    • xerótico: cuando una forma crónica de inflamación del prepucio conduce a su engrosamiento y compactación;
    • lento: el término es aplicable al curso lento crónico de la balanopostitis sin síntomas graves;
    • recurrente: cuando, en el contexto de un curso crónico, hay una oleada de exacerbación de una enfermedad que es difícil de tratar.

    Además, dependiendo de la etapa de la enfermedad, existen:

    • balanopostitis catarral (inflamación leve de la cabeza y el prepucio);
    • purulento (inflamación más grave con formación de pus);
    • gangrenosa (etapa crítica, cargada de infección de la sangre y de todo el organismo).

    Síntomas agudos y crónicos.

    Los signos de balanopostitis aparecen cerca del glande y el prepucio y pueden variar de leves a graves.

    Las manifestaciones de la balanopostitis pueden dificultar la micción y las relaciones sexuales.

    Los síntomas comunes incluyen:

    • dolor, sensibilidad e irritación;
    • engrosamiento y endurecimiento del prepucio, aumento del patrón de la piel (liquenificación);
    • piel descolorida o “brillante”;
    • picazón o ardor;
    • piel muy seca del prepucio y cabeza del pene;
    • secreción inusual;
    • olor desagradable del pene y secreciones;
    • prepucio estrechado y compactado (fimosis);
    • erosión o daño a la piel.

    Síntomas crónicos

    En el curso crónico de la balanopostitis, los síntomas se verán así:

    • hinchazón moderada del glande del pene;
    • placa constantemente renovada en la cabeza;
    • sensaciones incómodas;
    • enrojecimiento e irritación de la cabeza del pene, prepucio, pasando periódicamente.

    En las últimas etapas de la balanopostitis crónica o con el desarrollo de un proceso agudo, fenómenos como:

    • hinchazón y dolor del pene;
    • enrojecimiento;
    • orina turbia con una mezcla de secreción purulenta;
    • secreción de pus debajo del prepucio, en algunos casos, sangre;
    • fiebre

    En casos extremadamente avanzados de balanopostitis, la enfermedad puede pasar a una forma necrótica: gangrena, que se manifiesta:

    • la formación de úlceras en el prepucio y cabeza del pene;
    • ennegrecimiento del prepucio y la cabeza (formación del tejido necrótico real);
    • un aumento del dolor y la hipertermia hasta 39C y más;
    • signos de envenenamiento con productos de descomposición de la necrosis: debilidad muscular, sed, disminución de la presión arterial, alteración de la conciencia.

    La combinación de síntomas generalmente depende de la causa de la balanopostitis. Por ejemplo, un proceso causado por una candidiasis puede incluir síntomas como picazón, ardor y una mancha blanca alrededor de la cabeza del pene y el prepucio.

    Qué se puede confundir con balanopostitis

    El diagnóstico diferencial debe realizarse con las siguientes enfermedades:

    • liquen escleroso
    • psoriasis (enfermedad de la piel)
    • cáncer de pene
    • parafimosis (violación del pene por el prepucio estrechado)
    • cavernitis del pene (inflamación de las estructuras internas del pene)
    • Enfermedad de Reiter (enfermedad reumática en combinación con una lesión anular de la cabeza del pene)
    • Enfermedad de Zoon (enrojecimiento de la cabeza del pene con la formación de manchas rosadas brillantes y una superficie “llorosa” que ocurre en hombres mayores)
    • eritroplasia de Queira
    • furúnculo, absceso (cavidad purulenta inflamatoria) del cuerpo cavernoso y del pene
    • celulitis del cuerpo cavernoso y del pene.

    Fimosis, balanitis y balanopostitis

    Hablando de balanopostitis, a menudo se la confunde con dos enfermedades similares: la fimosis y la balanitis. Las tres patologías, de una forma u otra, afectan al pene. Sin embargo, cada condición patológica afecta a una parte diferente de la misma.

    • La fimosis (N 47 según ICD-10) es una condición que dificulta la extirpación del glande debido al estrechamiento del prepucio.
    • La balanitis (N 48.6 según ICD-10) es una inflamación del glande del pene.
    • Balanopostitis (N 48.1 ICD -10) – inflamación tanto del glande como del prepucio.

    La fimosis puede ocurrir junto con balanitis o balanopostitis. En muchos casos, es tanto un síntoma como una causa. Por ejemplo, la presencia de fimosis provoca irritación de la cabeza del pene y el prepucio. Una vez que ocurre esta irritación, los síntomas como el dolor y la hinchazón pueden dificultar la salida del glande del prepucio.

    que medico trata

    Si experimenta irritación alrededor del glande o el prepucio, debe consultar a un médico especialista en urología (urólogo) o enfermedades de la piel (dermatólogo-venereólogo).

    Es poco probable que la patología pase sin un tratamiento especial, aunque en casos raros es posible. Lo más probable es que, sin tratamiento, una etapa catarral leve se convierta en una forma crónica o purulenta, y luego en una gangrena peligrosa.

    Tratamiento de la balanopostitis

    La balanopostitis responde bastante bien a la terapia, siempre que se tomen las medidas terapéuticas a tiempo.

    Su médico comenzará preguntándole acerca de sus síntomas y examinando su pene. Los médicos pueden tomar un hisopo de la cabeza del pene, el prepucio para examinarlo con un microscopio o para un cultivo. Es posible determinar la sensibilidad del microorganismo inoculado a agentes antibacterianos específicos.

    Dependiendo de los síntomas, se pueden requerir varias pruebas, como un análisis de sangre general, una prueba de azúcar, VIH, sífilis, un análisis de orina, una biopsia del prepucio (toma de un trozo de tejido para examen microscópico).

    El tratamiento de la balanopostitis consiste en:

    • descargas externas,
    • baños y lociones,
    • tomar agentes antibacterianos
    • administración de antibióticos por vía intramuscular y/o intravenosa.

    El uso dirigido (dependiendo de la sensibilidad basada en los resultados del cultivo) de antibióticos da un mejor resultado que el uso empírico (a ciegas) de antibióticos.

    En formas alérgicas y autoinmunes, se prescriben antihistamínicos y hormonas: glucocorticoides.

    Varios ungüentos en el tratamiento de la balanopostitis generalmente se han comprometido, ya que en el 60% de los casos hay reacciones indeseables a la base del ungüento.

    Las infecciones virales pueden requerir medicamentos antivirales e inmunológicos.

    De los antisépticos para uso empírico externo (en forma de baños, lavados, envolturas), las soluciones han demostrado su eficacia.

    • bigluconato de clorhexidina 0,05%,
    • miramistina,
    • furatsilina,
    • solución débil de permanganato de potasio.

    No es deseable utilizar una solución de peróxido de hidrógeno, debido a su gran agresividad para la delicada piel del prepucio. No está mal, en combinación con soluciones químicas, son las infusiones acuosas de hierbas de manzanilla, hilo, celidonia, salvia, corteza de roble, que no irritan tanto la piel y ayudan a restaurar la microflora normal del saco prepucial.

    La duración de dicha terapia en promedio puede ser de una a dos semanas.

    Si la terapia a ciegas no es efectiva, se debe realizar un frotis para diagnosticar un tipo específico de patógeno, luego de lo cual se prescribe un antibiótico en forma de terapia local, por vía oral o por inyección, según la gravedad del proceso, teniendo en cuenta la patología. microorganismo.

    Por lo tanto, los antibióticos del grupo de las penicilinas sintéticas son efectivos contra patógenos como el estafilococo y el estreptococo.

    En caso de infección por hongos, las cremas antimicóticas especiales son efectivas: clotrimazol, miconazol y econazol, se agregan preparaciones en tabletas: diflucan (fluconazol).

    Si se detecta el virus del herpes simple, se prescriben aciclovir, valaciclovir en el curso de la terapia.

    ¡Importante! Las parejas sexuales también están sujetas a tratamiento y examen.

    El tratamiento de la balanitis y la balanopostitis es básicamente el mismo, ya que las partes del órgano afectadas por estos procesos están en estrecho contacto. En casos crónicos, intratables con frecuentes recaídas, así como complicaciones de un proceso agudo, se realiza tratamiento quirúrgico.

    Operación de balanopostitis

    El tratamiento quirúrgico de la balanopostitis consiste en una escisión circular del prepucio (circuncisión).

    Las indicaciones para la intervención quirúrgica son

    • fracaso de la terapia conservadora,
    • frecuentes recaídas de la enfermedad,
    • combinaciones de balanopostitis con fimosis y exceso de prepucio.

    Como es la operacion

    La operación de circuncisión (circuncisión) se realiza bajo anestesia general o de conducción y dura hasta 30 minutos. En el hospital, estos pacientes generalmente no duran mucho, unos pocos días. Las suturas se retiran durante 5-7 días. En un hospital o clínica, antes de retirar las suturas, realizan observación, tratamiento de las suturas con pintura verde. Si es necesario, se prescriben baños con permanganato de potasio, en caso de inflamación, se pueden prescribir antibióticos.

    El período de rehabilitación es de 2-3 semanas. Para este período, se excluyen el sexo, la natación en agua dulce y salada, los baños y saunas, el consumo de alcohol y la comida picante.

    Prevención de la balanopostitis

    En la prevención es de gran importancia la higiene del saco prepucial, la cabeza del pene.

    Tratamiento oportuno de fimosis (prepucio estrecho) y prepucio “excesivo”.

    Tratamiento oportuno de infecciones de transmisión sexual.

    “Recomendaciones metodológicas para el tratamiento de la balanopostitis N° 47 de 2017”. Departamento de Salud de la ciudad de Moscú con la asistencia del Centro Científico y Práctico de Dermatovenereología y Cosmetología de Moscú. Editado por N. N. Potekayeva, K. I. Zabirova, A. E. Gushchina, VI. Kisina y otros.

    ¡Importante! Todos los materiales son solo de referencia y de ninguna manera son una alternativa a la consulta en persona con un especialista.

    Este sitio utiliza cookies para identificar a los visitantes del sitio: Google Analytics, Yandex Metrica, Google Adsense. Si esto no es aceptable para usted, visite esta página de forma anónima.

    Balanitis en hombres

    Balanitis en hombres

    Según diversos datos, del 3 al 10% de los hombres de diferentes edades experimentan balanitis 1 . La balanitis en su forma pura es bastante rara, con mucha más frecuencia a un hombre se le diagnostica balanopostitis, una enfermedad con síntomas similares. Averigüemos en qué se diferencia la balanitis de la balanopostitis, qué la causa y cómo tratar este delicado problema.

    que es la balanitis

    La balanitis es una inflamación de la piel de la cabeza del pene 1 . Casi siempre, el prepucio también está involucrado en el proceso inflamatorio, lo que conduce al desarrollo de balanopostitis. Por lo tanto, el diagnóstico de “balanitis” rara vez se realiza, por lo general, los médicos hablan de balanopostitis.

    Tanto un hombre adulto como un niño pueden enfermarse de balanitis. La causa más común de la enfermedad es el descuido de la higiene personal. La inflamación también puede ser causada por un traumatismo en la mucosa del pene, una infección o diversas reacciones alérgicas. A menudo, la balanitis ocurre en pacientes con diabetes mellitus.

    ¿Cómo se ve la balanitis?

    En la etapa inicial de la balanitis, se produce enrojecimiento e hinchazón de la piel del glande. Muy rápidamente, el prepucio se une al proceso inflamatorio, que también se enrojece y se hincha. La micción se vuelve dolorosa, acompañada de dolor y picazón 2.

    Causas de la balanitis en los hombres.

    La causa más básica de la balanitis es una violación de las reglas de higiene íntima. Los restos de orina y esmegma (excreción de las glándulas del pene) que se acumulan en los pliegues del prepucio son un excelente caldo de cultivo para las bacterias 2. Si se descuida la higiene diaria, la microflora que se ha adherido a la piel del prepucio provoca inflamación.

    Además, la balanitis en los hombres puede ser causada por un traumatismo en el glande, rozaduras por usar ropa interior incómoda, así como una reacción al agua clorada, alergia a los anticonceptivos locales y geles de ducha.

    La balanitis es a menudo una complicación de otras enfermedades. Para provocar el desarrollo de balanitis puede:

    • fimosis
    • enfermedades infecciosas del tracto genitourinario (incluidas las venéreas);
    • enfermedades de la piel;
    • enfermedades alérgicas;
    • diabetes mellitus;
    • patologías inmunitarias.

    La balanitis puede ser aguda y volverse crónica. En la balanitis aguda, los síntomas de la enfermedad son más brillantes y, en la etapa crónica, las manifestaciones se vuelven menos pronunciadas.

    Los síntomas de la balanitis en los hombres

    La etapa aguda de la balanitis se caracteriza por la aparición de síntomas específicos 3:

    • sensación constante de incomodidad en el perineo;
    • picazón y dolor en la cabeza del pene;
    • secreción blanca cuajada o “floración” en la cabeza del pene;
    • enrojecimiento e hinchazón del cuero cabelludo.

    Como regla general, en la etapa aguda, la postitis (inflamación de la piel del prepucio) se une a la balanitis, como resultado de lo cual se desarrolla la balanopostitis. Se caracteriza por la aparición de síntomas adicionales:

    • enrojecimiento e hinchazón del glande y el prepucio;
    • dolor y dolor al orinar;
    • Secreción copiosa, a veces purulenta.

    El proceso inflamatorio suele ir acompañado de fiebre, malestar general, inflamación de los ganglios linfáticos inguinales. Si las enfermedades crónicas se convirtieron en la causa de la balanitis, entonces sus manifestaciones se complican por los síntomas de la enfermedad subyacente.

    Tratamiento de la balanitis en hombres.

    Ante los primeros signos de balanitis, un hombre debe comunicarse de inmediato con un urólogo y no automedicarse. Un tratamiento inadecuado puede dar lugar a complicaciones graves, como uretritis, cistitis o fimosis cicatricial 3 .

    diagnósticos

    El diagnóstico de balanitis no es difícil. El médico hará un diagnóstico ya en el primer examen externo. Sin embargo, vale la pena recordar que los síntomas de la balanitis son inespecíficos y acompañan a muchas otras enfermedades. Para realizar un diagnóstico definitivo, determinar el estadio de la enfermedad e identificar el patógeno, se requerirán pruebas de laboratorio:

    1. análisis general y detallado de sangre y orina;
    2. examen bacteriológico de la secreción de la uretra;
    3. microscopía de frotis;
    4. pruebas para infecciones que se transmiten sexualmente;
    5. otros estudios en presencia de enfermedad concomitante.

    Tratamientos modernos

    En las primeras etapas, la balanitis se trata de forma conservadora. Si la causa de la enfermedad no es una infección, solo se usan agentes externos: antiinflamatorios, cicatrizantes de heridas 3. El tratamiento farmacológico se prescribe según la causa de la enfermedad y el tipo de patógeno.

    Los ungüentos se utilizan como remedios locales para el tratamiento de la balanitis. Los más comúnmente recetados son celestoderm o solcoseryl. Las soluciones antisépticas también ayudarán: miramistina o clorhexidina.

    Tabletas

    La elección de las drogas depende del agente infeccioso. Si la inflamación es causada por un hongo, se prescriben agentes antifúngicos (nistatina, fucis, fluconorm). Cuando se adjunta una infección bacteriana secundaria, se pueden prescribir antimicrobianos (metronidazol, amoxiclav).

    Los medicamentos solo se pueden tomar según lo prescrito por un médico. Recuerde que el tratamiento con antibióticos tiene muchas contraindicaciones (por ejemplo, insuficiencia renal, enfermedad hepática, intolerancia individual).

    Higiene personal

    En la etapa inicial de la balanitis no infecciosa, basta con lavar la cabeza del pene y el prepucio con jabón o una solución débil de permanganato de potasio varias veces al día. También se recomienda usar ropa interior holgada y cambiarla a diario. Los baños con una infusión de hierbas (secuencia, caléndula, manzanilla), una solución de furacilina u otros antisépticos ayudarán a aliviar la inflamación.

    Tratamiento de comorbilidades

    Como se mencionó anteriormente, la balanitis y la balanopostitis a menudo son el resultado de otras enfermedades infecciosas y no infecciosas del sistema genitourinario. En este caso, es necesario tratar la enfermedad subyacente o eliminar los focos de infección existentes. Mejorar la inmunidad también juega un papel importante.

    El tratamiento quirúrgico

    Los métodos operativos de tratamiento se requieren principalmente para casos avanzados de la enfermedad y para la búsqueda inoportuna de ayuda médica. Las complicaciones de la balanitis como la necrosis tisular, la fimosis cicatricial del prepucio o la estenosis uretral también requieren intervención quirúrgica.

    Prevención de la balanitis en hombres en casa.

    La prevención de la balanitis es bastante simple, pero ayudará a evitar la inflamación. Los principales métodos de prevención son la observancia de la higiene personal y la higiene de la vida sexual.

    • La ducha diaria con higiene íntima, el cambio diario de ropa interior ayudará a evitar problemas.
    • Elija sus productos de higiene con cuidado.
    • Use equipo de protección durante las relaciones sexuales.
    • Evitar la hipotermia de los órganos pélvicos.
    • Controle su inmunidad, trate las enfermedades emergentes a tiempo.
    • Las visitas regulares al urólogo ayudarán a minimizar el riesgo de balanitis y sus complicaciones.

    Preguntas y respuestas populares

    Muy a menudo, los hombres no prestan la debida atención a los signos de balanitis. ¿Por qué es peligroso y cómo evitarlo? Dirigimos las preguntas más populares a nuestro experto. urólogo, andrólogo Mikhail Gablia.

    ¿Cuál es la diferencia entre balanitis y balanopostitis?

    – La balanitis y la balanopostitis se pueden llamar etapas de la misma enfermedad. La balanitis rara vez es una enfermedad aislada. Por regla general, tras el inicio de la fase aguda de la balanitis (inflamación de la piel de la cabeza del pene), la piel del prepucio también se ve involucrada en el proceso debido a la proximidad anatómica. Se desarrolla balanopostitis. Si aún se puede detener la balanitis con la ayuda de la higiene personal, entonces la balanopostitis requiere un tratamiento más intensivo.

    ¿Por qué es peligrosa la balanitis en los hombres?

    La balanitis se trata con bastante facilidad y no causa consecuencias para la salud de un hombre. El peligro de la balanitis en las complicaciones. La adhesión de la infección, la participación en la inflamación de los tejidos cercanos puede conducir a enfermedades más graves y disfunción eréctil. Una apelación oportuna al urólogo ayudará a evitar esto.

    ¿Cuánto tiempo se trata la balanitis en los hombres?

    – El tiempo de tratamiento de la balanitis depende de la gravedad de la enfermedad. Al contactar a un médico en la etapa inicial, el tratamiento no tomará más de 4-5 días. Si se ha sumado una infección al proceso o hay otras estructuras involucradas, tardará de 3 a 4 semanas en recuperarse por completo.

    READ
    En qué casos se prescribe un espermograma de Kruger?
Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: