Comparamos los métodos de tratamiento de la prostatitis crónica.

Prostatitis crónica: signos, síntomas y tratamiento

La inflamación prolongada de la glándula prostática, mejor conocida como prostatitis crónica, se diagnostica en hombres de cualquier edad. Se distingue por un curso latente, en el que los síntomas de la prostatitis crónica en los hombres son leves, por lo que los pacientes pueden no ser conscientes del problema. Los urólogos señalan que dicha enfermedad con el tiempo conduce a cambios irreversibles en el funcionamiento del sistema reproductivo en los hombres, incluido el deterioro de la potencia, la infertilidad y la formación de tumores.

Prostatitis crónica: ¿qué es?

A diferencia de la forma aguda de la enfermedad, la prostatitis crónica se expresa por síntomas menos pronunciados y el proceso inflamatorio avanza lentamente durante 3 o más meses. Ocurre debido a la ausencia o terminación prematura de la terapia en la forma aguda de la enfermedad. Los síntomas y el tratamiento de la patología en ambas formas difieren en muchos aspectos, pero los puntos principales son los mismos.

¿Cuál es la diferencia entre la prostatitis crónica y la prostatitis aguda?

  • los signos de inflamación en la prostatitis crónica persisten desde 1 mes hasta varios años, mientras que la inflamación aguda dura alrededor de 2 semanas;
  • los síntomas de la prostatitis crónica son débiles, aumentan periódicamente o pueden desaparecer por completo, y en la inflamación aguda se observan constantemente y tienen un alto nivel de intensidad;
  • la inflamación aguda de la glándula prostática, especialmente si fue causada por infecciones, a menudo se acompaña de fiebre y escalofríos, y en enfermedades crónicas, se observa periódicamente una condición subfebril (la temperatura aumenta a 37-37,5 grados).

Con la prostatitis crónica, los hombres deberán ser tratados por mucho más tiempo que con una forma aguda de inflamación.

causas

Cuando ocurre una inflamación aguda de la glándula prostática, las infecciones bacterianas juegan un papel importante. La prostatitis crónica en el 90-95% de los casos es de origen no bacteriano. El papel principal en la aparición de esta forma de la enfermedad lo desempeñan los procesos estancados en el área pélvica, que se producen como resultado de:

  • vida sexual irregular, interrupciones frecuentes de las relaciones sexuales o su extensión;
  • estilo de vida sedentario;
  • sobrepeso;
  • hipotermia regular del perineo;
  • enfermedades vasculares
READ
Características de la salud de los hombres después de 55 años.

Además, la inflamación de la glándula prostática en los hombres puede comenzar como resultado de un proceso inflamatorio agudo provocado por la microflora patógena:

  • clamidia;
  • ureaplasma;
  • gonococo;
  • coli;
  • tricomonas;
  • virus del herpes y otros.

Los factores de estrés, los cambios hormonales y los trastornos endocrinos influyen en la aparición de procesos crónicos. Por eso, el tratamiento de la prostatitis crónica implica la eliminación de microorganismos, la normalización de la circulación sanguínea en los órganos pélvicos, la estabilización de los niveles hormonales y la reducción del estrés.

Síntomas de la prostatitis crónica

Los expertos señalan que una enfermedad como la prostatitis crónica no se acompaña de síntomas pronunciados. A diferencia de la inflamación aguda, que genera mucha ansiedad, los síntomas de la prostatitis crónica en los hombres aparecen más débiles y no constantemente, sino periódicamente. Puede ser:

  • dolor sordo en el perineo, la parte inferior del abdomen y la parte inferior de la espalda, que se extiende hasta el recto y se irradia hacia el testículo o el muslo;
  • molestias leves a moderadas durante las deposiciones y la micción, a veces durante la eyaculación;
  • deterioro de la función eréctil.

En la prostatitis crónica bacteriana, hay signos de inflamación lenta en forma de fiebre periódica, escalofríos y dolor muscular. Los expertos señalan que dicha enfermedad también afecta la psique del paciente.

¡Hecho interesante! La mayoría de los hombres con prostatitis crónica desarrollan irritabilidad, fatiga, ansiedad, depresión y depresión.

Periódicamente, los hombres experimentan exacerbaciones, que van acompañadas de un aumento de los síntomas existentes:

  • la micción se vuelve intermitente;
  • ganas frecuentes de ir al baño;
  • después de la eyaculación o la micción, hay una sensación de ardor en la uretra;
  • durante una evacuación intestinal, hay un dolor agudo en el perineo y la parte inferior del abdomen;
  • hay secreción de la uretra.

La prostatitis crónica no bacteriana puede ocurrir sin molestias pronunciadas. La única manifestación de la enfermedad es la disfunción eréctil. Sin una terapia adecuada, progresan, por lo que la impotencia es un hecho frecuente, lo que conduce a la prostatitis crónica.

READ
Identificación de las causas de la infertilidad mediante un espermograma extendido

diagnósticos

Antes de tratar la inflamación crónica de la próstata, es necesario un examen detallado. Durante el diagnóstico, el urólogo (él es quien trata la prostatitis) deberá averiguar las causas de la inflamación, su duración, identificar patologías concomitantes que puedan afectar los síntomas y el tratamiento de la enfermedad subyacente: la prostatitis crónica.

Para ello, lleva a cabo:

  • examen rectal de la próstata;
  • estudio de laboratorio de la secreción de próstata – microscopía, siembra sobre la sensibilidad de la microflora a los antibióticos;
  • Exámenes de sangre, orina y frotis para ITS.

Además, se realizan ultrasonido de la próstata (transrectal), examen endoscópico y examen urodinámico. Según los resultados del diagnóstico, el urólogo selecciona métodos para tratar la inflamación crónica de la próstata.

Métodos de tratamiento de la prostatitis crónica.

La mayor efectividad se muestra en el tratamiento complejo de la prostatitis crónica, que incluye tomar medicamentos de varios grupos, efectos fisioterapéuticos sobre la próstata y los órganos pélvicos, terapia de ejercicios y cirugía.

Medicamentos para la prostatitis crónica

El objetivo inicial de la terapia para la prostatitis crónica son los síntomas desagradables y, en la mayoría de los casos, el tratamiento comienza con medicamentos que alivian las molestias. La lista de medicamentos que para tratar la manifestación de la prostatitis se selecciona individualmente según los síntomas presentes. Puede ser:

  • bloqueadores alfa: medicamentos que restauran la micción, reducen las molestias en la uretra y la vejiga, eliminan la hipertonicidad de la vejiga y reducen la presión intrauretral;

  • medicamentos antiinflamatorios no esteroideos: medicamentos que reducen el dolor;
  • antidepresivos selectivos: medicamentos que eliminan la ansiedad, normalizan el sueño;
  • relajantes musculares para reducir el espasmo de los músculos lisos.

Si durante el diagnóstico se encontró microflora en el secreto prostático, la lista de medicamentos, cómo tratar la enfermedad, se complementa con antibióticos, medicamentos antivirales o antifúngicos (según los microorganismos identificados).

En la prostatitis crónica se da preferencia a los antibióticos de amplio espectro, macrólidos o tetraciclinas.

Dado que es necesario tratar la enfermedad con antibióticos durante más de 2 semanas, también se prescriben probióticos. Ayudan a mantener la microflora intestinal beneficiosa. Si durante el diagnóstico se establece un cambio en el fondo hormonal, se prescriben preparaciones de testosterona.

READ
Por qué un hombre produce poco esperma?

La lista de remedios adicionales para tratar la prostatitis crónica también incluye:

  • inmunoestimulantes – en caso de inmunodeficiencia identificada;
  • complejos de vitaminas y minerales;
  • Medicamentos que mejoran la circulación sanguínea en los órganos pélvicos.

En presencia de disfunción eréctil pronunciada, es posible tomar inhibidores de la fosfodiestrasa-5.

Fisioterapia, terapia de ejercicios y masajes.

En la forma crónica de prostatitis, se recomienda que los hombres sean tratados con un conjunto de ejercicios y procedimientos especiales:

  • masaje de próstata;
  • estimulación eléctrica;
  • fonoforesis;
  • magnetoterapia

El objetivo principal de su uso es mejorar la circulación sanguínea y normalizar el tono de la vejiga y los músculos perineales. Los procedimientos tienen una serie de características y contraindicaciones, por lo que solo un médico puede decidir cómo tratar a un paciente individual.

¡Importante! El masaje de próstata está contraindicado en presencia de cálculos, abscesos y quistes en la glándula, y la estimulación eléctrica es efectiva solo con bajo tono de los músculos del piso pélvico.

No tiene contraindicaciones obvias solo ejercicios terapéuticos para la prostatitis. Consiste en un conjunto de ejercicios para los músculos del perineo y del suelo pélvico. Se recomienda realizarlos diariamente durante 100-200 repeticiones. Las actividades físicas estándar también serán útiles para el estado del sistema reproductivo: trotar, nadar, caminar al aire libre.

Tratamiento quirúrgico de la prostatitis

El tratamiento quirúrgico de la prostatitis crónica se usa en caso de un curso complicado de la enfermedad o ineficacia de los métodos conservadores de tratamiento. Las indicaciones para la operación son:

  • absceso o quiste en la próstata;
  • obstrucción o estrechamiento significativo de la uretra;
  • violación de la salida de la secreción de próstata;
  • la formación de piedras en la próstata;
  • cambios escleróticos en la próstata;
  • hiperplasia prostática

Para eliminar estos problemas, se utilizan principalmente intervenciones mínimamente invasivas: resección transuretral de próstata, cirugía endoscópica (prostatectomía, drenaje de un absceso o quiste).

Las operaciones que utilizan un láser se distinguen por su alta eficiencia:

  • vaporización fotoselectiva;
  • ablación laser;
  • enucleación láser.
READ
Las consecuencias de la vasectomía y la retroalimentación sobre la operación.

Los métodos quirúrgicos y mínimamente invasivos modernos tienen una serie de ventajas sobre las operaciones abdominales obsoletas: bajo riesgo de complicaciones, mejoría rápida, ausencia de exacerbaciones y efectos secundarios.

Pronóstico de la prostatitis crónica

El pronóstico para esta forma de la enfermedad depende completamente de la rapidez con la que el paciente acude al urólogo después de la aparición de síntomas desagradables. Según las estadísticas, en los hombres con una forma avanzada de prostatitis, se producen cambios hiperplásicos y neurodistróficos en la glándula prostática. Y esto no es lo único que conduce a la prostatitis crónica. Entre las complicaciones se menciona la extensión del proceso inflamatorio a los tejidos y órganos vecinos. El resultado de la enfermedad puede ser epididimitis, pielonefritis y otras patologías.

Muchos expertos asocian la prostatitis crónica con el riesgo de desarrollar tumores malignos de la próstata. Esta complicación de la enfermedad tiene un pronóstico bastante desfavorable.

Si contacta a un especialista de manera oportuna y sigue sus recomendaciones, las posibilidades de eliminar los síntomas desagradables son altas y el riesgo de efectos adversos se minimiza.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: