Cuáles son los síntomas de las enfermedades de transmisión sexual en los hombres

Síntomas de enfermedades de transmisión sexual.

Un olor inusual es una de las primeras manifestaciones inespecíficas de una infección de transmisión sexual. A menudo este síntoma pasa desapercibido. Las primeras sospechas surgen ya con trastornos urinarios y dolor. En tal situación, ambas parejas sexuales deben ver a un médico lo antes posible.

¿Cómo se manifiestan las ETS?

Las enfermedades de transmisión sexual se consideran patologías infecciosas que se transmiten con mayor frecuencia a través del contacto sexual. En la literatura médica, estas enfermedades se abrevian como ETS (enfermedades de transmisión sexual) o ITS (infecciones de transmisión sexual).

El cuadro clínico de las enfermedades venéreas es diferente. Por ejemplo, los síntomas de la sífilis y del herpes genital serán muy diferentes. Al mismo tiempo, para la mayoría de las ETS, algunos síntomas comunes son característicos (tanto en hombres como en mujeres), cuya aparición debería llevar a una persona a contactar a un venereólogo. Estos síntomas incluyen:

  • Secreción inusual de los genitales (vagina, pene), uretra o ano. Tal descarga puede ser transparente, blanquecina, amarillenta o de algún otro color. La consistencia es líquida, espesa o cursi.
  • Mal olor. Este es uno de los primeros síntomas de las infecciones de transmisión sexual, especialmente cuando se trata de infecciones bacterianas. Algunas ETS se acompañan de procesos inflamatorios purulentos en los órganos genitourinarios, razón por la cual aparece un olor fétido.
  • Prurito y ardor. A menudo, con enfermedades de transmisión sexual en el área genital, se observan picazón y ardor. Este es uno de los signos de un proceso inflamatorio que se desarrolla en el contexto de una infección.
  • El dolor en las ETS puede ser permanente o temporal. Por ejemplo, es dolor en la parte inferior del abdomen, en el perineo o dolor de espalda. Los hombres también pueden experimentar dolor en los testículos. Las sensaciones dolorosas durante las relaciones sexuales, así como el dolor y los calambres al orinar, son un claro signo de una infección del tracto urinario.
  • Sarpullido y otros cambios en la piel. En algunos casos, con las ETS, se forman erupciones específicas en la piel. A menudo, estas son erupciones directamente en el área genital, pero a veces en otras partes del cuerpo. Un ejemplo de manifestaciones cutáneas de las ETS son los chancros que aparecen con la sífilis; verrugas con virus del papiloma; erupción característica con molusco contagioso en forma de pápulas.
  • Neoplasias. La aparición de crecimientos en el área genital también puede indicar una ETS.
  • Ganglios linfáticos agrandados. El proceso infeccioso a menudo va acompañado de su aumento.

¡Importante! La anticoncepción de barrera (como los condones) no protege contra todas las infecciones de transmisión sexual. También puede contraer sífilis, herpes genital o molusco contagioso usando un condón, ya que la infección se produce a través del contacto con la piel infectada. Por lo tanto, cuando aparecen los síntomas anteriores, es mejor abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que se aclare el diagnóstico con el tratamiento posterior.

Período de incubación

El período de incubación de las enfermedades infecciosas es el tiempo que transcurre entre la infección y la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad. En algunos casos, es difícil determinar el patógeno durante este período, ya que hay muy poco en el cuerpo y no se ha formado la respuesta del sistema inmunitario.

Los primeros síntomas de las infecciones genitales pueden no aparecer inmediatamente después de la infección, sino días o incluso semanas después (como, por ejemplo, con la sífilis o la clamidia). El período de incubación para diferentes ETS puede ser diferente. Si no hay violaciones del sistema inmunológico, es posible que los síntomas de las enfermedades de transmisión sexual no molesten a una persona durante meses. La siguiente tabla muestra los períodos de incubación de las enfermedades de transmisión sexual más comunes.

READ
Métodos de tratamiento para la cistitis en hombres.
Enfermedad venérea La duración del período de incubación.
Sífilis Varios días a 6 semanas
Gonorrea 2-5 días para mujeres; 5-10 días para hombres
Clamidia 2 5-semana
Ureaplasmosis 2-4 semanas
El herpes genital días 1-26
Infección por el virus del papiloma humano De 3 semanas a 12 meses
VIH Varias semanas a 12 meses
Molusco contagioso De 1 semana a varios meses
Tordo Hasta 5 dias
Tricomoniasis 3 a 28 días
Gardnerelosis 3 a 10 días

Se puede concluir que las infecciones bacterianas suelen aparecer más rápido. El período de incubación más común para las ETS bacterianas es de 3 a 7 días. Con las infecciones virales, todo es mucho más complicado y el período de calma puede prolongarse durante meses. Esto hace que las ETS virales sean más peligrosas, ya que una persona puede no ser consciente de su enfermedad durante mucho tiempo. Y esto pone en peligro a sus parejas sexuales.

Los primeros síntomas de las enfermedades de transmisión sexual

Muchos síntomas de enfermedades infecciosas, enfermedades de transmisión sexual, son característicos tanto de hombres como de mujeres. Al mismo tiempo, hay algunas características del curso de las ETS en ambos sexos. Considere los principales síntomas a los que hombres y mujeres deben prestar atención para sospechar una infección a tiempo y consultar a un médico.

Foto: drobotdean / freepik.com

Síntomas de ETS en hombres

En los hombres, a diferencia de las mujeres, las manifestaciones de las ETS suelen ser leves. Esto se debe principalmente a las características estructurales del sistema genitourinario masculino. Por ejemplo, las mujeres tienen una uretra (uretra) más ancha y más corta, lo que hace que la uretra y la vejiga sean más propensas a infectarse. Por esta razón, las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir cistitis.

Los hombres a menudo ignoran la naturaleza borrada de las manifestaciones clínicas de las ETS. Muchos síntomas no se toman en serio. En este caso, tarde o temprano, pero el hombre tendrá que ver a un médico, y es mejor hacerlo de todos modos antes. Ver a un médico a tiempo es una actitud responsable no solo con su propia salud, sino también con la salud de sus parejas sexuales.

La mayoría de las veces, con las ETS, los hombres están preocupados por:

  • Trastornos urinarios. Como regla general, esto es micción frecuente y, a menudo, dolorosa. Una sensación de dolor cuando intenta vaciar la vejiga es un síntoma típico de una ETS.
  • Secreción de la uretra, mucosa o purulenta. También pueden ser claros, turbios, amarillentos, verdosos o rojizos. Tal secreción de la uretra tiene un olor fuerte y desagradable, diferente del olor de la orina.
  • Impurezas sanguinolentas o purulentas en el semen.
  • Disminución del deseo sexual. Además, un hombre puede enfrentar el problema de la eyaculación dolorosa, lo que indica un proceso infeccioso e inflamatorio en el sistema genitourinario.
  • Erupciones cutáneas en la zona genital. Varias formaciones en la piel con ETS pueden aparecer tanto en el pene como en el área genital (en la parte interna de los muslos, en la ingle, en las nalgas).
  • Síndrome de dolor. El dolor en el proceso infeccioso e inflamatorio en el sistema genitourinario afecta con mayor frecuencia el perineo y el escroto.
READ
Por qué hay secreción del pene?

¡Importante! ETS y prostatitis. En la gran mayoría de las observaciones, la causa de la prostatitis (inflamación de la próstata) son las infecciones de transmisión sexual. Al mismo tiempo, el desarrollo de prostatitis a menudo indica que la infección fue hace relativamente mucho tiempo. La falta de un tratamiento oportuno y adecuado conduce a complicaciones como la prostatitis o la epididimitis (inflamación del epidídimo).

Síntomas de ETS en mujeres

En las mujeres, la presentación clínica de una ETS puede incluir uno o más de los siguientes síntomas:

  • Sequedad de las mucosas de la vagina, que provoca graves molestias.
  • Micción frecuente. A menudo, el vaciado de la vejiga va acompañado de dolor, cortes o molestias en la uretra.
  • La aparición de secreción atípica de la vagina. Secreción blanca cuajada indica aftas.
  • Violación del ciclo menstrual. Es posible el sangrado extramenstrual y el cambio de ciclo.
  • Síndrome de dolor. A menudo, las mujeres se quejan de relaciones sexuales dolorosas, lo que indica un proceso inflamatorio en los genitales.
  • Manifestaciones cutáneas. Con las ETS, son posibles las erupciones en el área genital. Además, a menudo el proceso infeccioso-inflamatorio se acompaña de hinchazón y enrojecimiento de la mucosa genital.

¡Importante! ETS y embarazo. El manejo del embarazo implica necesariamente una serie de pruebas para identificar diversas infecciones, incluidas las de transmisión sexual. Si se detectan tales infecciones, es necesario comenzar su tratamiento lo antes posible. Las infecciones sexuales en la madre están cargadas con el desarrollo de complicaciones graves en el futuro bebé hasta su muerte. A menudo, las ETS no tratadas en mujeres embarazadas provocan defectos fetales intrauterinos, ceguera, sordera, retraso mental y enfermedades respiratorias crónicas en el feto.

Figura 1. Factores de riesgo para contraer infecciones de transmisión sexual. Fuente: muy bien

Diagnóstico de enfermedades venéreas.

Actualmente, el diagnóstico de las ETS no es difícil. Para hacer un diagnóstico en la práctica venereológica, se utilizan los siguientes tipos de diagnóstico:

  • Examen del paciente. En la gran mayoría de los casos, permite al médico establecer un diagnóstico preliminar, que posteriormente se confirma con la identificación del patógeno. Patologías como la sífilis o el molusco contagioso tienen manifestaciones cutáneas bastante específicas que, solo por signos externos, se puede entender de qué tipo de enfermedad se trata.
  • Microscopía. Se toma un frotis o raspado de células epiteliales del paciente para su análisis en microscopía directa o fluorescente. Se toma un frotis para análisis de las partes externas de los órganos genitales y se toma un raspado de los internos.
  • Análisis PCR. La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) le permite identificar un tipo específico de patógeno en el cuerpo. Hasta la fecha, este es el método más sensible que le permite detectar un patógeno patógeno incluso con una pequeña cantidad.
  • Análisis de sangre. Para determinar el agente infeccioso o los anticuerpos contra él, se realiza un análisis de sangre. Se realiza un análisis de sangre al menos 2 semanas después de la infección. Si esto se hace antes, es posible que el patógeno o los anticuerpos no se detecten debido a su pequeño número. Se realiza un análisis de sangre por sospecha de sífilis, VIH y hepatitis viral.
  • Análisis de orina. El análisis de orina se realiza para evaluar el estado de los órganos urinarios. Al realizar una prueba de orina, puede identificar el agente causal de la gonorrea o la candidiasis.
  • Siembra bacteriana. Una muestra tomada del paciente (frotis) se aplica a un medio nutritivo para que las bacterias se multipliquen y formen colonias en la placa de Petri. Esto es necesario para realizar más pruebas de resistencia bacteriana a los antibióticos. Al paciente se le prescribirá el antibiótico al que la bacteria tenga menor resistencia.
READ
Diagnóstico y tratamiento de la uretritis crónica en hombres

¡Importante! Se recomienda que todas las personas sexualmente activas se hagan pruebas de detección de VIH, sífilis y hepatitis B todos los años, incluso en ausencia de síntomas sospechosos.

Tratamiento de enfermedades de transmisión sexual.

Las infecciones de transmisión sexual son tratadas por un venereólogo. Si aparecen síntomas característicos, también puede contactar a un urólogo o ginecólogo (mujeres).

El algoritmo de actuación ante una sospecha de ETS para un paciente es el siguiente:

  • Hacer una cita con un médico.
  • Descripción detallada de todas las quejas y examen de los genitales.
  • Entrega de análisis.
  • Decodificación de análisis por su médico.
  • Cita de tratamiento (incluida la pareja sexual).
  • Estudios de control durante el tratamiento y al final de la terapia.

Después de establecer el diagnóstico, el médico selecciona un régimen de tratamiento para el paciente, que depende del tipo de patógeno, la gravedad de la enfermedad y otras características. Los principales tipos de medicamentos utilizados en el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual:

Antibióticos

Para las ETS de origen bacteriano, el médico prescribirá antibióticos. Estos medicamentos se recetan para la gonorrea, la sífilis, la clamidia, la ureaplasmosis y la infección por micoplasma.

Entre una amplia variedad de antibióticos, el médico selecciona el fármaco antibacteriano más óptimo para cada paciente, teniendo en cuenta la prueba de sensibilidad. Por ejemplo, las cefalosporinas y los aminoglucósidos se usan con mayor frecuencia para tratar la gonorrea; con clamidia – macrólidos y antibióticos de tetraciclina; para el tratamiento de la sífilis: penicilinas, cefalosporinas, tetraciclinas y macrólidos; con ureaplasma – solo macrólidos.

La duración de la terapia con antibióticos depende de la enfermedad específica y varía de 7 días (como en el caso de la gonorrea) a 6 meses (en el caso de la sífilis).

Drogas antivirales

Estos medicamentos se usan para tratar las ETS virales. Estos incluyen herpes genital, VIH, hepatitis viral y molusco contagioso.

Para el herpes genital, se usan medicamentos a base de aciclovir. La terapia antirretroviral de por vida se prescribe para tratar el VIH. El tratamiento de la hepatitis B se basa en la toma de medicamentos antivirales de acción directa e interferones. En cuanto al molusco contagioso, el uso de medicamentos antivirales para esta enfermedad no tiene sentido. La recuperación del molusco contagioso ocurre espontáneamente.

Medicamentos antimicóticos

Los medicamentos antimicóticos se usan para tratar la candidiasis urogenital (aftas). Estos son medicamentos a base de miconazol, natamicina, fluconazol, clotrimazol, nistatina y otros agentes antifúngicos. La duración de la terapia antimicótica se selecciona individualmente. Como regla general, no más de 2 semanas.

Otras drogas

En el tratamiento de las ETS, además de los fármacos que actúan contra un agente infeccioso, también se utilizan inmunomoduladores, hepatoprotectores (para la hepatitis viral), antiinflamatorios y vitaminas.

¡Importante! Tratamiento de las ETS durante el embarazo. Casi todas las ETS son tratables durante el embarazo. Los regímenes de tratamiento modernos incluso permiten evitar la infección del feto con infección por VIH con un estado positivo en la madre. Hay una lista de antibióticos y otros medicamentos aprobados para su uso en diferentes etapas del embarazo.

READ
Ureteroscopia: cómo se realiza en los hombres

Consecuencias de las infecciones de transmisión sexual

Los síntomas que ocurren con las ETS afectan un poco la calidad de vida de una persona. En particular, esto se aplica a manifestaciones tales como micción dolorosa y frecuente y dolor en el área genital. Además, las ETS tienen un impacto negativo en la salud mental de una persona.

Algunos síntomas de ETS aparecen en la piel expuesta (p. ej., molusco contagioso). Si se trata de una erupción en las manos o en la cara, la enfermedad puede tener un impacto significativo en la vida de una persona, independientemente de su ocupación. Afortunadamente, todas estas manifestaciones son temporales y tratables.

¿Qué sucede si las ETS no se tratan?

Fuente: Womanizer WOW Tech/Unsplash

Si las ETS no se tratan, la infección se propaga a otros órganos. Muchos han oído hablar de los efectos devastadores de la sífilis, que afecta la nariz, los ojos y el sistema nervioso. Hoy en día, estos casos son extremadamente raros, ya que la medicina ha aprendido a tratar con eficacia la sífilis y otras infecciones.

En la mayoría de los casos, las ETS no tratadas provocan daños en los órganos genitourinarios, lo que provoca la aparición de enfermedades como cistitis, uretritis, inflamación de los riñones y el recto. Las ETS a largo plazo pueden conducir a la infertilidad masculina y femenina.

Prevención de ETS

La prevención de las ETS es seguir las siguientes recomendaciones:

  • Use anticonceptivos protectores durante las relaciones sexuales. Te recordamos que un condón no protege contra todas las ETS, pero te salva de la mayoría de ellas.
  • Es importante limitar el número de parejas sexuales, al menos durante la duración del tratamiento. Si la enfermedad ha sido diagnosticada, todos los socios deben ser notificados al respecto.
  • Observar la higiene íntima. No use la ropa interior de otra persona y no comparta una toalla, toallita u otros productos de higiene personal.

Conclusión

La gran mayoría de las ETS responden bien al tratamiento y no provocan complicaciones graves si se tratan a tiempo. De particular peligro para los humanos son las ETS que ocurren en forma latente, sin síntomas significativos. Por lo tanto, es recomendable que todas las personas sexualmente activas se sometan a un examen preventivo por parte de un venereólogo o un urólogo/ginecólogo una vez al año.

Signos de enfermedades de transmisión sexual

En el mundo moderno, las enfermedades de transmisión sexual son un verdadero flagelo de la parte sexualmente activa de la población.

Su peligro radica no solo en las consecuencias negativas para la salud, sino también en el hecho de que a menudo ocurren sin síntomas clínicos evidentes.

existen ciertos signos de enfermedades de transmisión sexual

y la mayoría de las veces, al menos parcialmente, pero aparecen.

El primer síntoma de enfermedades de transmisión sexual

Afecta con mayor frecuencia a los genitales, porque son las “puertas” de infección.

la aparición de una erupción sospechosa, manchas o llagas en el área de la ingle

Por lo general, la enfermedad comienza con la aparición de una erupción sospechosa, manchas o llagas en el área de la ingle o en los propios genitales.

A las manifestaciones cutáneas de la enfermedad pronto se unen molestias palpables en la zona íntima.

READ
Tratamiento adecuado de la uretritis en hombres: medicamentos y esquema.

Puede haber picazón o ardor, hay trastornos funcionales de la micción y otros síntomas.

primeros síntomas de enfermedades de transmisión sexual

con su manifestación obvia, son bastante característicos y le permiten determinar rápidamente el origen de la patología.

¿Cuáles son los principales síntomas de las enfermedades de transmisión sexual en los hombres?

  • Malestar en la zona genital, sensación de ardor, picor.
  • Enrojecimiento en la zona íntima, aparición de manchas en la cabeza del pene, en la ingle.

la aparición de manchas en el glande del pene

  • Erupciones cutáneas en forma de nódulos, vesículas con líquido claro o turbio, úlceras. La erupción puede aparecer en la ingle, el ano, la cabeza del pene y el prepucio.
  • Aumento de las ganas y dolor al orinar, aumentando especialmente con la salida de las últimas gotas de orina, muchas veces mezclada con sangre. Sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga.
  • Secreción de la uretra de naturaleza mucosa, mucopurulenta o seroso-purulenta, a veces espumosa. El color de la secreción es blanco, amarillento, a veces con un tinte verdoso, se pueden mezclar con sangre y un olor desagradable. En la forma crónica de la enfermedad, los flujos purulentos suelen ser insignificantes y solo se notan por la mañana en forma de gotas cerca de la abertura de la uretra. especialmente localizado en el área de la ingle.

Ganglios linfáticos agrandados, especialmente aquellos ubicados en la ingle

  • Dolor tirante en el perineo, ano, escroto.
  • Malestar, dolor durante las relaciones sexuales.

Los signos enumerados de enfermedades de transmisión sexual en los hombres se manifiestan en el 80% de los casos de infección por ITS.

Sin embargo, muy a menudo tales patologías son asintomáticas o están ocultas, convirtiéndose en un proceso crónico.

Curso asintomático en hombres tiene infección por Trichomonas.

Como regla, procede en forma de un transporte crónico de protozoos.

A menudo, después del final del período de incubación, la enfermedad puede manifestarse con síntomas menores de incomodidad en el tracto genitourinario (ligero ardor en la uretra al orinar, dolor leve, secreción escasa de la uretra por la mañana).

Sin embargo, desaparecen rápidamente incluso sin ningún tratamiento, por lo que la enfermedad se vuelve crónica fácilmente.

Esta infección tiene una tendencia a un curso latente con posibles recaídas ocasionales en el contexto de un debilitamiento de la inmunidad general o local, procesos inflamatorios crónicos en el tracto urogenital e infecciones genitourinarias concomitantes.

La clamidia en los hombres también en muchos casos continúa sin manifestaciones clínicas evidentes.

Puede haber un dolor de tirón raro y leve en la parte inferior del abdomen o la región lumbar, escasa secreción mucosa de la uretra.

Sin embargo, de acuerdo con estos signos solos, rara vez es posible no solo hacer un diagnóstico, sino también sospechar la presencia de una infección sexual en general.

La ureaplasmosis también suele tener un curso crónico latente, acompañado de trastornos disúricos episódicos en el contexto de exacerbaciones, secreción uretral escasa, ardor en la uretra.

Las infecciones virales (citomegalovirus, infección por papilomavirus, virus del herpes genital) también ocurren a menudo sin manifestarse clínicamente.

Y, manifestándose solo en forma de recaídas en el contexto de un debilitamiento de la resistencia inmune del cuerpo, y luego calmándose nuevamente y pasando a un estado latente.

Tampoco debe olvidar que el período de incubación de algunas enfermedades puede ser de varias semanas, durante las cuales la infección no se manifiesta.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: