El dolor al orinar en los hombres es un signo de una enfermedad infecciosa.

Calambres al orinar en hombres observado en uretritis, cuerpos extraños, pólipos y tumores de la uretra, cistitis, urolitiasis. La causa puede ser patologías andrológicas: balanopostitis, epididimitis, enfermedades de la próstata. El síntoma a menudo se combina con otros trastornos disúricos. La causa se establece sobre la base del cuadro clínico, el hardware y los datos de laboratorio. Como parte de la terapia conservadora, se utilizan agentes antimicrobianos, AINE, analgésicos, procedimientos locales y fisioterapia. Las operaciones se realizan según las indicaciones.

¿Por qué los hombres tienen calambres al orinar?

Uretritis inespecífica

La uretra en los hombres es mucho más larga que en las mujeres. Esto crea condiciones predisponentes para el desarrollo de infecciones y provoca una mayor incidencia de uretritis en el sexo más fuerte. La causa de la inflamación inespecífica primaria es el desarrollo de microflora condicionalmente patógena después de manipulaciones médicas y relaciones sexuales casuales.

La uretritis aguda se manifiesta por dolor al orinar, aparición de secreciones patológicas de carácter purulento o mucopurulento y una ligera hinchazón del meato. Con la transición a la forma crónica, los síntomas se suavizan. La uretritis secundaria se forma cuando la infección penetra desde focos vecinos (vesículas seminales, próstata). Los síntomas son menos pronunciados que con la inflamación primaria, la descarga es pobre.

En la mayoría de los casos, cuando se infectan con una ITS, los hombres desarrollan uretritis específica. Los detalles del cuadro clínico varían según el tipo de patógeno:

  • Gonorrea. La enfermedad se manifiesta repentinamente 5-10 días después de la infección. Corte, ardor y dolor se complementan con la aparición de abundante secreción cremosa de color amarillo grisáceo. Con daño a la uretra anterior, el estado general no sufre. Cuando se extiende a la parte posterior de la uretra, se observa hipertermia marcada, intoxicación y aumento del dolor.
  • Tricomoniasis A menudo asintomático. Las formas clínicamente significativas debutan entre 5 y 15 días después de la infección. La picazón y el ardor, generalmente leves, ocurren después de las relaciones sexuales y la micción. La secreción es mucopurulenta. Casi la mitad de los hombres desarrollan prostatitis. Posiblemente epididimitis.
  • Clamidia. Curso oligosintomático típicamente lento. Las sensaciones desagradables no son intensas, se notan durante la micción. La abertura externa de la uretra está roja e hinchada. Las manifestaciones disminuyen gradualmente. Las asignaciones se detectan solo en las horas de la mañana. La uretritis por clamidia en algunos casos se complica con el síndrome de Reiter con daño a la conjuntiva y las articulaciones.
  • Ureaplasmosis. La duración del período de incubación alcanza 3 o más semanas. Las manifestaciones clínicas incluyen molestias al orinar. Rezi puede ser tanto moderado como agudo, doloroso. Las relaciones sexuales se vuelven dolorosas. Se determinan hipertermia general, escalofríos, dolor por encima del pubis, trastornos sexuales, secreción escasa transparente.
  • Micoplasmosis. Los síntomas, en promedio, ocurren después de un mes, a veces después de 2 meses. La debilidad y la hipertermia moderada se combinan con picazón en la cabeza, malestar, ardor. Las asignaciones son translúcidas, no abundantes. Se encuentran dolores tirando en la ingle, disminución de la libido, dolor agudo durante las relaciones sexuales.

La candidiasis en los hombres se desarrolla durante las relaciones sexuales con mujeres que padecen una infección fúngica de la vagina. Más a menudo ocurre en forma de balanitis o balanopostitis, no acompañada de trastornos de la micción. La uretritis por candidiasis se observa con menos frecuencia, que se manifiesta por dolores menores, ardor leve y picazón. Las asignaciones son muco-acuosas, escasas, raramente purulentas, abundantes.

READ
Cómo se hace una prueba de VPH en hombres?

Traumatismos y cuerpos extraños

Las lesiones traumáticas de la uretra ocurren en accidentes de tráfico, accidentes industriales, disputas, incidentes criminales, manipulaciones médicas. La lesión uretral sin ruptura completa se caracteriza por calambres, dolor y dificultad para orinar, sangre en la orina, hinchazón del pene en el área de la lesión, hematomas en el escroto y el perineo.

Los cuerpos extraños ingresan con mayor frecuencia a la uretra como resultado de experimentos sexuales. Los bordes ásperos y los objetos grandes causan ischuria y hematuria macroscópica. Posteriormente, aparecen dolores y calambres, que se agravan durante la micción. Si se dejan accidentalmente fragmentos de instrumentos después de manipulaciones médicas, las manifestaciones son menos pronunciadas, la uretra posterior sufre con mayor frecuencia.

Calambres al orinar en hombres

Formaciones volumétricas

El cuadro clínico está determinado por la naturaleza de la formación de masa en la uretra:

  • Pólipos Son más comunes en hombres mayores de 45 años. Inicialmente, hay una ligera sensación de ardor durante la micción. Posteriormente, se unen disuria, dificultad para orinar. Posible incontinencia provocada por la risa, estornudos, tos. Con daño a la capa submucosa, se observa hematuria.
  • Tumores benignos. Existe una considerable variabilidad en los síntomas. Son asintomáticos durante mucho tiempo. Con el crecimiento, provocan picazón y ardor en la uretra, molestias al orinar. Se puede detectar sangrado, desviación, bifurcación o salpicadura del chorro, urgencias imperiosas, incontinencia parcial, retención urinaria. Rezi, por regla general, se une al desarrollo de la uretritis, se complementa con un aumento de la micción, la supuración.
  • Cáncer de la uretra. No es el primer plan, por regla general, la dificultad para orinar. Otros posibles signos son uretrorragia, secreción purulenta, dolor uretral, linfadenitis regional, hinchazón del pene y el escroto, formación de fístulas. A veces hay priapismo. Se palpa una formación similar a un tumor en la uretra.

Otras enfermedades urológicas

La cistitis en los hombres se desarrolla con menos frecuencia que en las mujeres, se diagnostica principalmente después de los 40 años, es provocada por otras patologías de los órganos genitales y del tracto urinario. Son típicas la polaquiuria, la nicturia, la estranguria, los impulsos imperiosos, el dolor durante la micción y la hematuria terminal. Calambres peor al principio y al final de la micción. Además, se puede observar un síntoma en enfermedades acompañadas de cristalización de la orina:

  • Diátesis de sal. Posibles calambres, aumento de las ganas, ardor al final de la micción. Los signos surgen o se intensifican en el contexto del esfuerzo físico, el consumo de alcohol, los trastornos alimentarios. En algunos casos, se determina el cólico renal. La nefropatía secundaria por urato se desarrolla en el contexto de otras patologías, como la gota.
  • Arena en los riñones. Durante el movimiento, la arena puede dañar la uretra y las secciones suprayacentes del tracto urinario, lo que se acompaña del desarrollo de síntomas apropiados. Hay trastornos disúricos, una sensación de vaciado incompleto de la vejiga, dolor de espalda, aparición de sangre en la orina. A veces los síntomas se asemejan a un cólico renal.
  • Urolitiasis. A menudo se forman cálculos en los riñones y la vejiga. Se manifiesta por dolor constante o periódico, hematuria. Con el cólico renal, se produce un dolor extremadamente intenso en la parte inferior de la espalda, que se irradia a los genitales externos, el muslo y la zona ilíaca. Se encuentran impulsos frecuentes, luego: calambres, oliguria, flatulencia, vómitos. Se detectan taquicardia, hipertensión arterial, escalofríos, febrícula.
READ
Por qué sudan los talones y cómo deshacerse de él?

enfermedades de la prostata

Los fenómenos disúricos, los calambres, la estranguria, el debilitamiento del chorro, la necesidad de esforzarse a menudo se observan en las enfermedades de la próstata:

  • Prostatitis Para un proceso agudo, el dolor al orinar es más típico. En la prostatitis crónica, los pacientes se quejan de sensación de ardor en el perineo y la uretra, disfunción sexual, aumento de la fatiga. La patología a menudo se desarrolla en el contexto de infecciones específicas.
  • Esclerosis de la próstata. Se forma como resultado de trastornos circulatorios, hipoandrogenismo en la menopausia masculina. El papel principal en el cuadro clínico lo ocupan los trastornos de la micción: urgencia frecuente, flujo débil, calambres, sensación de vaciado incompleto. Se nota la disfunción sexual, es posible la hematospermia.
  • Cancer de prostata. Los síntomas son inespecíficos. La micción se acelera, el inicio de la micción es difícil. Los pacientes se quejan de dolor, ardor durante la eyaculación y la micción, aumento de la urgencia, episodios de incontinencia. Se determinan hematuria y hematospermia, dolor en la parte inferior del abdomen, perineo y espalda baja, trastornos de la erección.

Otras patologías andrológicas

Rezi al orinar se puede observar en hombres con balanopostitis. Más pronunciado en la forma catarral de la enfermedad, acompañado de dolor intenso, picazón insoportable, hinchazón de la cabeza y el prepucio. Con la epididimitis, un síntoma está presente si la inflamación testicular es consecuencia de la uretritis venérea. Las manifestaciones de las ITS se complementan con edema, hiperemia y dolor en el área de la ingle.

alergia

A veces, los calambres son el resultado de reacciones alérgicas. Los alérgenos son látex, componentes lubricantes, cosméticos, residuos de detergente y abrillantador en la ropa interior. Cuando se trata de protegerse contra las ITS con medicamentos para ITS, el síntoma puede deberse tanto a alergias como a daños en las mucosas por el uso de medicamentos o productos químicos no probados.

ultrasonido de la vejiga

diagnósticos

El urólogo-andrólogo se dedica a establecer la causa del dolor. Durante la conversación, el médico le pregunta al hombre cuándo apareció el síntoma, con qué manifestaciones se combinó. El especialista estudia la dinámica del desarrollo de la enfermedad, identifica posibles factores provocadores. Luego realiza un examen externo, prestando atención al estado del meato, el prepucio y la cabeza, la presencia de edema, hiperemia y otros cambios en los órganos genitales. Por palpación, el urólogo detecta formaciones similares a tumores, linfadenitis regional. El examen adicional incluye los siguientes procedimientos:

  • Examen de la próstata con los dedos. La palpación del médico examina la próstata a través del recto. La técnica le permite evaluar la forma, el tamaño y la uniformidad de la estructura del cuerpo. Se utiliza para diagnosticar formaciones volumétricas. Permite sospechar inflamación en base al dolor a la palpación y al aumento del tamaño de la glándula.
  • Ultrasonografía.La ecografía de la uretra es un examen básico seguro y no invasivo que se utiliza para evaluar el estado de la uretra, detectar lesiones, cálculos y objetos extraños. La ecografía de la vejiga es informativa para la cistitis, la cistolitiasis. En la ecografía de los riñones, se ven todo tipo de cálculos, hidronefrosis debido al bloqueo con un cálculo y otros cambios. En enfermedades de la próstata está indicada la ecografía de la próstata.
  • Diagnóstico de radiación.La uretrografía retrógrada se considera la forma más precisa de diagnosticar lesiones uretrales. Para aumentar el contenido de información, se complementa con urografía excretora. Los cálculos con rayos X positivos son claramente visibles en las imágenes de la encuesta. Para detectar cálculos blandos de ácido úrico y proteínas, se prescribe una urografía excretora o una tomografía computarizada.
  • Métodos endoscópicos. Durante la ureteroscopia, se determina la posición de un cuerpo extraño o cálculo, el estado de los tejidos circundantes y, si es posible, se realiza la extracción. Para confirmar el bloqueo del riñón o del uréter en el cólico renal, se realiza una cromocistoscopia. En la cistitis crónica sin exacerbación, a veces se realiza una cistoscopia. En el proceso de exámenes endoscópicos, según indicaciones, se toma material para análisis morfológico.
  • Otras técnicas. Con obstrucción de la uretra, los estudios urodinámicos son indicativos. A los hombres con sospecha de cáncer de próstata se les prescribe un examen extenso, que incluye biopsia transrectal o de saturación, resonancia magnética de próstata, radiografía de tórax y gammagrafía ósea esquelética.
  • Pruebas de laboratorio. La confirmación de las ITS se realiza mediante microscopía, examen microbiológico, RIF, ELISA o PCR. Con lesiones inflamatorias inespecíficas del tracto urinario, se encuentran bacterias, leucocitos y eritrocitos en la orina. En hombres que padecen enfermedades de la próstata, determine el nivel de PSA. Las muestras de biopsia se estudian durante el análisis citológico o histológico.
READ
Resonancia magnética de la pelvis en hombres: identificación de enfermedades que son difíciles de reconocer

tratamiento

Terapia conservadora

La lista de medidas terapéuticas depende de la causa del dolor al orinar. El papel principal en el tratamiento de procesos infecciosos e inflamatorios lo desempeñan los fármacos antimicrobianos. Para infecciones inespecíficas se utilizan agentes del grupo de las cefalosporinas, nitrofuranos, fluoroquinolonas o macrólidos. Para las ETS, se utilizan medicamentos antimicrobianos, antiprotozoarios y antifúngicos, seleccionados teniendo en cuenta la sensibilidad del patógeno.

Dependiendo de la naturaleza de la enfermedad, a los hombres también se les recetan inmunocorrectores, instilaciones intravesicales, microclysters medicinales y varios métodos de fisioterapia. Los pacientes con lesiones traumáticas y objetos extraños pueden requerir analgésicos, AINE, tranquilizantes, sedantes y agentes hemostáticos. En caso de lesión, se realiza cateterismo. Para el cáncer, se utilizan la radioterapia y la quimioterapia.

El tratamiento quirúrgico

Los hombres con dolor al orinar se someten a las siguientes intervenciones quirúrgicas:

  • Objetos extraños y lesiones: sutura uretral primaria, plastia uretral diferida, extracción transuretral o quirúrgica de un cuerpo extraño.
  • Enfermedad de la urolitiasis: cistolitotricia de contacto ya distancia, ureterolitotricia y nefrolitotricia, nefrolitotomía, pielolitotomía, ureterolitotomía, cistolitotomía.
  • Esclerosis y cáncer de próstata:resección transuretral, prostatectomía radical, braquiterapia prostática, orquiectomía bilateral por neoplasias dependientes de hormonas.

1. Urología. Directrices clínicas rusas / ed. Alyaeva Yu.G., Glybochko P.V., Pushkarya D.Yu. – 2016.

Dolor al orinar

La información de esta sección no debe utilizarse para el autodiagnóstico o el autotratamiento. En caso de dolor u otra exacerbación de la enfermedad, solo el médico tratante debe prescribir pruebas de diagnóstico. Para el diagnóstico y el tratamiento adecuado, debe comunicarse con su médico.
Para una correcta evaluación de los resultados de sus análisis en dinámica, es preferible realizar estudios en el mismo laboratorio, ya que diferentes laboratorios pueden utilizar diferentes métodos de investigación y unidades de medida para realizar los mismos análisis.

Dolor al orinar: las causas de la aparición, en qué enfermedades ocurre, diagnóstico y métodos de tratamiento.

El dolor al orinar es un síntoma de una serie de enfermedades y debe ser el motivo de un examen completo.

READ
Cómo debo prepararme para una ecografía de los riñones de la vejiga y la próstata?

Variedades de dolor

En la mayoría de los casos, la causa del dolor son las enfermedades del sistema genitourinario: infecciones, urolitiasis, procesos inflamatorios y tumorales. Dependiendo de la causa del dolor, su carácter puede ser agudo (perforante), cortante, tirante (dolor). El dolor puede ocurrir antes del inicio de la micción, en el momento de la aparición de la primera porción de orina o al final de la micción. En algunas enfermedades, el dolor al orinar puede irradiarse a otras áreas (espalda baja, perineo, abdomen inferior).

Las posibles causas

Una de las causas más comunes de dolor al orinar son las infecciones de transmisión sexual (ITS).

La clamidia urogenital es una enfermedad infecciosa causada por la clamidia. En los hombres, la clamidia se presenta en forma de uretritis. A veces, la enfermedad no da síntomas evidentes, pero a menudo hay picazón en la uretra, secreción moderada y calambres leves al orinar. La clamidia puede ir acompañada de otras ITS (la mayoría de las veces gonorrea).

La infección por clamidia puede causar el desarrollo de prostatitis, y luego los síntomas característicos de la uretritis se combinan con dolor en el perineo, el sacro y el recto y se agravan al estar sentado durante mucho tiempo.

La violación de las funciones del aparato genitourinario se acompaña de ganas frecuentes y dolorosas de orinar, retención urinaria parcial y disfunción sexual.

Prostatitis.jpg

En las mujeres, la clamidia urogenital es más a menudo asintomática, solo en la forma aguda se observa dolor, ardor y aumento de la necesidad de orinar (uretrocistitis).

La uretritis gonorreica se acompaña de síntomas más pronunciados. En las mujeres aparece secreción abundante, la micción se acompaña de ardor y picazón en la vagina. Si no se trata, los gonococos se diseminan a través del tracto genitourinario y llegan a las trompas de Falopio, causando dolor en la parte baja del abdomen, fiebre, dolor al orinar con frecuencia e irregularidades menstruales. El primer signo de gonorrea en los hombres es una sensación de picazón y ardor en el área de la abertura externa de la uretra. Sale una secreción pegajosa grisácea escasa de la uretra. La micción es dolorosa, acompañada de una sensación de ardor en toda la uretra.

La tricomoniasis pertenece al grupo de ITS que se acompañan de dolor al orinar. Los agentes causantes de la enfermedad, Trichomonas, viven en los hombres en la glándula prostática y las vesículas seminales, y en las mujeres, en la vagina. En mujeres con tricomoniasis, la vagina (colpitis), el cuello uterino (cervicitis) se inflaman

Cervicitis. Inflamación del cuello uterino.jpg

y glándulas parauretrales. En los hombres, la uretra (uretritis) y la próstata (prostatitis).

READ
Lo que debes saber sobre la falsa ginecomastia en hombres

Otras lesiones infecciosas del tracto genitourinario en las mujeres incluyen enfermedades fúngicas (candidiasis o aftas). Los microorganismos oportunistas también se multiplican en la vagina, causando dolor al orinar y durante las relaciones sexuales.

En las mujeres, el dolor intenso al orinar ocurre cuando la vejiga se inflama (cistitis). La causa de la cistitis infecciosa puede ser Escherichia coli, con menos frecuencia, estafilococos.

La uretra corta y ancha facilita la penetración de la infección desde la vagina y la región periuretral hacia la vejiga.

E. coli ingresa a la vejiga a través de la uretra y se adhiere a su epitelio con la ayuda de las vellosidades. La enfermedad se desarrolla muy rápidamente y se acompaña de dolores tirando en la parte inferior del abdomen y un aumento en la frecuencia de la micción de día y de noche. El vaciado de la vejiga se acompaña de dolor y espasmos, especialmente al final de la micción. Caracterizado por falsas ganas de orinar, que se vuelven debilitantes. En la cistitis aguda, puede aparecer sangre en la orina.

Si en las mujeres la causa más común de dolor al orinar es la cistitis, en los hombres este síntoma aparece con inflamación de la próstata: prostatitis. La enfermedad puede ocurrir como resultado de la entrada en el cuerpo del virus del herpes simple, gonococos, Trichomonas u hongos.

El dolor en la prostatitis, por regla general, se administra en el sacro, el perineo, especialmente en el escroto. Su intensidad puede variar desde dolores dolorosos apenas perceptibles hasta dolores pronunciados. El dolor puede aumentar con la defecación, la eyaculación y la micción después del coito. Los síntomas que acompañan en este caso son ganas frecuentes de orinar, especialmente por la noche, dificultad para orinar, aumento del dolor al estar sentado durante mucho tiempo.

Las causas no infecciosas del desarrollo de dolor al orinar incluyen la urolitiasis. En presencia de cálculos en la vejiga, se produce dolor en la parte inferior del abdomen, que puede irradiarse al perineo y los genitales. Puede agravarse con el movimiento y la micción. Durante la descarga de orina, es posible interrumpir la micción si la vejiga no se vacía por completo. Un fragmento de la piedra, al atravesar la uretra, lesiona las paredes de la uretra, lo que se acompaña de un dolor punzante y la aparición de sangre en la orina.

Las posibles causas de dolor al orinar incluyen neoplasias de vejiga, próstata y uretra (pólipos). Cuando el tumor se encuentra en la parte inferior de la vejiga, puede bloquear parcialmente la uretra, causando dolor y dificultad para orinar. Una situación similar ocurre con los tumores de próstata. En caso de cáncer de vejiga, el dolor no solo puede acompañar al paso de la orina, sino también ser de carácter permanente con localización en la región suprapúbica e irradiación (retroceso) al perineo, sacro y región lumbar.

Diagnósticos y exámenes

Cualquier dolor que se presente al orinar o se localice en el área genital requiere una visita al médico.

Método de determinación La determinación de los parámetros físicos y químicos se lleva a cabo en un analizador automático utilizando el método de “química seca”. Microscopio de hardware.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: