Existe el cáncer de mama en los hombres?

El cáncer de mama se presenta principalmente en mujeres, pero los hombres también pueden contraerlo, ya que también tienen tejido mamario (conductos y glándulas). A veces, las células de este tejido “se salen de control” y forman un tumor. Dichos neoplasmas son visibles en las radiografías y, cuando alcanzan un tamaño más grande, se palpan al palpar (en forma de sello).

Muy a menudo, las células cancerosas comienzan a formarse en los conductos (que en las mujeres llevan la leche al pezón). Entonces es cáncer de conducto. A veces, en las glándulas que producen la leche materna, es un cáncer lobulillar. En los hombres, estos conductos y glándulas generalmente no funcionan, pero lo hacen, por lo que también es posible el desarrollo de cáncer. Hay otros tipos de cáncer de mama, pero son menos comunes.

Síntomas del cáncer de mama en los hombres

  • la formación de un tumor en la mama,
  • cambios en la piel,
  • secreción del pezón,
  • Agrandamiento del ganglio linfático axilar.

Estos síntomas deben ser monitoreados e informados al médico si se detectan.

La mayoría de los tumores de mama en los hombres son benignos. Los tumores benignos son crecimientos anormales que no se extienden más allá del seno y no representan una amenaza para la vida. ¡Pero cualquier cambio en el seno debe ser revisado por un médico!

Si las células cancerosas se han diseminado a los ganglios linfáticos, existe una alta probabilidad de que las células hayan pasado a través del sistema linfático y se hayan diseminado (metástasis) a otros órganos. Cuantos más ganglios linfáticos se vean afectados por las células cancerosas, más probable es este desarrollo. Es por eso que la detección de células malignas en los ganglios linfáticos afecta en gran medida el plan de tratamiento. Por lo general, se extirpan uno o más ganglios linfáticos para ver si el cáncer se ha propagado.

Tipos de cáncer de mama en hombres

  • carcinoma ductal in situ,
  • carcinoma ductal invasivo,
  • Carcinoma lobulillar invasivo.

Los tipos menos comunes son los sarcomas, los tumores filoides, la enfermedad de Paget y los angiosarcomas que comienzan en las células del músculo, la grasa o el tejido conjuntivo.

A veces, un tumor de mama puede ser una combinación de diferentes tipos.

Factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama en hombres

La presencia de factores de riesgo no significa que una persona definitivamente se enfermará. Sucede que los hombres con uno o más factores de riesgo nunca desarrollan la enfermedad, mientras que la mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de mama no presentaban factores de riesgo.

Los expertos aún no comprenden completamente las causas del cáncer de mama en los hombres, pero los estudios muestran varios de estos factores.

Envejecimiento

El riesgo de desarrollar cáncer de mama aumenta con la edad del hombre. La edad promedio de diagnóstico de cáncer de mama en hombres es de 72 años.

Historia familiar

Aproximadamente 1 de cada 5 hombres con cáncer de mama tiene un pariente cercano, ya sea hombre o mujer, que tiene la enfermedad.

Mutaciones genéticas hereditarias

Una mutación (defecto) en el gen BRCA2 conlleva un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama, con un riesgo de por vida de alrededor de 6 en 100. Las mutaciones en el gen BRCA1 también pueden causar cáncer de mama en los hombres, pero el riesgo es menor, alrededor de 1 en 100. Las mutaciones en los genes CHEK2, PTEN y PALB2 también pueden ser responsables del desarrollo de ciertos tipos de cáncer de mama en los hombres.

READ
Qué es peligroso 1 tipo de sangre negativo en los hombres?

síndrome de Klinefelter

El síndrome de Klinefelter es un trastorno congénito que afecta aproximadamente a 1 de cada 1000 hombres. Por lo general, las células masculinas contienen un cromosoma X junto con un cromosoma Y, mientras que las células femeninas tienen dos cromosomas X. Los hombres con síndrome de Klinefelter tienen células con un cromosoma Y y al menos dos cromosomas X (pero a veces más). Los hombres con síndrome de Klinefelter también tienen testículos pequeños y, a menudo, son infértiles porque no pueden producir espermatozoides que funcionen. En comparación con otros hombres, tienen niveles más bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y más estrógenos (hormonas femeninas). Por esta razón, a menudo desarrollan ginecomastia (crecimiento benigno de los senos masculinos). Los hombres con síndrome de Klinefelter tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de mama que otros hombres. Tener esta condición puede aumentar el riesgo de 20 a 60 veces más que el de un hombre en la población general.

Exposición a la radiación

Si se ha irradiado el área del tórax (por ejemplo, en el tratamiento de la enfermedad de Hodgkin), aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

alcohol

El consumo excesivo de bebidas alcohólicas aumenta el riesgo de cáncer de mama en los hombres. Esto puede deberse a los efectos del alcohol en el hígado.

enfermedad hepática

El hígado juega un papel importante en el equilibrio de los niveles de hormonas sexuales. En los casos de enfermedad hepática grave (como la cirrosis), el hígado no funciona bien y los niveles de hormonas son desiguales, lo que da como resultado niveles bajos de andrógenos y niveles altos de estrógenos. Por lo tanto, los hombres con enfermedad hepática pueden tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Tratamiento de estrógeno

Los medicamentos relacionados con el estrógeno alguna vez se usaron en el tratamiento del cáncer de próstata. Dicho tratamiento puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama en los hombres.

Obesidad

Se ha comprobado que el riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres aumenta debido al exceso de peso después de la menopausia. Esto también se aplica a los hombres. La razón es que las células grasas del cuerpo convierten las hormonas masculinas (andrógenos) en hormonas femeninas (estrógenos). Por lo tanto, los hombres obesos tienen niveles más altos de estrógeno en el cuerpo.

condiciones testiculares

Un testículo no descendido, las paperas adultas o la extirpación quirúrgica de uno o ambos testículos (orquiectomía) pueden aumentar el riesgo de que un hombre desarrolle cáncer de mama.

¿Existe el cáncer de mama en los hombres?

El artículo proporciona datos detallados sobre la clínica y el diagnóstico del cáncer de mama en los hombres. Los temas de tratamiento complejo están cubiertos. Se presta especial atención al estado de alerta oncológico, que es la clave para el diagnóstico precoz y el tratamiento exitoso del cáncer de mama.

El artículo presenta datos detallados sobre el cuadro clínico y el diagnóstico del cáncer de mama en varones. Describe el tratamiento multimodal. Se presta especial atención al estado de alerta oncológico, que se perfila desde el punto de vista histórico. Se hace especial hincapié en un compromiso de diagnóstico precoz y tratamiento exitoso del cáncer de mama.

NOTARIO PÚBLICO. Makarenko – Doctorado miel. Ciencias, Profesor Asociado del Departamento de la Academia Rusa de Educación, Moscú
NPMakarenko, Candidato de Ciencias Médicas, Profesor Asociado, Departamento de Oncología, Academia Médica Rusa de Capacitación de Postgrado, Moscú

READ
Diagnóstico y tratamiento de la tricomoniasis crónica en hombres

Р El cáncer de mama (CM) en los hombres es una enfermedad relativamente rara que ocurre 100 veces menos que el cáncer de mama en las mujeres. Sin embargo, cada año atrae la atención de un número creciente de investigadores. Esta enfermedad se conoce desde hace mucho tiempo, y la primera mención de ella data del siglo XIV. El médico inglés Johuot Arderne describió una úlcera en el pezón derecho del sacerdote, que aumentó lentamente de tamaño durante un período de 2 años.
La primera monografía con una descripción detallada de las manifestaciones del cáncer de mama en los hombres fue publicada en 1720 por Zaurentius Heister. A pesar de que esta enfermedad es rara, incluso hay referencias a ella en la ficción. En la historia “Barcos en Lissa”, A. Green describió la enfermedad del héroe de la siguiente manera: “Me desabroché la camisa. Encima del pezón izquierdo, sobre la piel blanqueada, había un feo tumor ulceroso. Cangrejo de río . , dijo el capitán.
La edad promedio de los hombres con cáncer de mama es ligeramente superior a la de las mujeres. En los hombres, esta enfermedad es más común en la sexta y séptima décadas de la vida (55-65 años), pero las personas más jóvenes también se ven afectadas por esta enfermedad. El paciente más joven atendido en la ONC RAMS tenía 24 años. En cuanto a los términos “mamaria” o “glándula mamaria” en los hombres, los autores del artículo, como muchos, se adhieren al primero. Los estudios experimentales y las observaciones clínicas permitieron demostrar la similitud de la aparición y el desarrollo de procesos hiperplásicos en las glándulas mamarias en hombres y mujeres, así como la similitud de los mecanismos etiológicos y patogénicos del desarrollo del cáncer de mama en hombres y mujeres. organismos Además, en la Nomenclatura anatómica internacional solo hay un término “mamma masculina”: la glándula mamaria masculina.
El éxito del tratamiento de pacientes con cáncer depende en gran medida del diagnóstico oportuno del tumor en las primeras etapas de la visita del paciente al médico. El diagnóstico temprano es importante para cualquier enfermedad, pero se debe enfatizar especialmente la importancia de esta posición en oncología. Sin embargo, como muestra la experiencia, el tratamiento inicial de un paciente con un médico sobre un tumor maligno a menudo se retrasa debido a los síntomas leves de la enfermedad en las primeras etapas. En cuanto al cáncer de mama en hombres, la falta de familiaridad de los médicos con los primeros signos de la enfermedad, la poca concienciación de la población masculina sobre la posibilidad de desarrollar un tumor en la glándula mamaria llevan a que, según la ONC RAMS , el 46 % de los hombres con cáncer de mama comienzan el tratamiento en etapas primarias inoperables de la enfermedad. Los casos de cáncer de mama avanzado en los hombres se asocian con mayor frecuencia con una actitud insuficientemente atenta de los pacientes que desconocen poco o nada las manifestaciones tempranas de esta enfermedad, así como con la falta de la vigilancia oncológica necesaria de algunos médicos. Se ha establecido que en el 20% de los casos, durante la visita inicial del paciente al médico, el diagnóstico se estableció incorrectamente. Es recomendable que los médicos generales, especialmente los urólogos e internistas, examinen las glándulas mamarias en hombres mayores de 50 años. Esto siempre debe recordarse durante los exámenes preventivos y durante los exámenes en las salas de examen de los policlínicos. Un médico con vigilancia oncológica está ampliamente garantizado contra tácticas erróneas.
El diagnóstico de cáncer de mama en los hombres se basa tanto en datos clínicos como en datos de métodos de examen adicionales: rayos X, examen citológico de secreción del pezón, punción del tumor, huellas de la superficie de la úlcera. El uso de este complejo de diagnóstico le permite establecer el diagnóstico correcto en el 99% de los pacientes.
El examen del paciente comienza con el estudio de las quejas y la anamnesis. La queja más común es el descubrimiento de un bulto en el pezón o la areola, o cerca de ellos, sin ningún otro signo de enfermedad. A menudo, el cáncer de mama en los hombres se desarrolla en el contexto de la ginecomastia, que puede manifestarse como un agrandamiento difuso de las glándulas mamarias o tener una forma nodular. Con la ginecomastia, puede haber cierta retracción y fijación del pezón. No se observan otros síntomas de la piel con ginecomastia. Es necesario obtener datos sobre enfermedades pasadas, especialmente para prestar atención a las enfermedades hepáticas y urológicas; averiguar si existen riesgos laborales.
El paciente es examinado de pie y acostado. Al examinar, es necesario prestar atención al tamaño de las glándulas mamarias, la forma de los pezones y las areolas, su simetría, la presencia o ausencia de deformación. Al examinar a un paciente en una posición con los brazos levantados, es más fácil detectar retracción de la piel sobre el tumor o retracción del pezón. A continuación, el médico procede a la palpación primero de una y luego de la otra glándula mamaria. En los hombres, incluso con la palpación superficial, se puede detectar una formación de densidad cartilaginosa con contornos irregulares, que se encuentra centralmente detrás del pezón o la areola, o cerca de ellos. Cuando se detecta una foca, se realiza una palpación más minuciosa de esta zona para determinar el tamaño, la forma, la consistencia, la movilidad de la neoplasia y el estado de la piel que la cubre.

READ
Cómo tratar las verrugas genitales?

Figura 1. Cáncer de mama en estadio IV.

Más débil que en las mujeres, el desarrollo de grasa subcutánea, la proximidad de la glándula a la piel y a los tejidos subyacentes conducen a que el tumor se vuelva muy temprano con movilidad limitada en relación con la pared torácica anterior, la piel sobre el tumor es arreglado rápidamente, arrugado. Al examinar el estado de los pezones y las areolas, es necesario prestar atención al engrosamiento del pliegue de la areola (síntoma de Krause), la presencia o ausencia de secreción de los pezones, para identificar posibles síntomas de arrugas, tiraje o “ síntoma de “piel de limón”. En los hombres, la ulceración de la piel sobre el tumor ocurre mucho antes que en las mujeres. Según nuestros datos, en el 21% de los casos, los pacientes acudieron primero al médico por una úlcera que no cicatrizaba a largo plazo en el área del seno (Fig. 1a,b – 3). Es necesario el examen de la segunda mama. Después del examen y palpación de las glándulas mamarias, se examinan y palpan las regiones axilar, supraclavicular y subclavia en ambos lados para detectar metástasis en los ganglios linfáticos. La derrota de los ganglios linfáticos regionales es una ocurrencia bastante común en el cáncer de mama en los hombres. Esto se debe tanto a las características anatómicas de la estructura de la glándula mamaria masculina como a “contracciones musculares más frecuentes y fuertes en el área de la pared torácica anterior con aumento de la circulación sanguínea y linfática local” (S.A. Holdin, 1962) . Por lo tanto, es el aumento y la compactación de los ganglios linfáticos axilares lo que puede ser uno de los primeros signos de la enfermedad.

Figura 2. Cáncer de mama en estadio IV.

La aparición de ganglios linfáticos agrandados también puede cambiar el cuadro clínico de la enfermedad, que depende tanto del tamaño como de la ubicación de las metástasis. Con tamaños pequeños de ganglios linfáticos, es posible que el paciente ni siquiera sepa de su existencia. Con un aumento en el tamaño de las metástasis, aumenta el cuadro clínico, asociado con la compresión de los vasos sanguíneos y los nervios por conglomerados de ganglios metastásicos. Con el cáncer de mama generalizado, las quejas y el cuadro clínico de la enfermedad dependen de la ubicación de las metástasis. Esto ocurre principalmente con metástasis óseas, cuando el dolor local a menudo aparece antes de que los cambios se detecten mediante un examen de rayos X.

READ
Características del uso de un vendaje contra los ronquidos.

Figura 3. Cáncer de mama en estadio IV.

Actualmente, existe una cantidad bastante grande de métodos efectivos que se utilizan para tratar el cáncer de mama primario, como la cirugía, el tratamiento con radiación, la quimioterapia y la terapia hormonal, así como sus diversas combinaciones y combinaciones.
El arte de un oncólogo es elegir entre un enorme arsenal de métodos y medios exactamente aquellos que son óptimos para el tratamiento de cada paciente en particular.
El tratamiento del paciente debe ser estrictamente individual. Dependiendo de la etapa de la enfermedad, la localización y prevalencia de las lesiones metastásicas, la edad y las enfermedades concomitantes, se realiza un plan de tratamiento individual con la combinación más racional de los agentes enumerados anteriormente.
Y, sin embargo, no importa cuán grandes hayan sido los éxitos en el desarrollo de nuevos métodos de tratamiento, hoy en día los resultados a largo plazo dependen principalmente del grado de prevalencia del proceso tumoral al comienzo del tratamiento. Con las manifestaciones iniciales de la enfermedad, a veces solo la intervención quirúrgica es suficiente para una recuperación completa.
Se encontró la operación más utilizada: la mastectomía con remoción de fibras de las regiones axilar y subclavia y preservación del músculo pectoral mayor. Esta operación también se llama mastectomía radical modificada o mastectomía radical conservadora (según Patey).
Debe recordar siempre las advertencias de S.A. Holdin, quien se opuso categóricamente a los recortes demasiado económicos. Tales incisiones, realizadas por algunos cirujanos por temor a disminuir el rendimiento del paciente, conducen a recaídas inevitables. La experiencia de los médicos de la ONC RAMS demostró que una extirpación amplia de la glándula mamaria en combinación con un injerto de piel libre puede garantizar contra las recaídas locales.
Desafortunadamente, el número de pacientes en los que el tratamiento podría limitarse a la cirugía es pequeño. La mayoría de los hombres con cáncer de mama buscan atención médica ya en presencia de metástasis regionales o distantes.
En los últimos años se ha introducido en la práctica clínica un método para la determinación de receptores hormonales en tejido tumoral. Los resultados de los estudios realizados en el Centro de Oncología de la Academia Rusa de Ciencias Médicas mostraron una alta dependencia hormonal del cáncer de mama en los hombres. Son estos datos los que explican la pronunciada eficacia de la terapia endocrina para el cáncer de mama en los hombres. La experiencia clínica con el uso de la terapia endocrina sugiere que en algunos casos, incluso en presencia de metástasis óseas en el 69% de los pacientes, se puede obtener una remisión pronunciada con una duración promedio de 1 año y 5 meses. Además, la remisión en los hombres a menudo se logra más rápido que con una patología similar en las mujeres.
Actualmente, los medicamentos del grupo de los antiestrógenos (tamoxifeno, torimefeno, etc.) son ampliamente utilizados. Al final de la remisión, es posible prescribir medicamentos del grupo de la progestina (megestrol, acetato, medroxiprogesterona), que se usan mejor en el contexto de la castración.
Hoy en día, la castración quirúrgica puede ser reemplazada con éxito por el uso de goserelina, que es un agonista de la hormona liberadora de la hormona luteinizante, un análogo sintético de la LHRH natural y se inyecta una vez cada 1 días en el tejido subcutáneo de la pared abdominal anterior a una dosis de 28 mg.
El uso de inhibidores de la aromatasa y especialmente del fármaco selectivo de cuarta generación anastrozol abre nuevas posibilidades prometedoras en el tratamiento de formas generalizadas de esta patología. Los potentes fármacos altamente selectivos de la cuarta generación actúan selectivamente solo sobre la enzima aromatasa y bloquean la transición de andrógenos a estrógenos.

READ
Cómo deshacerse de los bultos en el coxis en los hombres?

En particular, el uso del fármaco anastrozol en dosis de 1 mg 1 vez al día por vía oral inhibe la aromatasa en un 96% y no afecta la producción de hormonas esteroides por parte de las glándulas suprarrenales, sin necesidad de terapia de reemplazo con corticoides.
En cuanto a la quimioterapia, se usa ampliamente como tratamiento preoperatorio junto con la radioterapia, especialmente en los casos en que el cáncer de mama primario se ha diseminado más allá del órgano y hay daño en los ganglios linfáticos regionales.
Tanto para la quimioterapia preoperatoria como posoperatoria, el régimen CMF ya conocido y probado se usa con más frecuencia: una combinación de ciclofosfamida, metotrexato y 5-fluorouracilo. Con fines adyuvantes, el tratamiento se inicia de 12 a 14 días después de la cirugía. Hay 6 cursos de ocho días con intervalos de 3 semanas. La elección de los medicamentos de quimioterapia hoy en día es excelente. Estos son compuestos alquilantes, antimetabolitos, antibióticos antitumorales.
El tratamiento de los hombres debe llevarse a cabo de acuerdo con todas las ideas modernas sobre el tratamiento del cáncer de mama. Para el tratamiento, es necesario utilizar métodos quirúrgicos, de radiación y quimioterapéuticos. Las tácticas terapéuticas deben ser estrictamente individualizadas, y el arte del médico es elegir un plan de tratamiento individual para cada paciente individual.
El tratamiento adecuado del cáncer de mama en etapa temprana proporciona una tasa de supervivencia de 5 años en el 70% de los pacientes. Con un aumento en la etapa de la enfermedad y con la generalización del proceso tumoral, la tasa de supervivencia a 5 años disminuye drásticamente y no supera el 45%.
Por tanto, es el diagnóstico precoz, que depende del estado de alerta oncológico de la población y de los médicos de la red médica general, la clave del éxito en el tratamiento del cáncer de mama en los hombres.

Ostrovskaya I. M. y otros tipos de cáncer de mama en hombres. – M.: Medicina, 1988.
Manual de oncología. / Ed. académico RAMN N.N. Trapeznikova y I.V. Poddubnaya. – M.: KAPPA, 1996.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: