Métodos de tratamiento y prevención de la disfunción eréctil.

Disfunción eréctil - etiología y tratamiento

Hay varios factores relacionados con la salud que afectan la autoestima, así como la capacidad de lograr la erección del pene. En muchas culturas, la fertilidad masculina y el logro de una erección han sido, ya menudo todavía lo son, vistos como un indicador de la salud y condición física general de una persona. La disfunción eréctil (DE) afecta la calidad de vida tanto de los hombres como de sus parejas sexuales.

Este problema ha sido marginado y subestimado epidemiológicamente durante muchos años. Solo estudios recientes han demostrado que la disfunción eréctil es un problema médico grave. Las proyecciones demográficas de una esperanza de vida cada vez mayor para los hombres hacen que el tema de la sexualidad masculina sea importante. De acuerdo con las recomendaciones de la OMS, el deber del urólogo es cuidar el bienestar físico y mental de los pacientes, incluida su vida sexual exitosa.

Definición y epidemiología de la disfunción eréctil

La disfunción eréctil se define como la incapacidad de obtener y/o mantener una erección necesaria para una relación sexual satisfactoria. Desde 1992, el término “impotencia” ya no se usa debido a su connotación despectiva y la consecuencia de la irreversibilidad del problema.

Según estudios recientes, solo alrededor del 15% de los hombres jóvenes con varios tipos de disfunción eréctil buscan ayuda médica. Estos resultados están en línea con las tendencias mundiales. No recurren a los urólogos y más de la mitad de los pacientes de 40 a 60 años. Desafortunadamente, el bajo nivel de conciencia sexual significa que cada segundo paciente todavía piensa que la disfunción eréctil en la vejez, es decir, durante la andropausia, es una consecuencia natural e inevitable del envejecimiento, y no hay necesidad de prestar la debida atención al problema.

Actualmente, se cree que a la edad de 35 años, se observa disfunción eréctil de gravedad variable en aproximadamente el 5% de los hombres. En los ancianos, la incidencia de estos trastornos aumenta alrededor de un 10 % por década, por lo que los hombres mayores de 60 años ya tienen DE en más del 50 % de la población. Los datos epidemiológicos más completos sobre la disfunción eréctil se han obtenido durante estudios realizados en Estados Unidos (MMAS – Massachusetts Male Aging Study). Según los resultados, hasta el 52 % de los hombres de 40 a 70 años presentan disfunción eréctil diversa, que va desde mínima (10 %) a moderada (25 %) e impotencia completa (10 %). Su frecuencia está estrechamente relacionada con la edad de los hombres.

READ
Fimosis sin cirugía: tratamiento de la enfermedad en casa.

Mecanismos fisiológicos de la erección.

El mecanismo de la erección requiere la interacción del sistema nervioso (central y periférico) y el sistema vascular. Los procesos funcionales más importantes se relacionan con el endotelio y los músculos lisos de los cuerpos cavernosos. La función contráctil de los músculos lisos de los senos cavernosos y de los vasos que irrigan y drenan la sangre de estos senos depende de la actividad de la fosfodiesterasa tipo cinco (PDE-5), una enzima que escinde el monofosfato de guanosilo cíclico (cGMP), que es un mensajero asociado a la acción del óxido nítrico (NO).

Los músculos lisos de los cuerpos cavernosos y los vasos que irrigan los senos de los cuerpos cavernosos permanecen bajo la influencia tónica de las fibras ganglionares del sistema simpático. A través de los receptores adrenérgicos estimulantes de la adrenalina (alfa 1), el músculo liso vascular y las trabéculas cavernosas permanecen en contracción, impidiendo la erección.

El mecanismo de la erección se debe a la estimulación de los mecanorreceptores del área genital (erección refleja) o excitación sexual psicógena (erección psicógena) y, en consecuencia, una disminución de la actividad de las terminaciones simpáticas y la supresión de los músculos cavernosos y los vasos sinusales. Paralelamente a la disminución de la actividad simpática, se activan las neuronas parasimpáticas autonómicas. Los impulsos de estas neuronas viajan a través de los nervios cavernosos (ramas de los nervios pélvicos) hacia los vasos sanguíneos y las trabéculas. Estas son neuronas NANC (no adrenérgicas, no colinérgicas). Liberan óxido nítrico (NO), así como adenosina, acetilcolina y péptido intestinal vasoactivo (VIP), que aumentan aún más la producción de NO por las células endoteliales.

Incluso en la cascada metabólica, el NO activa la guanil ciclasa, provocando la síntesis de monofosfato de guanosilo cíclico (cGMP) a partir de trifosfato de guanosina (GTP). CGMP actúa liberando iones de calcio (Ca2+) del citoplasma de las células del músculo liso y, como resultado, relajando las células del músculo liso vascular que suministran sangre al pene, así como las trabéculas cavernosas. El efecto de este proceso es aumentar el flujo de sangre arterial hacia el seno de los cuerpos cavernosos del pene, luego la activación del mecanismo venooclusivo (reducción del sistema venoso del pene) y, como resultado, la erección. . Después de la eyaculación, el sistema nervioso simpático se estimula nuevamente y el pene se relaja.

READ
Inflamación de la próstata y la vejiga - prostatocistitis

Un aumento en CGMP desencadena enzimas hidrolizantes, es decir, fosfodiesterasa (PDE). Así, hay una autorregulación de la diástole y, en consecuencia, la regulación del tiempo y la intensidad de la erección. Hasta el momento se han descrito 14 isoenzimas fosfodiesterasas, de las cuales la trabécula cavernosa del pene es dominante en el músculo liso (ISE tipo 5) (PDE5). Tiene 3 isoformas: 5A1, 5A2 y 5A3.

Etiología de la disfunción eréctil

La etiología de la disfunción eréctil suele ser multifactorial. El factor más común son las lesiones vasculares. Los factores adicionales que afectan el riesgo de desarrollar disfunción eréctil en hombres mayores son los trastornos hormonales, la deficiencia progresiva de testosterona (andropausia) y enfermedades crónicas como diabetes, aterosclerosis, insuficiencia renal, insuficiencia hepática, esclerosis múltiple y otras.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: