Obesidad 1 grado en hombres: diagnóstico y tratamiento

No hace mucho tiempo, existía la opinión de que el sobrepeso es un inconveniente molesto y antiestético, que el exceso de grasa depositada en el cuerpo no está necesariamente asociado con alteraciones hormonales en el cuerpo, sino que es solo una evidencia poco atractiva de errores en la dieta. De hecho, el sobrepeso, que conduce a la obesidad, es muy peligroso, ya que en la mayoría de los casos provoca muchas enfermedades graves. No hay razón para creer que comer en exceso solo afectará la apariencia. En personas sanas que no tienen grandes problemas con el peso corporal, las enfermedades crónicas son mucho menos frecuentes.

La gran mayoría de los médicos cree que la obesidad puede conducir a la diabetes mellitus, empeorar la actividad cardíaca y la función vascular, y también proporcionar al paciente hipertensión y problemas en las articulaciones. Por supuesto, el exceso de peso es la causa de una disminución en la calidad de vida, y este problema requiere intervención médica, porque el tejido adiposo no es solo una capa subcutánea, sino también un “cojín” que crece sobre los órganos internos y dificulta. para que funcionen correctamente.

Los nuevos métodos de pérdida de peso y el regreso de los pacientes a una vida plena son ahora más relevantes que nunca. Los problemas de sobrepeso son comunes en todo el mundo. Esta no es solo la preocupación de la hermosa mitad de la humanidad, que siempre ha estado preocupada por su figura. Ahora ha aumentado el porcentaje de la población masculina que padece obesidad, y ya podemos hablar de la magnitud de la epidemia. Los estudios muestran que la esperanza de vida promedio para los hombres se reduce entre 8 y 12 años en comparación con las mujeres. Al mismo tiempo, el sobrepeso en los hombres es mucho más difícil de tratar que en las mujeres. El desarrollo de la obesidad progresa, lo que conduce principalmente a la inhibición del trabajo del corazón y los vasos sanguíneos. Los métodos tradicionales para deshacerse del exceso de peso son bastante difíciles, nuevas investigaciones y métodos deberían venir al rescate.

¿Cómo se puede diagnosticar la obesidad masculina?

La salud de los hombres depende directamente del nivel de la hormona testosterona en su cuerpo. Los trastornos hormonales conducen al sobrepeso. ¿Cómo sabes si eres obeso? La forma más fácil es determinar la circunferencia de su cintura. Puede hablar de obesidad si este número es de 94 cm Con una gran circunferencia de cintura, ya no se excluye el diagnóstico de deficiencia de testosterona. La testosterona es la hormona sexual masculina más importante, ya que es responsable no solo de la fuerza y ​​resistencia física, sino también de la calidad de vida sexual y la autodeterminación social.

La obesidad es siempre el resultado de una deficiencia de hormonas masculinas. Y esta deficiencia puede afectar negativamente el panorama general del tratamiento de la obesidad. La masa muscular se reemplaza por grasa, lo que conduce a un colapso, mal humor y bienestar.

La investigación moderna ha demostrado que los hombres obesos tienen niveles más bajos de testosterona. Por ejemplo, en Noruega, los especialistas examinaron a hombres obesos. Se realizó una prueba simple para determinar la circunferencia de la cintura, luego se determinó el nivel de la hormona masculina mediante un análisis de sangre. En total, mil quinientos pacientes con una circunferencia de cinturón de aproximadamente un metro, el contenido de testosterona en el cuerpo se redujo notablemente.

READ
El curso de la ureaplasmosis en los hombres.

Las consecuencias del sobrepeso en los hombres

  • Trastornos cardiovasculares.

Las fallas a largo plazo en el trabajo del corazón y los vasos sanguíneos pueden provocar un aumento de la presión arterial, el llamado. hipertensión arterial. La incapacidad del corazón para bombear sangre de manera consistente a través de la circulación conduce a la insuficiencia cardíaca. Con violaciones en el suministro de sangre al cerebro en casos agudos, no se excluye un accidente cerebrovascular. Y con el infarto de miocardio, el músculo cardíaco muere parcialmente, también es posible la trombosis y las venas varicosas de las extremidades, lo que provoca daños en las venas.

La obesidad puede provocar osteocondrosis y escoliosis de la columna vertebral, así como provocar inflamación y dolor en las articulaciones, es decir, artritis.

La diabetes no insulinodependiente (o diabetes mellitus tipo XNUMX) también está asociada con la obesidad, que altera el metabolismo de los carbohidratos en el cuerpo. La violación del metabolismo de las grasas conduce a la aterosclerosis y la hiperlipidemia. El depósito de sales en los riñones y las articulaciones conduce a la gota.

El ronquido nocturno es otra de las consecuencias del sobrepeso. En combinación con dificultad para respirar y ralentización o interrupción de la respiración por la noche (apnea), también puede ser peligroso.

Los cálculos que se forman en la vesícula biliar conducen a la enfermedad de cálculos biliares.

Las personas obesas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de colon y de próstata.

Las consecuencias de los principales problemas de exceso de peso enumerados anteriormente hablan por sí solas, pero los hombres obesos también corren el riesgo de desarrollar disfunción sexual, lo que incluye una disminución de la libido (deseo sexual) y disfunción eréctil.

Con un aumento en el índice de masa corporal, la calidad y cantidad de esperma masculino se reducen significativamente. Las características del líquido seminal se deterioran, lo que puede conducir a una infertilidad parcial o incluso total, la llamada “esterilidad”. Los espermatozoides de los hombres obesos son menos viables, pueden tener defectos importantes, lo que a su vez conduce a la imposibilidad de fertilizar el óvulo y al riesgo de desarrollar mutaciones genéticas. La obesidad más pronunciada – hay una mayor probabilidad de defectos genéticos.

En los adolescentes, el sobrepeso también es muy peligroso. El aumento de kilos de más conduce a una deficiencia en la producción de hormonas masculinas que desencadenan los mecanismos de la pubertad. En los niños, esto puede retrasar la pubertad.

¿Cómo se puede tratar la obesidad en los hombres?

Esto es de interés para todos los pacientes preocupados por el sobrepeso, y puede haber varias recomendaciones aquí. En primer lugar, por supuesto, es muy recomendable seguir una dieta. Esta es la recomendación principal y más estricta. Pero es bastante difícil seguirlo. Sin embargo, es muy posible perder algo de exceso de peso y lograr una mejora en el estado de ánimo y el bienestar.

Pero si estuvo temporalmente en una dieta estricta con muchas restricciones, el cuerpo de alguna manera necesitará reponer las reservas perdidas y, al “abandonar” la dieta, existe el riesgo de ganar kilogramos perdidos y, a veces, por el contrario. , aumentar el peso corporal inicial. Incluso sin comer en exceso, corres el riesgo de perder la pelea con un cuerpo engañado. Por lo tanto, todo tipo de dietas son altamente indeseables: para el cuerpo es un fuerte estrés. La mejor solución es cambiar radicalmente tus hábitos alimenticios.

READ
Signos típicos y atípicos de un ataque al corazón en hombres.

Además de cambiar la dieta, no debes olvidarte de la actividad física. Ejercicio y deportes óptimos. Así, junto con la reducción de la ingesta de calorías, podrá aumentar su gasto de energía para el ejercicio. Es muy útil caminar, tales ejercicios no requieren ningún entrenamiento especial. Media hora o más de caminata vigorosa al día, combinada con una dieta balanceada, te ayudarán a perder peso. La actividad física adicional tampoco será superflua.

Si ha cambiado su dieta, ha hecho ejercicio hasta el punto de la fatiga y los resultados aún dejan mucho que desear, no se excluye la deficiencia de testosterona en el cuerpo. Y la testosterona es una hormona anabólica que también es responsable de quemar grasa.

La falta de testosterona en el cuerpo masculino puede juzgarse por algunos signos indirectos: – disfunción sexual (disminución de la libido, eyaculación precoz, infertilidad y disfunción eréctil); – trastornos somáticos (problemas con la micción, como impulsos frecuentes y nocturnos, congestión mamaria (ginecomastia), dolor articular y lumbar, fatiga general y aumento del tejido adiposo); – problemas psicoemocionales (depresión, somnolencia, fatiga, irritabilidad y nerviosismo, que pueden derivar en problemas para conciliar el sueño, insomnio, deterioro de la memoria y baja reacción a los estímulos).

El diagnóstico de laboratorio de la deficiencia de testosterona es el paso final en el diagnóstico. Puede averiguar el nivel de testosterona total al pasar un análisis de sangre para detectar hormonas. El médico diagnosticará hipogonadismo o deficiencia de testosterona si los síntomas descritos anteriormente están presentes y el nivel de testosterona total en la sangre no supera los 12 nmol / l.

Terapia y prevención de la deficiencia de testosterona en hombres usando medicina basada en evidencia

Como se muestra arriba, se considera que la terapia más efectiva es una combinación de cambios en la dieta con actividad física, lo que reducirá las calorías consumidas tanto a través de la transición a una nutrición adecuada como a través del ejercicio, lo que ayudará a usar la energía de manera más intensiva. Esta técnica ayudará a compensar la falta de testosterona en el cuerpo y al mismo tiempo curar la obesidad, ya que la testosterona es la principal hormona responsable de la quema de grasa.

Muchos expertos creen que basta con reducir el exceso de peso para iniciar los procesos de aumento de la producción de testosterona, ya que el síntoma principal, las células grasas, ya no provocarán una deficiencia de la hormona masculina, lo que afectará negativamente la eficacia de las dietas. Estos problemas siguen siendo motivo de mucha discusión médica, ya que van en contra de la opinión de algunos médicos que insisten en la corrección de testosterona de mantenimiento en el tratamiento de la obesidad. Todavía es extremadamente difícil lograr los resultados deseados solo con la ayuda de una dieta equilibrada y actividad física, sin corregir las hormonas masculinas.

Hasta el momento, en la comunidad médica no existe un consenso y una metodología común para la terapia de mantenimiento de testosterona en la prevención y tratamiento de la obesidad. Solo la investigación médica completa podría responder a la pregunta de si es necesario reponer artificialmente la deficiencia de testosterona cuando se combina con sobrepeso. Los estudios basados ​​en evidencia ayudarían en el desarrollo de dichos métodos y recomendaciones para los médicos.

READ
Por qué se levantan los testículos en los hombres?

En términos de medicina basada en la evidencia, los estudios más influyentes en este momento son los estudios doblemente controlados con placebo con una gran cantidad de pacientes: un grupo de pacientes recibe una terapia hormonal masculina real y el otro recibe un fármaco ficticio. En el caso de la prueba doble ciego, ni el médico ni el paciente sabrán qué tipo de medicamento recibió el grupo de control: testosterona o placebo. La dificultad de realizar tales experimentos es que no todos los pacientes aceptarán una terapia “a ciegas” con un fármaco desconocido. Los médicos asistentes en tales estudios también experimentan dificultades, ya que las pruebas en curso deben ser monitoreadas cuidadosamente.

Será posible elaborar recomendaciones internacionales para los médicos asistentes solo después de realizar muchos de estos estudios, pero por ahora, es posible confiar en los resultados de los ensayos doble ciego controlados con placebo que ya se han realizado en el tratamiento de la obesidad. Por primera vez en nuestro país, dicho estudio se realizó entre 2005 y 2009, fue controlado por los médicos S.Yu. Kalinchenko y Yu.A. Tishov, el resultado fue la redacción de una tesis doctoral sobre el papel de la corrección de la deficiencia de testosterona en el tratamiento del síndrome metabólico masculino.

El estudio tuvo como objetivo demostrar que llevar la testosterona en el cuerpo masculino a niveles normales ayudó a reducir el peso. Los 170 pacientes que participaron en el experimento fueron diagnosticados con deficiencia de testosterona y obesidad. Inicialmente, todos recibieron una receta de los médicos para normalizar su dieta y aumentar la actividad física. Al mismo tiempo, en el curso de la terapia, la mayoría de los pacientes recibieron inyecciones de undecanoato de testosterona (preparación de testosterona), y el resto recibió placebo, es decir, inyecciones intramusculares que no contienen hormona masculina.

Después de 30 semanas del experimento, resultó que en los pacientes que recibieron testosterona por vía intramuscular, la circunferencia de la cintura se redujo en un promedio de 6 cm en comparación con los que recibieron un “ficticio”. También normalizaron la función sexual, disminuyeron los niveles de triglicéridos, lípidos aterogénicos y colesterol. Las manifestaciones depresivas han desaparecido, el estado general ha mejorado, los “marcadores inflamatorios” han disminuido, lo que generalmente conduce a problemas con el corazón y los vasos sanguíneos, pero produce su tejido adiposo.

Para aquellos que recibieron el placebo, la circunferencia de la cintura también disminuyó ligeramente, principalmente debido al aumento del ejercicio y la reducción de la ingesta de calorías. El nivel de colesterol y triglicéridos se mantuvo en el mismo nivel, así como manifestaciones de depresión y disfunción sexual.

Por lo tanto, se puede concluir que los hombres a los que se les diagnostica obesidad deben medirse los niveles de testosterona y, en el caso del hipogonadismo, la terapia con testosterona debe realizarse junto con el ejercicio y una dieta equilibrada.

READ
Causas y tratamientos para la hiperhidrosis

En nuestros centros médicos, este enfoque se practica en el tratamiento del sobrepeso en los hombres. Al mismo tiempo, se corrigen todos los problemas asociados a la obesidad. Un endocrinólogo y un urólogo (y para las mujeres también un ginecólogo) pueden recomendar y desarrollar un complejo individual no solo de ejercicios físicos y cambios en los hábitos alimenticios, sino también un curso de corrección hormonal del cuerpo, es decir, reposición de la testosterona faltante. en hombres

Obesidad

La información de esta sección no debe utilizarse para el autodiagnóstico o el autotratamiento. En caso de dolor u otra exacerbación de la enfermedad, solo el médico tratante debe prescribir pruebas de diagnóstico. Para el diagnóstico y el tratamiento adecuado, debe comunicarse con su médico.
Para una correcta evaluación de los resultados de sus análisis en dinámica, es preferible realizar estudios en el mismo laboratorio, ya que diferentes laboratorios pueden utilizar diferentes métodos de investigación y unidades de medida para realizar los mismos análisis.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un tercio de la población total sufre de obesidad. La característica bien establecida de la obesidad es la acumulación excesiva de grasa, lo que aumenta el peso corporal en más de un 20% con respecto al peso óptimo correspondiente a la edad y el sexo. Para evaluar la etapa de la obesidad, utilice el índice de masa corporal (IMC), que se calcula como la relación entre el peso corporal (en kilogramos) y la altura (en metros) al cuadrado.

Teniendo en cuenta este indicador, los casos se consideran obesos cuando el IMC supera los 30 kg / m 2 y sobrepeso, si este indicador es superior a 25 kg / m 2.

índice de masa corporal.jpg

La acumulación de grasa principalmente en el abdomen y en la parte superior del cuerpo se denomina obesidad de tipo masculino, y en los muslos y las nalgas, obesidad de tipo femenino. En la mayoría de los casos se diagnostica obesidad alimentario-constitucional, es decir, asociada a hábitos alimentarios y predisposición genética.

La violación de las estructuras cerebrales responsables de la producción de hormonas y que afectan el metabolismo puede ser el resultado de un suministro insuficiente de oxígeno (isquemia), procesos infecciosos, postraumáticos y tumorales.

La obesidad alimentario-constitucional se desarrolla bajo la influencia de varios factores, pero los principales incluyen comer en exceso, una dieta rica en carbohidratos y poca actividad física. Con obesidad de este tipo, el IMC no suele superar los 27-35 kg/m 2 . El exceso de peso corporal se acompaña de un aumento del nivel de colesterol total y de lipoproteínas de baja y muy baja densidad en plasma.

La obesidad puede causar diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, síndrome de apnea del sueño, artrosis.

En las mujeres, la obesidad puede estar acompañada de anovulación, irregularidades menstruales, infertilidad y poliposis endometrial.

Más recientemente, se consideró que el culpable de comer en exceso era la hormona leptina, que, al penetrar en el hipotálamo, controla la ingesta de alimentos. Cuanta menos leptina haya en el cuerpo, más fuerte será la sensación de hambre y mayor la necesidad de saciedad. Con la deficiencia de leptina, la obesidad se desarrolla muy rápidamente. Sin embargo, resultó que en las personas obesas, por regla general, el contenido de la hormona es bastante alto, y el problema de la obesidad alimentaria, es decir, la alimentación, no es causado por la dependencia hormonal.

READ
Tratamiento eficaz de la urolitiasis en hombres

La obesidad puede ser de tipo endocrino. Por ejemplo, con la enfermedad y el síndrome de Itsenko-Cushing, hay una producción excesiva de hormonas: corticosteroides, principalmente glucocorticoides. Al mismo tiempo, la mayoría de los pacientes tienen intolerancia a la glucosa y el resto tiene diabetes mellitus tipo 2. La obesidad en estos pacientes se caracteriza por una acumulación excesiva de grasa subcutánea en los hombros, el cuello y el abdomen, mientras que las extremidades permanecen delgadas. La cara adquiere forma de luna.

En el hipotiroidismo, la obesidad es causada por una disminución en la tasa metabólica. Además, la acumulación de mucopolisacáridos en los tejidos contribuye a la retención de agua, lo que conduce al edema, lo que acentúa aún más la obesidad.

La obesidad también es causada por una enfermedad caracterizada por la insuficiencia de las hormonas pituitarias: el hipopituitarismo.

Una disminución en la producción de hormonas por parte de la glándula pituitaria implica una violación de las funciones de las glándulas endocrinas periféricas, que se acompaña de un retraso en el desarrollo sexual en adolescentes, una violación del ciclo menstrual en mujeres y una disminución de la potencia en hombres.

En los hombres, la disminución de la producción de testosterona que se produce con el hipogonadismo se acompaña de acumulación de tejido adiposo y aumento de la resistencia a la insulina. La obesidad por hiperinsulinismo ocurre debido a un aumento en el nivel de insulina en la sangre. Dado que la insulina es responsable de la absorción de la glucosa, los pacientes con hiperinsulinismo tienen hambre constantemente y tienen un aumento del apetito. Como regla general, esto conduce a la acumulación de exceso de peso corporal.

La obesidad puede ser consecuencia de una enfermedad de las estructuras cerebrales – la corteza, el hipotálamo, y también ocurrir después de lesiones, infecciones y procesos tumorales. Varias hormonas producidas en la adenohipófisis, en particular, la hormona adrenocorticotrópica (ACTH), las endorfinas, tienen actividad movilizadora de grasa y, por lo tanto, juegan un papel importante en el desarrollo de la obesidad.

Como con cualquier otra enfermedad, el examen inicial debe incluir preguntas e identificar quejas. Es necesario aclarar la naturaleza de la dieta, y es mejor anotar la dieta durante los últimos 3 a 5 días. Esto ayuda a calcular el contenido calórico de los alimentos y compararlo con el gasto de energía.

Se mide la circunferencia de la cintura: si supera los 88 cm en mujeres y los 102 cm en hombres, es un indicador de obesidad abdominal.

Es necesario prestar atención a los síntomas clínicos que pueden indicar la naturaleza sindrómica de la obesidad, por ejemplo, el síntoma de “codos sucios” en el hipotiroidismo, “estigmas hipotalámicos” de la obesidad – estrías cianóticas (estrías), pigmentación en áreas de fricción, Hipertricosis en ovarios poliquísticos.

Si sospecha la naturaleza endocrina de la obesidad, es necesario realizar una serie de pruebas de laboratorio e instrumentales. En cualquier caso, se prescriben análisis generales de sangre y orina. Análisis bioquímico de sangre (nivel de creatinina,

Sinónimos: análisis de sangre para la creatinina; Suero de creatinina; Creatinina sérica, estimación de TFG. crear; Cre; creatinina en sangre; Suero de creatinina; Serum Creat. Se determina una breve descripción.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: