Operaciones en la próstata

Resección transuretral de la próstata (tratamiento quirúrgico del adenoma de próstata)

La resección transuretral de la próstata, o RTUP para abreviar, es un procedimiento mínimamente invasivo durante el cual se extrae tejido prostático del lado de la luz de la uretra. Muy a menudo, se recurre a esta operación en la hiperplasia prostática benigna. En algunos casos, se utiliza con fines paliativos de tumores malignos.

Dmítriev Sergey Viktorovich

Dmítriev Sergey Viktorovich

La glándula prostática es un órgano pequeño del sistema reproductor masculino, en promedio pesa solo 20 gramos. Al mismo tiempo, es tan importante que a menudo se la llama el “segundo corazón de un hombre”.

La próstata rodea la uretra donde sale de la vejiga. Interviene en el control de la micción y la eyaculación, produce un secreto que forma parte del líquido seminal, activa, nutre los espermatozoides y los protege en el aparato genital femenino.

A medida que los hombres envejecen, muchos desarrollan hiperplasia prostática benigna (HPB). Esta patología afecta al 8% de los hombres de 31 a 40 años, hasta el 50% a la edad de 51 a 60 años y más del 80% a partir de los 80 años. La principal manifestación de la enfermedad son los problemas para orinar como resultado de la compresión de la uretra por el tejido de la próstata agrandada. Cuando esta violación es muy acusada y no puede ser tratada de otra manera, se recurre a la resección transuretral.

Beneficios clave de la RTUP:

  • eficacia – le permite hacer frente rápidamente a los síntomas y restaurar la micción normal;
  • mínimamente invasiva — no es necesario hacer una incisión, la extracción del tejido prostático se realiza a través de la luz de la uretra;
  • bajo riesgo de complicaciones y un breve período de recuperación.

Indicaciones para la resección transuretral de la próstata

De acuerdo con las recomendaciones internacionales modernas, se distinguen las siguientes indicaciones absolutas de RTU para la hiperplasia prostática benigna:

  • retención urinaria refractaria (resistente al tratamiento farmacológico);
  • infecciones recurrentes del sistema genitourinario causadas por agrandamiento de la próstata;
  • hematuria macroscópica recurrente: una mezcla visible de sangre en la orina;
  • insuficiencia renal como resultado de retención urinaria persistente: el 10% de los hombres con BPH la tienen en un grado u otro;
  • cálculos en la vejiga;
  • daño irreversible, debilitamiento de la pared de la vejiga;
  • divertículos grandes (protuberancias en forma de bolsa) en la pared de la vejiga que se vacían mal como resultado de una próstata agrandada.
READ
Eficacia de la radioterapia en el cáncer de próstata

La TURP se ha utilizado durante mucho tiempo, desde 1919. Hasta el siglo pasado fue el principal tratamiento de la hiperplasia prostática benigna. Posteriormente, las indicaciones para ello disminuyeron, ya que aparecieron medicamentos efectivos para el tratamiento conservador: inhibidores y. Actualmente, los candidatos para el tratamiento quirúrgico son, por regla general, los hombres que son ineficaces o incapaces de llevar a cabo la terapia con medicamentos, procedimientos alternativos.

Pide cita con un urólogo en la clínica internacional Medica24. El especialista valorará tu situación, prescribirá el tratamiento que será óptimo en tu caso.

Solicite una devolución de llamada. Trabajamos todo el día

La RTU realizada oportunamente para la hiperplasia prostática benigna ayuda a prevenir y eliminar complicaciones graves:

  • infecciones recurrentes del tracto urinario;
  • daño a los riñones y la vejiga;
  • la formación de piedras en la vejiga;
  • retención urinaria completa, cuando un hombre no puede orinar en absoluto.

En el caso del cáncer de próstata, el principal método de tratamiento quirúrgico es la prostatectomía radical: extirpación de la próstata mediante un método abierto (a través de una incisión) o laparoscópico (a través de punciones en la pared abdominal). La resección transuretral se utiliza con fines paliativos en las últimas etapas de la enfermedad. Durante el mismo, el tumor maligno no se puede extirpar por completo, pero la TUR ayuda a restablecer el flujo de orina.

Preparación para una operación

Durante la consulta preliminar, el paciente debe informar al médico sobre todas sus enfermedades concomitantes, reacciones alérgicas a medicamentos, medicamentos que toma constantemente. Para evitar el riesgo de sangrado severo, algún tiempo antes de la cirugía, el médico puede detener:

  • Medicamentos que “adelgazan” la sangre y previenen la formación de coágulos de sangre, como warfarina, clopidogrel.
  • Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos como ibuprofeno, aspirina y otros.

Se puede prescribir un curso de antibióticos para prevenir el riesgo de infección. Si el paciente es fumador, el médico le recomendará que abandone el mal hábito, ya que empeora su bienestar general, aumenta el riesgo de sangrado y se ralentiza la cicatrización de los tejidos.

READ
Infección anaeróbica en hombres: balanopostitis

Antes de la resección transuretral de la próstata, se debe realizar un examen preoperatorio estándar. Incluye análisis de sangre y orina, pruebas de coagulación sanguínea, grupos AB0, pruebas para infecciones (VIH, sífilis, hepatitis viral), fluorografía, ECG, consulta con un terapeuta.

La mayoría de las veces, la RTUP se realiza bajo anestesia, por lo que no puede comer ni beber nada de 8 a 10 horas antes. En lugar de una general, se puede realizar anestesia local: el médico inyecta un anestésico entre las vértebras adyacentes en el espacio que rodea la médula espinal y las raíces nerviosas. Al mismo tiempo, desaparece la sensibilidad en todas las partes del cuerpo debajo de la inyección y el paciente permanece consciente.

La noche anterior, debe afeitarse el vello en el área púbica y genital, hacer un enema de limpieza. Inmediatamente antes de la operación, debe vaciar la vejiga, desvestirse y quitarse todas las joyas.

Resección transuretral de la próstata

¿Cómo se realiza la cirugía?

La resección transuretral de la próstata suele durar entre 60 y 90 minutos. Se realiza con un resectoscopio, un instrumento de unos 30 cm de largo y 1 cm de grosor, que está equipado con un asa de alambre, una fuente de luz en miniatura, una cámara de video, válvulas para el líquido que se usa para enjuagar la uretra y la vejiga.

El resectoscopio se inserta en la uretra y se encuentra el lugar donde se encuentra la próstata. Luego, se aplica una corriente eléctrica al bucle eléctrico y, con la ayuda de este, se extrae pieza por pieza el tejido de la glándula prostática agrandada. Después de que se extrae en el volumen correcto, la vejiga se lava para eliminar los fragmentos de tejido.

Después de estas manipulaciones, se desarrolla inflamación e hinchazón en los tejidos dañados, por lo tanto, para garantizar la salida de la orina, se coloca un catéter de Foley en la vejiga. Afuera, tiene dos extremos: la orina fluye a través de uno y se inyecta un poco de solución salina en el segundo con una jeringa para inflar su extremo interno y fijarlo en la vejiga. El catéter se deja colocado durante 1 a 3 días. Luego, la hinchazón cede y el paciente puede orinar por sí mismo.

READ
Qué es la próstata en los hombres y por qué es necesaria?

Período de recuperación

Por lo general, después de la RTU, el paciente permanece en el hospital durante 1 a 3 días. Después de la cirugía, puede haber sangre en la orina; esto es normal. Síntomas alarmantes: cuando la sangre en la orina es espesa, como la salsa de tomate, si aumenta el sangrado o si hay retención urinaria, un coágulo de sangre puede convertirse en un obstáculo para su salida. Durante 6 a 8 semanas, la micción puede ser dolorosa.

En el período postoperatorio, es necesario cumplir con las siguientes recomendaciones:

  • Beba más agua para enjuagar la vejiga.
  • Coma más alimentos ricos en fibra para prevenir el estreñimiento y el esfuerzo excesivo durante las deposiciones.
  • Si anteriormente tomó medicamentos anticoagulantes y se cancelaron antes de la operación, solo se pueden reanudar con el permiso del médico.
  • Evite el ejercicio extenuante y el levantamiento de objetos pesados ​​durante 4 a 6 semanas.
  • Abstenerse de tener relaciones sexuales durante 4-6 semanas.
  • No conduzca hasta que le quiten el catéter y haya dejado de tomar su medicamento para el dolor.

Posibles complicaciones

La RTUP es un procedimiento seguro, mínimamente invasivo y bien tolerado por la mayoría de los pacientes. Sin embargo, existe el riesgo de desarrollar algunas complicaciones:

  • Infecciones del tracto urinario. Pueden desarrollarse después de cualquier intervención en la próstata. Cuanto más tiempo tenga un hombre un catéter colocado después de la cirugía, mayores serán los riesgos. En algunos casos, se desarrollan infecciones recurrentes después de la cirugía.
  • Orgasmo “seco” (eyaculación retrógrada). Después de la extirpación del tejido de la próstata, es posible que los espermatozoides durante las relaciones sexuales no se liberen hacia el exterior, sino en la dirección opuesta, hacia la vejiga. No es peligroso y no afecta la calidad del orgasmo. La única dificultad que surge es que un hombre no puede concebir un hijo naturalmente. Sin embargo, los testículos continúan produciendo esperma. Si un hombre luego decide ser padre, las tecnologías de reproducción asistida lo ayudarán.
  • Disfunción eréctil El riesgo de desarrollar esta complicación es muy pequeño.
  • Gran pérdida de sangre durante la cirugía. que puede requerir una transfusión de sangre es una complicación extremadamente rara. El riesgo aumenta si la próstata es muy grande.
  • Incontinencia urinaria.
  • Síndrome de TURP o síndrome de intoxicación por agua del cuerpo. – una condición en la que el cuerpo absorbe una gran cantidad de líquido que se utiliza para limpiar la vejiga. Como resultado, la sangre se “diluye” y el nivel de sodio en ella disminuye. Esta es una complicación peligrosa. El uso de tecnologías modernas reduce el riesgo de su desarrollo a casi cero.
  • procedimiento ineficaz. Los síntomas que tuvieron que ser realizados por RTU pueden regresar inmediatamente después de la operación o después de algún tiempo. En este caso, se requerirá un tratamiento adicional. A veces, después de la intervención, se desarrolla una estenosis (estrechamiento) de la uretra o del cuello de la vejiga.
READ
Qué afecta la producción de testosterona en los hombres?

En la clínica internacional Medica24, la resección transuretral de la próstata es realizada por los mejores cirujanos utilizando modernos equipos de los principales fabricantes. Esto permite que la intervención se lleve a cabo de la forma más eficiente posible y minimizar los riesgos.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: