Orquitis o inflamación de los testículos en los hombres

La orquitis (del griego órchis – testículo) es una inflamación del tejido testicular, la epididimitis es una inflamación del epidídimo, por lo general, cuando uno de estos órganos se ve afectado, el otro también se ve afectado. La epididimitis aguda se observa con mayor frecuencia en hombres de 15 a 30 años y después de los 60. En la infancia, la epididimitis es rara.

¿Cuáles son las causas de la orquitis y la epididimitis?

La causa de la orquitis, en primer lugar, son las enfermedades infecciosas, como la gripe, la fiebre tifoidea, las paperas (paperas), la escarlatina, la varicela, la neumonía, la brucelosis y muchas otras. A veces, Mycobacterium tuberculosis o la lesión testicular se convierte en la causa de la orquitis. . Pero con mayor frecuencia, la orquitis se desarrolla con enfermedades inflamatorias del sistema genitourinario: uretritis, prostatitis vesiculitis, epididimitis.

Las causas de la epididimitis son las mismas que las de la orquitis. Además, la inflamación del epidídimo puede contribuir a algunos infecciones de transmisión sexual , en particular, ureaplasma, clamidia, gonorrea, tricomonas, gardnerella, etc.

La aparición de epididimitis a menudo es promovida por traumatismos en el escroto, el perineo, la pelvis, así como todos aquellos factores que contribuyen al estancamiento de la sangre en la pelvis pequeña. La aparición de epididimitis aguda puede estar precedida por una violación de la salida de orina causada por adenoma de próstata o estrechamiento de la uretra.

La infección ingresa al testículo desde focos purulentos en el cuerpo. En el epidídimo – de la uretra, próstata, vesículas seminales.

Un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades es el uso de sondas urinarias, con las cuales se puede introducir infección. Un catéter es un tubo de polivinilo que se inserta a través de la uretra hasta la vejiga si el paciente está en estricto reposo en cama.

Un tipo especial de epididimitis es la aparición de esta enfermedad después de la esterilización: ligadura o extirpación de los conductos deferentes. En este caso, los espermatozoides formados en los testículos no tienen tiempo de disolverse, se acumulan en los apéndices y provocan inflamación.

Un problema médico especial es la orquiepididimitis viral, que es una complicación de las paperas ( paperas ). En adolescentes, esta condición se desarrolla en 20-40% de los casos y puede llevar a atrofia testicular, y algunas veces infertilidad masculina.

¿Cuáles son los síntomas de estas enfermedades y qué complicaciones puede haber?

En su curso, la orquitis es aguda y crónica. La orquitis aguda suele ser causada por una enfermedad inflamatoria aguda, crónica – crónica.

La epididimitis también puede ser aguda y crónica.

La orquitis comienza con la aparición de dolor en el testículo. El dolor se puede dar en la ingle, el perineo, la espalda baja, el sacro. El escroto del lado de la enfermedad aumenta 2 veces o más, su piel se vuelve suave, pierde sus pliegues debido al edema, unos días después del inicio de la enfermedad, la piel del escroto se enrojece intensamente, se calienta y puede adquirir un tinte brillante. El testículo inflamado está agrandado, muy doloroso cuando se toca.

Simultáneamente con dolor en el escroto, aparecen síntomas generales de inflamación: debilidad, fiebre 38-39 ° C, escalofríos, dolor de cabeza, náuseas, pérdida de apetito.

Por lo general, incluso sin tratamiento, la enfermedad se resuelve por sí sola en 2 a 4 semanas. Pero en algunos casos, el proceso inflamatorio en el testículo conduce a su supuración, al desarrollo de un absceso testicular. La piel del escroto al mismo tiempo se vuelve de color rojo brillante, suave, muy dolorosa cuando se toca. Posteriormente, esta complicación puede desarrollar una forma secretora de infertilidad.

READ
Qué es mejor: Alicaps o Sealex?

En su curso, la epididimitis aguda es similar a la orquitis aguda.

Pero si no se trata, después de unos días, el proceso inflamatorio en el epidídimo puede provocar su supuración. Otra complicación de la epididimitis es la transición de la inflamación al testículo, el desarrollo de orquitis aguda. Con un largo curso del proceso inflamatorio en el epidídimo, el tejido conectivo puede crecer en su parte final, lo que conducirá a la obstrucción del epidídimo para los espermatozoides. Con epididimitis bilateral, esto causará una forma obstructiva de infertilidad.

La orquitis crónica se desarrolla con un tratamiento inadecuado o insuficiente de la orquitis aguda o como una complicación de enfermedades inflamatorias crónicas del sistema genitourinario: prostatitis crónica, uretritis, vesiculitis. En la orquitis crónica, a menudo la única manifestación de la enfermedad es algo de dolor en el testículo cuando se toca. Durante una exacerbación de la enfermedad, aparece dolor en el testículo al caminar.

La orquitis crónica, con más frecuencia que la aguda, conduce a una disminución de la función secretora del testículo y puede causar infertilidad.

La epididimitis crónica se llama inflamación del epidídimo, que dura 6 meses o más.

La epididimitis crónica a menudo se desarrolla con enfermedades inflamatorias específicas (sífilis, tuberculosis) o después de la esterilización masculina. Se manifiesta por dolor constante o intermitente en el escroto, especialmente al caminar, generalmente sin su aumento (hinchazón). El dolor puede irradiarse a la ingle, sacro, espalda baja. La temperatura corporal sube regularmente a 37°C. El epidídimo es denso al tacto, doloroso, con áreas de compactación.

La epididimitis crónica es más probable que la epididimitis aguda sea bilateral y es mucho más probable que conduzca a la obliteración (obstrucción) bilateral del epidídimo y cause una forma obstructiva de infertilidad.

Prevención

La prevención de la orquitis y la epididimitis se reduce al tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas de los órganos genitourinarios, al control cuidadoso del estado durante las enfermedades infecciosas comunes (parotitis epidémica, gripe , escarlatina, neumonía y otros), con trauma en el escroto, perineo y área pélvica.

¿Qué puedes hacer?

En pacientes que han tenido orquitis y/o epididimitis, se producen procesos de alteración de la formación de espermatozoides. Se debe prestar especial atención a la orquitis o epididimitis bilateral, ya que la probabilidad de quedar infértil es extremadamente alta. En caso de orquitis y/o epididimitis, la automedicación es inaceptable, es urgente consultar a un médico.

Si ocurre un proceso agudo en el sistema genitourinario, es necesario tratarlo hasta la recuperación completa. Si la enfermedad se vuelve crónica, es necesario que su médico (urólogo) lo controle constantemente para descartar complicaciones no deseadas.

¿Qué puede hacer un médico?

El médico realizará todos los exámenes necesarios y prescribirá el tratamiento, que debería conducir a una recuperación completa. En algunos casos, el tratamiento puede requerir hospitalización.

Con el desarrollo de un absceso (absceso) del testículo o epidídimo, se abre y drena. En casos severos, con la fusión completa del tejido testicular con pus, se realiza una orquiectomía: extirpación unilateral del testículo.

Con el desarrollo de la supuración del epidídimo, en casos severos, se elimina el epidídimo.

Con el tratamiento oportuno de un proceso agudo, el pronóstico es favorable.

En ausencia de tratamiento o tratamiento insuficiente, esto puede conducir a la infertilidad.

READ
Los mejores ejercicios de fuerza masculina

Antes de usar cualquier medicamento, consulte a un especialista y lea las instrucciones de uso.

orquitis

orquitis – Este es un proceso inflamatorio de los tejidos testiculares causado por patógenos bacterianos o virales, lesiones testiculares. Los síntomas incluyen agrandamiento del escroto, dolor, hinchazón, enrojecimiento y fiebre. El epidídimo a menudo está involucrado en el proceso patológico, que se expresa por dolor en la región inguinal. El diagnóstico se confirma mediante ecografía del escroto. El diagnóstico por PCR se lleva a cabo para excluir la naturaleza venérea de la enfermedad. El tratamiento implica el nombramiento de un antibiótico, teniendo en cuenta la sensibilidad al fármaco, los AINE, la fisioterapia. Con fusión purulenta de tejidos o necrosis, se realiza una operación.

ICD-10

orquitis

Visión de conjunto

Los hombres experimentan inflamación testicular a cualquier edad. La orquitis a menudo se diagnostica en hombres en el pico de la actividad sexual (18-35 años), que tienen el mayor riesgo de contraer ETS, y en pacientes mayores de 50 años con hiperplasia prostática y obstrucción asociada. En el 80-90% de los casos, la orquitis se presenta en combinación con la epididimitis, en el 9% la lesión es bilateral. Muy a menudo, los gonococos y las clamidias se aíslan de patógenos venéreos, y Escherichia coli y Pseudomonas aeruginosa, Proteus, estafilococos y estreptococos se aíslan de microflora inespecífica. En los niños predomina la naturaleza viral de la orquitis. En varias observaciones, el bacilo de Koch puede iniciar el desarrollo de tuberculosis urogenital con afectación de los testículos.

orquitis

Causas de la orquitis

La inflamación de los testículos es una enfermedad multifactorial. Se desarrolla cuando se infecta con patógenos de naturaleza viral, microflora bacteriana específica o no específica. En algunos pacientes, no se puede establecer la causa; luego hablan de la forma idiopática, que es la más difícil de tratar. Se describe la relación de la orquitis (orquiepididimitis) con la ingesta de determinados fármacos, algunas enfermedades sistémicas.

En los niños, la orquitis bacteriana es más frecuentemente causada por anomalías congénitas (uréter ectópico o conducto deferente, válvulas congénitas, divertículos, etc.) o trastornos funcionales asociados a la presencia de orina residual (disinergia del esfínter vesical). Estos cambios se acompañan de infecciones recurrentes del tracto urinario que, en condiciones apropiadas, se propagan a los tejidos testiculares. Los principales factores etiológicos que conducen a la orquitis son:

  • Infecciones virales. La infección viral a menudo provoca orquitis en niños menores de 15 años, en aproximadamente el 20% de los casos, la inflamación testicular complica las paperas (paperas), en adultos esta cifra es del 10-15%. Hay datos separados sobre el desarrollo de orquitis después de la inmunización contra paperas, sarampión y rubéola. Las causas menos comunes incluyen varicela y virus Coxsackie, citomegalovirus, adenovirus.
  • Enfermedades urológicas La orquitis puede ser causada por una infección bacteriana que a menudo se propaga desde las estructuras inflamadas cercanas en el tracto urogenital: la próstata, las vesículas y los apéndices. La microflora bacteriana puede ingresar al tejido testicular con el flujo sanguíneo desde cualquier foco de inflamación en el cuerpo. En pacientes de edad avanzada, en el contexto de agrandamiento de la próstata o estenosis uretral, se altera el flujo adecuado de orina, lo que se complica con la formación de reflujo uretrovesical con el desarrollo de epididimitis y luego orquitis. El tumor testicular conduce a una inflamación tisular reactiva.
  • Traumatismos y lesiones iatrogénicas. La infección del tejido testicular se ve facilitada por intervenciones quirúrgicas (TUR, cirugía abierta, litotricia), manipulaciones urológicas (bougienage, cateterismo), procedimientos de diagnóstico (uretrocistoscopia, pieloscopia), en los que se viola la integridad de las membranas mucosas. A menudo, la orquitis se desarrolla después de la picadura de un animal o insecto, debido a una lesión. Inicialmente, la inflamación aséptica, cuando se adjunta una infección bacteriana secundaria, se convierte en orquitis purulenta.
  • infecciones venéreas. Las enfermedades de transmisión sexual pueden causar orquitis en hombres sexualmente activos. La vía de infección es ascendente por contacto, inicialmente se desarrolla una inflamación específica en la uretra. Sin la terapia necesaria, los gonococos, la clamidia, los micoplasmas y las tricomonas afectan la próstata, los apéndices, los testículos y otros órganos.
READ
Cómo puede un hombre prolongar las relaciones sexuales?

El principal factor predisponente incluye la inmunosupresión de cualquier origen (infección por VIH, diabetes mellitus, enfermedades infecciosas graves, etc.). Los hombres que reciben quimiorradioterapia o toman hormonas, inmunosupresores, tienen mayor riesgo de desarrollar orquitis. En estos pacientes, los iniciadores de la inflamación testicular pueden ser Candida albicans, Toxoplasma gondii, Cryptococcus, etc.

Patogenesia

La orquitis se considera principalmente como una complicación de la epididimitis aguda, debido a la diseminación del proceso patológico en el tejido testicular por vía perivasal e intersticial. La inflamación se ve favorecida por la alteración del flujo sanguíneo y linfático, la compresión de los tejidos debido a la acumulación de exudado, el aumento de la presión en los conductos y túbulos seminíferos. Si no se trata, la inflamación serosa se convierte en una forma purulenta, se forman microabscesos, que pueden resolverse con la formación de una cicatriz fibrosa o, cuando se fusionan, formar un absceso del testículo. La esclerosis focal o difusa de los tejidos testiculares conduce a una alteración de la espermatogénesis, ya que se pierden las estructuras funcionales.

La ruta de infección de las paperas y otras infecciones virales es hematógena, el virus se disemina por todo el cuerpo y los órganos glandulares (incluidos los testículos) son los órganos diana. En pacientes infectados con paperas, durante los primeros días, el virus ataca las glándulas testiculares, provocando inflamación del parénquima, destrucción de los túbulos seminíferos e infiltración linfocitaria perivascular.

Síntomas de la orquitis

Los síntomas clínicos son variables y dependen de la gravedad del proceso patológico y de la naturaleza del patógeno. Las manifestaciones comunes pueden incluir debilidad, fiebre con escalofríos, dolor de cabeza y dolores musculares. La enfermedad puede ser aguda, lo que es típico de los hombres con gonorrea, o desarrollarse en unos pocos días; depende de las características del estado inmunológico.

El testículo afectado está agrandado, muy doloroso, la piel que lo cubre está hiperémica. La hinchazón debido a la inflamación puede ser tan pronunciada que no es posible sentir ninguna estructura en el escroto del lado de la lesión. En la posición supina, el dolor es menos pronunciado.

La descarga de la uretra puede ser pronunciada: el secreto suele ser profuso, blanquecino o verde amarillento, con un olor desagradable, lo que hace sospechar la naturaleza venérea de la enfermedad. Los ganglios linfáticos inguinales pueden agrandarse. Los trastornos de la micción están presentes en el 35% de los pacientes, los síntomas de disuria están representados por dolor, urgencia frecuente y molestias en el perineo.

La orquitis crónica tiene síntomas menos pronunciados. La temperatura aumenta solo durante la exacerbación, el dolor es tirante, doloroso, agravado después del esfuerzo físico, durante y después del contacto sexual, durante la defecación. Localización de sensaciones dolorosas: testículo, región inguinal, perineo. La aparición de sangre en el semen puede indicar la participación de vesículas en el proceso.

READ
Por qué ocurren los sueños nocturnos?

En las paperas, la orquitis a menudo va precedida de debilidad general, agrandamiento de las glándulas salivales (hinchazón en la región parótida), fiebre, escalofríos, dificultad para tragar. En el 20% de los pacientes, la inflamación testicular se presenta en los días 4-7. En el 70% de los casos, la lesión es unilateral, la afectación contralateral de la segunda gónada ocurre en los días 1-9.

Complicaciones

Las complicaciones con acceso oportuno a un urólogo y siguiendo todas las recomendaciones son raras. Después de sufrir una orquitis bilateral, la espermatogénesis se altera en el 87 % de los pacientes y se produce azoospermia en el 3-5 % de los casos. Dentro de los 12 meses, la mejora en la eyaculación ocurre en el 90% de los hombres. En ausencia de una terapia antibiótica adecuada, se puede desarrollar hidropesía reactiva, piocele, absceso testicular (en 3-8%).

La cronificación del proceso también puede considerarse como una complicación de la inflamación aguda, mientras que los cambios escleróticos y distróficos son la causa de la infertilidad obstructiva y/o secretora. En el 60% de los hombres que han tenido orquitis, se les diagnostica una ligera disminución en el tamaño de los testículos: atrofia, que no siempre se acompaña de cambios en el espermograma. La sepsis es una consecuencia potencial de una infección grave.

diagnósticos

Se puede establecer un diagnóstico preliminar sobre la base de la anamnesis y los datos del examen físico; se requieren una serie de pruebas instrumentales y de laboratorio para determinar la génesis del proceso inflamatorio. Sin falta, el urólogo realiza un examen rectal digital de la glándula prostática, ya que a menudo la orquitis y la prostatitis ocurren en combinación. El paciente puede ser derivado para una consulta con un fisiourólogo, oncólogo, cirujano. Algoritmo de examen para la orquitis:

  • Diagnóstico de laboratorio. Para excluir / confirmar las ITS, se prescriben pruebas de PCR para gonococos de Neisser y clamidia trachomatis. El estudio es necesario si se visualiza una gran cantidad de leucocitos durante la microscopía convencional de un frotis de la uretra. Realizar estudios de cultivo encaminados a identificar patógenos bacterianos y sensibilidad a fármacos. La orquitis en el contexto de las paperas virales se confirma mediante la detección de anticuerpos por ELISA. Los cambios en el análisis de sangre general son inespecíficos, con inflamación severa, hay un cambio de la fórmula de leucocitos hacia la izquierda, aumento de la ESR.
  • Diagnóstico instrumental. La ecografía Doppler del escroto le permite evaluar el estado del testículo afectado, excluir patologías concomitantes, por ejemplo, tumor, torsión testicular, absceso. En casos dudosos (si se sospecha una génesis tumoral de orquitis reactiva), se realiza una resonancia magnética de escroto y órganos pélvicos. La diafanoscopia demuestra la heterogeneidad del tejido testicular, pero el contenido de información de este método sigue siendo bajo.

El diagnóstico diferencial se realiza con torsión testicular. Se caracteriza por la aparición repentina de dolor, no hay un período prodrómico con aumento de la temperatura. El diagnóstico se confirma mediante ecografía con Doppler, en la que se aprecia claramente la rotación de la glándula sexual con respecto a la ubicación anatómica normal, la compresión de los vasos y nervios del cordón espermático. El testículo en sí es a menudo de tamaño normal. Síntomas clínicos similares están presentes con la infracción de la hernia inguinal-escrotal. Una consulta con un cirujano y una ecografía del escroto es suficiente para establecer un diagnóstico.

READ
Por qué ocurre la eyaculación rápida?

tratamiento de la orquitis

La hospitalización en un hospital está indicada si no se pueden excluir complicaciones purulentas o se esperan en un paciente en el contexto de la inmunosupresión. El régimen es de cama, para aliviar los síntomas se recomienda llevar un suspensorio. Evite las comidas picantes y el alcohol. Se prescribe un régimen de bebida mejorado para aliviar la intoxicación y aumentar la diuresis, lo que ayuda a acelerar la eliminación de patógenos del cuerpo.

El tratamiento se inicia de forma empírica, sin esperar los resultados del cultivo bacteriano y el diagnóstico por PCR. Con orquitis viral, el nombramiento de antibióticos se considera inapropiado. La inflamación apoyada por cualquier infección venérea implica el tratamiento simultáneo de la pareja sexual. La terapia compleja de la inflamación bacteriana del testículo incluye:

  • Tomando medicamentos Prescribir antibióticos con el espectro de acción más amplio posible. La duración del curso se determina individualmente, con prostatitis concomitante, los medicamentos se toman hasta 4 semanas. Después de recibir los resultados del cultivo bacteriano, si es necesario, se ajusta el régimen de tratamiento. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos se usan para reducir el dolor y reducir la temperatura. Los AINE y los medicamentos antibacterianos mejoran la acción de los demás.
  • impacto local. En las primeras horas, se aplica frío para reducir la hinchazón (una almohadilla térmica fría envuelta en un paño), luego se aplican compresas reabsorbibles en el lado de la lesión. La fisioterapia no se lleva a cabo en el período agudo, pero a medida que la inflamación disminuye, después de 3 a 5 días, es posible la terapia UHF, la electroforesis y la exposición al láser magnético. Con la inflamación crónica, la fisioterapia ayuda a prevenir la exacerbación.
  • Tratamiento quirurgico. Con el desarrollo de complicaciones destructivas purulentas, se recurre a la orquiectomía. Algunos médicos consideran justificada la intervención quirúrgica precoz, que consiste en realizar muescas en la albugínea, que reducen la compresión y permiten la salida del contenido purulento. A pesar de que la operación preserva el órgano, es posible que se produzcan consecuencias indeseables en forma de la formación de áreas de fibrosis con espermatogénesis alterada.

Pronóstico y prevención

Con una terapia adecuada, la mayoría de los casos de orquitis cursan sin complicaciones, el pronóstico de por vida es favorable. Cuando se inhibe la espermatogénesis, es importante la consulta oportuna con un andrólogo. Con el fracaso de la terapia para la infertilidad, es posible recurrir a tecnologías de reproducción asistida. A veces, la orquitis recurrente es consecuencia de un diagnóstico incompleto, que requiere un examen completo y un tratamiento adecuado.

Las medidas preventivas incluyen la adherencia a las relaciones monógamas, el uso de equipos de protección cuando se practican deportes traumáticos. La derivación oportuna a un urólogo ante los primeros síntomas de angustia de los órganos del área urogenital, el examen periódico de pacientes que padecen patología urológica crónica y el tratamiento preventivo minimizan el riesgo de orquitis. Los hombres que no tuvieron paperas en la infancia y no fueron vacunados deben evitar el contacto con personas con paperas.

1. Epididimitis aguda: aspectos médicos y sociales. Posibilidades modernas de terapia patogénica/ Shormanov I.S., Vorchalov M.M., Ryzhkov A.I.// Urología experimental y clínica. – 2012 – Nº 3.

2. Tratamiento diferenciado de la epididimitis y la orquiepididimitis: Resumen de la tesis / Abunimeh B.Kh. – 2006.

3. Orquitis aguda por paperas en adultos: diagnóstico, clínica, tratamiento: Resumen de la disertación / Solovyov A.A. – 2002.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: