Por qué ocurre el hipogonadismo hipogonadotrópico en los hombres?

Hipogonadismo en hombres: causas, signos, principios de tratamiento.

Imagen

En un hombre sano, las hormonas sexuales producidas aseguran el desarrollo normal de los órganos genitales, la formación de características sexuales y el metabolismo de proteínas y grasas. Si por alguna razón la síntesis de hormonas se desvía, se desarrolla hipogonadismo. Esta es una insuficiencia de las glándulas sexuales y una violación de la producción de hormonas sexuales. Tales procesos conducen a serios problemas que son resueltos conjuntamente por endocrinólogos y andrólogos. Ofrecemos estudiar con más detalle las causas, los síntomas y los principios del tratamiento del hipogonadismo en los hombres.

Los principales síntomas y manifestaciones del hipogonadismo.

Los principales síntomas y manifestaciones de la enfermedad.

El hipogonadismo se desarrolla debido a la falta de hormonas sexuales. La deficiencia afecta a los órganos que dependen de estas hormonas. Los síntomas del hipogonadismo pueden presentarse en una variedad de formas. La edad de aparición de la enfermedad y la razón de la disminución en la cantidad de hormonas son importantes.

Si la pubertad no ha comenzado

Si la falla ocurrió antes del inicio de la pubertad, entonces ocurre con un retraso. El niño es muy alto, sus brazos y piernas se ven demasiado largos y su pecho es pequeño en comparación con otras partes. El crecimiento del vello de patrón masculino tampoco ocurre, ya que depende de las hormonas sexuales.

La obesidad en el hipogonadismo es otro rasgo característico. Debido a la falta de testosterona, se desarrolla según el tipo femenino. Además, se forma ginecomastia, un aumento de las glándulas mamarias y se observa un pene subdesarrollado de tamaño pequeño.

Al final de la pubertad

Si la producción de hormonas se vio alterada después de la pubertad, los signos de hipogonadismo no son tan pronunciados. En un hombre, los testículos disminuyen, la vellosidad corporal disminuye, la obesidad comienza a desarrollarse con la deposición de grasa según el tipo femenino. La piel pierde su elasticidad y se adelgaza, aparecen problemas con la función sexual y puede desarrollarse infertilidad.

El primer signo es una disminución en el tamaño de los testículos. Esto no sucede solo si la enfermedad ha comenzado a desarrollarse recientemente. Con su progresión, se interrumpe la espermatogénesis, el desarrollo de las células germinales masculinas. Los testículos pierden su función principal, lo que lleva a la infertilidad con el cese de la producción de testosterona. Las características sexuales secundarias retroceden gradualmente. En este contexto, un hombre puede tener debilidad, fatiga y debilitamiento de los músculos.

Clasificación y causas del hipogonadismo

La causa principal del hipogonadismo es una disminución del volumen o una violación de la producción de hormonas sexuales. Esto puede deberse a una enfermedad testicular o problemas en la regulación de la síntesis de hormonas a nivel de la hipófisis y el hipotálamo. Dependiendo de la causa, se distinguen hipogonadismo primario y secundario. La primaria es la que es provocada por problemas en los testículos, y puede ser causada por:

  • defectos genéticos que causaron el subdesarrollo de las glándulas;
  • la influencia de factores dañinos en una mujer durante el embarazo;
  • enfermedades infecciosas tales como epididimitis, paperas, vesiculitis;
  • efecto tóxico de altas dosis de ciertos medicamentos (tetraciclinas, hormonales);
  • quimioterapia para enfermedades malignas;
  • daño por radiación; testículos por torsión del cordón espermático, varicocele, escisión de una hernia, etc.
READ
Cómo se trata la azoospermia?

El hipogonadismo secundario es causado por enfermedades de la glándula pituitaria y el hipotálamo. Pueden ser tumores, inflamaciones, problemas vasculares. Las razones comunes incluyen:

  • adenoma o prolactinoma de la glándula pituitaria;
  • disfunción de la hipófisis o el hipotálamo después de una cirugía o lesión;
  • cambios relacionados con la edad que conducen a una disminución de los niveles de testosterona (hipogonadismo relacionado con la edad);
  • hemocromatosis (alteración del metabolismo del hierro).

Clasificación y causas del hipogonadismo

Las formas primaria y secundaria se distinguen por el nivel de hormonas gonadotrópicas (hormonas de la glándula pituitaria anterior – FSH (estimulante del folículo) y LH (luteinizante), que regulan las glándulas sexuales. Dependiendo de esto, hay:

  • Hipogonadismo hipergonadotrópico, es decir, la forma primaria, en la que aumenta el nivel de gonadotropos.
  • Hipogonadismo hipogonadotrópico, es decir, una forma secundaria, que se caracteriza por una disminución en la producción de gonadotropinas.
  • Hipogonadismo normogonadotrópico. Con esta forma, el nivel de gonadotropinas tiene valores normales y la enfermedad se manifiesta por una disminución en la producción de testosterona en los testículos. La causa de la enfermedad es la hiperprolactinemia.

De esto es fácil concluir que la forma hipergonadotrópica es causada por un mal funcionamiento en los testículos, y la forma hipogonadotrópica y normogonadotrópica son causadas por problemas en el sistema hipotálamo-pituitario.

Hay una sospecha de hipogonadismo, ¿qué hacer?

Si un hombre tiene síntomas de deficiencia de testosterona como signo de hipogonadismo, es necesario consultar a un andrólogo o un andrólogo-urólogo. Según las quejas del paciente, el médico podrá adivinar cuál es el problema que causó esta afección.

Para realizar un diagnóstico se evalúan los órganos genitales y los caracteres sexuales secundarios, y se identifican los signos característicos de la enfermedad. Una radiografía de la silla de montar turca (la glándula pituitaria se encuentra allí), un análisis de semen, un análisis de sangre para sexo y hormonas gonadotrópicas ayudan a confirmar el diagnóstico e identificar la causa.

El tratamiento del hipogonadismo depende de la causa, por lo tanto, se determina de forma individual. A los adultos se les prescribe terapia de reemplazo hormonal, a los niños, medicamentos no hormonales. En la forma primaria, se toma testosterona, en la forma secundaria, se toman gonadotropinas. Si la causa es un tumor, entonces, como parte del tratamiento, se puede extirpar quirúrgicamente.

Dado que la efectividad del tratamiento depende directamente de la exactitud del diagnóstico, es importante que un hombre consulte a un médico a tiempo y realice todos los estudios prescritos. En la clínica Dra. AkNer emplea a urólogos-andrólogos con amplia experiencia en el tratamiento del hipogonadismo. Para consultas, haga una cita utilizando el formulario de comentarios o el número de contacto.

READ
Las principales causas de la prostatitis en los hombres.

Síndrome de hipogonadismo en hombres

La deficiencia de andrógenos, la insuficiencia testicular y el síndrome de hipogonadismo en los hombres tienen que ver con cambios clínicos y/u hormonales causados ​​por una insuficiencia absoluta o relativa, con resistencia tisular, de hormonas sexuales.

endocrinólogo, Clínica “Be Healthy”

La testosterona, la hormona predominante en la sangre de un hombre, es producida principalmente (95%) por los testículos, en cantidades mucho menores, por la corteza suprarrenal; formado a partir del colesterol. Aproximadamente 6 mg de testosterona se liberan en el plasma sanguíneo por día, una pequeña cantidad se deposita en los testículos. En el plasma, la testosterona es transportada por la globulina transportadora de esteroides sexuales (SSBG) u otras proteínas sanguíneas como la albúmina. Una pequeña parte circula en la sangre en forma libre.

vrach_2016_05_conferencia_01.png

Clasificación

Dependiendo del nivel de daño al sistema hipotálamo-pituitario, hay:

  • hipogonadismo hipergonadotrópico (primario) en hombres. Disminución o ausencia de producción de testosterona por parte de los testículos. Aquí podemos distinguir formas congénitas (síndrome de Klinefelter – Fig. 1, anorquismo) y formas adquiridas (trauma, radiación, quimioterapia, otras lesiones tóxicas de los testículos, inicio tardío del tratamiento de la criptorquidia);
  • Hipogonadismo hipogonadotrópico (secundario) en hombres. Hormonas hipofisarias reducidas o ausentes que estimulan la secreción de testosterona. En este grupo también existen formas congénitas (síndrome de Kalman, déficit aislado de LH, otras enfermedades congénitas raras acompañadas de hipogonadismo), y adquiridas (tumores de hipófisis e hipotálamo, su tratamiento quirúrgico o radioterapia, hemorragias en los mismos, etc.) ;
  • Hipogonadismo normogonadotrópico. Esta condición se caracteriza por una baja producción de testosterona con niveles normales de gonadotropinas. Se basa en trastornos mixtos del aparato reproductor, expresados ​​no sólo en la lesión primaria de los testículos, sino también en la insuficiencia latente de la regulación hipotálamo-hipofisaria. Ejemplos típicos son hipogonadismo en hombres obesos, hipogonadismo en hiperprolactinemia (Fig. 2) e hipotiroidismo, hipogonadismo relacionado con la edad (Fig. 3), hipogonadismo iatrogénico;
  • hipogonadismo por resistencia de órganos diana (feminización por resistencia de los receptores tisulares a los andrógenos; deficiencia de 5α-reductasa; deficiencia de estrógenos, que en concentraciones fisiológicas son moduladores de los efectos normales de la testosterona).

Figura 1 Ejemplo de pacientes con síntoma de Klinefelter

vrach_2016_05_conferencia_02.png

Según el momento de aparición, se puede distinguir el hipogonadismo prepuberal y pospuberal.

Cuadro clínico

El cuadro clínico de la enfermedad depende del momento de aparición del trastorno y se presenta en la Tabla 1.

Tabla 1. Principales signos de hipogonadismo

vrach_2016_05_conferencia_03.png

Hay características no específicas que pueden llevar al médico al hipogonadismo:

  • oligo y azoospermia;
  • fracturas patológicas (discrepancia entre la fuerza del factor traumático y la gravedad de la lesión);
  • osteopenia;
  • anemia moderada (normocrómica, normocítica);
  • aumento del tejido adiposo;
  • depresión, trastornos del sueño, pérdida de memoria.
READ
Metástasis en el cáncer de próstata y su localización en el cuerpo de un hombre.

Diagnóstico de hipogonadismo

El diagnóstico de hipogonadismo en los hombres se establece sobre la base de datos de anamnesis, un cuadro clínico, confirmado por estudios de laboratorio e instrumentales. De acuerdo con las últimas recomendaciones, el diagnóstico de hipogonadismo solo debe realizarse en hombres con síntomas, manifestaciones externas y un nivel de testosterona sérica claramente reducido [2]. Al mismo tiempo, como prueba de diagnóstico inicial para el hipogonadismo, se recomienda un análisis del nivel de testosterona total en suero por la mañana.

Figura 2-3. Diferentes tipos de hipogonadismo

vrach_2016_05_conferencia_04.png

Para calcular el nivel de testosterona libre, puede utilizar la calculadora en línea www.issam.ch/freetesto.htm.

Tabla 2. Normas para la testosterona

vrach_2016_05_conferencia_05.png

Si es necesario, determine los niveles de SSSH, FSH, LH, prolactina. Factores de alto riesgo para desarrollar hipogonadismo:

  • formaciones volumétricas de la región hipotálamo-pituitaria;
  • intervenciones quirúrgicas y/o radiaciones en la zona de la silla turca;
  • uso a largo plazo de glucocorticoides, ketoconazol, opioides;
  • diabetes mellitus, infertilidad, osteopenia y osteoporosis.

El cribado general en la población es inapropiado [3].

Se pueden utilizar cuestionarios especializados para identificar el grupo de riesgo de hipogonadismo.

vrach_2016_05_conferencia_06.png

Tratamiento del hipogonadismo en hombres

Al comenzar a tratar el hipogonadismo, el médico establece una serie de objetivos:

  • eliminación de la deficiencia de andrógenos (restauración de la potencia, la libido, el bienestar y el comportamiento);
  • asegurar la virilización (crecimiento de vello en la cara y el cuerpo según el tipo masculino, cambio en el timbre de la voz, físico, aumento de la masa muscular, agrandamiento del pene y testículos, pigmentación del escroto, desarrollo de pliegues), si posible, asegurando la fertilidad;
  • Potencialmente – reducción de riesgos cardiovasculares, prevención de osteoporosis.

Dependiendo de si es necesario restaurar la fertilidad, la elección de la terapia es entre la terapia de reemplazo hormonal (TRH) preparados de testosterona, por un lado, y preparados de gonadotropina coriónica humana (hCG), hormona luteinizante (LH), hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona liberadora de gonadotropina (HRH) por el otro.

Hay un gran número de formas de dosificación de testosterona para administración intramuscular, subcutánea, transdérmica, oral y bucal. Sin embargo, la TRH con testosterona conduce a una disminución del volumen testicular y a la supresión de la espermatogénesis.

Por lo tanto, si se conserva la función testicular y el hipogonadismo es de origen hipotalámico o hipofisario, se utilizan preparaciones de hCG, LH, FSH o administración pulsátil de GHRH. Estas hormonas aumentan la producción de su propia testosterona, lo que conduce a la inducción de la espermatogénesis y al restablecimiento de la fertilidad.

El paciente K. (39 años) acudió a un endocrinólogo con quejas de disfunción sexual (disminución del deseo sexual, disfunción eréctil), debilidad general, aumento de la fatiga, dificultad para respirar durante el esfuerzo físico, episodios de aumento de la presión arterial (hasta un máximo de 165/100 mm Hg. .), sobrepeso, ineficiencia de la actividad física y dietas. Dijo que sigue los principios de la nutrición racional, visita regularmente el gimnasio. Las quejas anteriores han sido preocupantes durante el último año. Independientemente no fue tratado, no fue examinado.

  • altura – 183 cm;
  • peso – 127 kg;
  • IMC – 37,9 kg / m2;
  • circunferencia de la cintura (OT) – 123 cm;
  • circunferencia de la cadera (OB) – 135 cm;
  • TO/OB – 0,91;
  • PA – 145/90 mm Hg. Art., frecuencia cardíaca – 82 latidos por minuto.
READ
Tratamiento de la necrozoospermia

Vello en axilas, tórax, pared abdominal anterior, en la ingle sin facciones. Falsa ginecomastia bilateral. Los órganos genitales externos están formados correctamente, sin rasgos.

Al utilizar el cuestionario ADAM, las respuestas positivas a 8 de 10 preguntas indican la gravedad de los síntomas de deficiencia de andrógenos en este paciente.

  • colesterol total – 6,4 mmol / l (normal 3,1-5,2);
  • LDL – 3,8 mmol / l (normal 0-3,3);
  • triglicéridos – 2,6 mmol / l (norma – menos de 2,3);
  • testosterona total – 7,2 nmol / l (normal 12,0-41,0);
  • SSSG – 28,9 pmol / l (norma 12,9-61,7);
  • LH – 4,7 U / l (norma 2,5–11,0);
  • TSH — 1,8 mU/l (norma 0,25–4,0);
  • prolactina – 243 UI / l (norma 50-610);
  • estradiol – 164 pmol / l (norma 20-240);
  • PSA total – 0,6 ng / ml (normal 0-4).

Según la ecografía de la glándula prostática, no se detectaron signos ecográficos de patología.

El paciente fue diagnosticado de hipogonadismo normogonadotrópico. Síndrome metabólico: Obesidad abdominal (grado 2). Hipertensión arterial. Dislipidemia.

Objetivos del tratamiento:

Normalización de los niveles de testosterona. Se prescribió una forma prolongada de testosterona (undecanoato de testosterona 1000 mg) por vía intramuscular de acuerdo con el esquema con ajuste de dosis hasta el mantenimiento.

Pérdida de peso y mantenimiento. Adherencia recomendada a los principios de nutrición racional con consumo limitado de grasas y carbohidratos de fácil digestión, sal, así como ejercicio aeróbico adicional (caminar activo durante 1 hora al día).

Al evaluar los resultados de la terapia después de 10 meses, el paciente notó una tendencia positiva significativa en el bienestar general: una mejora en la función eréctil (aumento del deseo sexual, aumento en la frecuencia de erecciones espontáneas), desaparición de quejas de fatiga, estado de ánimo deprimido; estabilización del nivel de presión arterial hasta 130/80 mm Hg. Arte. Objetivamente, en el examen, una disminución en todos los parámetros antropométricos: peso – 99 kg, IMC – 29,5 kg/m2, CC – 88 cm, OB – 109 cm, OT/OB – 0,81. Durante el tratamiento también se produjo la normalización de todos los parámetros hormonales y bioquímicos. A futuro se decidió continuar la terapia con el control de parámetros de laboratorio una vez cada seis meses.

¿Qué hay de nuevo?

Con la acumulación de información sobre la importancia de los andrógenos para el funcionamiento y la salud del cuerpo masculino, el hipogonadismo masculino se está convirtiendo en objeto de especial atención. En los últimos años, un creciente cuerpo de evidencia científica respalda el uso de la terapia de reemplazo de testosterona en hombres adultos. El objetivo principal es lograr la concentración de testosterona en la sangre, lo más cerca posible de los valores fisiológicos en hombres con función testicular normal [4].

READ
Preparación para una ETR de próstata

Con la edad, el nivel de hormonas sexuales disminuye, y eventualmente se manifiesta como un estado de deficiencia de testosterona (andropausia) relacionada con la edad en los hombres. Desde aproximadamente los 30 años en adelante hasta el final de la vida, un hombre pierde anualmente un promedio de aproximadamente 1,5-2,0% de la testosterona libre más activa. Se cree que los hombres que inicialmente tienen niveles más altos de testosterona en su juventud tienen más probabilidades de no experimentar manifestaciones de deficiencia de andrógenos relacionadas con la edad durante el mayor tiempo posible [5].

El Estudio de Envejecimiento Masculino de Massachusetts (MMAS), publicado en 1994, encontró que los niveles bajos de testosterona libre son un factor de riesgo para la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 [11]

Se reconoce oficialmente la existencia de deficiencia de andrógenos relacionada con la edad: según la definición de la Sociedad Internacional para el Estudio de Hombres Mayores (ISSAM), la Asociación Internacional de Andrólogos (ISA) y la Asociación Europea de Urología (EAU), la edad- El hipogonadismo relacionado (hipogonadismo de inicio tardío, LOH) se define como un síndrome clínico y bioquímico, que ocurre en la edad adulta, caracterizado por síntomas clínicos típicos en combinación con niveles bajos de testosterona en sangre, lo que puede conducir a un deterioro significativo en la calidad de vida y afectar negativamente el funcionamiento de muchos órganos y sistemas corporales [6]. Una disminución en el nivel de hormonas sexuales es uno de los momentos clave del envejecimiento y las enfermedades asociadas con la edad.

Las causas y relaciones del hipogonadismo y el desarrollo de enfermedades concomitantes se están estudiando activamente. Se ha encontrado una alta prevalencia de hipogonadismo en hombres obesos (hasta el 100% con una circunferencia de cintura de más de 102 cm) [7, 8]. Los niveles bajos de testosterona en plasma se asocian con manifestaciones del síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina y diabetes mellitus tipo 2 (DM) [9-11]. La terapia con testosterona en hombres con hipogonadismo conduce a una disminución en el volumen del tejido adiposo [12].

Actualmente, la terapia de reemplazo de hormonas sexuales seleccionada adecuadamente se posiciona como parte de una estrategia general para mantener la salud masculina, que también incluye recomendaciones sobre estilo de vida, dieta, ejercicio, dejar de fumar, entrenamiento cognitivo y niveles seguros de consumo de alcohol [13].

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: