Por qué un hombre tiene sangre en sus heces?

Las personas generalmente no le dan importancia al proceso de defecación, y más aún, a su resultado. Sin embargo, a veces vale la pena prestar atención a sus propias heces para no perder cambios que requieran intervención médica. Por lo tanto, la sangre en las heces a menudo no solo es un heraldo brillante, sino también formidable de posibles problemas, y es necesario conocer al enemigo de vista.

¿De dónde puede salir la sangre?

Normalmente, al final del acto digestivo se forman masas de color uniforme debido a los pigmentos. La sangre, o más precisamente, los eritrocitos, está ausente en ellos. Si en cualquier etapa se viola la integridad de la cubierta epitelial y los vasos sanguíneos debajo de ella, los eritrocitos se mezclan con el contenido y, a la salida, cambian el color de las heces según su número y el lugar del sangrado.

El color rojo brillante de las heces lo dan los glóbulos rojos sin cambios, que indican problemas en el tracto gastrointestinal inferior: el intestino grueso. El sangrado del esófago, el estómago o el intestino delgado se ve diferente: los glóbulos rojos están expuestos al ácido clorhídrico, las enzimas y el contenido intestinal y tiñen las heces de color rojo oscuro o marrón rojizo. Tal cambio no siempre es visible a simple vista y requiere confirmación de laboratorio, por lo que consideraremos las principales razones de la aparición de sangre sin cambios en las heces.

Almorranas

Una de las causas más comunes son las hemorroides, que afectan a alrededor del 10% de la población adulta de 30 a 50 años. Esta enfermedad afecta a los hombres varias veces más a menudo.

Venas especiales, cuerpos cavernosos, se deforman y agrandan, formando las conocidas hemorroides debajo de la mucosa intestinal. Como están abundantemente irrigadas y, a diferencia de otras venas, tienen comunicación con las arterias, si la pared intestinal está dañada, la sangre sale de color escarlata, no se mezcla con las heces o deja marcas brillantes en el papel higiénico.

Las hemorroides “sangran” después del acto de defecar. El sangrado de las hemorroides es la principal manifestación de una enfermedad insidiosa. No se detiene bien y, con un curso prolongado, puede conducir al desarrollo de anemia, por lo que merece mucha atención.

Grietas

Con fisuras anales, un síntoma característico es un dolor agudo y ardiente durante la defecación.

Otro problema en el ano es una fisura anal. Es un desgarro en el lugar donde la membrana mucosa del recto pasa a la piel. Y dado que la integridad de la cubierta está rota, la aparición de sangre no tardará mucho. Pero en este caso, la sangre se excreta en gotas, no tan abundantemente como con las hemorroides, y se ven pequeñas rayas en las heces en la superficie de las heces. Este fenómeno no siempre es evidente, un dolor agudo, incluso ardiente durante la defecación, que a menudo dura varias horas después de la defecación, más bien puede alertar.

oncología

El cáncer de colon es uno de los cánceres más “malvados”. Durante mucho tiempo, se desarrolla de manera imperceptible, y en esta situación, una actitud atenta hacia uno mismo será un buen ayudante, ya que la principal manifestación temprana de la enfermedad son precisamente las impurezas de la sangre en las heces.

READ
Terapia con láser para la sudoración excesiva

El sangrado en el cáncer es causado por la ulceración de la superficie del tumor y la traumatización de sus masas fecales, rara vez es masivo y más a menudo parece una pequeña cantidad de impurezas de color rojo oscuro. Pero no debe asustarse de inmediato cuando encuentre algo así, ya que este es solo uno de los signos y es necesario tener en cuenta el dolor, la presencia de moco en las heces o la dificultad para defecar, así como los síntomas generales. Un médico te ayudará a resolverlo.

La colitis ulcerosa también causa sangrado y glóbulos rojos en las heces. El mismo nombre “ulceroso” indica la formación de un defecto – “úlcera”, que en esta enfermedad afecta la membrana mucosa del colon.

NUC, como lo llaman cariñosamente los médicos, ocurre con períodos de exacerbación, cuando la inflamación se vuelve pronunciada. Como resultado, los capilares de la mucosa se expanden, el epitelio se vuelve necrótico y aparece sangre en las heces. Al mismo tiempo, la naturaleza misma de las heces cambia: se vuelve más frecuente, se licúa, los pacientes a menudo están preocupados por la diarrea “con sangre”. La sangre en las heces puede ser abundante, cubriéndola y en forma de impurezas; todo depende de la extensión de la lesión.

A menudo, esta enfermedad se acompaña de anemia, ya que el intestino sangra cada vez que se produce una exacerbación y, en algunos casos, no se produce ningún alivio.

Inflamación del intestino

Otra enfermedad inflamatoria, que se caracteriza por sangre en las heces, es la proctitis, es decir, Inflamación de la mucosa rectal. Las causas de la proctitis pueden ir desde la radiación hasta los parásitos, y siempre es importante identificarlos para combatir con éxito la enfermedad. La naturaleza de las heces ayudará a sugerir proctitis: manchas en forma de impurezas, generalmente no abundantes.

Ver también:
Sobre las causas del estreñimiento

Como cualquier inflamación, la proctitis causa dolor durante el acto de defecar, es posible la mezcla de moco en las heces, a veces muy abundante, picazón y ardor, trastorno de las heces en forma de estreñimiento o diarrea. En tales situaciones, vale la pena observar más de cerca el resultado de ir al baño; tal vez la información ayude en el diagnóstico.

Invitados no invitados

La amebiasis intestinal se acompaña de fiebre.

Huéspedes inesperados en forma de amebas o balantidias también pueden alertarnos de la aparición de glóbulos rojos en las heces. Las amebas ingresan al intestino grueso al tragar sus formas especiales de existencia: los quistes. En el colon, la ameba se alimenta activamente, destruyendo la superficie de la mucosa y estimulando la inflamación. Los primeros síntomas suelen aparecer entre 5 y 8 días después de la infección: dolor abdominal, fiebre leve, diarrea mixta con sangre y mucosidad.

La balantidiasis afecta con mayor frecuencia a las personas que de alguna manera están asociadas con la producción porcina, ya que los balantidiasis viven en el cuerpo de un cerdo. En el tracto digestivo humano, los balantidia también parasitan en el intestino grueso, formando defectos ulcerativos-destructivos. Como resultado, dolor abdominal y una mezcla de sangre, que es muy similar al daño de la ameba, por lo que algunas características de la vida y, en particular, la actividad profesional ayudarán a aclarar la causa. No obstante, en ambos casos, será necesario visitar a un especialista en enfermedades infecciosas.

READ
Qué es una hernia umbilical en hombres adultos?

La sangre en las heces es un síntoma inespecífico que es característico de una variedad de patologías. Pero esto siempre es una señal de que lejos de todo va bien en los intestinos y hay algún tipo de violación de la integridad de la superficie. ¡Por lo tanto, esté atento a usted mismo, y esto le servirá a sus intestinos!

Causas de sangre en las heces en los hombres.

Hombre dolor abdominal

Una de las razones serias para ver a un médico es la detección de impurezas con sangre en las heces. Las causas de las heces con sangre en los hombres son variadas, pero casi todas requieren un enfoque integrado de tratamiento. Solo un médico ayudará a comprender qué factor provocó el sangrado; sin embargo, incluso antes de su consulta, puede notar los primeros síntomas de la enfermedad.

Impurezas de sangre falsa en las heces.

Habiendo encontrado signos de hemorragia interna, primero debe analizar su dieta. Hay varios tipos de productos que pueden teñir las heces en un tono poco natural. Las personas que comen grandes cantidades de tomates, pimientos rojos, remolachas, morcillas, fresas y otras bayas pueden notar un cambio en las heces. Los coágulos de sangre que salen con las heces pueden convertirse en partículas de comida mal digeridas que tienen el color apropiado.

El papel principal en tal situación lo desempeña el bienestar general de una persona. Si existe la sospecha de que un hombre ha tenido un sangrado intestinal leve, mientras que no está preocupado por el dolor de estómago, la fiebre o las náuseas, no debe llamar a una ambulancia. Es suficiente excluir los productos correspondientes de la dieta por un corto tiempo y examinar cuidadosamente las heces en la próxima evacuación intestinal. En ausencia de coágulos rojos, no se requiere la consulta con un gastroenterólogo, pero si el sangrado vuelve a aparecer, se debe visitar al médico de inmediato.

dos copas de vino

Las vetas de sangre en las heces de un adulto también pueden ser el resultado de tomar una gran cantidad de alcohol.

alimañas

Otra razón para la aparición de sangrado intestinal en los hombres es la invasión de helmintos. En el cuerpo de una persona enferma, se pueden encontrar nematodos, tricocéfalos, así como tenias porcinas y bovinas. En la mayoría de los casos, los culpables de las impurezas con sangre en las heces en este caso son los gusanos redondos, los helmintos, que representan una grave amenaza para el cuerpo humano. Dichos gusanos pueden parasitar en cualquier órgano humano, pero el intestino delgado se convierte en su lugar de localización. Respondiendo a la pregunta: “¿Por qué aparece sangre durante la defecación?”, Cabe señalar que, al alcanzar una longitud de 15 a 22 cm, estos helmintos infectan los vasos sanguíneos y los capilares, y esto ya conduce a impurezas antinaturales en los excrementos.

READ
Restauración del habla después de un derrame cerebral: ejercicios necesarios.

La sangre con heces en los hombres, cuando se infecta con gusanos, se excreta en pequeñas cantidades. Su color es mayormente oscuro. El paciente también tiene otros trastornos de las heces, dolor abdominal, erupciones en la piel, así como un sistema inmunológico debilitado.

Úlcera péptica y divertículos

Las causas más comunes de sangre en las heces en los hombres radican en el daño a la membrana mucosa del estómago o el duodeno. La formación patológica de defectos se denomina úlcera y es la causa directa de la liberación de coágulos de sangre durante las deposiciones. Mucho más a menudo que las mujeres, los representantes del sexo más fuerte se enfrentan a úlceras en el tracto gastrointestinal.

Los hombres son especialmente susceptibles a la enfermedad:

  • experimentando estrés severo regularmente;
  • fumadores durante muchos años;
  • beber alcohol con frecuencia;
  • prefiriendo comidas pesadas y grasosas;
  • con aumento de la acidez estomacal.

La enfermedad de la úlcera péptica tiene síntomas vívidos, cuya aparición, al parecer, no está precedida por nada. El sangrado durante la perforación de la úlcera puede ser insignificante y muy pronunciado. Como regla general, la sangre en sí no es escarlata, tiene un tinte oscuro. Al notar que no solo aparecieron heces con sangre, sino también un dolor agudo en el abdomen, se recomienda llamar a una ambulancia. El paciente también puede quejarse de estreñimiento, náuseas, acidez estomacal. El color de las heces también es importante. En un paciente con una úlcera estomacal, el contenido de los intestinos a menudo se colorea de un negro intenso, que es otro signo pronunciado de hemorragia interna.

Importante: los divertículos provocan no solo el desarrollo de úlcera péptica y, como resultado, hemorragia interna, sino también la aparición de tumores malignos.

Una condición similar también ocurre en personas que tienen protuberancias congénitas o adquiridas de las paredes de órganos huecos o tubulares. Tales anomalías del desarrollo se denominan divertículos y son otro factor que provoca el sangrado gastrointestinal. La diverticulosis es una enfermedad que afecta con mayor frecuencia tanto el intestino delgado como el grueso, el esófago y el duodeno. Hasta que la enfermedad da como resultado una úlcera, la diverticulosis no causa síntomas específicos, por lo que su detección suele ser un accidente. Las causas de la aparición de inclusiones sanguinolentas durante la defecación en este caso se deben a la descomposición de restos de comida en los divertículos. Como resultado de la fermentación y la putrefacción, comienza un proceso inflamatorio, así como una perforación, después de lo cual el paciente comienza a notar una mezcla de sangre en las heces, un ligero dolor en el abdomen y el hecho de que el estreñimiento se ha vuelto más frecuente.

oncología

Las neoplasias malignas en el tracto gastrointestinal se diagnostican cada vez más en personas que apenas han cruzado la marca de los cuarenta años. Los síntomas del proceso oncológico son diversos. La liberación de sangre durante el acto de defecar está lejos de ser la única, pero es una señal importante de que se ha producido una falla grave en el cuerpo. El sangrado en un paciente con cáncer suele ser pronunciado. La sangre no es fresca, tiene un color marrón oscuro.

READ
Por qué ocurre la sudoración severa del cuello?

Si el paciente no recibe tratamiento o el tumor ha alcanzado las últimas etapas de desarrollo, el contenido del intestino se complementa con inclusiones purulentas, sangre, moco e incluso tejido tumoral en descomposición. Las heces del paciente se vuelven como una cinta, tienen un color negro. Si un hombre, en cuyas heces se encontró sangre, se debilita, pierde el apetito, se queja de una sensación persistente de plenitud del estómago, hinchazón y dolor en la región epigástrica, debe programar una cita de inmediato con un terapeuta y un oncólogo.

Papel higiénico

Las personas que se enfrentan a un proceso oncológico en los intestinos suelen tener falsas ganas de defecar

Impacto de la cirrosis del hígado

La aparición de impurezas de sangre en las heces en hombres con cirrosis hepática es un hecho bastante común. La razón del cambio en la consistencia y el color de las heces no es la enfermedad en sí, sino su efecto destructivo sobre las venas y los vasos sanguíneos. En el proceso de proliferación del tejido conectivo, inevitablemente se desarrollan venas varicosas del intestino. La última etapa de los cambios patológicos en los vasos sanguíneos se caracteriza por sangrado en el tracto gastrointestinal superior, cuyo resultado se mezcla con sangre en las heces. En primer lugar, un síntoma alarmante debería alertar a las personas que padecen discinesia biliar, abusan del alcohol, se intoxican, tienen enfermedades genéticas de diversos orígenes.

Importante: en una persona con cirrosis, las heces no solo contienen impurezas de sangre, sino que también son de color negro.

Gotas de sangre por hemorroides y fisuras

La aparición de impurezas no naturales en las heces es a menudo el resultado de un sangrado debido a una violación del flujo venoso en los intestinos inferiores. La liberación de sangre del intestino se debe al proceso inflamatorio en los ganglios venosos, su hinchazón y, como resultado, el prolapso. Las venas varicosas provocan el llenado de los tejidos del recto con sangre. El resultado de este proceso son las hemorroides llenas de sangre coagulada, que son esencialmente venas llenas de sangre. En un momento en que el paciente se encuentra en un estado relajado, los ganglios hemorroidales pueden disminuir de tamaño y, cuando están estresados ​​​​(por ejemplo, durante la defecación), aumentan.

Glóbulos rojos

El sangrado de las hemorroides suele ser un pequeño goteo de sangre

La excreción de sangre en las heces con hemorroides suele ser insignificante, sin embargo, existen factores que provocan una copiosa excreción de sangre fresca, por ejemplo, estreñimiento. Un hombre que se enfrenta a tal problema puede notar que la sangre no se mezcla con las heces, sino que permanece en su superficie. La secreción es de color escarlata y, a menudo, permanece en la ropa interior y el papel higiénico.

READ
El uso de la pasta Teimur para sudar.

El curso crónico de las hemorroides se reemplaza por períodos de deterioro y mejoría, por lo que las impurezas sanguinolentas pueden no aparecer con cada acto de defecación. Cuando el curso de la enfermedad pasa a una etapa aguda, el paciente nota que la descarga de sangre escarlata se ha vuelto más abundante, los dolores se han intensificado y ha aparecido una fuerte sensación de plenitud. La manifestación de estos síntomas de hemorroides se agrava en una posición sentada. Además, el paciente puede quejarse de una sensación de cuerpo extraño en el ano, que se debe a la inflamación de las hemorroides. En ausencia de un tratamiento adecuado, el paciente puede desarrollar inflamación en el recto e incluso infectarse con la sangre.

Importante: Una pérdida de sangre leve pero regular asociada con la enfermedad de las hemorroides puede provocar anemia (baja concentración de hemoglobina en las células) con el tiempo.

En una persona que ha estado experimentando problemas con las heces durante mucho tiempo, se altera la integridad de la piel en el ano. El estreñimiento regular y la higiene personal insuficiente conducen a la aparición de microfisuras. Todo esto puede provocar una ligera liberación de sangre, que se nota no solo en las heces, sino también en la ropa interior.

Coágulos de sangre en caso de intoxicación

No solo los niños pequeños, sino también los hombres adultos pueden infectarse con bacterias que provocan el desarrollo de disentería y salmonelosis. Al no lavarse las manos lo suficiente o al comer un producto caducado, incluso una persona completamente sana puede ver manchas de sangre en las heces.

Una persona con disentería en las heces no solo presenta coágulos con sangre, sino también espuma, partículas de alimentos no digeridos y, a menudo, pus. El color de las heces cuando se infectan con bacterias varía de verde claro a verde oscuro, lo que se debe a la fermentación en los intestinos. El hombre comienza con diarrea severa y frecuente, durante la cual se desarrolla deshidratación y se pierden componentes de la sangre. Esta condición es potencialmente peligrosa para el cuerpo. Para detener la pérdida de agua, así como la sangre que sale, aunque sea en pequeñas porciones, pero repetidamente durante el día, debe llamar a una ambulancia. Para eliminar la causa raíz de la enfermedad: una infección intestinal, se requerirá tratamiento con antibióticos bajo la supervisión de un médico, goteros, inmunomoduladores y otras drogas.

Los coágulos de sangre en las heces o la orina de un hombre no siempre son un síntoma de una enfermedad potencialmente mortal. No puede automedicarse, incluso con un solo caso de sangrado durante las deposiciones. Para averiguar la causa de la violación, lo mejor es ponerse en contacto con un terapeuta local, y si la aparición de sangre se acompaña de un dolor agudo en el abdomen, se debe pedir ayuda de inmediato.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: