Prostatitis crónica e infertilidad: su relación y consecuencias

Prostatitis crónica e infertilidad: su relación y consecuencias

introducciónR: La infertilidad masculina es una manifestación clínica de muchas condiciones patológicas diferentes. Se sabe que los cambios fisicoquímicos en la próstata que ocurren durante la inflamación conducen a un cambio en la calidad de los espermatozoides.

Propósito del estudio: evaluar la calidad de los espermatozoides, el panorama microbiológico de los espermatozoides y la secreción prostática en pacientes con infertilidad y prostatitis crónica, y comparar la efectividad de varios regímenes de tratamiento para esta patología.

Material y métodos: El estudio incluyó a 50 hombres en edad reproductiva de 18 a 36 años, que padecían infertilidad y tenían diversas manifestaciones de patospermia que surgieron en el contexto de la prostatitis crónica. En el primer grupo (n=1), además de la terapia estándar para la prostatitis crónica, los pacientes recibieron el suplemento biológicamente activo Aktifert-Andro de acuerdo con el esquema estándar, en el segundo grupo (n=25), solo la terapia estándar con medicamentos. El examen se llevó a cabo por métodos clínicos generales, de laboratorio y de ultrasonido de acuerdo con los estándares generalmente aceptados.

Resultados de la investigacion: después de un curso de tratamiento de tres meses en pacientes del 1er grupo, los indicadores generales del estado de los espermatozoides (viscosidad, tiempo de licuefacción, color, impurezas), así como la morfología y viabilidad de los espermatozoides, correspondieron a la norma en casi todos los casos; ausente, la prueba MAR fue negativa. En los pacientes del segundo grupo, después del curso de la terapia, se determinó la presencia de moco en la eyaculación, un cambio en el pH de la eyaculación, un aumento en la viscosidad de los espermatozoides y un aumento en el tiempo de su licuefacción. La astenozoospermia fue más pronunciada, en algunos casos se detectó oligoastenozoospermia y teratozoospermia, hubo casos de aglutinación y agregación de espermatozoides, prueba MAR débilmente positiva.

Conclusión: además de la terapia compleja de infertilidad masculina que se desarrolló en el contexto de la prostatitis crónica, el complejo Aktifert-Andro le permite influir en varias partes de los trastornos de la espermatogénesis, lo cual es especialmente importante dada la naturaleza polietiológica de esta patología.

Palabras clave: infertilidad masculina, prostatitis crónica, patospermia, terapia compleja, análisis de eyaculación, secreción prostática.

Diagnóstico y tratamiento de pacientes con infertilidad que se desarrolló en el contexto de prostatitis crónica

A. A. Shevyrin

Academia Estatal de Medicina de Ivanovo, Ivanovo

Antecedentes: la infertilidad masculina es una manifestación clínica de muchas condiciones patológicas diferentes. Se sabe que los cambios físicos y químicos en la próstata que ocurren durante la inflamación conducen a cambios en la calidad del semen.

Objetivo: evaluar la calidad del semen, la microbiología de los espermatozoides y las secreciones prostáticas en pacientes con infertilidad y prostatitis crónica, así como comparar la eficacia de varios regímenes de tratamiento para esta patología.

Pacientes y métodos: el estudio incluyó a 50 hombres en edad fértil de 18 a 36 años, que sufrían de infertilidad y tenían diversas manifestaciones de patospermia que ocurrieron en el contexto de la prostatitis crónica. En el grupo I (n=25), los pacientes recibieron el suplemento dietético Actifert-Andro además del tratamiento estándar para la prostatitis crónica según el régimen estándar, en el grupo II (n=25), solo la terapia farmacológica estándar. El examen se realizó utilizando métodos generales, clínicos, de laboratorio y de ultrasonido de acuerdo con los estándares generalmente aceptados.

READ
Los beneficios de Urotrin en enfermedades masculinas del sistema genitourinario

Resultados: después de tres meses de tratamiento en el grupo I, los índices generales del estado del semen (viscosidad, tiempo de colicuación, color, mezclas), así como su morfología y viabilidad fueron normales en casi todos los pacientes. En 6 casos hubo aglutinación espermática no expresada y astenozoospermia leve, no hubo agregación y el MAR-test fue negativo. En el grupo II, después del curso de la terapia se determinó la presencia de moco en el eyaculado, un cambio en el pH del eyaculado, un aumento en la viscosidad del semen y en su tiempo de colicuación. Agregando que, la astenozoospermia fue más significativa, en algunos casos – oligo-asthenoteratozoospermia, también hubo casos de aglutinación y agregación de semen, la prueba MAR fue débilmente positiva.

Conclusión: Actifert-Andro, además de la compleja terapia de la infertilidad masculina, desarrollada en el contexto de la prostatitis crónica, puede influir en diferentes vínculos con el trastorno de la espermatogénesis, lo que es especialmente importante dada la naturaleza poligénica de esta enfermedad.

Palabras clave: infertilidad masculina, prostatitis crónica, patospermia, terapia compleja, análisis de semen, líquido prostático.

Para citar: Shevyrin AA Diagnóstico y tratamiento de pacientes con infertilidad que se desarrolló en el contexto de prostatitis crónica. RMJ. 2020;13:6–9.

Para cita: Diagnóstico y tratamiento de pacientes con infertilidad que se desarrolló en el contexto de la prostatitis crónica. cáncer de mama. 2020;13:6-9.

introducción

Según la definición de la OMS, la infertilidad masculina es una violación de la función reproductiva masculina, que se expresa en un cambio cuantitativo o cualitativo en los espermatozoides. La infertilidad masculina puede ser una manifestación clínica de muchas condiciones patológicas diferentes que afectan tanto al aparato reproductor como a otros sistemas corporales. Una proporción significativa en toda la variedad de formas de infertilidad masculina son violaciones de las características cualitativas de la eyaculación. En particular, se sabe que los cambios fisicoquímicos en el tejido de la próstata, que ocurren durante su inflamación, conducen a un cambio en la calidad de los espermatozoides [1–3].

Los temas de etiología y patogenia de la disfunción de la fertilidad en la prostatitis crónica siguen siendo objeto de discusiones y desacuerdos serios. A pesar de muchos trabajos publicados, esta condición sigue siendo poco estudiada y difícil de tratar [4, 5]. Aunque la prostatitis abacteriana se reconoce como una enfermedad independiente, no está claro si no es una etapa en el desarrollo de la prostatitis bacteriana. Se ha sugerido que no existe una prostatitis infecciosa primaria, sino solo una prostatitis infecciosa secundaria que ocurre debido a cambios morfológicos o disfunción de la glándula prostática [6, 7].

El estrés oxidativo, que ocurre bajo las condiciones del proceso inflamatorio, afecta negativamente el microambiente testicular y altera la espermatogénesis, daña el ADN, reduce la motilidad y cambia la morfología de los espermatozoides. Muchos aspectos del estrés oxidativo son causados ​​por daño a las mitocondrias, cuyo potencial energético está regulado, en particular, por los inositoles [8-10].

READ
Tongkat Ali Platinum: descripción del producto y reseñas

Una de las razones del deterioro de la fertilidad en pacientes con prostatitis crónica es la disminución de la concentración de testosterona en el suero sanguíneo. Así, se estableció una correlación directa entre el nivel de hormonas sexuales y la gravedad de la disfunción sexual en los hombres. Estos datos indican el importante papel de los andrógenos no testiculares en la regulación de la función sexual masculina [11-13].

La glándula prostática y los testículos están en una correlación positiva, y si la función de uno de los órganos se ve afectada, el otro sufre. Al mismo tiempo, la glándula prostática es un órgano responsable del metabolismo de las hormonas sexuales, y su enfermedad conduce a la interrupción de este metabolismo [14, 15].

Desafortunadamente, la etiología y la patogénesis, el diagnóstico oportuno de la prostatitis crónica, su infertilidad característica y los enfoques terapéuticos para su tratamiento, todos estos problemas están lejos de resolverse en la actualidad. A pesar de la infertilidad masculina generalizada en pacientes con prostatitis crónica, el papel de esta enfermedad en la génesis de la infertilidad sigue siendo controvertido.

Propósito del estudio: evaluar las violaciones de la calidad del esperma y la secreción de próstata en pacientes con infertilidad y prostatitis crónica, así como comparar la efectividad de varios regímenes de tratamiento para esta patología.

material y métodos

Se realizó un análisis retrospectivo de los resultados del tratamiento de pacientes con infertilidad y prostatitis crónica. La razón para buscar ayuda médica de un urólogo fue un matrimonio infructuoso. Como resultado de un examen completo de los pacientes, se verificó prostatitis crónica, que no se había manifestado clínicamente previamente, en algunos pacientes; en algunos pacientes, la presencia de prostatitis crónica fue confirmada por la historia. En el estudio se incluyeron únicamente pacientes que acudieron por primera vez al médico con problemas de concepción y que no habían recibido previamente un tratamiento específico. Los datos del examen de laboratorio y tratamiento de los pacientes se obtuvieron de la historia clínica de un paciente ambulatorio (formulario N° 025/U-87) mediante copia.

Nuestro análisis incluyó a 50 hombres en edad reproductiva de 18 a 36 años (la edad media fue de 26,6 ± 2,2 años) con prostatitis crónica y diversas manifestaciones de patospermia. En el primer grupo (n = 1), junto con la terapia estándar para la prostatitis crónica, los pacientes recibieron un suplemento complejo biológicamente activo (BAA) Aktifert-Andro de acuerdo con el esquema estándar (25 tableta 1 r / día durante 1 meses en un curso continuo ), en el grupo 3 -th (n = 2) – solo terapia farmacológica estándar para la prostatitis crónica: antiinflamatorio, antibacteriano, prostatotrópico, descongestionante, que mejora la microcirculación.

Se utilizaron métodos generales de investigación clínica, de laboratorio y de ultrasonido de acuerdo con los estándares generalmente aceptados. A todos los pacientes se les realizó un examen físico de la próstata. por recto. Los métodos de laboratorio incluyeron espermograma, examen bacteriológico de muestras de eyaculación, microscopía de secreción prostática. Durante el análisis bacteriológico, un título bacteriano de al menos 10 CFU/ml se consideró significativo para el diagnóstico.

El secreto de la próstata se obtuvo después de un masaje digital de la próstata a través del recto. Se tomaron como norma no más de 10 leucocitos por campo de visión en la secreción prostática, una gran cantidad de granos de lecitina y la ausencia de eritrocitos. El eyaculado se analizó de acuerdo con las recomendaciones de la OMS de 2010. Se utilizó el método MarScreen para detectar anticuerpos antiespermáticos (IgA, IgG) en la superficie de los espermatozoides (prueba MAR). Se realizaron estudios de laboratorio antes del inicio del tratamiento y después de 3 meses. después del inicio del tratamiento.

READ
Droga Speman: opiniones

La prostatitis crónica se diagnosticó de acuerdo con los criterios y estándares generalmente aceptados utilizando la Escala de síntomas de prostatitis crónica y el Índice de síndrome de dolor pélvico masculino (NIH-CPSI).

La ecografía transrectal de la glándula prostática determinó el tamaño y el volumen de la próstata, su estructura, simetría, presencia de formaciones adicionales, focos de ecogenicidad aumentada y disminuida, calcificaciones y fibrosis.

El procesamiento estadístico de los resultados obtenidos se realizó con el programa Microsoft Excel, Statistica, v. 12.6 para Windows (2015) con una evaluación de la naturaleza de la distribución. La significación de las diferencias se evaluó mediante la prueba t de Student.

Resultados y discusión

La estructura de edad de los pacientes examinados fue la siguiente: 8 (16%) pacientes tenían menos de 20 años, 15 (30%) tenían entre 20 y 30 años y 27 (54%) tenían más de 30 años. Es decir, con la edad aumenta la incidencia de prostatitis bacteriana crónica.

El tamaño normal de la próstata (menos de 20 cm 3 ) se determinó en el 26 % de los pacientes, moderadamente agrandado (20-30 cm 3 ) – en el 56 %, significativamente agrandado (más de 30 cm 3 ) – en el 18 %.

Inicialmente, los grupos eran comparables en cuanto a los parámetros de laboratorio estudiados.

Según los resultados del análisis bacteriológico del eyaculado en 39 pacientes, el título bacteriano en cultivo superó las 10 4 UFC/ml, en 11 pacientes no se detectó el crecimiento de la microflora o se detectó en un título clínicamente insignificante (menos de 10 4 UFC/ml). mililitros).

Al comparar los parámetros de laboratorio de la secreción prostática y la eyaculación en diferentes grupos de edad de pacientes, se observó la siguiente tendencia: los cambios inflamatorios más pronunciados en la eyaculación se encontraron en pacientes de 20 a 30 años, en pacientes menores de 20 años, los cambios inflamatorios fueron ligeramente menos pronunciados y menos frecuentes, y en el grupo de mayores de 30 años los trastornos inflamatorios fueron los más frecuentes, pero su gravedad correspondió al nivel medio (tabla 1).

Tabla 1. Características de las desviaciones de los parámetros de laboratorio en pacientes con prostatitis crónica en diferentes grupos de edad

Los cambios inflamatorios en la secreción de la próstata fueron más pronunciados en pacientes jóvenes (menores de 20 años), a una edad mayor (20-30 años) la actividad de los cambios inflamatorios disminuyó un poco, alcanzando su mínimo en pacientes mayores de 30 años. .

Una tendencia similar persistió al evaluar la prueba MAR: su indicador disminuyó del 74,6% (en el grupo de menores de 20 años) al 42,1% (en el grupo de mayores de 30 años).

Con el aumento de la edad, la frecuencia y la prevalencia de las desviaciones detectadas de los parámetros de laboratorio aumentaron, pero su actividad y gravedad tendieron a disminuir.

READ
La norma de la hormona estimulante de la tiroides en los hombres.

Los cambios revelados nos permiten concluir que el número de leucocitos en la secreción prostática y la eyaculación no refleja completamente el estado de la glándula prostática y no brinda información completa para comprender la naturaleza del proceso inflamatorio actual. El hecho es que al tomar material biológico para estos análisis, solo se vacía una parte de los ácinos de la próstata, lo que no puede dar una imagen completa del proceso inflamatorio en la glándula, pero caracteriza el estado de un área limitada de la Organo.

A pesar de la ausencia de patrones claros en la combinación de cambios microbiológicos, inmunológicos y espermatológico en la secreción de la próstata y el eyaculado, estos métodos son el “estándar de oro” para el diagnóstico de condiciones patológicas del sistema reproductivo debido a su bajo costo, disponibilidad y rapidez de implementación.

La evaluación de la relación entre los trastornos inflamatorios (según estudios de laboratorio) y los cambios estructurales en la próstata reveló los siguientes patrones. Con un aumento en el tamaño de la próstata en pacientes con prostatitis crónica, hay una disminución en la severidad de los cambios inflamatorios en la secreción de la próstata y la eyaculación, lo que puede deberse al reemplazo del tejido glandular con tejido conectivo durante un Proceso inflamatorio crónicamente actual en el tejido del propio órgano. Se sabe que un agrandamiento moderado de la próstata habla de su edema, que es signo de un proceso inflamatorio y cuya actividad se caracteriza por anomalías inflamatorias en las pruebas de laboratorio. Un aumento significativo en el tamaño de la glándula prostática no se debe a la inflamación del órgano, sino a los cambios estructurales cicatriciales en el tejido de la glándula, que es un signo de un proceso lento crónico sin exacerbaciones. Esto se refleja en una disminución en la severidad de los cambios inflamatorios en la secreción de próstata y eyaculación con un aumento en el tamaño de la glándula.

Inicialmente, la oligoastenozoospermia en el 1.er grupo se detectó en 18 (72%) pacientes, en el 2.º grupo, en 20 (80%). Los grupos de pacientes se compararon principalmente en términos de la gravedad de los cambios inflamatorios en la secreción prostática y la eyaculación.

Después de un curso de tratamiento de tres meses, no se observó leucospermia en la eyaculación del 52% de los pacientes en ambos grupos, los eritrocitos estaban ausentes. En los hombres restantes, el nivel de anomalías inflamatorias fue mínimo (se detectaron leucospermia y eritrospermia débiles). En el 1er grupo, los indicadores generales (viscosidad, tiempo de licuefacción, color, impurezas) fueron normales para casi todos, así como la morfología y viabilidad de los espermatozoides (Cuadro 2). En 6 casos, se detectó aglutinación no expresada de espermatozoides, astenozoospermia leve, ausencia de agregación, prueba MAR negativa. La severidad de los cambios inflamatorios en la secreción prostática fue mínima. Solo casos aislados de pronunciado (más de 50 leucocitos en el campo de visión) – en 1 (4%) hombre y moderado (10-50 leucocitos en el campo de visión) – en 3 (12%) personas de cambios inflamatorios en el Se identificó la secreción prostática. En otros casos, el indicador correspondía a la norma.

READ
Qué son las lesiones del pene?

Tabla 2. Detectabilidad de anomalías espermatológicas en grupos

Como se puede ver a partir de los datos presentados, el suplemento dietético complejo Aktifert-Andro contribuyó a la mejora de los indicadores cualitativos y cuantitativos de la eyaculación, así como a la mejora de la calidad del esperma. Los componentes que componen Aktifert-Andro (mioinositol, carnitina, arginina, cisteína, selenio, zinc, vitamina E y ácido fólico) ayudan a reducir la viscosidad del eyaculado, aumentan la actividad y la motilidad de los espermatozoides. El mioinositol interviene en la síntesis de proteínas necesarias para la maduración de los espermatozoides. Además, regula la osmolaridad y el volumen del líquido seminal, aumentando la motilidad de los espermatozoides. El efecto complejo sobre la función reproductiva de un hombre, la capacidad de eliminar los trastornos de fertilidad existentes dan motivos para usar este medicamento de manera planificada con el propósito de la preparación previa a la concepción, incluso en hombres con prostatitis crónica.

Los inositoles se han utilizado tradicionalmente como tratamiento para la infertilidad femenina asociada con la resistencia a la insulina. Sin embargo, recientemente hay evidencia de su uso para el tratamiento de la infertilidad masculina. En particular, se proponen algoritmos clínicos para pacientes con astenozoospermia [16]. En estudios europeos, se observó una mejora en la motilidad de los espermatozoides en el 85,3 % de los pacientes durante un ciclo de tratamiento de tres meses con preparaciones a base de mioinositol con minerales y vitaminas [17]. Este componente es una molécula similar al azúcar y es uno de los precursores para la síntesis de polifosfatos de fosfatidilinositol, biomoléculas clave pertenecientes al sistema de señalización de varias funciones celulares. El mioinositol normaliza el perfil metabólico de los pacientes al aumentar la sensibilidad a la insulina, mejora las características de los espermatozoides, como la concentración, la motilidad y la morfología de los espermatozoides, es decir, puede utilizarse en el tratamiento de trastornos espermatológico y metabólicos responsables de la infertilidad masculina [18].

Conclusión

La prostatitis crónica complicada por la infertilidad es más común en el grupo de edad de más de 30 años, mientras que la actividad del proceso inflamatorio es más pronunciada a una edad temprana hasta los 20 años. El estudio reveló que con un aumento en el tamaño de la glándula prostática, la gravedad de los cambios inflamatorios en la secreción prostática y el espermograma disminuyen, lo que puede deberse a un cambio en la estructura del órgano y al reemplazo del tejido glandular por tejido conectivo. . Los cambios microbiológicos y espermatológico detectados en la secreción prostática y eyaculado en diferentes grupos de edad en pacientes con prostatitis crónica e infertilidad son del mismo tipo. La inclusión del complejo Aktifert-Andro en la terapia compleja de la infertilidad masculina, que se desarrolló en el contexto de la prostatitis crónica, permite influir en varias partes de los trastornos de la espermatogénesis, lo que es especialmente importante dada la polietiología de esta patología.

Gracias

Los editores desean agradecer a UFL LLC por su asistencia en la edición técnica de esta publicación.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: