Prostatitis purulenta: una ocasión para consultar inmediatamente a un médico.

La prostatitis es una inflamación de la próstata. La enfermedad en sí es muy desagradable, pero las más peligrosas para la salud son varias complicaciones de los procesos inflamatorios en la glándula prostática.

Que es la prostatitis

Se encuentra un mayor riesgo de desarrollar prostatitis en hombres que llevan una vida sedentaria, no practican deportes, abusan del alcohol y fuman, tienen una vida sexual promiscua, tienen enfermedades inflamatorias crónicas de la garganta, están sujetos a estrés frecuente, comen irregularmente y mal. , y también son obesos.

Bajo la influencia de estos factores adversos, la inmunidad se debilita, lo que hace que el cuerpo sea menos resistente a diversas infecciones. Los traumatismos frecuentes en la próstata también pueden conducir a la aparición de la enfermedad, que es bastante común entre los conductores de vehículos.

Variedades de prostatitis.

En la práctica médica, hay cinco tipos principales de enfermedades:

  • bacteriano agudo
  • bacteriano crónico
  • crónico no bacteriano
  • crónico asintomático
  • estancado

La aparición de prostatitis bacteriana aguda se ve facilitada por varias bacterias patógenas (Staphylococcus aureus, Escherichia coli, Enterococcus, etc.). Los principales síntomas de la enfermedad son fiebre alta (a veces hasta 40 grados), escalofríos, dolor y dificultad para orinar y defecar, ardor en el perineo, se libera una sustancia blanca o incolora de la uretra. Esta variedad es peligrosa con la posibilidad de desarrollar sepsis, por lo que cuando aparecen los primeros signos de la enfermedad, debe consultar a un médico de inmediato.

inflamación de la próstata

En el contexto de la prostatitis bacteriana aguda, se puede desarrollar una forma crónica. Esto se ve facilitado por los factores de vida adversos anteriores, así como por la hipotermia local o general del cuerpo. Los síntomas de la prostatitis bacteriana crónica son dolor en el perineo, el escroto, a veces se nota dolor en la región de los glúteos y las piernas, se altera la potencia y aparecen problemas para orinar: impulsos frecuentes, debilitamiento de la presión del chorro.

La variedad más común es la prostatitis crónica no bacteriana. Es causada por virus (bacilo de la tuberculosis, tricomonas, clamidia, etc.), procesos autoinmunes y puede ser el resultado de la penetración de la orina. La enfermedad se caracteriza por los siguientes síntomas: de vez en cuando, dolor en la pelvis y en la ingle. Al mismo tiempo, no hay síntomas de inflamación en las secreciones fisiológicas.

Las causas de la prostatitis asintomática crónica aún no se han identificado con un XNUMX% de certeza. Según la creencia popular, esta variedad está asociada a características fisiológicas propias de la edad. No hay síntomas característicos de la enfermedad, la presencia de procesos inflamatorios en la próstata solo puede detectarse por el aumento del contenido de bacterias y leucocitos en la orina de una persona enferma, así como por biopsia.

READ
Cómo deshacerse efectivamente de la velocidad de disparo: consejos y trucos

La causa principal de la prostatitis congestiva es la disfunción sexual. Casi igualmente dañino para el cuerpo masculino es tanto la abstinencia sexual prolongada como la vida sexual excesivamente activa. Los síntomas de la enfermedad en esta forma son dolor en el perineo y el sacro, disminución del deseo sexual, brillo de las experiencias sexuales durante la eyaculación, disfunción eréctil y micción.

Si experimenta uno o más de los síntomas, no dude en visitar a su médico. Deje su número de teléfono en el formulario, seleccionaremos la clínica más cercana para usted y el mejor urólogo que definitivamente lo ayudará.

Consecuencias de la prostatitis

Consecuencias de la prostatitis

La prostatitis en sí es una enfermedad muy desagradable, pero las más peligrosas para la salud son varias complicaciones de los procesos inflamatorios en la glándula prostática.

Con la prostatitis no tratada, puede comenzar un proceso inflamatorio en las vesículas seminales: vesiculitis. Los síntomas de esto son dolor en la región pélvica, aumento de la micción, aparición de sangre en la orina y el semen, y en algunos casos también pus.

Asimismo, enfermedades como la uretritis y la coliculitis, es decir, la inflamación de la uretra y el tubérculo seminal, pueden convertirse en complicaciones. Los síntomas de estas enfermedades son malestar y dolor al orinar y eyacular.

Una complicación grave de la prostatitis es un absceso, es decir, la formación de focos purulentos en la superficie de la próstata. Los síntomas característicos son debilidad del cuerpo, fiebre, confusión, aumento de la sudoración, escalofríos.

Si no se observa el tratamiento prescrito por los médicos con exacerbaciones regulares de la inflamación crónica de la glándula prostática, se puede desarrollar esclerosis prostática. Los principales síntomas son trastornos de la micción, acompañados de dolor.

Otra complicación puede ser la formación de cálculos y quistes en la próstata. Esto se acompaña de una violación de la micción (presión débil de la orina y vaciado incompleto de la vejiga, impulsos frecuentes), así como dolor en el perineo.

Una complicación bastante común es la infertilidad. Es causada por daño a los conductos deferentes y vesículas seminales.

Diagnóstico de prostatitis

Se utilizan varios métodos para la detección en la práctica médica: los urólogos en muchos casos realizan un examen digital rectal, actualmente, en la gran mayoría de los casos, también se prescribe un examen de ultrasonido transrectal de TRUS, se realiza un análisis de orina y secreción de próstata. Si se sospecha una enfermedad grave, se puede solicitar una cistoscopia.

Métodos de prevención y tratamiento de la prostatitis.

ukol-antibiotikom-dlja-tratamiento-prostatita

El tratamiento depende de la forma y el estadio de la enfermedad. Si la prostatitis es bacteriana, se prescribe un tratamiento con antibióticos en ciertas etapas. Se prescriben antibióticos medicinales específicos según el tipo de bacteria.

READ
Cómo se puede alinear a un miembro?

Otro tratamiento para la inflamación de la próstata es la terapia hormonal. Esta herramienta se utiliza en las etapas iniciales de la enfermedad para prevenir el desarrollo de complicaciones.

En varias etapas y en varias formas, se utiliza el masaje de próstata. Lo realiza un médico a los pocos días (normalmente al menos 10 sesiones). Los síntomas de la prostatitis se eliminan con la normalización y el fortalecimiento de la circulación sanguínea en la pelvis. El aumento de la circulación sanguínea en esta parte del cuerpo también conduce a un aumento en la eficacia del tratamiento farmacológico. Para lograr este efecto, se utilizan varios métodos de tratamiento fisioterapéuticos: efectos ultrasónicos, electromagnéticos y de temperatura en la glándula prostática.

Para prevenir la prostatitis, así como para paliar su curso, se recomienda llevar un estilo de vida saludable:

  • abandonar los malos hábitos (alcohol, fumar)
  • moverse más
  • hacer ejercicios especiales
  • tener una vida sexual normal
  • evitar el coitus interruptus y el sexo casual

Es muy importante comer bien y con regularidad. Al mismo tiempo, el menú debe incluir alimentos que contengan vitamina B y zinc: semillas de calabaza, salvado, pan de centeno, kéfir, carnes y mariscos, nueces.

fuente. El artículo fue preparado sobre la base de los materiales proporcionados por el urólogo Posylayev Oleg Anatolyevich. Especialista calificado, experiencia laboral en la especialidad desde 1990. Tiene una amplia experiencia en el tratamiento de enfermedades crónicas del sistema genitourinario en hombres y mujeres, practica varios tipos de investigación para hacer un diagnóstico preciso y prescribir un tratamiento eficaz.

Prostatitis aguda

Prostatitis aguda

La prostatitis aguda es una lesión inflamatoria de la glándula prostática de naturaleza infecciosa, que tiene manifestaciones clínicas.

Sobre la enfermedad

La prostatitis aguda se refiere a las enfermedades de los hombres jóvenes que son sexualmente activos; ocurre principalmente en el grupo de edad de 30 a 45 años. Sin embargo, recientemente se han vuelto más frecuentes los casos de diagnóstico de esta patología en personas mayores de 60 años, lo que se asocia a la introducción activa en la práctica clínica de la biopsia prostática, realizada en casos de sospecha de cáncer de próstata.

La parte prostática de la uretra atraviesa el espesor de la próstata. Por lo tanto, con la inflamación de la glándula, la uretra también puede estar involucrada en el proceso patológico. En algunos casos, la compresión de la uretra puede ser tan pronunciada que conduce al desarrollo de retención urinaria aguda. Sin embargo, esta no es la única complicación de la prostatitis aguda. El aumento de la actividad bacteriana combinado con la depresión del sistema inmunitario puede provocar una inflamación purulenta y la formación de abscesos, lo que requiere una apertura quirúrgica inmediata. De lo contrario, puede vaciarse en el tejido pélvico y provocar flemón parprostático.

READ
Por qué se produce el edema de pene?

Los efectos a largo plazo de la prostatitis pueden incluir disfunción eréctil e infertilidad. Estos trastornos están asociados con daño inflamatorio a la parte funcionalmente activa del órgano. Para reducir el riesgo de estas complicaciones, es importante comenzar el tratamiento lo antes posible.

Desde un punto de vista clínico, los urólogos distinguen 2 etapas del proceso patológico:

  • inflamación serosa, en la que la terapia conservadora produce un buen efecto;
  • inflamación purulenta, en la que se están ampliando las indicaciones para la intervención quirúrgica.

Los síntomas de la prostatitis aguda pueden ser diferentes:

  • curso típico;
  • curso atípico (asociado con la formación de un absceso “frío” en el espesor de la glándula).

Síntomas de la prostatitis aguda

Síntomas de la prostatitis aguda en los hombres:

  • aumento de la temperatura corporal a 38 ° C y más;
  • necesidad frecuente de vaciar la vejiga;
  • dificultad para orinar, la necesidad de hacer fuerza;
  • chorro suelto de orina;
  • dolor en el área pélvica, perineo, escroto y sacro.

El síndrome de dolor en la prostatitis aguda es dominante. El dolor casi siempre está presente, lo que hace que un hombre se sienta irritable y mentalmente exhausto. Al vaciar los intestinos, al pasar una pierna sobre la otra o al sentarse durante mucho tiempo, el dolor se vuelve aún más intenso, lo que limita drásticamente la actividad social y la vida habitual.

En el contexto de una respuesta inflamatoria sistémica, aparecen síntomas de intoxicación: debilidad, náuseas y vómitos, falta de apetito, aumento de la sudoración por la noche.

Algunos pacientes tienen prostatitis aguda con un curso atípico. En este caso, no hay dolores ni trastornos de la micción, y el diagnóstico se establece de acuerdo con los datos de un examen rectal digital, durante el cual el urólogo revela un absceso “frío” en el espesor de la glándula.

razones

Las causas de la prostatitis aguda están asociadas a un agente infeccioso que ingresa a la próstata predominantemente en forma ascendente. Los patógenos más comunes son las enterobacterias:

  • E. coli;
  • protei
  • klebsiella;
  • pseudomonas;
  • enterococos.

La mayoría de las infecciones que causan inflamación aguda de la próstata son mixtas. Además de las enterobacterias, en la población microbiana se pueden encontrar Staphylococcus aureus, anaerobios, micoplasmas, clamidia, etc.

La prostatitis aguda causada por agentes microbianos específicos se asigna a una categoría separada:

  • Neisseria gonorrea;
  • tricomonas;
  • micobacterias de la tuberculosis.
READ
Indicaciones y diferentes enfoques de la circuncisión en hombres

Los siguientes factores aumentan la probabilidad de desarrollar prostatitis aguda:

  • la presencia de una infección genitourinaria concomitante (inflamación de la uretra, testículo o su epidídimo);
  • estrechamiento de la uretra;
  • vaciamiento prematuro de la vejiga con estancamiento de la orina y su posible reflujo hacia las partes superiores del sistema urinario;
  • la presencia de piedras en la próstata;
  • superenfriamiento;
  • tener 2 o más parejas sexuales;
  • la práctica no solo del sexo vaginal;
  • diabetes y obesidad;
  • baja actividad de la inmunidad;
  • inserción de un catéter en la vejiga;
  • la introducción de drogas en la uretra;
  • cistoscopia diagnóstica y terapéutica;
  • biopsia de próstata;
  • congestión en la próstata en el contexto de inactividad física, actividad sexual irregular, trastornos funcionales del intestino.

Recibe consejos

Si experimenta estos síntomas, le recomendamos que haga una cita con su médico. La consulta oportuna evitará consecuencias negativas para su salud.

Puede obtener más información sobre la enfermedad, los precios del tratamiento y registrarse para una consulta con un especialista por teléfono:

¿Por qué “SM-Clínica”?

Signos diagnósticos de prostatitis aguda.

Si un hombre tiene síntomas de prostatitis aguda, no se prescribe tratamiento hasta que se toman las medidas de diagnóstico necesarias. Por un lado, le permiten establecer un diagnóstico preciso y, por otro lado, descubrir la naturaleza del origen de la enfermedad y determinar el estado del sistema genitourinario.

En la primera etapa, el urólogo realiza un examen rectal digital (se realiza con el mayor cuidado posible en la Clínica SM). En el caso de prostatitis aguda, se determina el dolor y el agrandamiento de la próstata. La glándula está tensa, los límites son borrosos, los contornos son desiguales. A veces, un urólogo puede identificar bultos, que son folículos estirados.

El siguiente paso en el diagnóstico es una ecografía transrectal, en la que se inserta un transductor de pequeño diámetro (1-1,5 cm) en el recto. El médico examina en detalle el estado de la glándula, sus contornos y estructura, toma medidas y evalúa el flujo sanguíneo.

Un análisis clínico general de sangre y orina confirma cambios inflamatorios, y una muestra de orina de tres vasos permite diagnósticos de laboratorio tópicos (para determinar la localización del proceso patológico en el sistema genitourinario). El examen microscópico y microbiológico de las secreciones prostáticas puede ayudar a identificar el agente causal. Como parte de un diagnóstico integral, también se prescribe microscopía de frotis uretrales para excluir la infección por gonorrea.

Teniendo en cuenta el hecho de que la clamidia y los micoplasmas también pueden actuar como patógenos, y los métodos estándar de investigación microbiológica no pueden detectarlos, las pruebas de PCR pueden incluirse en el programa de diagnóstico.

READ
Problemas del prepucio: fimosis fisiológica

Opinión de los expertos

Cuando un hombre tiene quejas típicas de prostatitis, el urólogo realiza una amplia búsqueda de diagnóstico. En primer lugar, el examen tiene como objetivo excluir enfermedades que pueden tener manifestaciones similares. Entonces, si se sospecha prostatitis, es necesario excluir un tumor maligno de vejiga y próstata, urolitiasis, hernia inguinal, cistitis, estrechamiento de la uretra, inflamación crónica del epidídimo y problemas neurológicos, en particular mialgia del piso pélvico, paraproctitis, etc. Sólo después Una vez que se establece el diagnóstico final, es posible un tratamiento dirigido.

tratamiento

El tratamiento de la prostatitis aguda se lleva a cabo en condiciones estacionarias, porque. esta condición es urgente. En cualquier momento, la condición del paciente puede empeorar, lo que requerirá atención médica de emergencia.

Tratamiento conservador

La base del tratamiento de la prostatitis aguda es la terapia con medicamentos. Está dirigido a combatir infecciones y prevenir la retención urinaria aguda.

En la prostatitis aguda, la terapia con antibióticos se lleva a cabo con antibióticos inyectables. Por lo general, se prescriben varios antimicrobianos, que cubren por completo todo el espectro de patógenos potenciales. Después de que la temperatura haya vuelto a la normalidad, es posible continuar tomando antibióticos orales (tabletas o cápsulas). Los bloqueadores alfa se utilizan para prevenir la retención urinaria aguda. En el tratamiento complejo de la prostatitis aguda pueden ser útiles los fármacos que mejoran la microcirculación, las enzimas y los laxantes. Los analgésicos y antiespasmódicos ayudan a aliviar el dolor.

Para mejorar el efecto terapéutico de la terapia con medicamentos, en el período agudo, se debe limitar el uso de bebidas alcohólicas y alimentos picantes. Estos productos pueden irritar la mucosa del tracto urinario y por lo tanto aumentar la congestión en la glándula prostática.

El tratamiento quirúrgico

Si hay un foco purulento en la próstata, se muestra su apertura. En los últimos años, tales operaciones se pueden realizar de forma mínimamente invasiva: bajo control de ultrasonido, se realiza una punción percutánea de la glándula prostática. La cavidad purulenta se vacía y luego se trata cuidadosamente con antisépticos. Para que la descarga de la herida se separe libremente y no ingrese al tejido pélvico, el médico deja drenaje.

En los casos en que la situación clínica no permita una apertura mínimamente invasiva del absceso, se utiliza un abordaje perineal. El paciente se acuesta en una mesa de operaciones especial con las rodillas y las caderas dobladas. El urólogo hace una incisión en el área perineal más cerca del escroto y forma el acceso a la próstata. Luego abre el absceso, lo vacía y desinfecta la cavidad. Se deja drenaje en la herida.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: