Qué causa la prostatitis en los hombres?

La prostatitis es una enfermedad masculina con síntomas no masculinos.

La prostatitis es una enfermedad masculina con síntomas no masculinos.

La prostatitis es una enfermedad exclusivamente masculina asociada con la inflamación de la glándula prostática (próstata). Con mayor frecuencia, la enfermedad ocurre en hombres mayores de 30 años. Cada año, un número cada vez mayor de hombres se enfrentan a este problema, sin embargo, la mayoría de los representantes de la mitad fuerte de la humanidad, por vergüenza, no tienen prisa por ver a un médico.

RECEPCIÓN DE URÓLOGO – 1000 rublos. Ultrasonido de los órganos genitales masculinos – 1000 rublos. CONSULTA SOBRE LOS RESULTADOS DEL ANÁLISIS o ULTRASONIDO – 500 rublos.

¿Por qué es peligrosa la prostatitis?

Según las estadísticas, cada segundo hombre tiene al menos un caso de inflamación de la próstata en su anamnesis. La infertilidad masculina y la disfunción eréctil son las complicaciones más inofensivas de la prostatitis. La inflamación de la glándula prostática sin un tratamiento oportuno y adecuado puede tener consecuencias mucho más desastrosas. En su contexto, se pueden desarrollar vesiculitis, epididimitis, orquitis, cálculos (prostatitis calculosa) y quistes, absceso de próstata, esclerosis de glándulas.

prostatitis

Es necesario tratar la prostatitis, aunque no te moleste, porque es una fuente permanente de infección en el organismo. Puede ponerse en contacto con la clínica privada Diana para el diagnóstico y tratamiento eficaz de la prostatitis.

Causas de la prostatitis

Las razones para el desarrollo de la prostatitis son las siguientes:

  • enfermedades del sistema genitourinario (cistitis, uretritis, pielonefritis);
  • infecciones de transmisión sexual (tricomoniasis, gonorrea);
  • infecciones de focos distantes de inflamación asociados con neumonía, influenza, amigdalitis, furunculosis;
  • estreñimiento crónico, que obliga a un hombre a esforzarse regularmente;
  • sedentarismo, estilo de vida sedentario, vida sexual irregular, lo que conduce al estancamiento del secreto;
  • retención urinaria: una vejiga hinchada aumenta la presión sobre la próstata;
  • hipotermia frecuente (o sobrecalentamiento);
  • lesiones en el área pélvica;
  • Trastornos hormonales que debilitan el sistema inmunológico.

La prostatitis es causada por microbios piógenos: Escherichia coli, estreptococos y estafilococos, micoplasmas, hongos Candida, Trichomonas, bacilo tuberculoso. Se multiplican instantáneamente y destruyen muy rápidamente el tejido de la próstata, que se expresa por la inflamación.

En la mayoría de los casos, la prostatitis ocurre después de que la infección ingresa a la glándula prostática a través de la uretra. Con menos frecuencia, ingresa al órgano con un flujo sanguíneo o linfático, pasa desde el recto o la vejiga. La disminución de la inmunidad es especialmente peligrosa para la próstata: se inflama instantáneamente en presencia de factores adversos como fatiga crónica, estrés, falta de sueño y desnutrición.

En ausencia de actividad sexual y un estilo de vida con falta de movimiento, el suministro de sangre a los órganos pélvicos empeora, lo que provoca falta de oxígeno en los tejidos de la próstata y congestión. Un secreto estancado es un entorno ideal para el desarrollo de microorganismos patógenos que causan inflamación.

Tipos, formas y síntomas de la prostatitis.

El tipo y la forma de prostatitis se clasifican según la causa de la enfermedad. Distinguir:

  • prostatitis bacteriana – La inflamación es causada por una infección. La prostatitis bacteriana ocurre en hombres jóvenes y en ancianos.
  • prostatitis congestiva – su causa es el estancamiento del secreto, etc. No piense que la prostatitis congestiva no es peligrosa y desaparecerá tan pronto como un hombre resuelva el problema de la regularidad de la actividad sexual. La forma congestiva se complementa muy rápidamente con una infección y la prostatitis congestiva se complica con la forma bacteriana.
  • Prostatitis calculosa – se forman cálculos en la glándula prostática (esta es una complicación de la prostatitis crónica no tratada). Es más bien una enfermedad de hombres mayores que desatendieron el consejo de un urólogo.

Según la forma del curso, se distinguen la prostatitis aguda y crónica. La inflamación aguda, a su vez, se divide en formas focales, difusas y complicadas. La prostatitis complicada es muy peligrosa. Esto no es solo inflamación: es un proceso poderoso que conduce a un absceso (inflamación purulenta, trombosis de los vasos de la glándula prostática y otros problemas).

La prostatitis se manifiesta de diferentes maneras. El curso agudo de la enfermedad se caracteriza por dolor severo, mientras que el proceso crónico puede ser asintomático por períodos.

Los principales signos de la prostatitis:

  • dolor en el área pélvica, genitales;
  • chorro débil e intermitente al orinar;
  • necesidad frecuente de vaciar la vejiga,
  • retención urinaria;
  • erección débil
  • falta de orgasmo;
  • eyaculación precoz

Es imposible hacer un diagnóstico de prostatitis solo por los síntomas, ya que los signos similares se acompañan de otras enfermedades urológicas. Por ejemplo, los trastornos de la micción y el dolor están presentes en el adenoma de próstata (hiperplasia benigna), cistitis (inflamación de la vejiga), tumores oncológicos en los órganos genitourinarios, etc.

READ
Cómo fortalecer una erección con medicamentos y métodos no farmacológicos?

Diagnóstico de la inflamación de la próstata.

Las enfermedades asociadas al área urogenital (incluida la prostatitis) son atendidas por un urólogo.

foto de la prostatitis

Existen varios métodos que le permiten evaluar el estado de la glándula prostática e identificar posibles patologías:

  • recogida de anamnesis (interrogatorio del paciente);
  • Inspección general;
  • Examen rectal;
  • estudio del secreto de la glándula prostática;
  • análisis de infecciones de transmisión sexual;
  • examen de ultrasonido de la próstata, ultrasonido del escroto y ultrasonido de los órganos pélvicos.

Es imperativo someterse a un diagnóstico completo de prostatitis, porque el éxito del tratamiento dependerá de la precisión de los resultados.

El tratamiento de la prostatitis

Después de hacer un diagnóstico, determinar la causa y la forma de la prostatitis, el médico prescribe el tratamiento. Por lo general, este es un conjunto de medidas que se seleccionan individualmente para cada paciente. Entonces, en presencia de patógenos microbianos, al paciente se le prescriben antibióticos. Además, para el tratamiento de la prostatitis use:

  • fármacos antiinflamatorios;
  • analgésicos (antiespasmódicos);
  • suplementos dietéticos, vitaminas;
  • masaje de próstata;
  • ejercicios terapéuticos;
  • remedios populares (con el permiso de un médico);
  • fisioterapia destinada a mejorar el flujo sanguíneo: tratamiento en el aparato Almag-1;
  • intervención quirúrgica (en una etapa avanzada).

Además del tratamiento principal, es muy importante que el paciente cambie su estilo de vida anterior: comience a comer bien, haga ejercicio y tenga una vida sexual regular. Son estos factores los que son la clave para una recuperación rápida y una remisión a largo plazo.

La inflamación de la próstata no pasa sin dejar rastro. El proceso es irreversible si el paciente presenta zonas de tejido esclerótico (cicatrices, calcificaciones, pequeños cálculos). Por lo tanto, cuanto antes se inicie el tratamiento de la prostatitis, más posibilidades tendrá el paciente de recuperarse por completo.

¿Es posible curar la prostatitis con métodos populares?

Internet está lleno de recetas de medicina tradicional para el tratamiento de la prostatitis. Lo que solo no prometen los artesanos – curanderos. Por ejemplo, según ellos, la inflamación de la glándula prostática se puede curar en 1 hora. ¿Es real? ¡Por supuesto que no!

tratamiento de la prostatitis por métodos populares.

El parche chino para la prostatitis, las almohadillas térmicas mágicas, el té monástico y similares solo pueden empeorar la condición. La medicina tradicional no niega que la colección urológica, las decocciones de hierbas con propiedades bactericidas, las vitaminas y los minerales sean útiles para la prostatitis, pero solo como un tratamiento concomitante, y no como un sustituto del nombramiento de un urólogo.

Lo mismo puede decirse del masaje urológico y de la fisioterapia. Estas técnicas son muy efectivas, pero solo en el contexto de tomar antibióticos que destruyen las bacterias que causan la inflamación de la próstata. ¡La prostatitis no se trata con ningún otro método que no sea la medicación!

Prostatitis crónica

La prostatitis crónica es una lesión inflamatoria prolongada y lenta de la glándula prostática (próstata), que conduce a disfunción sexual e infertilidad masculina. El tratamiento de la prostatitis crónica es obligatorio.

Tipos y causas de la prostatitis crónica

Hay dos tipos de prostatitis crónica:

  • no bacterianono asociado a infección. Es causada por el estancamiento de la secreción debido a la inactividad y la vida sexual irregular.
  • Bacterianocausado por el ataque microbiano

La infección ingresa a la próstata de varias maneras. Hematógena y linfogénica (con flujo sanguíneo y linfático) (el foco bacteriano puede estar fuera del área urogenital). Ascendente, a través de la uretra y descendente, desde los riñones, por lo que estos órganos deben revisarse primero.

La enfermedad es provocada y exacerbada por:

  • inmunidad débil
  • hipotermia frecuente;
  • el estrés;
  • consumo de alcohol (afecta el suministro de sangre y el estado de los vasos);
  • patologías orgánicas del sistema urinario

Diagnóstico y tratamiento de la prostatitis crónica

El tratamiento es imposible sin un diagnóstico adecuado. Por lo general, este es un examen de la glándula a través del recto y un examen de ultrasonido. El diagnóstico se confirma con la ayuda de pruebas:

  • orina y sangre;
  • secreciones de próstata e hisopos uretrales, que se analizan en busca de bacterias y glóbulos blancos;
  • PCR: diagnóstico que detecta infecciones lentas y latentes.

Para el tratamiento de la prostatitis nombrar:

  • antibióticos, fármacos absorbibles, antiespasmódicos;
  • bloqueadores alfa que eliminan la congestión en el área pélvica;
  • vitaminas e inmunoestimulantes que potencian las defensas del organismo;
  • procedimientos de fisioterapia – masaje de próstata, electroforesis, terapia con láser.
  • La fisioterapia potencia los procesos metabólicos en la glándula, eliminando los efectos de la congestión;
  • Masaje de próstata, durante el cual se elimina el secreto acumulado y mejora el funcionamiento de la glándula.

Para el tratamiento exitoso de la enfermedad, se requiere una dieta adecuada con la restricción de alimentos salados, picantes y difíciles de digerir.

Después del tratamiento, debe visitar periódicamente a un urólogo y controlar su salud, ya que la prostatitis crónica es propensa a recaer.

READ
Tratamiento del varicocele en casa: métodos y recetas.

tratamiento de la prostatitis

Prostatitis calculosa

La enfermedad urológica más común que puede ocurrir en un hombre es la prostatitis calculosa. Durante una enfermedad, aparecen piedras en la próstata, causando dolor.

Es necesario tratar la enfermedad a tiempo o no se puede evitar la aparición de pus, lo que conducirá a la infertilidad. Puede ocurrir paraproctitis, en la cual la fibra alrededor del recto se inflama. Los hombres pueden infectar a las mujeres durante las relaciones sexuales, lo que provocará enfermedades ginecológicas. ¡Esta dolencia en estado de abandono es irreversible!

Causas de la prostatitis calculosa

Según las causas de los depósitos en el área de la próstata, se pueden dividir en verdaderos y falsos. Los verdaderos cálculos se forman gradualmente en el conducto de la glándula, debido a la estratificación de los sedimentos. Los cálculos falsos ingresan a la próstata desde los órganos genitourinarios: la vejiga o los riñones.

La razón principal de la aparición de la prostatitis calculosa es un secreto estancado dentro de la glándula prostática. Este proceso es posible si el secreto se mueve hacia la uretra con violaciones. Esto sucede debido a diversos factores que provocan la inflamación y estrechamiento de los conductos: la presencia de prostatitis aguda, adenoma, o por prostatitis crónica bacteriana o no bacteriana.

Otra causa importante de la aparición de la enfermedad es el líquido urinario que ha entrado en la próstata. Si la funcionalidad del anillo muscular ubicado en la unión de la próstata y la uretra se ve afectada, entonces esta patología no se puede evitar. Cualquier infección, lesión, interrupción del sistema nervioso e incluso un catéter colocado incorrectamente pueden causar un problema.

Las piedras se forman de dos tipos:

  • Con el adenoma de próstata o debido a la prostatitis crónica, se forman los llamados cálculos exógenos, que en su composición se asemejan a los cálculos del tracto urinario.
  • Los cálculos endógenos son diminutos, de no más de 4 mm. El motivo de su aparición es la prostatitis estancada. Tales piedras no se detectan durante mucho tiempo, ya que no causan un dolor significativo.

Síntomas de la prostatitis calculosa

Según sus síntomas, la enfermedad se parece a la prostatitis crónica. La enfermedad se evidencia por la presencia de insomnio, una violación del estado general y un aumento de la temperatura subfebril.

A menudo, la enfermedad se manifiesta de la siguiente manera:

  • Hay dolores. El abdomen “apuñala” por debajo con un regreso a la parte inferior de la espalda, las nalgas. El dolor puede ocurrir durante las relaciones íntimas o en el baño.
  • Se altera la micción. Deseo frecuente de ir “un poco” y al mismo tiempo una sensación de excreción incompleta del líquido urinario. Emisión retardada o frecuentes viajes nocturnos al baño.
  • Con la disfunción eréctil, el semen o la orina se mezclan parcialmente con sangre.

El médico hará un diagnóstico al recibir los resultados de las siguientes pruebas y exámenes:

  • análisis de sangre, orina, semen;
  • Ultrasonido de la próstata;
  • Radiografía;
  • Tomografía computarizada
  • urografía

Tratamiento de la prostatitis calculosa

Hay 2 direcciones de tratamiento de esta enfermedad: médica y quirúrgica.

  • Si los depósitos han formado piedras de hasta 4 mm, puede probar con medicamentos y fisioterapia. La condición mejora después de tomar vitaminas complejas, medicamentos antiinflamatorios y otros medicamentos que el médico seleccionará.
  • Si los cálculos han superado el tamaño permitido, se disecciona el órgano genital y se extraen los cálculos. Una forma más moderna es aplastar formaciones con un láser de baja intensidad. Con tal impacto, las piedras se trituran al estado de arena y dejan el cuerpo con secreciones por sí mismas.

Prevención de la prostatitis calculosa: vida sexual regular, una dieta con una cantidad mínima de sal, abandono de los malos hábitos, un examen preventivo anual por parte de un urólogo. No intente ser tratado por su cuenta, lo mejor es buscar ayuda de especialistas en la Clínica Privada Diana.

prostatitis

Davidyan Valery Artsvikovich

De todas las enfermedades del sistema genitourinario en los hombres, la prostatitis es la más común. Según el curso, se distingue la prostatitis aguda o crónica, los síntomas y el tratamiento, respectivamente, dependen de la forma de la enfermedad. Según varias estadísticas, hasta el 45% de los varones europeos padecen esta enfermedad.

Signos de prostatitis en hombres.

Los signos de prostatitis en los hombres se consideran con mayor frecuencia violaciones del proceso de micción, trastornos en la esfera íntima, dolor. El grupo de riesgo son los hombres de 30 a 50 años, pero la enfermedad también se presenta a una edad más temprana. El diagnóstico lo realiza un urólogo, un andrólogo. El cuadro clínico permite determinar la enfermedad, también se realiza un examen de ultrasonido, es necesario un cultivo bacteriológico de la orina, así como la secreción de próstata. La prostatitis puede causar abscesos en la glándula prostática, procesos inflamatorios en el sistema genitourinario superior, testículos y apéndices, que pueden causar graves daños a la salud y afectar la función reproductiva.

READ
Disfunción eréctil psicógena y tratamiento eficaz

prostatitis incompleta

Una infección que provoca prostatitis puede ingresar a la glándula desde los órganos del sistema genitourinario o desde focos distantes en el caso de diversas enfermedades inflamatorias (amigdalitis, influenza, furunculosis, etc.). La presencia de infección en el cuerpo no siempre conduce a la enfermedad, los expertos identifican ciertos factores que aumentan el riesgo de la enfermedad.

Etiología de la prostatitis

Las infecciones que provocan la aparición de prostatitis a menudo son causadas por Staphylococcus aureus, Enterococcus, Enterobacteriaceae, Proteus, Klebsiella, Pseudomonas aeruginosa y Escherichia coli. A menudo actúan en combinación. Pero la gran mayoría de los microorganismos pertenecen a la microflora condicionalmente patógena, es decir, no causan inflamación por sí mismos.

Complicaciones de la prostatitis

Complicaciones causadas por la prostatitis aguda. Si el paciente no busca ayuda médica para la prostatitis aguda, a veces se desarrolla un absceso de la próstata. Esto se manifiesta en escalofríos, hipertermia severa. El dolor en la región perineal se vuelve fuerte, agudo, la micción se vuelve mucho más difícil, la defecación se vuelve imposible. Además, el proceso de orinar complica enormemente la inflamación de la próstata. Ocasionalmente, hay casos en que el absceso se abre por sí solo. En este caso, el pus puede salir por la uretra (que se encuentra en la orina) o por el recto (en las heces). Pero a menudo el absceso debe abrirse quirúrgicamente. Es importante identificar un absceso de manera oportuna, ya que su ruptura puede derivar en sepsis o peritonitis, y existen casos de muerte.

Complicaciones características de la prostatitis crónica. La prostatitis crónica tiene muchos períodos con remisión estable, cuando la inflamación tiene poco o ningún efecto sobre el bienestar. Es durante esos períodos cuando el paciente no siente dolor ni molestias que se niega a tratar la prostatitis. Esto puede conducir al desarrollo de complicaciones graves. En primer lugar, se desarrollan cistitis y pielonefritis. Muy a menudo hay procesos inflamatorios en los testículos, epidídimo, vesículas seminales. Ellos, a su vez, pueden causar la extinción de la función reproductiva. Como resultado de la prostatitis crónica, a veces se produce prostatitis calculosa, caracterizada por la aparición de cálculos en la próstata y los conductos excretores. Se forman a partir de la secreción de la próstata, sales de cal, fosfatos.

Prevención de la prostatitis

Como profilaxis de la prostatitis, se recomienda a los hombres que minimicen y, si es posible, eliminen los factores que aumentan la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Cuando el trabajo sedentario, es necesario organizar descansos regulares que deben usarse para la actividad física (calentamiento, caminata). Se requiere establecer una dieta completa de acuerdo con el régimen. En caso de estreñimiento, active las deposiciones tomando laxantes.

En cuanto a la vida sexual, los expertos recomiendan apegarse a la media dorada, ya que la abstinencia sexual prolongada y la actividad excesiva de un hombre en esta área son igualmente peligrosas. También es necesario buscar ayuda a tiempo si se sospecha alguna enfermedad urológica o infección de transmisión sexual.

Los pacientes con una forma crónica para evitar recaídas deben realizar exámenes preventivos regulares con un andrólogo y un urólogo.

Causas de la prostatitis

Varias circunstancias asociadas con efectos adversos únicos o permanentes, el estilo de vida, la naturaleza de la actividad profesional pueden afectar significativamente la predisposición a la enfermedad.

El riesgo aumenta por cualquier congestión en la próstata, así como por enfermedades infecciosas. La hipotermia grave, tanto de forma aislada como de forma continuada (asociada a actividades profesionales), en ocasiones provoca inflamación. De gran importancia es el nivel de actividad de un hombre. El trabajo sedentario, un estilo de vida que no involucra deportes, caminatas, conducen a la congestión que causa prostatitis en los hombres. Además, tales factores incluyen estreñimiento frecuente, falta de un ritmo establecido de actividad sexual (la ausencia prolongada de relaciones sexuales y la actividad excesiva son igualmente peligrosas, la eyaculación incompleta también es peligrosa). Varias enfermedades crónicas o focos de infección (colecistitis, amigdalitis, caries y muchas otras), enfermedades de transmisión sexual (tricomoniasis, gonorrea, clamidia), diversas enfermedades del tracto urinario aumentan la probabilidad de la enfermedad.

Trastornos del estilo de vida, que se manifiestan en estrés constante, falta de sueño y vigilia normales, nutrición inadecuada, ejercicio demasiado intenso en atletas: todo esto reduce las defensas del cuerpo y, junto con otros factores, conduce a la prostatitis. La ingestión constante de sustancias nocivas debido al tabaquismo, el abuso del alcohol: mejora y contribuye a la aparición de la enfermedad.

Algunos expertos notan la relación de la prostatitis en hombres con trauma permanente en el perineo (vibraciones, sacudidas), que a menudo se observan en conductores, motociclistas y ciclistas. Aunque a menudo tales efectos solo exacerban la enfermedad existente.

READ
La hipoplasia testicular en los hombres es una patología grave

Los síntomas de la prostatitis

forma aguda de prostatitis

Los síntomas de la prostatitis aguda varían según la etapa de la enfermedad:

  • Prostatitis catarral (aguda). Hay dolor en el perineo, sacro. La micción se vuelve más frecuente, el proceso puede ir acompañado de dolor.
  • Prostatitis folicular (aguda). Las sensaciones dolorosas se intensifican, son especialmente agudas al vaciar los intestinos, ya que se dan por el ano. El proceso de micción se altera, la orina sale en un chorro delgado o permanece en la vejiga. Puede haber un ligero aumento de la temperatura.
  • Prostatitis parenquimatosa (aguda). Hipertermia, a veces la temperatura alcanza los 40 grados, intoxicación del cuerpo. La micción se retrasa, la defecación es difícil. El dolor se vuelve agudo, palpitante.

forma crónica de prostatitis

A veces, la prostatitis aguda se convierte en una forma crónica, pero con bastante frecuencia la prostatitis crónica se desarrolla principalmente, sin síntomas pronunciados. En ocasiones el paciente puede notar una ligera hipertermia, no se produce dolor intenso en el perineo, sobre todo al orinar, al defecar. Un signo claro de prostatitis es una ligera secreción de la uretra que se produce durante las deposiciones.

La prostatitis crónica primaria no ocurre de la noche a la mañana. Un proceso largo generalmente comienza con el estancamiento de la sangre en los capilares y, con el tiempo, se convierte en inflamación.

A menudo se desarrolla como resultado de un proceso inflamatorio descuidado causado por gonococos, Trichomonas, clamidia, ureaplasma. Este proceso inflamatorio esconde síntomas menores de prostatitis. Como resultado, el paciente no es consciente del desarrollo de la enfermedad.

La prostatitis crónica se puede identificar por la sensación frecuente de fatiga, sensación de ardor en el perineo, uretra, trastornos continuos de la micción. Los trastornos en la esfera íntima asociados a la disfunción eréctil suelen provocar un estado depresivo. Pero en los pacientes, los síntomas se manifiestan de diferentes maneras, es posible que algunos signos de prostatitis en los hombres no se observen en absoluto.

La ciencia médica define los siguientes síndromes de prostatitis crónica:

  • síndrome de dolor;
  • trastornos de la micción;
  • violaciones en la esfera sexual.

Síndrome de dolor A pesar de que el tejido de la próstata no tiene receptores del dolor, los pacientes pueden sentir dolor con la prostatitis. Esto se debe al hecho de que las vías nerviosas, que son numerosas en la pelvis, casi siempre están involucradas en el proceso inflamatorio. Diferentes pacientes se sienten de manera diferente. El dolor puede ser leve, doloroso y puede causar molestias significativas. También puede aumentar o disminuir ligeramente durante las relaciones sexuales activas, la eyaculación. El dolor a veces se irradia a la región lumbar (este síntoma es característico de muchas enfermedades), el escroto, el perineo o el sacro.

Problemas para orinar (trastornos disúricos). Con la prostatitis, debido a la compresión, el espacio interno del uréter disminuye. Cuanto más aumenta el tamaño de la próstata, más se comprime el uréter. Por lo tanto, desde las primeras etapas, el paciente comienza a notar una mayor necesidad de orinar, existe la sensación de que la vejiga no se vacía por completo. En el proceso de hipertrofia compensatoria de los músculos de los uréteres y la vejiga, los trastornos se vuelven menos notorios, pero con el tiempo se reanudan.

Problemas en la esfera íntima. Al comienzo del desarrollo de la enfermedad, los trastornos sexuales pueden manifestarse de diferentes formas. Algunos pacientes se quejan de un orgasmo debilitado, otros tienen peores erecciones o experimentan a menudo erecciones nocturnas. La eyaculación es más rápida. El dolor durante la eyaculación hace que algunos pacientes se abstengan de tener relaciones sexuales. Con el desarrollo de una enfermedad inflamatoria, las violaciones se vuelven más notorias, hasta el inicio de la impotencia.

Los estudios han demostrado que este síndrome depende en gran medida de factores psicológicos. Las violaciones de potencia debido al proceso inflamatorio no ocurren en todos los pacientes. Pero, por lo general, los pacientes, al enterarse de la presencia de prostatitis, caen en un estado de pánico y esperan la aparición de la impotencia. Cuanto más fuerte es la sensación de ansiedad y el grado de sugestionabilidad en el paciente, más a menudo se desarrolla dispotencia en la prostatitis crónica. La enfermedad tiene complicaciones psicológicas, que se manifiestan en la obsesión por la enfermedad y sus consecuencias, fuerte ansiedad, irritabilidad excesiva. Esto se debe a una reacción dolorosa a las posibles consecuencias de la prostatitis crónica.

Diagnóstico de prostatitis

El diagnóstico de la enfermedad ayuda a hacer un cuadro clínico específico. Además de interrogar al paciente, estudiar la anamnesis, la palpación rectal en primer lugar, se toma el secreto de la glándula prostática para su análisis.

READ
Enfermedades en los hombres: quiste de próstata

El examen de ultrasonido le permite determinar la presencia de cambios estructurales en la glándula (quistes, tumores, adenomas de próstata) y confirmar el diagnóstico. Para estudiar la función reproductiva se realiza un espermograma.

Diversos estudios urodinámicos nos permiten determinar el grado y la naturaleza de los trastornos urinarios. Para excluir la presencia de cánceres y adenomas de próstata, se prescribe un nivel de PSA (antígeno prostático específico), cuya concentración alta indica la presencia de un tumor.

El tratamiento de la prostatitis

Terapia para la prostatitis aguda. Si no hay complicaciones en la forma aguda, el tratamiento de la prostatitis en los hombres puede realizarse de forma ambulatoria bajo la supervisión de un andrólogo o un urólogo. Si hay signos de un absceso, se observa intoxicación general, recurren al tratamiento de la prostatitis en un hospital. A un paciente con una forma aguda se le prescribe un ciclo de antibióticos. Antes de esto, se verifica la sensibilidad del agente infeccioso. A menudo se utilizan fármacos que pueden penetrar profundamente en el tejido de la próstata (p. ej., ciprofloxacina). En caso de absceso, se abre quirúrgicamente a través de la uretra o el recto. La fisioterapia en la forma aguda de la enfermedad solo se puede prescribir después de eliminar los síntomas agudos. En tales casos, se realizan masajes prostáticos, electroforesis, microondas y terapia UHF. Si hay un retraso prolongado en la micción, recurra al cateterismo de la vejiga.

A menudo, la prostatitis aguda fluye hacia una forma crónica, esto también se observa en aquellos pacientes que recibieron un tratamiento oportuno.

Medidas terapéuticas para la prostatitis crónica.

El tratamiento de la prostatitis crónica no siempre permite deshacerse por completo de la enfermedad. Pero con un proceso debidamente organizado, casi siempre es posible eliminar los síntomas para lograr el efecto de una remisión estable durante mucho tiempo.

En la prostatitis crónica, se lleva a cabo una terapia compleja. En primer lugar, el paciente toma antibióticos durante uno o dos meses. Además del curso principal de terapia con antibióticos, se prescriben fisioterapia y masaje de próstata. Además, se ayuda al paciente a adaptar el estilo de vida para aumentar las defensas del organismo y minimizar los factores que provocan la inflamación.

Tomar antibióticos para la prostatitis crónica. El médico selecciona el medicamento, el período de admisión, la dosis requerida en cada caso por separado. Por lo general, el curso es bastante largo. Antes de prescribir un medicamento, se realiza un estudio de la sensibilidad de la microflora sembrando el secreto de la próstata, la orina.

Masaje prostático en el tratamiento de enfermedades. Esta medida muestra buenos resultados. El hierro recibe un efecto complejo. En primer lugar, es posible eliminar del cuerpo el secreto inflamatorio que se ha acumulado en la próstata (se libera durante el masaje). Mejorar la circulación sanguínea a través de estas manipulaciones le permite lidiar con varios tipos de estancamiento y también contribuye a la buena penetración de los antibióticos en los tejidos de la glándula.

Fisioterapia en el tratamiento de la inflamación. La fisioterapia para la prostatitis crónica tiene como objetivo activar la circulación sanguínea. Para ello, se expone al paciente a un láser, se utilizan ultrasonidos y vibraciones magnéticas. En algunos casos, estos procedimientos se reemplazan por enemas medicinales tibios, que se administran regularmente al paciente. Recomendar baños de asiento, tratamiento con fangos, aguas minerales.

Inmunocorrección en el tratamiento de la prostatitis crónica. La disminución de la inmunidad afecta negativamente a la salud. Es este factor uno de los fundamentales en el desarrollo de la enfermedad y su exacerbación. Los ciclos prolongados de antibióticos, necesarios para la prostatitis prolongada, también reducen las defensas del organismo. Por lo tanto, se recomienda al paciente consultar con un inmunólogo para seleccionar una estrategia de inmunocorrección.

Corrección del estilo de vida habitual en el tratamiento de la enfermedad. Mantener un estilo de vida adecuado no solo es la prevención más efectiva de la prostatitis, sino también una medida terapéutica necesaria. Por ello, el paciente, junto con un especialista, analiza hábitos que se convierten en factores nocivos. Se requiere construir una rutina diaria con un período suficiente de sueño, para asegurar la presencia de actividad física moderada regular. La nutrición juega un papel importante.

Este artículo se publica únicamente con fines educativos y no constituye material científico ni asesoramiento médico profesional. Consulte a su médico para el diagnóstico y tratamiento.

Ingrese sus datos y nuestros especialistas se comunicarán con usted y le brindarán asesoramiento gratuito sobre sus inquietudes.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: