Síntomas y consecuencias de la diabetes en los hombres.

Diabetes mellitus tipo 2 es una enfermedad endocrina crónica que se desarrolla como consecuencia de la resistencia a la insulina y la disfunción de las células beta pancreáticas, caracterizada por un estado de hiperglucemia. Se manifiesta por micción profusa (poliuria), aumento de la sed (polidipsia), picazón en la piel y las membranas mucosas, aumento del apetito, sofocos, debilidad muscular. El diagnóstico se establece sobre la base de los resultados de las pruebas de laboratorio. Se realiza un análisis de sangre para la concentración de glucosa, el nivel de hemoglobina glicosilada y una prueba de tolerancia a la glucosa. En el tratamiento se utilizan medicamentos hipoglucemiantes, una dieta baja en carbohidratos y una mayor actividad física.

ICD-10

Diabetes mellitus tipo 2

Visión de conjunto

La palabra “diabetes” se traduce del griego como “que expira, fluye”, de hecho, el nombre de la enfermedad significa “salida de azúcar”, “pérdida de azúcar”, lo que determina el síntoma clave: aumento de la excreción de glucosa en el orina. La diabetes mellitus tipo 2, o diabetes mellitus no insulinodependiente, se desarrolla en el contexto de un aumento de la resistencia de los tejidos a la acción de la insulina y una posterior disminución de las funciones de las células de los islotes de Langerhans. A diferencia de la diabetes tipo 1, en la que la deficiencia de insulina es primaria, en la diabetes tipo 2, la deficiencia hormonal es el resultado de la resistencia a la insulina a largo plazo. Los datos epidemiológicos son muy heterogéneos, según las características étnicas, las condiciones socioeconómicas de vida. En Rusia, la prevalencia estimada es del 7%, que es del 85 al 90% de todas las formas de diabetes. La incidencia es alta entre las personas mayores de 40-45 años.

Diabetes mellitus tipo 2

Causas de la diabetes tipo 2

El desarrollo de la enfermedad es provocado por una combinación de predisposición hereditaria y factores que afectan el cuerpo a lo largo de la vida. En la edad adulta, las influencias exógenas adversas reducen la sensibilidad de las células del cuerpo a la insulina, por lo que ya no reciben suficiente glucosa. La diabetes tipo II puede ser causada por:

  • La obesidad. El tejido adiposo reduce la capacidad de las células para utilizar la insulina. El sobrepeso es un factor de riesgo clave para el desarrollo de la enfermedad, la obesidad se determina en el 80-90% de los pacientes.
  • Hipodinamia La falta de actividad motora afecta negativamente el trabajo de la mayoría de los órganos y contribuye a la ralentización de los procesos metabólicos en las células. Un estilo de vida hipodinámico se acompaña de un bajo consumo de glucosa por parte de los músculos y su acumulación en la sangre.
  • Comida incorrecta. Comer en exceso es la principal causa de obesidad en personas con diabetes. Otro factor negativo es el consumo de grandes cantidades de azúcar refinada, que entra rápidamente en el torrente sanguíneo, provocando “saltos” en la secreción de insulina.
  • Enfermedades endocrinas. La manifestación de la DM puede ser desencadenada por patologías endocrinas. Se han observado casos de morbilidad en el contexto de pancreatitis, tumores pancreáticos, insuficiencia pituitaria, hipo o hiperfunción de la glándula tiroides o glándulas suprarrenales.
  • Enfermedades infecciosas En personas con carga hereditaria, la manifestación primaria de DM se registra como una complicación de una enfermedad viral. Los más peligrosos son la gripe, el herpes y la hepatitis.

Patogenesia

En el corazón de la diabetes tipo XNUMX se encuentra una violación del metabolismo de los carbohidratos debido al aumento de la resistencia celular a la insulina (resistencia a la insulina). La capacidad de los tejidos para recibir y utilizar la glucosa disminuye, se desarrolla un estado de hiperglucemia, un aumento del nivel de azúcar en plasma y se activan formas alternativas de obtener energía a partir de ácidos grasos libres y aminoácidos. Para compensar la hiperglucemia, el cuerpo elimina intensamente el exceso de glucosa a través de los riñones. Su cantidad en la orina aumenta, se desarrolla glucosuria. Una alta concentración de azúcar en los fluidos biológicos provoca un aumento de la presión osmótica, lo que provoca poliuria, micción profusa y frecuente con pérdida de líquidos y sales, que conduce a la deshidratación y al desequilibrio hidroelectrolítico. Estos mecanismos explican la mayoría de los síntomas de la DM: sed intensa, piel seca, debilidad, arritmias.

READ
El curso de la ureaplasmosis en los hombres.

La hiperglucemia altera los procesos de metabolismo de péptidos y lípidos. Los residuos de azúcar se adhieren a las moléculas de proteínas y grasas, interrumpiendo su función, se produce una hiperproducción de glucagón en el páncreas, se activa la descomposición de las grasas como fuente de energía, aumenta la reabsorción de glucosa por parte de los riñones, se interrumpe la transmisión del transmisor en el sistema nervioso y intestinal los tejidos se inflaman. Así, los mecanismos patogénicos de la DM provocan patologías de los vasos (angiopatía), del sistema nervioso (neuropatía), del aparato digestivo y de las glándulas de secreción endocrina. Un mecanismo patogénico posterior es la deficiencia de insulina. Se forma gradualmente, durante varios años, debido al agotamiento y muerte natural programada de las células β. Con el tiempo, una deficiencia moderada de insulina se reemplaza por una pronunciada. Se desarrolla dependencia secundaria de la insulina, a los pacientes se les prescribe terapia con insulina.

Clasificación

Según la gravedad de los trastornos del metabolismo de los hidratos de carbono en la diabetes mellitus, se distingue una fase de compensación (se alcanza un estado de normoglucemia), una fase de subcompensación (con un aumento periódico de los niveles de glucosa en sangre) y una fase de descompensación (la hiperglucemia es estable, difícil de controlar). correcto). Dependiendo de la gravedad, hay tres formas de la enfermedad:

  1. Fácil La compensación se logra ajustando la nutrición o la dieta en combinación con una dosis mínima de un fármaco hipoglucemiante. El riesgo de complicaciones es bajo.
  2. Promedio Para compensar los trastornos metabólicos, es necesaria la ingesta regular de agentes hipoglucemiantes. La probabilidad de las etapas iniciales de complicaciones vasculares es alta.
  3. Pesado Los pacientes necesitan el uso constante de medicamentos hipoglucemiantes en tabletas e insulina, a veces solo terapia con insulina. Se forman complicaciones diabéticas graves: angiopatía de vasos pequeños y grandes, neuropatía, encefalopatía.

Síntomas de la diabetes tipo 2

La enfermedad se desarrolla lentamente, en la etapa inicial, las manifestaciones apenas se notan, lo que complica enormemente el diagnóstico. El primer síntoma es un aumento de la sensación de sed. Los pacientes sienten sequedad en la boca, beben hasta 3-5 litros por día. En consecuencia, aumenta la cantidad de orina y la frecuencia de la necesidad de vaciar la vejiga. Los niños pueden desarrollar enuresis, especialmente por la noche. Debido a la micción frecuente y al alto contenido de azúcar en la orina excretada, la piel de la región inguinal se irrita, se produce picazón y aparece enrojecimiento. Poco a poco, la picazón cubre el abdomen, las axilas, los pliegues de los codos y las rodillas. El suministro insuficiente de glucosa a los tejidos contribuye a un aumento del apetito, los pacientes ya experimentan hambre 1-2 horas después de comer. A pesar del aumento del contenido calórico de la dieta, el peso se mantiene igual o disminuye, ya que la glucosa no se absorbe, sino que se pierde con la orina.

READ
Por qué duele la papila en los hombres?

Síntomas adicionales: fatiga, sensación constante de fatiga, somnolencia diurna, debilidad. La piel se vuelve seca, más delgada, propensa a erupciones, infecciones por hongos. El cuerpo se magulla fácilmente. Las heridas y abrasiones se curan durante mucho tiempo, a menudo se infectan. Las niñas y las mujeres desarrollan candidiasis genital, los niños y los hombres desarrollan infecciones del tracto urinario. La mayoría de los pacientes reportan una sensación de hormigueo en los dedos, entumecimiento en los pies. Después de comer, puede experimentar náuseas e incluso vómitos. Presión arterial alta, dolores de cabeza frecuentes y mareos.

Complicaciones

El curso descompensado de la diabetes tipo 2 se acompaña del desarrollo de complicaciones agudas y crónicas. Las condiciones agudas incluyen condiciones que ocurren rápidamente, repentinamente y que van acompañadas de un riesgo de muerte: coma hiperglucémico, coma de ácido láctico y coma hipoglucémico. Las complicaciones crónicas se forman gradualmente, incluyen micro y macroangiopatía diabética, manifestadas por retinopatía, nefropatía, trombosis y aterosclerosis vascular. Se revelan polineuropatías diabéticas, a saber, polineuritis de los nervios periféricos, paresia, parálisis, trastornos autonómicos en el trabajo de los órganos internos. Hay artropatía diabética: dolor en las articulaciones, movilidad limitada, disminución del volumen del líquido sinovial, así como encefalopatía diabética: trastornos mentales que se manifiestan por depresión, inestabilidad emocional.

diagnósticos

La dificultad para identificar la diabetes mellitus no insulinodependiente se debe a la ausencia de síntomas severos en las etapas iniciales de la enfermedad. En este sentido, se recomienda a las personas de riesgo y a todas las personas mayores de 40 años realizar pruebas de detección de azúcar en plasma. El diagnóstico de laboratorio es el más informativo, le permite detectar no solo la etapa temprana de la diabetes, sino también el estado de prediabetes: una disminución en la tolerancia a la glucosa, que se manifiesta por una hiperglucemia prolongada después de una carga de carbohidratos. Con signos de diabetes, el examen lo realiza un endocrinólogo. El diagnóstico comienza con la aclaración de las quejas y la anamnesis, el especialista aclara la presencia de factores de riesgo (obesidad, inactividad física, carga hereditaria), revela los síntomas básicos: poliuria, polidipsia, aumento del apetito. El diagnóstico se confirma después de recibir los resultados de los diagnósticos de laboratorio. Las pruebas específicas incluyen:

  • Glucosa en ayuno. El criterio para la enfermedad es un nivel de glucosa superior a 7 mmol / l (para sangre venosa). El material se toma después de 8-12 horas de ayuno.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa. Para diagnosticar la diabetes en una etapa temprana, la concentración de glucosa se examina un par de horas después de comer alimentos con carbohidratos. Un indicador por encima de 11,1 mmol / l revela diabetes, en el rango de 7,8-11,0 mmol / l se determina prediabetes.
  • Hemoglobina glicosilada. El análisis le permite evaluar el valor promedio de la concentración de glucosa en los últimos tres meses. La diabetes está indicada por un valor de 6,5% o más (sangre venosa). Con un resultado de 6,0-6,4% se diagnostica prediabetes.

El diagnóstico diferencial incluye distinguir entre diabetes mellitus no insulinodependiente y otras formas de la enfermedad, en particular, diabetes mellitus tipo 20. Las diferencias clínicas son un aumento lento de los síntomas, un inicio más tardío de la enfermedad (aunque en los últimos años también se ha diagnosticado la enfermedad en jóvenes de 25-XNUMX años). Signos diferenciales de laboratorio: niveles elevados o normales de insulina y péptido C, ausencia de anticuerpos contra las células beta pancreáticas.

READ
Si la cabeza del pene pica, ¿qué hacer?

Tratamiento de la diabetes tipo 2

En la endocrinología práctica, es común un enfoque sistemático de la terapia. En las primeras etapas de la enfermedad, el foco está en cambiar el estilo de vida de los pacientes y las consultas, en las que el especialista habla sobre la diabetes, las formas de controlar el azúcar. Con hiperglucemia persistente, se decide la cuestión del uso de la corrección de medicamentos. La gama completa de medidas terapéuticas incluye:

  • Dieta. El principio fundamental de la nutrición es reducir la cantidad de alimentos ricos en grasas y carbohidratos. Especialmente “peligrosos” son los productos con azúcar refinada: confitería, dulces, chocolate, bebidas carbonatadas dulces. La dieta de los pacientes consiste en verduras, productos lácteos, carne, huevos, una cantidad moderada de cereales. Necesitamos una dieta fraccionada, porciones pequeñas, el rechazo del alcohol y las especias.
  • Actividad física habitual. A los pacientes sin complicaciones diabéticas graves se les muestran actividades deportivas que mejoran los procesos de oxidación (ejercicio aeróbico). Su frecuencia, duración e intensidad se determinan individualmente. A la mayoría de los pacientes se les permite caminar, nadar y caminar. El tiempo promedio de una lección es de 30 a 60 minutos, la frecuencia es de 3 a 6 veces por semana.
  • Terapia farmacológica. Se utilizan medicamentos de varios grupos. Es común el uso de biguanidas y tiazolidinedionas, fármacos que reducen la resistencia a la insulina de las células, la absorción de glucosa en el tracto gastrointestinal y su producción en el hígado. Con su efectividad insuficiente, se prescriben medicamentos que mejoran la actividad de la insulina: inhibidores de DPP-4, derivados de sulfonilurea, meglitinidas.

Pronóstico y prevención

El diagnóstico oportuno y la actitud responsable de los pacientes hacia el tratamiento de la DM permiten alcanzar un estado de compensación estable, en el que la normoglucemia persiste durante mucho tiempo y la calidad de vida de los pacientes se mantiene alta. Para prevenir la enfermedad, es necesario adherirse a una dieta balanceada alta en fibra, limitando los alimentos azucarados y grasos, y las comidas fraccionadas. Es importante evitar la hipodinamia, proporcionar al cuerpo actividad física diaria en forma de caminata, practicar deportes 2-3 veces por semana. El control periódico de la glucosa es necesario para personas de grupos de riesgo (sobrepeso, personas maduras y ancianas, casos de diabetes entre familiares).

1. Diabetes mellitus: recomendaciones educativas y metodológicas / Oleinikov V.E., Sergeeva-Kondrachenko M.Yu. – 2012.

2. Diabetes mellitus tipo 2: hora de cambiar el concepto / Levit Sh., Filippov Yu.I., Gorelyshev AS / / Diabetes mellitus. – 2013 – Nº 1.

3. Algoritmo para el diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2 y control del metabolismo de los carbohidratos: una guía para médicos / Misnikova I.V., Dreval A.V., Gubkina V.A., Kovaleva Yu.A. – 2015.

4. Diabetes mellitus tipo 2: la posibilidad de lograr un control óptimo sin efectos secundarios / Antsiferov MB / / Farmateka. – 2011 – Nº 3.

Los síntomas más importantes de la diabetes. ¿Cómo reconocer los primeros síntomas de la enfermedad?

Los síntomas más importantes de la diabetes. ¿Cómo reconocer los primeros síntomas de la enfermedad?

La diabetes pertenece a un grupo notorio de enfermedades relacionadas con el estilo de vida. Anteriormente se asociaba la patología como una enfermedad de los ancianos, hoy en día ataca cada vez más a los jóvenes, e incluso a los escolares.

Más de 400 millones de personas en el mundo padecen diabetes, de las cuales casi el 90% de los casos son diabetes tipo 2. Al mismo tiempo, según los endocrinólogos, hasta la mitad de los pacientes aún no han sido diagnosticados y desconocen su enfermedad. . Esto es terrible, ya que la diabetes avanzada da una gran cantidad de complicaciones graves.

READ
Cómo tratar las verrugas genitales?

Por lo tanto, cada persona debe conocer los síntomas de la diabetes para poder responder a tiempo e iniciar el tratamiento.

Diabetes tipo 2: ¿qué es?

La forma más común de diabetes es la diabetes tipo 2, también llamada diabetes del adulto o diabetes no insulinodependiente. Los síntomas dominantes de esta enfermedad son niveles anormales de glucosa en sangre, que se acompañan de resistencia a la insulina.

En la resistencia a la insulina, el cuerpo produce una gran cantidad de esta hormona, pero los tejidos son menos sensibles a sus efectos.

La predisposición genética es la responsable del desarrollo de la enfermedad, así como los factores modificables, es decir, aquellos sobre los que influimos. Aunque la tendencia a desarrollar la enfermedad es hereditaria, la causa de la diabetes puede ser un estilo de vida poco saludable.

La obesidad abdominal contribuye al desarrollo de la resistencia a la insulina, así como a:

  • aumento de los niveles de triglicéridos y colesterol;
  • hipertensión;
  • baja actividad física;
  • edad (el riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta con la edad);
  • trastornos crónicos del sueño;
  • diabetes gestacional pasada;
  • fumar y beber alcohol.

Los factores genéticos y los antecedentes familiares de diabetes tipo 2 aumentan el riesgo de desarrollar esta enfermedad. La Asociación de Diabetes recomienda que las personas en riesgo se hagan pruebas de detección de diabetes anualmente. Las personas sanas que han llegado a la edad de 45 años deben hacer esto una vez cada tres años.

Primeros signos de diabetes tipo 2

Aunque los médicos han estado diciendo durante años que los chequeos son una oportunidad para la detección temprana de enfermedades o prediabetes, los pacientes rara vez siguen estas recomendaciones. Por esta razón, la enfermedad a menudo se diagnostica en una etapa tardía.

Esto también se debe a que los síntomas de la diabetes tipo 2 son bastante variados y, al mismo tiempo, poco específicos. La enfermedad puede desarrollarse desapercibida durante muchos años. Por lo tanto, vale la pena monitorear cuidadosamente su salud y responder rápidamente a los síntomas sospechosos.

El primer signo de diabetes es la sed.

Un signo temprano de diabetes tipo 2 es la boca seca y, por lo tanto, aumento de la sed o polidipsia. Podemos hablar de aumento de la sed, a menudo sed, incluso de noche. Los pacientes con polidipsia pueden beber hasta 8 litros de líquido por día, pero todavía se quejan de boca seca.

aumento de la sed

aumento de la sed

¿Por qué está pasando esto? El cuerpo, queriendo deshacerse del exceso de glucosa, requiere agua para excretar el azúcar en la orina. La ingesta elevada de líquidos se asocia con visitas frecuentes al baño, es decir, poliuria.

fatiga crónica y somnolencia

Los niveles persistentemente altos de glucosa que el cuerpo no puede utilizar para el trabajo se manifiestan por fatiga y somnolencia excesiva. Estos síntomas pueden empeorar, especialmente después de comer.

Cuando el cuerpo recibe una gran dosis de carbohidratos de los alimentos, necesita tiempo para equilibrarlo con la cantidad adecuada de insulina. Como resultado, el paciente lucha después de comer con la llamada hiperglucemia, que disminuye después de un tiempo.

READ
Cómo tratar la candidiasis en los hombres?

La fatiga constante puede causar cambios de humor que, con el tiempo, comienzan a interferir con las actividades diarias.

Cambio de peso

En la diabetes tipo 1, los pacientes experimentan una marcada pérdida de peso. La situación opuesta ocurre en personas con diabetes tipo 2. Una alta concentración de insulina aumenta el apetito y estimula al cuerpo a acumular grasa, lo que aumenta los kilogramos. Y esto sucede a pesar de ningún cambio en la dieta.

Infecciones frecuentes y problemas de la piel.

La diabetes no controlada tiene un efecto adverso sobre el sistema inmunológico, lo que contribuye al desarrollo de infecciones bacterianas, virales o fúngicas. El alto contenido de azúcar (en la sangre, la orina) es un ambiente ideal para el desarrollo de hongos, por lo que los compañeros frecuentes de los diabéticos son la candidiasis vaginal y los hongos en las piernas.

Los altos niveles de azúcar también afectan la condición de los vasos sanguíneos. Debilitados, nutren peor la piel, por lo que se vuelve sensible, seca y se daña con facilidad.

Síntomas tempranos y tardíos de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 puede pasar desapercibida durante muchos años. Los pacientes subestiman los primeros síntomas de la enfermedad, confundiéndolos con síntomas de exceso de trabajo o fatiga. Mientras tanto, la enfermedad progresa y la glucemia alta provoca complicaciones graves.

La hiperglucemia persistente afecta negativamente el estado de los vasos sanguíneos, siendo uno de los factores en el desarrollo de enfermedades del corazón y del sistema circulatorio. Los vasos sanguíneos de los ojos también pueden dañarse, lo que afecta notablemente la visión. Esta condición se llama retinopatía diabética.

El sistema nervioso también sufre de altos niveles de glucosa, y esta condición se llama neuropatía diabética. Los pacientes pueden experimentar debilidad muscular, espasmos musculares, hormigueo y pérdida de sensibilidad en las extremidades.

Debilidad muscular

La cicatrización difícil de heridas es el resultado de trastornos del sistema nervioso y vasos sanguíneos débiles. Esta condición amenaza el desarrollo del llamado pie diabético.

¿Cómo diagnosticar y tratar la diabetes?

Para cualquier síntoma alarmante que pueda indicar el desarrollo de diabetes, debe comunicarse con un endocrinólogo. Él lo enviará para análisis de sangre básicos, sobre la base de los cuales será posible hacer un diagnóstico preliminar. La prueba más rápida es la prueba de glucosa en ayunas o la prueba de carga de glucosa oral (prueba OGTT).

El elemento más importante de la terapia de la diabetes es cambiar los hábitos alimenticios y el estilo de vida. Para algunas personas diagnosticadas con prediabetes, los cambios en la dieta y el ejercicio pueden reducir los niveles de glucosa en sangre y prevenir el desarrollo de la enfermedad. Además, puede comprar suplementos dietéticos y medicamentos para la diabetes de venta libre.

Si la enfermedad ya está progresando, es necesario comenzar la terapia con medicamentos. La metformina es el tratamiento de primera línea para la diabetes tipo 2. Este medicamento suprime la producción de glucosa y reduce la resistencia a la insulina. Esto es especialmente beneficioso para pacientes diabéticos con obesidad concomitante.

Si el tratamiento con metformina no ayuda, se reemplaza o se combina con uno de los medicamentos que contienen una sulfonilurea. Tres medicamentos de este grupo se usan con mayor frecuencia: gliclazida, glimepirida, glipizida. En algunos casos, se requiere tratamiento con insulina.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: