Síntomas y tratamiento de la prostatitis crónica infecciosa

Belyaeva Olga Anatolievna

La próstata es una glándula alveolar tubular que se encuentra solo en los hombres. Esta glándula está involucrada en la formación de espermatozoides y se encuentra debajo de la vejiga alrededor de la parte inicial de la uretra. La prostatitis crónica en los hombres puede ocurrir debido a una infección en la glándula prostática desde la vejiga a través de los vasos sanguíneos y linfáticos de la pelvis pequeña o de otra manera. Aunque la presencia de una infección puede no causar enfermedad y conducir a la impotencia, por regla general, esto no desaparece para un hombre sin dejar rastro. Actualmente, el hombre observa una disminución de la dureza del pene, trastornos sexuales durante las relaciones sexuales y trastornos de la micción.

Esquema de prostatitis crónica

La prostatitis crónica no amenaza la vida de un hombre, pero aun así puede causar angustia psicológica y deterioro de las relaciones familiares. También se debe tener en cuenta que, según los expertos, la prostatitis crónica, es decir, su tratamiento inoportuno, puede conducir no solo al desarrollo de complicaciones graves, sino también al cáncer de próstata. De hecho, además de la infección, existen otros factores que predisponen a la prostatitis crónica. Sin embargo, la manifestación y exacerbación de la prostatitis crónica tiene diferentes especificidades.

Etapas de la prostatitis crónica

Aunque todavía no existe una especificidad única para el desarrollo de la prostatitis crónica, los expertos distinguen los siguientes tipos de la misma:

  • I prostatitis bacteriana aguda;
  • II prostatitis de origen bacteriano. Se encuentra con mayor frecuencia;
  • La prostatitis no bacteriana crónica III es un síntoma complejo de dolor pélvico crónico, cuya duración es de más de 3 meses;
  • la categoría III A es un tipo de forma inflamatoria de prostatitis crónica con un aumento del nivel de leucocitos en la secreción de la próstata;
  • III B es una forma no inflamatoria de prostatitis crónica sin un aumento del nivel de leucocitos y patógenos en la secreción de la próstata;
  • El tipo IV se diagnostica como prostatitis crónica asintomática, que no produce dolor y se detecta de forma bastante accidental según los resultados del análisis de la secreción de la próstata o su biopsia.

La frecuencia y las causas de esta categoría de prostatitis crónica aún no se conocen. En cuanto a las causas del desarrollo de otros tipos de la enfermedad, se debe señalar aquí que pueden deberse a la penetración de varios microorganismos infecciosos en el uréter, así como a la violación de varias funciones en el cuerpo de un hombre.

Métodos preventivos de inflamación de la próstata.

La prostatitis crónica requiere un tratamiento a largo plazo. Por lo tanto, es mejor tomar medidas preventivas para evitarlo. Para hacer esto, el paciente solo necesitará hacer algunos ajustes en su estilo de vida, que no solo serán útiles para la salud general, sino también para deshacerse de esta enfermedad. Entonces, antes que nada, es necesario observar las siguientes reglas de prevención:

  • esforzarse por llevar un estilo de vida saludable;
  • eliminar completamente los alimentos picantes de la dieta;
  • no abuse del alcohol;
  • practicar deportes, incluidos ejercicios físicos que ayuden a fortalecer los músculos y mejorar la circulación sanguínea en los órganos pélvicos;
  • Asistir opcionalmente a clases de yoga
  • seguir los métodos de prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas;
  • eliminar la congestión de la pelvis pequeña y tratar oportunamente las enfermedades del recto;
  • evitar la masturbación excesiva;
  • trate de tener una vida sexual regular, pero al mismo tiempo segura;
  • evitar la hipotermia;
  • no se siente en superficies frías;
  • durante el trabajo sedentario, caliente más a menudo.
READ
Desviación de la norma de TSH en hombres.

Además de estas medidas preventivas, los hombres deben tener en cuenta el hecho de que la prostatitis crónica se manifiesta de manera insignificante. Por lo tanto, si un hombre observa secreción al orinar o defecar, y también experimenta un dolor leve, en este caso debe consultar a un médico de inmediato. También vale la pena recordar que el curso del tratamiento debe llevarse a cabo estrictamente bajo la supervisión de un especialista sin ningún tipo de negligencia. Además, la selección de medicamentos durante la terapia con antibióticos se lleva a cabo de acuerdo con la condición individual del paciente y solo después de pasar estudios especiales. No se debe interrumpir la toma de los medicamentos recetados, y más aún tomar medicamentos adicionales sin receta médica. No demore su visita al médico. Usando la búsqueda en nuestro sitio web, puede encontrar fácilmente una clínica que sea adecuada tanto para la ubicación como para la política de precios.

Causas de la inflamación de la próstata.

La prostatitis crónica en medicina se posiciona como una enfermedad polietiológica. Además de la penetración en los órganos del uréter de la infección, puede ocurrir y reaparecer debido a la aparición de trastornos neurovegetativos y hemodinámicos, así como a un debilitamiento del sistema inmunitario y procesos autoinmunes, hormonales o bioquímicos. La inflamación de la próstata puede desarrollarse en el contexto de enfermedades como:

  • depresión;
  • disfunción de la vejiga neurogénica;
  • distrofia simpática refleja;
  • procesos inflamatorios de órganos cercanos;
  • hipertrofia del cuello vesical;
  • adenoma de la próstata;
  • estenosis de la uretra;
  • enfermedades del recto.

Teniendo en cuenta estos factores, el riesgo de desarrollar inflamación de la próstata incluye las siguientes razones:

  • un estilo de vida sedentario, especialmente en una posición sentada, implica una violación de la función del suministro de sangre a los órganos pélvicos;
  • hipotermia local del cuerpo;
  • estreñimiento frecuente;
  • relaciones sexuales irregulares o cargas repentinas;
  • infecciones crónicas;
  • enfermedades previamente transferidas que se transmiten sexualmente. En particular, su trato intempestivo;
  • desnutrición;
  • la falta de sueño;
  • Estrés crónico.
READ
Cómo las nueces con miel pueden ayudar a aumentar la potencia

Además, la prostatitis no bacteriana crónica puede ser causada por la formación de puntos gatillo miofasciales durante el curso de enfermedades, lesiones e intervenciones quirúrgicas en los órganos pélvicos.

Síntomas de la prostatitis crónica

Los síntomas de la prostatitis crónica se expresan y no molestan mucho al hombre. La inflamación de la próstata se produce de repente. El paciente puede verse afectado por un dolor agudo en el perineo y la ingle, y también puede haber dolor al orinar y defecar, acompañado de secreción de la uretra. Todos estos signos de prostatitis crónica pueden ir acompañados de fiebre, fiebre y fiebre. Muy a menudo, estos síntomas son intermitentes. Además, la prostatitis crónica puede expresarse en forma de complicaciones de enfermedades que se transmiten sexualmente. Durante el curso de la enfermedad, el paciente puede sentir molestias al orinar, dolor en el perineo, así como la manifestación de secreción. La inflamación crónica de la próstata provoca disfunción eréctil y eyaculación lenta.

El proceso inflamatorio de la próstata penetra profundamente en el sistema urinario, lo que puede provocar cistitis y pielonefritis. En la mayoría de los casos, estas exacerbaciones terminan en la inflamación de los testículos y los apéndices, lo que conduce a la infertilidad y requiere un tratamiento a largo plazo. Por lo tanto, no dejes de ir al médico. Se requiere diagnóstico y tratamiento oportunos. Es importante recordar que la prostatitis crónica se puede curar si no se inicia la enfermedad.

Diagnóstico de prostatitis crónica

Como regla general, un médico puede diagnosticar uno u otro tipo de prostatitis crónica según las quejas indicadas por el paciente o después de un examen. Primero, el especialista palpa la glándula prostática, y luego recomienda que el paciente se haga un estudio de laboratorio de cultivo de orina y secreciones prostáticas. Este diagnóstico le permite determinar el tratamiento posterior de la prostatitis crónica. Además, el urólogo puede aplicar métodos diagnósticos como:

  • ultrasonido transrectal, que le permite determinar el tamaño y el volumen de la próstata, así como identificar la presencia de neoplasias;
  • la determinación del perfil de presión uretral permite conocer la causa de los trastornos urinarios y las funciones de los músculos del suelo pélvico;
  • examen microscópico del raspado de la membrana mucosa de la uretra, que ayuda a determinar la presencia de una flora específica que causa enfermedades infecciosas;
  • radiografía de la próstata;
  • resonancia magnética de los órganos pélvicos, que ayuda a diferenciar del cáncer de próstata, así como a identificar el tipo no inflamatorio de prostatitis bacteriana;
  • determinación del estado de inmunidad humoral y celular en la secreción de la próstata. Este tipo de estudio ayuda no solo a diagnosticar la categoría del proceso inflamatorio de la próstata, sino también a resolver la cuestión de qué método se puede usar para curar la prostatitis crónica.
READ
Reseñas de pacientes sobre la efectividad del fármaco Androgel.

Tratamiento de la prostatitis crónica

La prostatitis crónica se considera una enfermedad insidiosa y compleja, el método de su tratamiento requiere un enfoque integrado. Los urólogos utilizan métodos de tratamiento como:

  • terapia antibacteriana, durante la cual se prescriben medicamentos que destruyen los microorganismos latentes de la infección. El paciente toma estos medicamentos durante varias semanas. En ausencia del efecto adecuado, los antibióticos pueden ser reemplazados por otro grupo de medicamentos;
  • la fisioterapia puede incluir la exposición a ondas electromagnéticas, ultrasónicas y láser, lo que aumenta significativamente la eficacia de la terapia con antibióticos;
  • la terapia con láser magnético tiene un efecto anticongestivo y mejora la microcirculación sanguínea en los órganos pélvicos;
  • El masaje transrectal de próstata es el método de tratamiento más doloroso e incómodo, pero al mismo tiempo el más efectivo. Se basa en la eliminación de un secreto inflamatorio exprimiéndolo con un dedo;
  • darsonvalización;
  • electroforesis con el uso de drogas;
  • Terapia hormonal;
  • electrocirugía transuretral. Este método de tratamiento solo se puede usar en caso de que se desarrollen complicaciones que, además de las violaciones del proceso de micción o función reproductiva en un hombre, condujeron a la aparición de esclerosis de la próstata y el cuello de la vejiga. Si después de la cirugía hay una exacerbación del proceso inflamatorio crónico, en este caso el paciente puede extirpar toda la glándula restante;
  • la inmunocorrección tiene como objetivo no solo eliminar la infección, sino también eliminar por completo su reaparición. Este método de tratamiento implica la normalización del estilo de vida, lo que implica un estilo de vida activo, caminatas regulares, cumplimiento de la rutina diaria y nutrición adecuada;
  • tratamiento de spa

Además, el método prescrito para tratar la prostatitis crónica puede incluir una visita a un inmunólogo y pruebas especiales adicionales. Dado que la terminación de un curso particular de terapia no garantiza la destrucción completa de la infección por prostatitis, existe la posibilidad de que reaparezca. Para curar la prostatitis crónica, el paciente debe seguir estrictamente todas las recomendaciones del médico y seguir el curso de tratamiento prescrito hasta el final.

READ
La droga spermaktin: opiniones

Este artículo se publica únicamente con fines educativos y no constituye material científico ni asesoramiento médico profesional. Consulte a su médico para el diagnóstico y tratamiento.

Ingrese sus datos y nuestros especialistas se comunicarán con usted y le brindarán asesoramiento gratuito sobre sus inquietudes.

Causas de la prostatitis, síntomas, métodos de tratamiento y prevención.

La prostatitis es una inflamación de la glándula prostática de naturaleza infecciosa, acompañada de hinchazón y formación de abscesos. La próstata se presenta predominantemente en hombres en edad reproductiva de 25 a 55 años. Clínicamente se manifiesta como dolor en la pelvis y los genitales, micción frecuente y dolorosa, trastornos sexuales. Otros síntomas dependen de la etapa y la forma de la enfermedad.

imagen

Los síntomas de la prostatitis

Las lesiones infecciosas e inflamatorias de la próstata tienen un curso agudo y crónico. En el período agudo, hay sensaciones dolorosas en el área pélvica, que se extiende aún más al perineo, la región inguinal, el pene y el escroto. Los pacientes se quejan de micción frecuente, acompañada de dolor y dolor, impulsos falsos. A medida que avanza la enfermedad, se unen otros signos:

  • fiebre
  • temperatura corporal alta
  • dolores de cabeza
  • debilidad muscular
  • dolor en los huesos
  • retención urinaria aguda
  • dolor durante las defecaciones
  • movimientos intestinales difíciles
  • erección débil
  • vetas de sangre en el semen
  • secreción blanca o amarillo verdosa en la orina

La prostatitis crónica se caracteriza por dolor difuso en la pelvis y los genitales, que aumenta después del orgasmo, en el momento de la eyaculación, debido a la abstinencia prolongada, al inicio y al final del vaciamiento de la vejiga. La micción también se acelera y es dolorosa, se alteran las funciones sexuales, se encuentran hilos flotantes en la orina.

Revisé el artículo

Fecha de publicación: 24 de marzo de 2021

Fecha de revisión: 24 de marzo de 2021

Fecha de actualización: 08 de noviembre de 2022

Contenido del artículo

razones

La inflamación de la próstata se asocia con la penetración de la infección en los tejidos de la próstata de diferentes maneras: desde los órganos del sistema genitourinario, a través de la uretra, con el flujo de sangre o linfa de otros focos inflamatorios. El papel principal en el desarrollo de la prostatitis se asigna al estado de los órganos pélvicos, la circulación sanguínea y la presencia de enfermedades concomitantes.

READ
Tratamiento de varicocele

Hay una gran cantidad de factores que aumentan el riesgo de desarrollar y exacerbar la inflamación de la próstata. Entre ellos:

  • hipotermia
  • lesión perineal
  • estilo de vida sedentario
  • sentado prolongado forzado
  • enfermedades crónicas como neumonía, colecistitis
  • infecciones crónicas: caries, sinusitis, amigdalitis
  • enfermedades urológicas: cistitis, adenoma de próstata, uretritis
  • enfermedades de transmisión sexual: gonorrea, clamidia
  • sobrecarga física constante
  • exceso de trabajo psicoemocional
  • trastornos mentales
  • inmunidad debilitada
  • desnutrición
  • intoxicación crónica por alcohol o drogas
  • micción infrecuente
  • estreñimiento
  • falta regular de sueño
  • manipulaciones urológicas
  • actividad sexual excesiva o falta de vida sexual

Etapas de desarrollo de la prostatitis.

Hay dos etapas en el desarrollo de la prostatitis: aguda y crónica. La prostatitis aguda tiene cuatro formas clínicas que determinan los síntomas de la enfermedad:

  • catarral: los cambios afectan la capa mucosa y submucosa de los conductos excretores de la próstata
  • folicular: la congestión se traslada a los folículos de la glándula prostática
  • parenquimatoso – caracterizado por daño al tejido intersticial y parenquimatoso de la próstata
  • absceso: pequeñas pústulas se fusionan, formando una gran cavidad con contenido purulento, un absceso

La prostatitis crónica ocurre en condiciones de un proceso inflamatorio prolongado y conduce a cambios morfológicos y disfunción de la glándula prostática. Hay prostatitis bacteriana crónica y prostatitis crónica (también llamada síndrome de dolor pélvico crónico).

diagnósticos

El diagnóstico de prostatitis lo establece un urólogo o un andrólogo de acuerdo con las manifestaciones clínicas, los datos de los exámenes de laboratorio e instrumentales. Durante la visita inicial, el médico realiza un examen externo, analiza las quejas del paciente, mide la temperatura corporal en la región rectal, debajo del brazo o en la boca, evalúa el estado de los ganglios linfáticos inguinales y perineales mediante palpación. Con una lesión inflamatoria, la glándula prostática está agrandada y densa, edematosa, hiperémica, dolorosa cuando se presiona.

Para identificar el tipo de patógeno se realizan hemocultivos para hemocultivo, urocultivos y secreción uretral, y PCR diagnóstico de infecciones. La uroflujometría ayuda a evaluar la naturaleza y la gravedad de los trastornos disúricos; forma, volumen de la glándula, etapa de desarrollo y focos de cambios: ultrasonido de la próstata. Según las indicaciones, se prescriben diagnósticos informáticos o imágenes de resonancia magnética de los órganos pélvicos.

Las clínicas de CMRT realizan varios procedimientos de diagnóstico que ayudan a identificar la inflamación de la próstata.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: