Tratamiento eficaz de la urolitiasis en hombres

Dependiendo del alcance de la presentación de los medicamentos (medicamentos) elegidos por usted y de los grupos de medicamentos para los que se posiciona principalmente su farmacia (dispensación con receta o sin receta), puede hacer una variedad de medicamentos de farmacia utilizados para tratar la urolitiasis. La formación racional del surtido de farmacia es importante no solo para el desarrollo comercial, sino que también le permitirá cambiar cualitativamente el nivel de servicio para los visitantes de la farmacia, aumentando el prestigio de su empresa. Los datos presentados por los autores pueden utilizarse en el trabajo de los farmacéuticos consultores para recomendar el uso más racional de medicamentos para varios tipos de urolitiasis, ya que se usa una amplia gama de medicamentos de venta libre para tratar esta enfermedad común.

La urolitiasis o urolitiasis (del griego uron orina + litos piedra) es una enfermedad crónica caracterizada por trastornos metabólicos en el organismo, cambios en los riñones y vías urinarias con la formación de cálculos urinarios en los mismos. Las principales causas de esta patología son una violación del metabolismo del ácido oxálico, purina o metabolismo del fósforo-calcio, infección de los riñones y del tracto urinario, defectos anatómicos congénitos o adquiridos, tumores del tracto urinario, que conducen a trastornos urinarios, etc. La propagación de la urolitiasis se ve facilitada por las condiciones de vida: inactividad física, lo que conduce a una violación del metabolismo del fósforo y el calcio; un cambio en la naturaleza de la nutrición hacia un aumento en la proporción de proteínas en los alimentos, un alto consumo de purinas que forman parte del cordero, cerdo, soja y otros productos similares. Factores como la edad, el sexo, la raza, las condiciones climáticas, geográficas y de vivienda, la profesión y las características genéticas heredadas también predisponen a la aparición de esta enfermedad.

El inicio de los primeros síntomas de urolitiasis, por regla general, cae en la edad más productiva en el rango de 20 a 50 años. Hay un ligero predominio de mujeres, lo que se asocia a una mayor incidencia de enfermedades infecciosas de las vías urinarias, que son factores predisponentes para la formación de un cálculo, a menudo coraliforme, que puede alcanzar tamaños descomunales.

Para los niños y los ancianos, es característica la formación de cálculos en la vejiga, y para las personas de mediana edad, son características las piedras en los riñones y los uréteres. Algo más a menudo los cálculos se localizan en el riñón derecho. En presencia de cálculos en las cavidades del riñón, se produce atrofia de la médula del parénquima renal. Esto es especialmente peligroso en presencia de dichos cálculos en ambos riñones (las lesiones renales bilaterales representan aproximadamente 1/5 de todos los casos de urolitiasis). La forma más común de urolitiasis es la nefrolitiasis.

Los signos subjetivos de urolitiasis son, por supuesto, dolor: sordo, doloroso, constante, periódicamente agudo, causado por un cólico renal. Es posible un curso asintomático a largo plazo de la enfermedad, especialmente con cálculos de cuerno de ciervo, y los primeros signos de la enfermedad pueden detectarse en ellos solo sobre la base de los datos del análisis de orina. El cólico renal puede ser su primera manifestación y ocurre en 2/3 de los pacientes, más a menudo con pequeños cálculos en movimiento, especialmente en los uréteres. El dolor lumbar aparece de repente, es muy intenso, se desplaza a lo largo de los uréteres hacia la región inguinal. En el punto álgido del ataque, pueden presentarse náuseas, vómitos, retención de heces y falsas ganas de orinar. Con cólico renal, se notan debilidad, palpitaciones, sed, sequedad de boca, fiebre, escalofríos. En la orina: leucocitos, eritrocitos, proteínas, en la sangre aumenta el número de leucocitos.

El cuadro clínico de la urolitiasis en pacientes de edad avanzada es menos pronunciado: el cólico renal ocurre 3 veces menos que en los jóvenes, y en casi el 30% de los casos el curso de la enfermedad se observa sin dolor, debido a una disminución en el tono de la tracto urinario.

El tratamiento de la urolitiasis se puede llevar a cabo de forma conservadora o quirúrgica, según los factores etiológicos identificados, los trastornos metabólicos, la urodinámica, la función renal, el pH de la orina y las complicaciones. El pronóstico depende de cuán completamente sea posible identificar y eliminar los factores etiológicos de la formación de cálculos, así como de la presencia de complicaciones y la efectividad del tratamiento quirúrgico y conservador.

READ
Cómo se detectan y tratan los síntomas de la migraña en los hombres?

En la terapia conservadora, se distinguen las siguientes áreas:

1) detección y corrección de trastornos metabólicos;

2) terapia antiinflamatoria;

3) impacto en la hemodinámica de los órganos;

Se recomienda a un paciente predispuesto a la urolitiasis que realice caminatas, preferiblemente al aire libre, lo que mejora la circulación sanguínea y la urodinámica. Es necesario seguir una dieta racional, ya que solo una nutrición adecuada contribuye a la restauración del metabolismo.

Para la elección correcta del tratamiento, es necesario establecer la naturaleza de las piedras. Según la composición química, los principales tipos de cálculos se pueden dividir en calcio (oxalato de calcio, fosfatos de calcio, mixtos – 70%), cálculos infecciosos (estruvita, fosfato-amonio-magnesio -15-20%), ácido úrico piedras – 5-10%. Los cálculos que ocupan toda la pelvis renal se denominan cuerno de ciervo. En el 65-75% de los casos, se encuentran cálculos de calcio, en el 15-18%, mixtos, que contienen magnesio, amonio y fosfato de calcio, en el 5-15%, urato. La proporción de piedras de diferente composición química en pacientes no es la misma y depende de la zona climática y geográfica, las condiciones ambientales, el contenido de sal en el agua potable y los productos alimenticios, la naturaleza de la nutrición y la edad. En los ancianos, los cálculos de urato y fosfato se detectan con mayor frecuencia, en los jóvenes: oxalato.

¿Qué tipo de piedra puede disolverlo?

Los cálculos que consisten únicamente en ácido úrico (uratos) casi siempre se pueden disolver mediante terapia alcalinizante oral con mezclas de citrato (Uralite U, blemaren, soluran, magurlite, etc.) o solución de bicarbonato de potasio. Las soluciones deben estar recién preparadas, aplicar 10 ml 3 veces al día. La terapia con mezclas de citrato durante 2-3 meses a menudo conduce a la disolución completa de dichos cálculos, pero debe llevarse a cabo con una función renal satisfactoria, urodinámica y ausencia de pielonefritis. La dosificación de los preparados de citrato es individual y se regula durante el tratamiento en función del pH de la orina (es necesario mantener un pH de 6,2-6,9). Una fuerte alcalinización de la orina conduce a la precipitación de sales de fosfato que, al envolver a los uratos, dificultan su disolución.

El tratamiento conservador de pacientes con cálculos de urato y uraturia también tiene como objetivo limitar el consumo de productos que contengan purinas (cacao, café, chocolate, hígado, carne) – la proporción de proteínas en los alimentos no debe ser superior a 1 g por 1 kg de la peso del paciente. La exclusión de la dieta de carne, pescado, grasas vegetales, que contribuyen a la oxidación de la orina, se justifica por el hecho de que en este grupo de pacientes se reduce la cantidad de citratos en la orina, lo que provoca la cristalización del ácido úrico. Al mismo tiempo, se recomienda aumentar la cantidad de líquido consumido hasta 2-2,5 litros por día.

Los principios del tratamiento de los cálculos de cistina son los mismos que para los cálculos de urato.

Con cálculos de oxalato, es necesario limitar la introducción de ácido oxálico en el cuerpo. La dieta consiste en excluir el consumo de alimentos que contengan ácido oxálico y cítrico (lechugas, espinacas, acedera, patatas, leche, pimientos, ruibarbo, legumbres, grosellas, grosellas, fresas, cítricos, etc.). Además de limitar los productos con un alto contenido de sales de oxalato, se prescriben sales de magnesio a 150 mg 2-3 veces al día. Las sales de magnesio “fijan” las sales de ácido oxálico en los intestinos y reducen su contenido en la orina.

Los pacientes con hiperuricosuria pueden mejorar con una dieta restringida en purinas. Sin embargo, solo ajustar su dieta puede no ser suficiente. Para reducir la síntesis de ácido úrico, se usa alopurinol en una dosis de 0,1 g 2-3 veces al día. La terapia debe llevarse a cabo bajo el control del nivel de ácido úrico en el suero sanguíneo. Se ha demostrado su capacidad para reducir la frecuencia de recaídas y cálculos constituidos por oxalato de calcio.

Con fosfaturia y cálculos de fosfato, la orina es alcalina. Se recomienda limitar el contenido de calcio en los alimentos (productos lácteos, papas, huevos), excluir alimentos y medicamentos que alcalinizan la orina (limones, álcalis). Mostrando productos que contribuyen a la oxidación de la orina. Estos son carne, pescado, grasas, aceites vegetales, mantequilla. Para cambiar la reacción alcalina de la orina hacia el ácido, se prescriben medicamentos: cloruro de amonio, metionina 0,5 g 3-4 veces al día, ácido ascórbico, bórico, benzoico 0,2 g 2-3 veces al día.

READ
Por qué sudan los talones y cómo deshacerse de él?

Una solución de orina sobresaturada es la base de la formación de cálculos. Por lo tanto, los pacientes con cálculos de ácido oxálico y ácido úrico aumentan la diuresis. Con la fosfaturia, no se recomienda aumentar la diuresis, ya que se eleva el pH de la orina (alcalosis), lo que contribuye a la formación de cálculos de fosfato y carbonato. El fármaco más utilizado y probablemente el mejor estudiado es la hidroclorotiazida, que es más eficaz en estos casos.

En pacientes con sales urinarias mixtas y químicamente cambiantes, la dieta debe ser variada, pero con la restricción de productos que promuevan la formación de cálculos.

En presencia de cálculos con tendencia a la descarga espontánea, se utilizan fármacos que contienen terpenos (cistenal, artemisol, enatin, avisan, etc.). Estos medicamentos tienen efectos bacteriostáticos, antiespasmódicos y sedantes. Causando hiperemia del riñón, mejora la circulación renal y aumenta la diuresis; además, alivian el espasmo de los músculos lisos de la pelvis y los uréteres. Al mismo tiempo, estos fármacos aumentan el peristaltismo, favoreciendo el paso de los cálculos. Al mismo tiempo, los terpenos puros tienen un efecto bacteriostático sobre la flora microbiana. En nuestro país, la droga checoslovaca compleja cystenal ha sido ampliamente utilizada. Cystenal y artemisol se prescriben 4-5 gotas de azúcar 30-60 minutos antes de las comidas 3 veces al día (con cólico renal – 20 gotas cada uno).

Enatin – contiene en 1 cápsula de menta 0,17 g, aceite de terpeno purificado 0,0341 g, aceite de cálamo 0 g, aceite de oliva 25 g, azufre purificado 0,9205 g Asigne 0,0034 g en cápsulas 1- 3 veces al día.

Olimetin: en su composición y acción está cerca de enatin. Disponible en cápsulas de 0,5 g. Ambos medicamentos se toman 1 cápsula de 3 a 5 veces al día durante 7 a 15 días.

Spazmotsistenal consiste en aceites esenciales, alcaloides, belladona. Con cólico renal, se prescriben 20 gotas una vez, en el período interictal: 3-5 gotas por azúcar 3 veces al día.

Rowatinex – consiste en sustancias esenciales y oleosas (pineno, canfeno, terpeno puro, fenchol, rubia – glucósido, etc.); se prescribe de la misma manera que el cistenal.

Kanefron debe tomarse durante 4 semanas, 50 gotas o 2 tabletas 3 veces al día, lo que conduce a una mejora en el estado general, aumento de la excreción de cristales de sal urinaria con una mejora en el color de la orina, así como la normalización del análisis general de orina, ácido úrico, metabolismo fósforo-calcio, urea, creatinina.

Cyston es una preparación herbal combinada que regula el equilibrio cristalino-coloidal de la orina. El medicamento promueve la eliminación de pequeños cálculos, así como el ácido úrico, tiene un efecto diurético y antimicrobiano. Está indicado en urolitiasis y pielonefritis calculosa. Se prescribe 2 tabletas 2-3 veces al día.

La fitolisina (Polonia) consiste en terpenos y otros aceites esenciales que contienen flavina, inositol, saponinas, glucósidos, cineol, canfeno, etc. La droga tiene un efecto antiespasmódico, diurético y bacteriostático. Debido a las saponinas, la tensión superficial de los coloides protectores se reduce y se emulsionan, lo que dificulta la formación de “arena” urinaria y cálculos renales. Es un buen agente anti-recaída en el postoperatorio. Se produce en tubos de 100 g Se toma una cucharadita de la pasta en 1/2 taza de agua dulce 3-4 veces al día después de las comidas. El medicamento es bien tolerado y puede tomarse durante mucho tiempo.

Nieron (Alemania) contiene tintura de ammi dental (2 ml), tintura de tinte más rubio (2 ml), grada de campo (1 ml), caléndula (1 ml), ácido oxalílico (1 ml). Nieron mejora el suministro de sangre a los riñones, alivia el espasmo de los músculos lisos, lisa la mucosidad y la matriz proteica, mejora el peristaltismo del tracto urinario, aumenta la diuresis y tiene un efecto bacteriostático. Producido en botellas de 10-20 ml. Se prescribe 30 gotas 3 veces al día después de las comidas durante 1-2 meses. El efecto beneficioso aumenta considerablemente si Nieron se toma en combinación con Nieron Tea (Nieron-Tea). Se toman dos cucharaditas de té en un vaso y se vierten con agua hirviendo. La infusión debe beberse a más tardar 5 minutos. Es más recomendable usarlo después de la extracción quirúrgica de la piedra como agente antiinflamatorio y antirrecaída.

READ
Causas de la hemospermia y su tratamiento

Uralit (Alemania). Contiene tinturas de tinte más rubio (0,55 g), señuelo (0,6 g), flor de árnica (0,1 g), fosfato de magnesio (0,222 g), lirio de los valles (0,025 g). Disponible en tabletas. Tome 2 tabletas 3-4 veces al día.

Nefrolita (Alemania). Contiene extracto de rubia (0,065 g), extracto de lirio de los valles, kellin (0,005 g), salicilamida (0,0775 g), ácido sulfaminobenzoico (0,0125 g), ácido glucurónico (0,005 g), ácido hialurónico potásico (0,00025 g). Disponible en tabletas de 200 y 600 uds. empaquetado. Se toma 2 comprimidos 3 veces al día después de las comidas durante 1-2 meses.

Extracto seco de rubia, que tiene propiedades diuréticas y antiespasmódicas, oxida la orina; aplique 2-3 tabletas por medio vaso de agua tibia 3 veces al día. Para oxidar la orina, puede prescribir ácido clorhídrico (clorhídrico) 10-15 gotas por medio vaso de agua 3-4 veces al día con las comidas, cloruro de amonio 0,5 g 5-6 veces al día.

Un ataque de cólico renal puede detenerse mediante un procedimiento térmico (baño, almohadilla térmica) en combinación con antiespasmódicos (drotaverina, etc.). El nombramiento de atropina, platifilina, metacina, papaverina, arpenal, espasmolitina (difacil), halidor, no-shpa, antihistamínicos difenhidramina, pipolfen y otros medicamentos debe realizarse en ciertas combinaciones que mejoran el efecto antiespasmódico. Si no hay efecto, se realizan inyecciones de analgésicos y antiespasmódicos (5 ml de metamizol sódico por vía intramuscular o intravenosa, solución de atropina al 0,1% 1 ml con 1 ml de solución al 1-2% de omnopon o promedol por vía subcutánea, solución al 0,2% de platyfillin 1 ml por vía subcutánea, clorhidrato de papaverina 0,02 g 2-3 veces al día por vía oral).

Baralgin debe ser reconocido como uno de los mejores medicamentos para detener el cólico renal en la actualidad. Este medicamento tiene el mejor efecto cuando se administra por vía intravenosa 5 ml, y la inyección puede repetirse si es necesario. Su uso es posible y 1-2 tabletas 3-4 veces al día en combinación con otras drogas. Es racional prescribir baralgin con avisan: 0,05 g cada uno (1 tableta) o 0,04 g cada uno (1 tableta). Spasmalgon también tiene un efecto similar (se prescribe 1-2 tabletas 2-3 veces al día). Con cólico renal, se prescribe spadolzin 1 supositorio en el ano 1-4 veces al día. Se utilizan trigan, spazgan, maxigan.

Tabla 1. Medicamentos recetados utilizados para tratar cálculos renales (UCD). Lista A

urolitiasis

urolitiasis

La urolitiasis (urolitiasis) es una enfermedad en la que se forman arena fina y piedras (cálculos) en el sistema urinario. A medida que avanza la enfermedad, los cálculos pueden aumentar de tamaño, alcanzando un tamaño importante.

Los estudios han demostrado que alrededor del 3% de las personas enfrentan este problema cada año. Un grupo de riesgo especial son los hombres mayores (30 a 60 años), en quienes la urolitiasis se registra aproximadamente tres veces más que en las mujeres. Al mismo tiempo, recientemente, los procesos infecciosos e inflamatorios en los órganos del sistema urinario se manifiestan cada vez más en niños pequeños y adolescentes.

El tratamiento de la urolitiasis en “SM-Clinic” es:

Tipos de urolitiasis

Para las causas de la urolitiasis, puede haber los siguientes tipos:

  • metabólico;
  • infeccioso;
  • determinado genéticamente;
  • iatrogénico (debido a la medicación);
  • idiopático (no es posible establecer una causa específica).

Las piedras pueden variar en tamaño. Teniendo en cuenta este criterio, las piedras se distinguen:

  • grande – más de 2 cm de diámetro mayor;
  • medio – de 1 a 2 cm;
  • pequeño – menos de 1 cm.

Según la composición química de las piedras son:

  • oxalato de calcio;
  • urato;
  • proteína.

En una forma separada, se aísla la nefrolitiasis coraliforme, que consiste en la formación de cálculos de forma extraña, que se asemejan a los corales y llenan todo el sistema pielocalicial. La enfermedad a menudo se desarrolla en mujeres y se asocia con enzimopatías (trastornos congénitos o adquiridos de los sistemas enzimáticos, que conducen a trastornos metabólicos).

Clasificación de piedras

El conocimiento del tipo de cálculos en la urolitiasis determina en gran medida las tácticas de tratamiento de la enfermedad. Las piedras varían en tamaño. Teniendo en cuenta este criterio, las piedras se distinguen:

  • grande – más de 2 cm de diámetro mayor;
  • medio – de 1 a 2 cm;
  • pequeño – menos de 1 cm.

Según la composición química de las piedras son:

  • oxalato de calcio: formado por compuestos de ácido oxálico y calcio;
  • urato: formado a partir de sales de ácido úrico;
  • fosfato: formado a partir de compuestos de fosfato de calcio.
READ
Cómo usar la pomada de zinc para la sudoración?

En una forma separada, se aísla la nefrolitiasis coraliforme, que consiste en la formación de cálculos de forma extraña, que se asemejan a los corales y llenan todo el sistema pielocalicial. La enfermedad a menudo se desarrolla en mujeres y se asocia con enzimopatías (trastornos congénitos o adquiridos de los sistemas enzimáticos, que conducen a trastornos metabólicos).

Los síntomas de la urolitiasis

Los síntomas de la urolitiasis de los riñones y las vías urinarias son casi idénticos en hombres y mujeres. Puede detectar la enfermedad por varios signos:

  • ataques frecuentes de dolor en la ingle, espalda baja, excreción de sangre en la orina;
  • micción dolorosa con interrupción repentina del chorro;
  • la aparición de una pequeña cantidad de sangre en la orina después del ejercicio.

Cabe señalar por separado que los síntomas pueden desaparecer si la piedra ubicada en los órganos del sistema urinario cambia de posición. Pero en presencia de los signos anteriores, es necesario realizar un examen sin falta.

Uno de los signos más llamativos de la urolitiasis es el cólico renal. Ocurre cuando se atasca un cálculo y se caracteriza por un dolor intenso en la región lumbar, que no depende de un cambio de posición del cuerpo en el espacio y suele acompañarse de náuseas, vómitos y debilidad. La condición requiere atención médica inmediata.

Causas de la urolitiasis

La razón principal de la aparición de la urolitiasis es una predisposición hereditaria a la patología y enfermedades renales acompañadas de trastornos metabólicos. El hecho es que la mayoría de las veces se producen cálculos en los órganos del sistema urinario debido a cambios en la composición, el grado de acidez de la orina. Además, este proceso se ve facilitado por un aumento en la concentración de sales, lo que lleva a la precipitación de compuestos insolubles. Los trastornos metabólicos pueden ocurrir como resultado de la exposición a una serie de factores negativos.

  • Ingesta insuficiente de líquidos. Esto es especialmente cierto para las personas que viven en climas cálidos y secos: necesitan beber más líquidos constantemente para mantenerse hidratados.
  • Nutrición desequilibrada. Si una persona consume regularmente alimentos ricos en carbohidratos, sal y proteínas, aumenta el riesgo de cálculos renales.
  • Enfermedades del sistema digestivo. Algunas enfermedades inflamatorias del sistema digestivo aumentan significativamente el riesgo de cristalización de sales en la orina.

Recibe consejos

Si experimenta estos síntomas, le recomendamos que haga una cita con su médico. La consulta oportuna evitará consecuencias negativas para su salud.

Puede obtener más información sobre la enfermedad, los precios del tratamiento y registrarse para una consulta con un especialista por teléfono:

¿Por qué “SM-Clínica”?

Opinión de los expertos

El principal peligro de la urolitiasis es la alta probabilidad de recurrencia de los síntomas de la enfermedad debido a la formación de nuevos cálculos. Cada persona que se enfrenta a este problema, después del tratamiento debe cuidar de cambiar la dieta. Es necesario seguir una dieta equilibrada con el uso de fibra vegetal. Los alimentos salados y picantes, el café y el alcohol deben excluirse por completo. La norma diaria de líquido para una persona adulta sana debe ser de al menos 2-2,5 litros. Lo mejor es beber agua pura sin gas. Además, recomiendo que mis pacientes lleven un estilo de vida activo, caminen más a menudo al aire libre y hagan ejercicio regularmente.

Estas simples medidas han funcionado bien. No solo ayudan a evitar la recurrencia de cálculos en las vías urinarias, sino que también contribuyen a crear las condiciones óptimas para la rápida recuperación de los pacientes y su pronta vuelta a la vida normal.

Diagnóstico de urolitiasis

El diagnóstico de la urolitiasis se lleva a cabo en varias etapas. Primero, el paciente necesitará donar sangre y orina para las pruebas. Los análisis de sangre generales y bioquímicos permiten establecer la presencia en el cuerpo de procesos inflamatorios y cambios patológicos que ocurren en los órganos del sistema urinario. El análisis de orina ayuda a determinar la composición química de la orina.

Después de estas pruebas, al paciente se le asignan varios estudios. Con su ayuda, el médico tratante puede determinar la presencia de cálculos, su volumen y la ubicación exacta. Para esto se utiliza:

  • urografía de encuesta sin la introducción de un agente de contraste para detectar cálculos y su ubicación en los riñones;
  • urografía excretora con la introducción de un agente de contraste, que permite obtener datos sobre la función de los riñones y los uréteres;
  • radiografía del sistema urinario para evaluar el grado de expansión del sistema pielocalicial y el uréter;
  • tomografía computarizada para obtener información sobre la presencia de cuerpos extraños en los órganos del sistema urinario.
READ
Características del tratamiento de la cistitis en hombres en el hogar.

Métodos de tratamiento de la urolitiasis.

La elección del tratamiento para la urolitiasis en hombres y mujeres depende del tipo y ubicación de los cálculos, la causa de su aparición, la gravedad de ciertos síntomas, así como las características individuales del organismo. La terapia es seleccionada por el médico, teniendo en cuenta la condición del paciente y los resultados de los exámenes de laboratorio e instrumentales. Dependiendo de estos datos, al paciente se le prescribe una terapia conservadora o la extirpación quirúrgica de cálculos.

Tratamiento conservador

La terapia conservadora se lleva a cabo con mayor frecuencia en el caso de:

  • cuando el cálculo tiene un diámetro de no más de cuatro milímetros
  • cuando el cálculo tiene un diámetro de unos seis milímetros y está muy cerca del riñón.

En este caso, existe una alta probabilidad de eliminación independiente de la piedra del cuerpo. Por lo tanto, el médico selecciona una dieta especial para el paciente y prescribe medicamentos que promueven la excreción. Estos medicamentos pueden incluir:

  • diuréticos (diuréticos), que aumentan la excreción de orina;
  • medicamentos para la disolución parcial o total de pequeños cálculos de baja densidad;
  • medios para corregir el metabolismo deteriorado y para restaurar el funcionamiento normal de los riñones;
  • medicamentos que reducen el dolor y ayudan a relajar los músculos lisos de los riñones y los uréteres;
  • varios antibióticos para el tratamiento de infecciones bacterianas que ocurren con complicaciones de la urolitiasis.

Dietoterapia para la urolitiasis

La dieta es uno de los factores importantes en el tratamiento de la urolitiasis. La lista de alimentos permitidos y prohibidos depende de la composición química de los cálculos y de las características metabólicas del paciente. Entonces, con las piedras de oxalato, los productos lácteos, las legumbres, las nueces, las espinacas y una serie de otros productos están limitados. Los cálculos de urato se vuelven más pequeños con la restricción de alimentos proteicos, alcohol, chocolate, café y despojos. Las formaciones de fósforo y calcio requieren la exclusión de leche, especias, todo tipo de queso y requesón, así como vegetales verdes.

Los principios generales de la dietoterapia requieren beber suficientes líquidos y mantener una dieta equilibrada de macro y micronutrientes.

El tratamiento quirúrgico

En el caso de que un curso de terapia conservadora que dure 3-4 semanas no dé un efecto positivo, las piedras se eliminan de una forma u otra.

  • litotricia a distancia. Es una trituración de piedras sin contacto directo con ellas, a través de la piel. Se lleva a cabo utilizando un dispositivo especial que contribuye a la destrucción de piedras en arena fina, que se excreta fácilmente junto con el flujo de orina.
  • Litotricia endoscópica. La técnica se basa en triturar piedras con un instrumento que se introduce en las vías urinarias hasta que entra en contacto con el cálculo. Por lo tanto, se eliminan las formaciones de los riñones, los uréteres y la vejiga.
  • Nefrolitolapaxia percutánea. La intervención se realiza a través de una pequeña incisión en la piel de la región lumbar, en la que se introduce un instrumento para triturar el cálculo del interior del riñón. Le permite hacer frente incluso a la nefrolitiasis coraliforme.
  • intervenciones laparoscópicas. Los cirujanos hacen varias incisiones en la piel a través de las cuales se insertan ópticas, iluminación e instrumentos para realizar manipulaciones. Los médicos diseccionan los tejidos de los órganos, extraen los cálculos y suturan las incisiones.

Anteriormente también se utilizaban intervenciones abiertas para la extracción de cálculos, pero hoy en día prácticamente no se realizan por el alto traumatismo.

Complicaciones de la urolitiasis

La presencia de cálculos en el tracto urinario contribuye a la violación del flujo de orina, lo que genera condiciones favorables para la reproducción de la microflora patógena y el desarrollo de pielonefritis, así como insuficiencia renal. Además, el cálculo puede bloquear completamente el tracto urinario. Debido a la obstrucción del flujo de salida de la orina de los riñones a la vejiga, la pelvis renal se expande. Esto puede causar un daño irreparable en el tejido renal, lo que puede conducir a su extirpación mediante cirugía.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: