Tumor testicular: causas y tratamiento

Los tumores testiculares son un grupo de formaciones que se desarrollan a partir de los tejidos de los testículos (gónadas masculinas ubicadas en el escroto). Los tumores testiculares pueden ser malignos o benignos. Este tipo de tumor se visualiza y, a menudo, los pacientes lo detectan por sí mismos.

La frecuencia de tumores malignos es de hasta el 90% de todos los casos de tumores testiculares. Los tumores testiculares benignos son muy raros. Una característica de los tumores benignos es la falta de crecimiento rápido, no hacen metástasis durante mucho tiempo. El tratamiento de los tumores benignos es la extirpación quirúrgica de la educación.

El cáncer de testículo es más frecuente en edades jóvenes (25-35 años), siendo el tumor más frecuente en hombres menores de 50 años.

Tipos de tumores testiculares

Los testículos están formados por varias células, cada una de las cuales puede convertirse en la base para el desarrollo de varios tipos de tumores malignos. Saber qué células formaron el tumor es muy importante, ya que afecta la elección de las tácticas de tratamiento y el pronóstico de la enfermedad.

Determinar el tipo de tumor es posible mediante un examen microscópico.

Clasificación

El más común de todos los tumores testiculares son los tumores de células germinales, se desarrollan a partir de células germinales. Con las tácticas adecuadas, estos tumores pueden curarse por completo, pero una condición importante es su detección y tratamiento oportunos en un centro especializado.

Tumores de células germinales (componen el 95% de los tumores testiculares)

  • seminoma,
  • no seminoma (carcinoma embrionario, tumor del saco vitelino, teratoma pospuberal).
  • Tumor de células de Leydig
  • Tumor de células de Sertoli
  • tumor de células de la granulosa.

Otros tumores (no se define exactamente la proporción de todos los casos de tumores testiculares)

  • hemangioma,
  • adenocarcinoma.

Factores de riesgo de los tumores testiculares

No existen factores de riesgo claros para el desarrollo de tumores testiculares. Una de las causas más probables es la criptorquidia, un testículo no descendido. En un desarrollo normal, los testículos se ubican en la cavidad abdominal antes del nacimiento y cuando nace el bebé, descienden por sí solos al escroto. En aproximadamente el 3% de los niños, uno o ambos testículos pueden no descender al escroto. En tales casos, se realiza cirugía. El tratamiento quirúrgico de la criptorquidia antes de la pubertad reduce el riesgo de desarrollar tumores testiculares.

Criptorquismo

La actividad laboral puede aumentar la probabilidad de desarrollar un tumor testicular, se cree que los trabajadores de la industria del gas y del petróleo, los mineros y los bomberos tienen un mayor riesgo de desarrollar un tumor testicular. Los hombres blancos tienen de 5 a 10 veces más probabilidades de desarrollar un tumor testicular que los hombres afroamericanos. Los hombres de Asia y África tienen un riesgo muy bajo de desarrollar un tumor testicular. El trauma y la cirugía en los órganos genitourinarios no aumentan significativamente el riesgo de desarrollar un tumor testicular.

diagnósticos

Un tumor testicular puede presentarse como una masa indolora en el escroto o testículo. La siguiente tabla enumera los posibles síntomas.

Diagnóstico de tumor testicular

Con un proceso común, el paciente puede verse afectado por varios síntomas: tos, dificultad para respirar, dolor de espalda, dolor de cabeza, náuseas, vómitos. Si tiene estos síntomas, debe consultar urgentemente a un oncólogo o urólogo.

Síntomas del tumor testicular

Un tumor testicular puede ser detectado por el paciente o su pareja sexual. Si encuentra alguna formación en el testículo, debe consultar inmediatamente a un médico.

Para la detección oportuna de un tumor testicular, recomendamos realizar un autoexamen.

Síntomas del tumor testicular

Autoexamen testicular

Muy a menudo, los tumores testiculares se confunden con enfermedades inflamatorias. La epididimitis es una inflamación del epidídimo, en la mayoría de los casos de carácter infeccioso, que requiere tratamiento antiinflamatorio. Si el dolor, la hinchazón persisten después de un curso de tratamiento, incluidos los antibióticos, es necesario un diagnóstico adicional.

READ
Cómo tratar el estafilococo haemolítico en los hombres?

Tumor testicular

El examen del paciente en la cita con el médico comienza con un examen. El médico realizará un procedimiento de examen, palpación del tórax en busca de ginecomastia (agrandamiento de las glándulas mamarias), cavidad abdominal, testículos, evaluará el estado de los ganglios linfáticos inguinales y periféricos.

Métodos instrumentales

La ecografía (ultrasonido) del escroto es el estudio de imagen inicial preferido para evaluar la formación testicular. La ecografía puede confirmar la presencia de una neoplasia, determinar su ubicación y evaluar el estado del testículo opuesto (fig. 4). La sensibilidad del método es bastante alta, del 92% al 98%.

La tomografía computarizada de tórax, abdomen y pelvis menor se utiliza para evaluar la extensión del proceso tumoral (Fig. 5).

Como procedimiento de diagnóstico adicional, se pueden utilizar imágenes de resonancia magnética del cerebro.

Un requisito previo para el diagnóstico de tumores testiculares es un análisis de sangre para detectar marcadores tumorales biológicos. Estos incluyen AFP (alfafetoproteína), β-hCG (unidad β de gonadotropina coriónica humana) y LDH (lactato deshidrogenasa).

La presencia de una formación tumoral en el testículo, detectada por ecografía, un nivel elevado de marcadores tumorales (todos o uno de ellos) obligan a la derivación inmediata del paciente para tratamiento quirúrgico a un centro oncológico especializado.

Si se encuentra un tumor primario en el espacio retroperitoneal, es necesario realizar un examen completo, siempre que se trate de un tumor testicular.

imagen de ultrasonido testicular

imagen de ultrasonido testicular

etapas

Cuando se detecta un tumor maligno, es necesario averiguar cuánto se ha diseminado el proceso tumoral, es decir, determinar la etapa de la enfermedad. El tratamiento posterior depende de esto.

Los tumores testiculares benignos no se estadifican.

Las etapas de la enfermedad maligna varían de I a III. La etapa más temprana del cáncer testicular es la etapa 0 (o neoplasia de células germinales in situ). Asignar etapas III de un tumor maligno del testículo. Dependiendo de la etapa de la enfermedad, los signos de pronóstico (el nivel de marcadores tumorales, la presencia de cambios tumorales secundarios en los órganos), de acuerdo con los estándares desarrollados, se toma una decisión sobre las tácticas de tratamiento.

tratamiento

El tratamiento de pacientes con tumores testiculares malignos diagnosticados debe realizarse en un centro especializado con oncólogos que tengan amplia experiencia en el manejo de pacientes con esta enfermedad.

Si usted o un ser querido tiene síntomas sospechosos de un tumor testicular, debe consultar a un médico de inmediato.

El tratamiento quirúrgico

El método quirúrgico es la etapa primaria en el tratamiento de todo tipo de tumores testiculares. En la primera etapa, cuando se detecta un tumor, se realiza una operación para extirpar el testículo (orquifuniculectomía). Como regla general, se realiza una funiculectomía de orquídea inguinal radical (extirpación quirúrgica del testículo). La operación es de carácter terapéutico y diagnóstico, ya que además de extirpar el tumor, le permite establecer un diagnóstico morfológico (determinar el tipo de tumor), que es necesario para determinar las tácticas posteriores.

Funiculectomía inguinal radical de orquídeas

La cirugía para extirpar un testículo por cáncer se llama orquidectomía inguinal radical. El tumor se extirpa junto con el testículo y el cordón espermático.

La orquifuniculectomía puede retrasarse si el paciente se encuentra en un estado de extrema gravedad (en este caso, el tratamiento se inicia con quimioterapia por motivos de salud).

Tumor en testículo

Tumor en testículo

Después de recibir una conclusión histológica sobre la naturaleza del tumor, datos del examen: tomografía computarizada del tórax, cavidad abdominal, tomografía computarizada / resonancia magnética de la pelvis pequeña, el nivel de marcadores tumorales, se lleva a cabo la estadificación, se determina el pronóstico y se toma una decisión. se realiza sobre las tácticas de tratamiento por un equipo de especialistas.

READ
Qué enfermedades pueden causar ardor en la uretra en los hombres?

Al planificar la quimioterapia, es necesario discutir con el médico el riesgo de problemas de fertilidad y la necesidad de criopreservación de esperma. El procedimiento debe realizarse antes de iniciar la quimioterapia.

Quimioterapia

La quimioterapia es uno de los principales tratamientos para el cáncer testicular. Estos tumores son muy sensibles a la quimioterapia y es posible una cura completa incluso con una gran diseminación del proceso tumoral. La quimioterapia no se usa para tratar tumores testiculares benignos.

La quimioterapia generalmente se administra en ciclos de 3 semanas. En los tumores testiculares malignos es muy importante observar estrictamente los intervalos entre ciclos de quimioterapia.

El esquema y la duración del tratamiento dependen de la etapa de la enfermedad, el grupo de pronóstico, el tratamiento recibido antes y las características individuales del paciente.

Posibles efectos secundarios de la quimioterapia

Los medicamentos de quimioterapia actúan sobre las células de rápido crecimiento, dividiendo las células tumorales. Sin embargo, la quimioterapia daña los tejidos normales del cuerpo, como las células de la médula ósea (donde se producen nuevas células sanguíneas), el revestimiento de la boca, los intestinos y los folículos pilosos. Los efectos secundarios de la quimioterapia dependen del tipo y la dosis de los medicamentos utilizados y de la duración del tratamiento. Las complicaciones más comunes son: disminución del hemograma (disminución del nivel de leucocitos, neutrófilos, hemoglobina, plaquetas), caída del cabello, estomatitis (inflamación de la mucosa oral: hinchazón, enrojecimiento, placa, úlceras), náuseas y vómitos , debilidad, diarrea, disminución del apetito.

La mayoría de los efectos secundarios son de corta duración y desaparecen un tiempo después de que finaliza el tratamiento, pero algunos pueden durar mucho tiempo, como pérdida de la audición, daño renal o pulmonar. Por lo tanto, la quimioterapia debe llevarse a cabo de acuerdo con las indicaciones absolutas de acuerdo con las recomendaciones desarrolladas, y el paciente debe estar bajo la supervisión de un oncólogo durante mucho tiempo.

Después de la quimioterapia y el examen, se discute la cuestión de eliminar los focos tumorales restantes. Uno de los tipos de tratamiento quirúrgico es la extirpación de los ganglios linfáticos retroperitoneales (disección de los ganglios linfáticos retroperitoneales).

Según el tipo de tumor y el estadio de la enfermedad, los ganglios linfáticos alrededor de los vasos sanguíneos grandes (aorta y vena cava inferior) pueden extirparse después de la quimioterapia. No todos los pacientes con tumores testiculares necesitan que se les extirpen los ganglios linfáticos, por lo que es importante analizar esto (y las opciones) con su médico. Esta es una operación compleja y larga. En la mayoría de los casos, se hace una gran incisión en el medio del abdomen para permitir la extirpación de los ganglios linfáticos. La extirpación de los ganglios linfáticos retroperitoneales debe realizarla un cirujano que lo haga con frecuencia. La experiencia importa mucho.

Consecuencias de la disección de ganglios linfáticos

La extirpación de los ganglios linfáticos retroperitoneales es una operación importante. No provoca impotencia, los hombres conservan la función eréctil. Pero durante esta operación, algunos de los nervios que controlan la eyaculación pueden dañarse. Si estos nervios están dañados, cuando un hombre eyacula, el esperma no sale por la uretra, sino que regresa a la vejiga. Esto se llama eyaculación retrógrada y esta complicación puede dificultar la paternidad.

Con un proceso común (cuando hay metástasis en otros órganos), para obtener el mejor resultado y reducir el riesgo de que la enfermedad regrese, se pueden realizar varios tipos de operaciones para extirpar todos los focos tumorales. Si los focos tumorales restantes no se eliminan o no se eliminan por completo, el riesgo de que la enfermedad regrese aumenta varias veces.

La mayoría de las veces, la operación tiene éxito cuando la realizan médicos experimentados.

READ
Aterol medicamento para bajar el colesterol.

terapia de radiación

La radioterapia para los tumores testiculares en la actualidad prácticamente no se utiliza, ya que tiene una baja eficacia. El uso de la radioterapia se puede utilizar como control local (local) para las metástasis cerebrales.

Fertilidad

Los tumores testiculares malignos ocurren con mayor frecuencia en hombres en edad reproductiva, jóvenes, cuando comienzan una familia e hijos. Durante la quimioterapia, existe un alto riesgo de alteración de la fertilidad, por lo que es necesario discutir con el médico tratante la necesidad de criopreservación de esperma antes de iniciar el tratamiento. La criopreservación de esperma es un método para almacenar el eyaculado, que consiste en congelarlo (la mayoría de las veces en nitrógeno líquido), con la posterior restauración de las funciones del esperma después de la descongelación. La criopreservación debe realizarse antes de iniciar la quimioterapia.

Examen antes de la crioconservación:

  • espermograma (método de investigación del eyaculado para evaluar la fertilidad);
  • criotest de esperma (realizado para averiguar si la calidad de los espermatozoides disminuye después de la descongelación);
  • análisis de sangre para infecciones: sífilis, VIH 1,2 (IgG e IgM), hepatitis B y C;
  • Hisopado uretral para infecciones genitales.

Después de pasar el examen, los espermatozoides se recolectan mediante masturbación. A los pocos minutos de eso, el biomaterial ingresa al laboratorio embriológico. Se realizan manipulaciones para purificar y concentrar los espermatozoides, se agregan sustancias especiales para proteger a los espermatozoides y se colocan los espermatozoides en recipientes delgados especiales. Su contenedor está marcado (se marcan los datos individuales) y luego se almacena a temperaturas muy bajas.

Vigilancia

Todos los pacientes con tumores malignos de los testículos deben ser monitoreados cuidadosamente durante mucho tiempo, hasta 10-15 años después del tratamiento inicial, ya que, a pesar del tratamiento, existe el riesgo de que la enfermedad recaiga. El riesgo de recurrencia del tumor es más alto dentro de los dos años posteriores al tratamiento inicial.

El seguimiento incluye anamnesis, exploración, marcadores tumorales, ecografía de escroto con elastografía, regiones inguinal-ilíacas, abdomen y retroperitoneo, radiografía de tórax. El calendario de seguimiento depende del estadio de la enfermedad. Cuando se detecta una recurrencia, las opciones de tratamiento incluyen quimioterapia, tratamiento quirúrgico.

Pronóstico

Los avances en el tratamiento del cáncer testicular se encuentran entre los mayores logros de la medicina moderna. Hoy en día, se puede lograr una cura en el 95% de todos los pacientes con tumores testiculares, en el 80% de los pacientes con una forma común de la enfermedad. A pesar de esto, la forma metastásica del tumor sigue siendo incurable en aproximadamente el 10 % de los pacientes. El pronóstico depende del tipo histológico del cáncer de testículo, la prevalencia del proceso tumoral y el tratamiento que se esté realizando. En algunas regiones de la Federación Rusa, la tasa de supervivencia de pacientes con tumores testiculares alcanza solo el 60%. Esto se debe a varias razones (rareza del tumor, derivación tardía del paciente, poca conciencia de los médicos).

Centro Nacional de Investigación de Oncología que lleva el nombre de N.N. N. N. Petrova es un centro especializado en el tratamiento de tumores testiculares con muchos años de experiencia en el tratamiento de este grupo de enfermedades oncológicas. Nuestro Centro cuenta con un equipo de profesionales altamente calificados: oncólogos, incluidos cirujanos (urólogos, cirujanos torácicos y abdominales), especialistas en terapia farmacológica para adultos y niños (quimioterapeutas, oncólogos pediátricos), radiodiagnósticos, morfólogos, anestesiólogos, reanimadores, radiólogos. El manejo de cada paciente con tumor testicular es discutido repetidamente por el equipo multidisciplinario.

Si usted o un ser querido tiene síntomas sospechosos de un tumor testicular, debe consultar a un médico de inmediato. Dado el alto porcentaje de curación completa de este grupo de enfermedades, la alta eficacia de la terapia farmacológica, en nuestro Centro podrá obtener rápidamente toda la ayuda necesaria de la mano de especialistas con amplia experiencia en el tratamiento de esta patología.

READ
SeboPro es un remedio eficaz para la caspa

Tumor testicular benigno en hombres

Los tumores testiculares en los hombres rara vez son benignos.

Solo se conoce un tipo de neoplasia benigna.

Tal tumor testicular en los hombres se llama teratoma maduro.

Glándulas masculinas emparejadas - testículos

¿Qué es un tumor de ovario?

Los tumores testiculares de diversas etiologías y tipos representan el 2% de todas las enfermedades oncológicas en los hombres.

La estructura del testículo masculino es muy compleja, los testículos tienen varias membranas formadas por diferentes tejidos.

Los testículos son complejos.

El proceso tumoral puede desarrollarse en cualquier tipo de tejido, por lo que los tumores testiculares son diversos.

Los tumores testiculares afectan a hombres de entre 20 y 40 años.

Como regla general, el tumor se desarrolla solo en un testículo, los casos de lesiones bilaterales son raros.

El teratoma maduro, el único tipo benigno de tumor de ovario, comienza a desarrollarse en el período embrionario.

Por lo tanto, los síntomas de la enfermedad pueden desarrollarse a cualquier edad, incluida la infancia.

El teratoma muy rara vez se vuelve maligno.

Sin embargo, en el 1% de los casos sucede.

Tumor testicular benigno hay dos tipos:

  1. I. Denso;
  2. II. Cístico.

Tumores testiculares benignos

Echemos un vistazo más de cerca a estos dos tipos de tumores.

El teratoma denso o sólido se caracteriza por una superficie lisa y una estructura heterogénea.

Dentro de un teratoma sólido, puede haber pequeños quistes que contienen líquido y bandas.

La forma quística del teratoma es grande, su superficie también es lisa.

En el interior, dicho quiste está lleno de contenido líquido turbio con inclusiones de otros tejidos.

La microscopía de ambas formas de un tumor testicular benigno en ambos casos se ve igual.

Causas del tumor testicular

Un tumor testicular puede desarrollarse por varias razones.

Los principales factores que afectan el proceso de división celular en los testículos son los siguientes:

  • Criptorquidia: una violación del descenso de los testículos al escroto;
  • predisposición hereditaria a tumores testiculares;
  • Subdesarrollo de uno o ambos testículos;
  • cambios cicatriciales congénitos en los tejidos de los testículos;
  • Intervenciones quirúrgicas previas en los testículos.

Un tumor testicular benigno en los hombres puede desarrollarse después de una lesión.

Las lesiones en los testículos pueden causar tumores

Causas del desarrollo de teratoma testicular

La formación de este tumor se produce debido al desarrollo patológico de los tejidos del embrión.

Las razones de la formación patológica de tejidos son completamente desconocidas.

La versión principal: la causa de la enfermedad está en los trastornos cromosómicos.

Trastornos cromosómicos

Tumor testicular: síntomas

Los síntomas de las neoplasias malignas y benignas de los testículos no tienen diferencias especiales.

Los principales signos son los siguientes:

  • Agrandamiento del tamaño del testículo;
  • Compactación de la estructura del testículo, notable a la palpación;
  • Pesadez en el escroto que no desaparece con el tiempo;
  • Tuberosidad testicular;
  • Ginecomastia (en estadios avanzados).

Los síntomas clínicos severos aparecen después del crecimiento del tumor a un tamaño grande.

El dolor en los tumores testiculares es raro, más a menudo los testículos pierden sensibilidad.

Con tumores malignos, es posible la compactación y el aumento de los ganglios linfáticos regionales.

¿Cómo saber si un tumor testicular es benigno?

Los principios para distinguir los tumores benignos de los tumores malignos son los mismos.

Un punto importante es la naturaleza y la tasa de crecimiento del tumor.

Un tumor benigno crece expansivamente y por lo general lentamente.

Los tejidos tumorales en este caso se separan y comprimen los órganos adyacentes.

Una neoplasia maligna crece en otros tejidos.

El crecimiento de tal tumor es rápido.

Tumor maligno de los testículos

A la palpación, un tumor benigno suele ser móvil.

Un tumor maligno se suelda a los tejidos circundantes.

Las células de un tumor benigno prácticamente no se diferencian de las células de los tejidos sanos.

Las células malignas no se parecen a sus predecesoras ni en estructura ni en función.

READ
Cuáles son los signos de un microictus en los hombres?

Además, los tumores benignos no hacen metástasis y, en la mayoría de los casos, no recaen después del tratamiento.

El desarrollo de un tumor testicular benigno no afecta el estado general del paciente en su conjunto.

Tumor testicular: diagnóstico

El diagnóstico preciso y la aclaración del tipo de tumor solo son posibles después del análisis y la investigación.

¡Importante! Es imposible determinar de forma independiente y precisa si un tumor testicular es benigno.

El diagnóstico médico de un tumor testicular incluye varias etapas:

  1. I. Interrogar al paciente y tomar anamnesis;
  2. II. Examen visual del escroto;
  3. tercero palpación de los testículos;
  4. IV. Realización de un análisis de sangre para marcadores tumorales;
  5. V. Ultrasonido de los testículos;
  6. VI. Biopsia con aguja.

Urólogo haciendo ultrasonido

A veces, la palpación de los testículos puede ser un derrame difícil entre las membranas de los testículos.

El médico en este caso realiza una punción y elimina el exceso de líquido.

Un análisis de sangre para marcadores tumorales es una etapa muy importante en la diferenciación de un tumor testicular.

Los marcadores tumorales son una variedad de proteínas, enzimas y hormonas, cuyo número aumenta con la oncología.

Con un tumor testicular, examine:

  • La cantidad de fotoproteína alfa,
  • El nivel de LDH – lactato deshidrogenasa;
  • El contenido de coriogonadotropina.

Sangre para marcadores tumorales

El ultrasonido le permite determinar el tamaño exacto y la localización del tumor, su adhesión a los tejidos.

Durante la punción, las células patológicas se someten a un examen histológico.

Esto le permite estudiar su estructura en detalle y llegar a una conclusión precisa sobre la naturaleza del tumor.

Si se sospecha de metástasis, se puede prescribir una ecografía abdominal o una resonancia magnética.

¿Cómo tratar el tumor testicular?

El tratamiento de un tumor testicular depende directamente de la forma y el estadio de la enfermedad.

Para que el tratamiento sea efectivo, es necesario seguir todas las prescripciones y recomendaciones del médico.

El tratamiento para el cáncer testicular incluye:

  • Intervención quirúrgica;
  • radioterapia;
  • Quimioterapia.

¡Importante! Un oncólogo se ocupa del tratamiento de tumores malignos.

La cirugía tiene como objetivo extirpar el tumor y las metástasis.

La irradiación es necesaria para detener el crecimiento de las células tumorales y reducir el número de metástasis.

A menudo, la quimioterapia y la radioterapia se llevan a cabo no solo después de la operación, sino también antes.

Esto le permite reducir el tamaño del tumor y aumentar las posibilidades de su extirpación completa.

Los tumores benignos, por regla general, no requieren tratamiento terapéutico, solo cirugía.

¿Es inevitable la cirugía para los tumores testiculares?

¡Recuerda! Con cualquier forma de tumores testiculares, el principal método de tratamiento es la cirugía.

Los cirujanos operan

Los médicos intentan extirpar solo el tumor y las metástasis, pero a veces el proceso está demasiado avanzado.

La cirugía en tales casos puede requerir la extirpación del tumor junto con el testículo.

El teratoma testicular también se trata con cirugía, sin extirpación, es posible la malignidad del tumor.

Además, el crecimiento del teratoma reduce la calidad de vida debido a un fuerte aumento de los testículos.

¿Dónde acudir por un tumor testicular?

Si sospechas de un tumor testicular, puedes contactar con una clínica pública o privada.

El examen y el tratamiento bajo la política de MHI son gratuitos.

¡Importante! En las clínicas públicas, una cita con un urólogo no requiere una remisión de un médico general.

Primero, debe comunicarse con un urólogo que examinará al paciente y le explicará más tácticas de acción.

Lo más probable es que necesite consultar a un oncólogo y pruebas y estudios adicionales.

Si quieres obtener una ayuda completa rápidamente, sin colas ni derivaciones adicionales, es mejor acudir a una clínica de pago.

Si sospecha un tumor testicular, comuníquese con el autor de este artículo, un urólogo, andrólogo en Moscú con 15 años de experiencia.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: