Vacunación de paperas o paperas

Vacunación contra las paperas

El texto se presenta únicamente con fines informativos. Le instamos a no automedicarse. Cuando aparezcan los primeros síntomas, consulte a un médico. Lectura recomendada: “¿Por qué no automedicarse?”.
La vacunación contra las paperas es una medida preventiva sistémica destinada a prevenir el desarrollo de una epidemia de paperas virales. El problema de la propagación de las paperas (paperas) se debe al alto nivel de contagiosidad del virus, es decir, la probabilidad de morbilidad después del contacto con una persona infectada para una persona no vacunada es muy alta. Las vacunas contra las paperas están incluidas en el calendario de vacunación preventiva obligatoria debido al riesgo de complicaciones de la enfermedad. La vacunación de los niños se lleva a cabo con una vacuna viva contra las paperas de acuerdo con el calendario de vacunación. Para la población adulta se utiliza la profilaxis de emergencia con vacuna, en caso de contacto con un paciente con parotiditis infecciosa, y que no contó con vacunación oportuna.

Las paperas generalmente se consideran una enfermedad con un pronóstico favorable, pero las complicaciones de la enfermedad son bastante graves. Cabe señalar que son los adultos no vacunados los que a menudo desarrollan formas graves de la enfermedad y sus peligrosas consecuencias, como pérdida auditiva irreversible completa, diabetes mellitus, infertilidad, pérdida de sensibilidad.

Vacunas utilizadas para vacunas.

La esencia del procedimiento de vacunación es que se introducen cepas vivas atenuadas del virus en el cuerpo humano en forma de vacuna. Todos los medicamentos contienen una cierta concentración del patógeno, y se pueden agregar varias sustancias como componentes adicionales, que deben tenerse en cuenta al vacunar a niños y adultos con antecedentes alérgicos. Algunas vacunas contienen neomicina, kanamicina, así como trazas de pollo, codorniz o proteína animal.

Las vacunas contra las paperas autorizadas están disponibles como monovalente, bivalente y trivalente. En la mayoría de los países, la inmunización contra las paperas se realiza mediante la administración de una vacuna trivalente. Entre las monovacunas, una droga popular es la vacuna francesa “Imovax Oreyon”, así como la monovacuna checa “Pavivak”. En Rusia, se usa una monovacuna viva contra las paperas de producción nacional.

Las vacunas combinadas complejas pueden contener antígenos de dos o tres patógenos de enfermedades infecciosas.

READ
Qué hacer para sudar menos?

La vacuna bivalente combinada contiene componentes para paperas y sarampión, y la vacuna trivalente contiene componentes para rubéola, paperas y sarampión. Rusia produce una vacuna contra el sarampión-paperas. Preparaciones “Priorix” (Gran Bretaña o Bélgica), MMR-II (Holanda y EE. UU.), “Trimovax” de Francia, “Trivivak” checo: vacunas MMR trivalentes (para sarampión, rubéola, paperas).

Vacuna

Según el tipo de patógeno utilizado para la vacunación, se distinguen dos grupos de vacunas:

  • “inactivados”, contienen antígenos patógenos no viables;
  • vivos: preparaciones de patógenos vivos atenuados.

En 1948 se autorizó una vacuna inactivada contra las paperas en los EE. UU. y se usó desde 1950 hasta 1978, produciendo solo inmunidad a corto plazo con poca eficacia protectora. Posteriormente, se desarrollaron vacunas contra la parotiditis de virus vivos atenuados en Japón, la Unión Soviética, Suiza y los Estados Unidos.

Preparados domésticos contra las paperas. En Rusia, se produce una vacuna monovacuna y una vacuna contra el sarampión y las paperas. Las vacunas de tres componentes no se producen en Rusia.

En la producción de vacunas se utilizan cultivos celulares de embriones de codorniz japonesa. Su eficacia clínica, tasa de complicaciones y reacciones manifiestas no difieren de las opciones extranjeras comprobadas.

En la mayoría de los países, la inmunización contra las paperas se realiza con la vacuna trivalente contra el sarampión, las paperas y la rubéola. En el caso de la vacunación de rutina con una vacuna bivalente, la vacunación contra la rubéola se realiza adicionalmente. La vacuna se ha utilizado en el programa nacional de inmunización de la antigua Unión Soviética desde 1980. En el segundo año de vida se brindó una sola vacunación a cada niño. En este caso, solo se utilizaron monovacunas, ya que en ese momento no se fabricaban agentes combinados. Se utilizó la cepa de paperas Leningrad-3. Se reprodujo en un cultivo de riñones de cobayo, después de lo cual se pasó a cultivos celulares de huevos de codorniz japonesa.

Vacunas extranjeras para vacunas. Las vacunas extranjeras trivalentes contienen antígenos para los tres agentes infecciosos: sarampión, rubéola, paperas. Esta composición es más conveniente, se administra en una sola inyección. La efectividad no está en duda, ya que es verificada, en primer lugar, por el estado fabricante y luego por el Ministerio de Salud del estado importador.

READ
Causas de la formación de manchas blancas en la cabeza.

Vacunación

Hoy, en Rusia, se usa a menudo un fármaco estadounidense-holandés llamado MMR-II, el Hervevax británico y el Priorix belga.

Cabe señalar que las vacunas extranjeras son más caras que las nacionales, y las instituciones médicas generalmente no las suministran, por lo que si un paciente quiere vacunarse con un medicamento extranjero, deberá comprarlo él mismo en una farmacia.

Inmunización de rutina contra las paperas, calendario de vacunación, revacunación

De acuerdo con el programa de vacunación planificado en Rusia, la primera vacunación debe administrarse a un niño después de cumplir un año de edad. Hasta un año, el niño retiene anticuerpos maternos contra las paperas y algunas otras enfermedades infecciosas. La vacuna se administra debajo de la piel o por vía intramuscular, generalmente debajo del omóplato o en la parte superior del brazo. La revacunación de los niños se realiza a los 6 años. No hay necesidad de volver a vacunar después de esto. La efectividad de las vacunas se considera alta, y la inmunidad después del procedimiento en casi todos los casos dura de por vida, es decir, la vacuna es válida para el resto de su vida.

Si existen contraindicaciones temporales para la vacunación primaria, se puede posponer hasta la edad de un año y medio.

Además de la vacunación de rutina, también existen casos de emergencia para la introducción de la vacuna. Entonces, por ejemplo, el procedimiento se lleva a cabo en los primeros 2 días después del contacto con la persona enferma para evitar un curso severo de la enfermedad, así como consecuencias peligrosas. Además, si una persona no se volvió a vacunar en la infancia, siempre que no existan contraindicaciones, puede vacunarse ya en la edad adulta a petición propia.

En el caso de que la situación epidémica de las paperas se vuelva amenazante y la incidencia exceda un cierto umbral epidemiológico, las vacunas contra las paperas se pueden llevar a cabo de manera urgente y no programada. El procedimiento se realiza con relación a todos los niños y adolescentes que no hayan estado enfermos anteriormente, no hayan sido vacunados o no hayan sido revacunados, a cualquier edad mayor de un año.

READ
Qué indican los leucocitos elevados en un frotis en hombres?

Se recomienda a los niños en la adolescencia que se hagan un análisis de sangre para detectar la presencia de anticuerpos contra las paperas. Si faltan, es necesario realizar una revacunación. Los adolescentes son muy difíciles de tolerar la enfermedad y también tienen un alto riesgo de desarrollar complicaciones.

¿En qué casos no se puede vacunar? Las contraindicaciones para la vacunación son:

  • enfermedades oncológicas;
  • enfermedades de la sangre;
  • alergia a los componentes de la vacuna;
  • condiciones agudas de cualquier enfermedad;
  • intolerancia a los antibióticos aminoglucósidos;
  • estados de inmunodeficiencia;
  • reacciones alérgicas a vacunas anteriores;
  • Exacerbación de cualquier enfermedad crónica.

Embarazo

Si es necesaria una transfusión de sangre, la vacunación se retrasa tres meses. El embarazo es una contraindicación temporal, e inmediatamente después del parto, una mujer puede vacunarse.

Respuesta a la vacuna, efectos secundarios

En general, los efectos secundarios de la vacunación contra las paperas son raros y leves. Además de la hinchazón leve y el dolor leve en el lugar de la inyección, las paperas y la fiebre son las manifestaciones posteriores a la vacunación más comunes. Si su hijo tiene síntomas de fiebre leve, se le pueden administrar antipiréticos.

La mayoría de los niños después de la vacunación no tienen ninguna reacción, el niño se siente normal, no hay manifestaciones en la piel.

En casos raros, se han observado los siguientes efectos secundarios:

  1. Temperatura alta (hasta 40 grados), que aparece de 5 a 15 días después del procedimiento y dura varios días, lo que afecta la formación de inmunidad; por lo tanto, debe detenerse con medicamentos antipiréticos.
  2. Convulsiones en niños pequeños debido a la fiebre.
  3. Tos, dolor de garganta: suelen desaparecer a los pocos días.
  4. Erupción: aparece en todo el cuerpo o localmente, las manchas son pequeñas, rosadas, no representan un peligro epidémico para los demás.
  5. Reacción alérgica: las personas con alergias a las proteínas y la neomicina están en riesgo, siendo la vacunación más peligrosa para quienes pueden desarrollar un shock anafiláctico. Por lo demás, la reacción alérgica se limita a sarpullido y picazón.
  6. Sensibilidad articular: generalmente observada en adultos después de la vacunación.
  7. Púrpura trombocitopénica idiopática: un trastorno hemorrágico poco común que ocurre a una tasa de una en casi 25 vacunas. La enfermedad puede manifestarse por un cambio en el color de la piel, hematomas, hematomas, hemorragias nasales.
READ
Formas de tratar la candidiasis en los hombres en casa.

Meningitis

En general, todas estas manifestaciones no son una patología, ya que indican la formación de inmunidad específica en una persona vacunada. No necesitan tratamiento, y después de unos días pasan por sí solos.

Existe cierto riesgo de desarrollar complicaciones después de la vacunación; son poco frecuentes, pero a veces ocurren.

Una de las complicaciones potencialmente mortales es el shock anafiláctico en el contexto de una reacción alérgica a la proteína de huevo y los aminoglucósidos, ya que las proteínas y los antibióticos están presentes en el suero. También se puede formar urticaria, una reacción alérgica grave con erupciones cutáneas intensas que a menudo requiere hospitalización.

La encefalitis se desarrolla en niños con inmunidad muy débil, así como en aquellos que tienen patologías del sistema nervioso. Las estadísticas muestran que un caso de este tipo ocurre en promedio por 1 millón de vacunas.

La meningitis serosa aséptica asociada a la vacuna, es una lesión del proceso inflamatorio de las membranas del cerebro. Puede desarrollarse de 10 a 40 días después de la vacunación. Si prescribe un tratamiento oportuno y adecuado, la enfermedad procederá con relativa facilidad con una recuperación rápida.

Una disminución en el número de plaquetas en la sangre es un fenómeno temporal y desaparece rápidamente por sí solo. La orquitis y la sordera neurosensorial pueden ser otras complicaciones.

En noviembre de 2006, el Comité Mundial sobre la Seguridad de las Vacunas revisó los eventos adversos posteriores a la vacunación y un posible vínculo entre la vacuna MMP y el desarrollo de un tipo de autismo en niños con enfermedad inflamatoria intestinal. No se ha establecido científicamente la relación entre la vacunación y el desarrollo de la patología.

Con respecto a una posible sobredosis de la vacuna, tales fenómenos son extremadamente raros. Por ejemplo, se observaron dos casos de sobredosis de la vacuna Priorix de Bélgica, pero no se observaron reacciones adversas asociadas con esto en los vacunados. Hay información similar disponible para MMP II.

No se recomienda mojar el sitio de vacunación el primer día; esto se debe solo a una precaución para no introducir una infección en la herida. Si el sitio de inyección no presenta enrojecimiento, espesamiento u otras reacciones adversas, se permite su contacto con agua al día siguiente.

READ
Síntomas y tratamiento de la espermatocistitis en hombres.

Parotiditis después de la vacunación: ¿es posible enfermarse?

Las paperas posteriores a la vacunación son bastante raras. Sin embargo, no se puede excluir por completo. La vacuna contra las paperas es muy eficaz, pero en algunos casos, los adultos y los niños vacunados previamente pueden enfermarse. La enfermedad suele ser más leve en ellos que en las personas no vacunadas.

La infección después de la vacunación también es posible debido al uso de vacunas de baja calidad, violaciones del procedimiento de vacunación y trastornos inmunológicos.

Además, si un niño no vacunado estuvo en contacto con una persona enferma y se realizó una vacunación de emergencia después del contacto, es probable que el bebé tenga paperas, pero después de la vacunación, lo transferirá más fácilmente.

Por lo general, las personas mayores de 40 años, incluso las que no están vacunadas, no se enferman de paperas.

¿Es necesario vacunar a un niño? ¿Debe vacunarse un adulto? Por supuesto, existe cierto riesgo de que después de la vacunación, incluso si se realiza de acuerdo con todas las reglas y la vacuna es un producto de calidad, la persona aún tendrá complicaciones peligrosas. También existe una baja probabilidad de que una persona no vacunada nunca se encuentre con el agente de las paperas. Al decidir si vacunar al niño, se deben recordar no solo las posibles complicaciones del procedimiento, sino también las peligrosas consecuencias de las paperas en sí: orquitis, infertilidad, sordera, meningitis. En los países desarrollados, la inclusión de vacunas eficaces contra la parotiditis en los programas nacionales de inmunización es muy beneficiosa desde la perspectiva de una sociedad sana.

  1. Clínica multidisciplinar “Miracle Doctor”. – Vacunación contra las paperas.
  2. Ministerio de Salud de la República de Chuvash. – Vacunación contra sarampión, paperas y rubéola.
  3. Ministerio de Sanidad. Israel. – Vacunación contra las paperas.

Más información de salud fresca y relevante en nuestro canal de Telegram. Suscríbete: https://t.me/foodandhealthru

Especialidad: terapeuta, nefrólogo.

Experiencia general: 18 años de edad.

Lugar de trabajo: Novorossiysk, centro médico “Nefros”.

educación: 1994-2000 Academia Estatal de Medicina de Stavropol.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: